Página principal



Alejandro gaviria uribe

Descargar 1.36 Mb.

Alejandro gaviria uribe





Descargar 1.36 Mb.
Página5/28
Fecha de conversión11.10.2018
Tamaño1.36 Mb.
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   28

ATENCIÓN EN SALUD POR PEDIATRÍA, MEDICINA GENERAL O FAMILIAR, Y ENFERMERIA PARA LA PRIMERA INFANCIA



    1. Objetivos


  • Valorar y hacer seguimiento de la salud y el desarrollo integral (físico, cognitivo, social) de los niños y las niñas.

  • Identificar tempranamente la exposición o presencia de factores de riesgo con el fin de prevenirlos o derivarlos para su manejo oportuno.

  • Detectar de forma temprana alteraciones que afecten negativamente la salud y el proceso de crecimiento y desarrollo, con el fin de referirlas para su manejo oportuno.

  • Potenciar capacidades, habilidades y prácticas para promover el cuidado de la salud y fortalecer el desarrollo de los niños (as) mediante la información en salud con padres o cuidadores y niños (as).

  • Derivar a sesiones educativas individuales o grupales de acuerdo a los hallazgos en la valoración a fin de potenciar o desarrollar capacidades para el cuidado de la salud de los niños y niñas.


    1. Población sujeto


Este procedimiento está dirigido a todas las niñas y niños de 8 días a 5 años, 11 meses y 29 días que habitan en el territorio nacional.


    1. Atenciones incluidas


Este procedimiento aborda las siguientes intervenciones o atenciones contempladas en la RIAPMS para el momento de la primera infancia:


  • Valorar el crecimiento y desarrollo (físico, motriz, cognitivo y socioemocional).

  • Valorar el estado nutricional y antropométrico.

  • Valorar las prácticas alimentarias.

  • Valorar las estructuras dento-maxilo-faciales y su funcionalidad.

  • Valorar la salud auditiva y comunicativa.

  • Valorar la salud visual.

  • Valorar la salud sexual.

  • Valorar la salud mental.

  • Valorar la dinámica familiar como apoyo al desarrollo integral.

  • Valorar el contexto social y las redes de apoyo social y comunitario.

  • Verificar esquema de vacunación.

  • Verificar u ordenar el suministro de micronutrientes.

  • Verificar u ordenar la desparasitación intestinal.

  • Información en salud a las niñas o niños, a sus familias o cuidadores.


    1. Competencias del talento humano


Los profesionales encargados de la valoración integral de la primera infancia deben ser competentes en la realización de examen físico pediátrico, evaluación del desarrollo infantil, evaluación antropométrica y nutricional, valoración de la salud auditiva, visual y bucal, prevención del consumo de tabaco y cesación del consumo de tabaco así como en la formulación y seguimiento de planes de cuidado.


La valoración integral de la salud en la primera infancia debe ser realizada de forma complementaria entre los profesionales de medicina general o familiar y de enfermería, el profesional de enfermería podrá ordenar los medicamentos definidos en el presente procedimiento.


En el caso de los niños de mayor riesgo, la valoración integral debe ser realizada por profesional de pediatría, o por profesionales de medicina general, de medicina familiar o de enfermería bajo el acompañamiento o la supervisión de pediatría, exclusivamente en los casos en los que no sea posible contar con pediatría.


Se consideran niños con mayor riesgo aquellos con presencia de uno o más de los siguientes factores o antecedentes:


  • Bajo peso al nacer (menor de 2500 gramos) (La atención se realizará según los Lineamientos del Programa Madre Canguro que estén vigentes).

  • Prematurez (edad gestacional menor de 37 semanas, cuya atención se realizará según los Lineamientos del Programa Madre Canguro que estén vigentes).

  • Anomalía congénita mayor o múltiple.

  • Hospitalización neonatal mayor a 7 días.

  • Patología perinatal o neonatal significativa (por ejemplo, asfixia perinatal, trastornos metabólicos persistentes, convulsiones, trastornos respiratorios, sepsis neonatal temprana que no respondió a primera línea de antibiótico; necesidad de reanimación neonatal, ventilación mecánica, cirugía neonatal, terapia de reemplazo renal, punción lumbar, o cualquier otro estudio o procedimiento invasivo).

  • Condición crónica (neurológica, cardiovascular, respiratoria, metabólica, endocrinológica, gastrointestinal, renal o de otro tipo).

  • Discapacidad (de cualquier tipo o con alto riesgo de presentarla por una condición identificada, por ejemplo, anotia, anoftalmía, agenesia de extremidades, resultados de estudio metabólico para enfermedades neurodegenerativas, etc.).

  • Hijo de madre con sospecha o diagnóstico de depresión postparto.

  • Hijo de madre con infección gestacional o perinatal con alto riesgo de malformaciones, problemas del desarrollo o necesidad de atención especial en salud en el niño (Por ejemplo, exposición a Sífilis, Toxoplasmosis, Rubéola, Citomegalovirus, Herpes virus, VIH-SIDA, Zika virus).

  • Hijo de madre con complicaciones durante la gestación que hayan tenido repercusión en el hijo (en edad fetal, perinatal, neonatal o durante el primer año de vida).

  • Niño con tamizaje o estudio positivo para alteraciones congénitas (hipotiroidismo congénito, errores innatos del metabolismo, hipoacusia, problemas visuales, etc.) o con sospecha de síndrome genético (Síndrome de Down, Intersexualidad, etc.).

  • Niño con necesidad de tratamiento con medicamentos de forma crónica.

  • Niño con antecedente de hospitalizaciones recurrentes (más de 3 en el último año), hospitalizaciones prolongadas (mayores a 2 semanas) o que haya necesitado atención en Unidad de Cuidados Intensivos Pediátricos.

  • Hijo de padres (especialmente la madre) con consumo de sustancias psicoactivas, incluyendo aquellos con riesgo o sospecha de repercusión por consumo de sustancias psicoactivas (por ejemplo, síndrome de alcoholismo fetal, anomalías congénitas, retraso en el desarrollo, síndrome de abstinencia, etc.).

  • Hijo de padres con enfermedad mental con impacto en la estabilidad (estructural o funcional) de la familia o en el cuidado de los niños.

  • Niño acompañante de mujer en privación de la libertad en centro carcelario.

  • Niños con padres o hermanos con enfermedad catastrófica (incluyendo las neoplasias y las condiciones degenerativas), con discapacidad o con otra condición o situación que afecte negativamente el cuidado del niño en primera infancia.

  • Niños víctimas de vulneración o violación de derechos humanos con o sin proceso de restablecimiento de derechos en curso (por ejemplo, maltratados o testigos de violencia intrafamiliar, abandonados, explotados, secuestrados, traficados o expuestos al consumo de alcohol u otras sustancias psicoactivas).

  • Niño perteneciente a un hogar en pobreza extrema o en situación de calle.

  • Niños que deban ser atendidos en rutas específicas de eventos de interés en salud pública.



    1. Descripción del procedimiento


A continuación se enuncian los principales aspectos que se deben realizar durante el procedimiento. Es importante contar con la presencia del cuidador y/o acompañante del niño(a) durante la consulta.


      1. Anamnesis


Durante el procedimiento se debe realizar una anamnesis completa que incluya indagación de antecedentes y revisión por sistemas. Se recomienda hacer énfasis en:


  1. Antecedentes personales, médicos (consultas a urgencias, síntomas recurrentes, otológicos, condiciones crónicas, etc.), hospitalarios, transfusionales, farmacológicos, alérgicos, quirúrgicos, vacunación, comportamiento general y relaciones interpersonales.


  1. Verificar la realización y los resultados de las pruebas de tamizaje auditivo, tamizaje de errores innatos del metabolismo, tamizaje de cardiopatía congénita.


  1. Establecer la historia de neurodesarrollo, en cada consulta, se debe indagar sobre los progresos del desarrollo del niño, sobre la adaptación e integración en los entornos de educación inicial, y se debe indagar sobre preocupaciones de los padres respecto al desarrollo de los niños. Debe evaluarse por el desarrollo del lenguaje (Indagar aparición tardía de este) y del habla.


  1. En los antecedentes familiares debe hacerse un especial énfasis en: enfermedades hereditarias, asma, dermatitis atópica, problemas de desarrollo infantil, antecedente de muerte en hermanos, antecedentes de salud mental de los padres, como trastornos mentales (como depresión, esquizofrenia, trastorno afectivo bipolar, entre otros), conducta suicida, consumo de alcohol y otras sustancias psicoactivas, alteraciones de las emociones o del comportamiento; exposición a violencias, que incluye el maltrato infantil, matoneo, abuso sexual, abandono, negligencia, maltrato y violencia intrafamiliar, violencia sexual, víctimas del conflicto armado; duelo o muerte de personas significativas, divorcio de los padres, problemas en las relaciones de los progenitores. En el caso de exposición a violencias debe derivarse a la ruta de violencias. Identificar la exposición a humo de tabaco y presencia de antecedentes patológicos crónicos o agudos respiratorios.


  1. Alimentación en los niños menores de 6 meses: con qué frecuencia y forma en la que lacta (postura de la madre y del niño, agarre y succión), reconocimiento de hambre y saciedad del bebé, alimentación de la madre y cuidado de los senos, inconvenientes con la lactancia, inquietudes, planes para continuar con la lactancia en caso de retorno a la escuela o trabajo. En caso de que no lacte se deberá explorar por el tipo, frecuencia, cantidad y modo de preparación y administración de la leche de fórmula, así como el ofrecimiento de alimentos o bebidas diferentes a la leche. Deberá explorarse antes de los seis meses, la comprensión sobre el inicio de la alimentación complementaria. Finalmente el profesional de la salud deberá reforzar en la madre y / su acompañante la confianza en su capacidad alimentar adecuadamente a su hijo.


  1. Consumo y hábitos alimentarios en el niño mayor de seis meses indagando la frecuencia, cantidad, forma de preparación y tipo de alimentos (incluyendo consumo de azúcar y sal), para lo cual puede ser útil la indagación en las últimas 24 horas o en un día regular. Vale la pena conocer la edad de introducción de los diferentes alimentos durante la alimentación complementaria y la tolerancia a los nuevos alimentos. Para los niños mayores de 6 meses, se debe preguntar sobre la edad de introducción de los diferentes alimentos y la tolerancia a los mismos durante la alimentación complementaria. Debe verificarse si después del año de edad el niño ya consume la dieta familiar.



Las niñas y niños con los siguientes factores de riesgo se les debe ordenar una prueba de hemoglobina y según el resultado derivar a la Ruta Integral de atención para la población con riesgo o presencia de alteraciones nutricionales:


  • Hijos de madres sin control prenatal durante la gestación inicio de la gestación con bajo peso, bajo peso durante la gestación IMC <20, pobre adherencia a la suplementación con hierro, madre adolescente, anemia durante la gestación y periodo intergenésico corto.

  • Hijos de madres con estado nutricional subóptimo durante el embarazo y sin suplementación de hierro durante la lactancia.

  • Antecedente de prematuridad o bajo peso al nacer para la edad.

  • Pinzamiento precoz del cordón umbilical.

  • Consumo de leche de vaca u otros alimentos en los primeros 6 meses sin suplemento de hierro.

  • Alimentación complementaria deficiente en alimentos ricos en hierro.

  • Rezago en el crecimiento

  • Infecciones recurrentes o antecedente de infección controlada en el último mes.

  • Pertenencia a un grupo étnico o a una zona endémica de parasitosis.

  • Exposición a contaminación por metales pesados (plomo y mercurio).


  1. Establecimiento de rutinas y hábitos saludables relacionados con: el sueño (cuántas veces y cuánto tiempo duerme, dónde duerme, cómo y con quién duerme, rutina para dormir y medidas para hacer el sueño seguro), baño, cambio de pañal (cuántas veces al día, características de la deposición), lavado de manos, cuidado bucal (desde el recién nacido) y cepillado de dientes, foto protección, evolución del control de esfínteres a partir de 2 años y limpieza del área perineal y actividad física.


  1. Prácticas de crianza y cuidado: formas de comunicación con el niño (expresión del afecto al niño, reconocimiento de los gustos o preferencias del niño); actividades para estimular el desarrollo (incluyendo la exposición a televisión o videojuegos) y el juego, cómo se relaciona con su familia y con otras personas y niños, conocimiento sobre cuándo está enfermo y qué hacer; creencias, prácticas e inquietudes sobre el establecimiento de límites y disciplina para corregir (uso de castigo corporal, maltrato físico o psicológico; manejo de rabietas y pataletas, refuerzos positivos), vivencia de violencia en el hogar (testigos, exposición al enaltecimiento de conductas violentas en los medios de comunicación, o si al interior de la familia se dan formas de ejercer autoridad y poder que legitiman el uso de la violencia), prevención de accidentes (movilidad –uso de silla especial trasera, cinturón de seguridad, casco-, en la casa, espacios abiertos).


  1. Valoración o actualización de la conformación y dinámica de la familia que le permitan comprender las condiciones de la familia y especialmente el ajuste de la misma con la crianza del niño(a), capacidades en relación con el proceso de desarrollo integral incluye la adaptación o ajuste con el nuevo bebé (distribución de tareas entre cuidadores o red de apoyo respecto a la crianza del niño, labores de la casa y otros hijos en caso tal, tiempo para el cuidado de sí mismo, de los cuidadores y para compartir en pareja, adaptación de los otros hijos con el nuevo bebe y como se maneja la situación, planeación y ajuste con el regreso a las actividades laborales de la madre en caso tal).


  1. Avance en los compromisos acordados en sesiones de educación individual previas.



1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   28

Similar:

Alejandro gaviria uribe iconAlejandro gaviria uribe ministro de Salud y Protección Social luis fernando correa
Lineamientos Técnicos y Operativos para la utilización de la vacuna inactivada contra la Poliomielitis de manera fraccionada-vipf-,...
Alejandro gaviria uribe iconProtocolo de Servicios al Ciudadano Sector Salud Guía de Servicios para Servidores ministerio de salud y protección social
Alejandro Gaviria Uribe, Ministro de Salud y Protección Social Fernando Ruíz Gómez, Viceministro de Salud Pública y Prestación de...
Alejandro gaviria uribe iconSegmentos agosto de 2012 Publicación que edita Alejandro González y Asociados
Publicación que edita Alejandro González y Asociados con las novedades fiscales, laborales, contables y societarias para empresarios,...
Alejandro gaviria uribe iconProyectos de acuerdo
Por medio del cual se establece el procedimiento para la administracióN, adjudicacióN, legalización y venta de predios baldíos urbanos...
Alejandro gaviria uribe iconPortada cdr
Ibergarceta; y Alejandro Almazán et al. 2011. Análisis estadístico para la
Alejandro gaviria uribe iconProceso No 28535
Juzgado Penal del Circuito Especializado de la misma ciudad, que condenó a Aníbal Uribe por los delitos de tráfico, fabricación y...
Alejandro gaviria uribe iconTribunal superior de pereira
Desata la Sala por medio de este proveído la impugnación interpuesta por el apoderado del señor rodrigo gonzález gaviria, contra...
Alejandro gaviria uribe iconMicrosoft Word a L parini Argentina 747. doc
Hospital Neuropsiquiàtrico Interzonal Especializado en Agudos y Crónicos “ Dr. Alejandro Korn”, Melchor
Alejandro gaviria uribe iconS tc/52/29 Rev. Original
...


Descargar 1.36 Mb.