Página principal



Alejandro gaviria uribe

Descargar 1.36 Mb.

Alejandro gaviria uribe





Descargar 1.36 Mb.
Página6/28
Fecha de conversión11.10.2018
Tamaño1.36 Mb.
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   28

Examen físico


Mediante todas las técnicas semiológicas, se debe realizar un examen físico completo. Deben tomarse todos los signos vitales incluyendo saturación de oxígeno por pulso oximetría. La tensión arterial debe tomarse con el manguito adecuado y debe establecerse su normalidad a través del uso de la tabla de percentiles de tensión arterial en niños y niñas. Se tomará a todos los niños mayores de 3 años de edad o a los menores de esta edad, si tienen síntomas recurrentes de cualquier tipo o antecedente de cateterización umbilical en el período neonatal.


A continuación, se presenta la descripción de algunos aspectos particulares que se deben realizar en cada consulta:


Valoración del desarrollo: se evaluará el desarrollo de los niños en primera infancia a través de la percepción de los padres, cuidadores o maestros sobre el desarrollo del niño, así como a través de la aplicación directa de la Escala Abreviada de Desarrollo-3 (Anexo 1). Se aplicará también el test m-Chat (Anexo 2) para tamizaje de autismo de manera específica a todos los niños entre los 18 y los 30 meses de edad.1


De encontrar alteraciones en el desarrollo o el comportamiento del niño, o alteraciones en los resultados de la Escala Abreviada de Desarrollo-3 o el m-Chat, se debe derivar a la atención resolutiva para la evaluación a profundidad del desarrollo del niño. Si la alteración fue detectada por profesional de medicina general o de enfermería, se debe hacer remisión inicialmente a pediatría. Si la alteración fue detectada por especialista en pediatría, debe realizar las remisiones y estudios necesarios para establecer el diagnóstico etiológico, funcional y categórico.


Valoración del estado nutricional y seguimiento a los parámetros antropométricos, se realizará tomando las medidas de peso, talla, perímetro cefálico y perímetro braquial para el cálculo de los índices relacionados con los mismos (peso talla, talla/edad perímetro cefálico/edad). La clasificación antropométrica se realizará con base en lo establecido en la normatividad vigente (Anexo 3).


Si identifica alguna alteración o anormalidad en la valoración nutricional y antropométrica, se debe derivar al niño o niña a la ruta específica o a atención resolutiva por pediatría para diagnóstico y tratamiento.


Valoración de la salud sexual se hará siempre y durante el examen físico. Se debe prestar atención especial a la detección de signos de violencia La exploración de la región ano-genital permitirá descartar signos de violencia sexual. Así mismo, en niños debe evaluarse la presencia de criptorquidia, epi o hipospadias (si no se detectaron previamente),y en las niñas la presencia de sinequias vulvares.


Si identifica un factor de riesgo o se encuentra alguna alteración o anormalidad en la valoración de la salud sexual, se debe derivar al niño o niña a una atención resolutiva por pediatría para diagnóstico y tratamiento.


Valoración de la salud visual: a partir del examen oftalmoscópico se debe explorar y evaluar las estructuras del segmento anterior y posterior, tales como anexos oculares, conjuntiva, cornea, esclera anterior, iris, cristalino, cámara anterior, vítreo, retina, cabeza del nervio óptico, estructuras vasculares retínales y coroides y rojo retiniano. Así mismo, se debe indagar sobre preocupaciones de los padres sobre problemas visuales del niño.


Durante la consulta se debe valorar la agudeza visual a partir de los 3 años de edad usando optotipos morfoscópicos o angulares; los primeros (optotipos convencionales de Snellen de letras, números, direccional de figuras o C del Landolt, entre otros) y los segundos (New York Flash, dados guerreros o los cubos de fooks).


Si identifica un factor de riesgo o encuentra alguna alteración o anormalidad relacionada con la salud visual, se debe derivar al niño a la ruta específica o a atención resolutiva por oftalmología u optometría, según sea el caso, para diagnóstico y tratamiento.


Valoración de la salud auditiva y comunicativa: incluye la evaluación del estado del oído y su integridad a través de la inspección visual, la otoscopia, y de las funciones de la articulación, voz, habla y desempeño comunicativo. Durante la consulta se debe aplicar la lista de chequeo de factores de riesgo de las enfermedades del oído, alteraciones auditivas, vestibulares y de la comunicación (Anexo 4) y el cuestionario VALE (Anexo 5). Así mismo, debe verificarse la realización del tamizaje auditivo neonatal con tecnología dura; en caso de no contar con este tamizaje en los tiempos establecidos por la Ruta Integral de Atención en Salud materno – perinatal se debe ordenar y garantizar la toma en los primeros tres meses de vida y registrar el resultado en la historia clínica, si la prueba tamiz refiere alguna alteración se debe derivar al niño o niña a la Ruta Integral de Atención en Salud para población con riesgo o alteraciones auditivas.


Si se identifica algún factor de riesgo o se encuentra alguna alteración o anormalidad relacionada con la salud auditiva y comunicativa, se debe derivar al niño a la ruta específica o a la atención resolutiva por fonoaudiología y por pediatría, para ampliación de estudios para diagnóstico y tratamiento.


Valoración de la salud bucal: dirigida a realizar el reconocimiento del estado de las estructuras dentomaxilofaciales (cara, maxilar y mandíbula, labios y comisura labial, mejillas-carrillos, encía, zona retro molar, piso de boca, superficie ventral y dorsal de lengua, paladar duro y blando, oro-faringe, articulación temporomandibular (ATM) y estructuras dentales) y de su funcionalidad en los procesos de masticación, deglución, habla, fonación, socialización, afecto y autoestima, entre otras. El propósito es el de identificar la ausencia de alteraciones de las estructuras.


Si se identifica algún factor de riesgo o se encuentra alguna alteración o anormalidad relacionada con la salud bucal, se debe derivar al niño a la ruta específica o a la atención resolutiva por odontología para el manejo respectivo.


Valoración de la salud mental: adicional a los hallazgos a partir de la anamnesis, se debe valorar la presencia de lesiones físicas por exposición a situaciones de violencia intrafamiliar/ maltrato infantil (incluido abuso sexual) o por violencia de pares (matoneo), lesiones por consumo de SPA. Se realizará objetivamente a través de la valoración del desarrollo con el m-Chat (Anexo 2) y la Escala Abreviada de Desarrollo-3 (Anexo 1) y se complementa con la valoración de la dinámica familiar con el familiograma (Anexo 6) y el apgar familiar (Anexo 7). Debe realizarse un examen neurológico completo y se debe tener en cuenta la historia de neurodesarrollo.


Si se identifica algún factor de riesgo como trastorno mental o consumo problemático de sustancias psicoactivas o alcohol en los padres o cuidadores, duelo o pérdida significativa y convulsiones o ausencias, o se encuentra alguna alteración o anormalidad relacionada con la salud mental o neurológica, se debe derivar al niño a la ruta específica o a la atención resolutiva por pediatría y por psicología, trabajo social o psiquiatría infantil, según sea el caso, para el manejo respectivo.


Valoración o actualización de las condiciones de vida, del contexto social y las redes de apoyo social y comunitarias de la familia, pertenencia social y cultural que considere pertenencia étnica, que permita conocer las capacidades y recursos con los que cuenta la familia derivados de su relación con éstos y que redundan en sus posibilidades de desarrollo. Para lo cual se hará uso del Ecomapa (Anexo 8).


Otros aspectos físicos: se debe examinar el cuello para buscar crecimientos de la glándula tiroides y explorar el tamaño de los ganglios linfáticos. Se debe examinar la orofaringe para descartar crecimientos asimétricos significativos en las amígdalas. Es necesario verificar que no haya crecimiento del tamaño del hígado y del bazo (hepatoesplenomegalia) y descartar la presencia de hernias, la identificación de deformidades y/o alteraciones rotacionales o angulares en los miembros inferiores. Así mismo, se debe examinar cuidadosamente la columna vertebral pasiva y dinámicamente en búsqueda de alteraciones de la alineación (escoliosis, cifosis o lordosis). En general, debe realizarse un examen físico completo y de buena calidad, puesto que en pediatría se sabe que muchas veces pueden presentarse alteraciones que no habían sido percibidas por los padres ni por el niño como anormales, o que pueden producir síntomas que muchas veces han sido desestimados.


      1. Información en salud


Debe hacerse siempre según los hallazgos, las necesidades identificadas en la consulta y las inquietudes o necesidades expresadas por el niño, padres o cuidadores. De esta forma, se debe proporcionar tanto a los cuidadores como a los niños. Por lo tanto, se recomienda tener en cuenta información sobre: prácticas de crianza protectoras y basadas en derechos; prevención de violencias, promoción de la salud, del bienestar, del crecimiento, del desarrollo, de la adecuada alimentación, de prácticas para la adecuada manipulación de alimentos y prevención de enfermedades transmitidas por alimentos b; promoción de hábitos y estilos de vida saludables (prevención de la exposición a humo de tabaco), de prácticas deportivas organizadas, de actividad física basadas en las cinco claves de la inocuidad; evitación del sedentarismo y el uso prolongado de televisión, computadores y otras pantallas, de cuidado del oído y la visión, hábitos de higiene personal y de higiene bucal, alertas tempranas de las pérdidas auditivas, conductas protectoras incluyendo normas de control y manejo del ruido para el mantenimiento los ambientes tranquilos que propicien una audición segura, manifestaciones de las perdidas auditivas; promoción de la salud mental; de prevención de accidentes (incluyendo accidentes de tránsito en calidad de pasajero o de peatón); signos de alarma para enfermedades prevalentes de la infancia asma, manejo adecuado en casa y educar para consultar a urgencias en los casos necesarios. Se debe incluir información sobre derechos de los niños, derecho a la salud, y mecanismos de exigibilidad de los mismos.


De forma especial para los niños menores de 6 meses, se recomienda informar sobre las medidas y estrategias para el mantenimiento de la lactancia materna exclusiva, aprender a reconocer el llanto en el bebé y sus necesidades, el establecimiento de prácticas de cuidado especiales como el baño y el cambio de pañales, las medidas para la prevención de la muerte súbita del lactante, signos de alarma y manejo básico de las condiciones prevalentes de la infancia (gripa, diarrea y fiebre), prevención de accidentes, inicio de la alimentación complementaria y pautas para la estimulación del desarrollo.


En caso de no lograr garantizar una adecuada actividad educativa o de no resolver las necesidades educativas en el marco de la presente consulta, se debe asignar una consulta individual de educación para la salud por profesionales de la salud.


      1. Plan de cuidado


La definición del plan de cuidado debe hacerse conforme a los hallazgos o las necesidades para promover y mantener la salud integral del niño o la niña, así como las medidas para promover el desarrollo integral en la primera infancia.


Si de acuerdo a los hallazgos el médico identifica una patología, signo o síntoma que no ha sido diagnosticado anteriormente, esta consulta tendrá doble finalidad, es decir que para el registro y seguimiento corresponde a una consulta de valoración integral y detección temprana con un diagnóstico relacionado.


Si de acuerdo a los hallazgos o a las necesidades se requiere de una valoración diagnóstica con mayor profundidad de la salud integral del niño o la niña, se debe remitir directamente a consulta de pediatría sin pasar previamente por medicina general, lo cual ha sido reconocido en el Artículo 97 de la Resolución 6408 de 2016 o de la norma que la sustituya.


Como parte del plan de cuidado se debe verificar que la persona accedió a las siguientes atenciones que hacen parte del mismo, de acuerdo a la periodicidad establecida en el esquema de atención, o en caso contrario ordenar o canalizar para su realización:


  1. Se debe verificar que al niño o niña se le haya realizado el tamizaje auditivo neonatal, en caso contrario ordenarlo para su realización en los primeros tres meses de vida.

  2. Consulta para la promoción y apoyo de la lactancia materna

  3. Consulta por odontología

  4. Desparasitación intestinal: se debe realizar en las zonas con prevalencia parasitaria igual o superior al 20%; en donde no se conozca la prevalencia, se realizará en los territorios con porcentaje de NBI (componente de servicios) superior al 25%. De acuerdo a la edad, se seguirá el siguiente esquema:


  • Niños en edad preescolar 12 meses a 23 meses: albendazol 200 mg vía oral, dosis única, dos veces al año. Junto con la suplementación


  • Niños en edad preescolar 24 meses a 4 años: albendazol 400 mg vía oral, dosis única, dos veces al año. Junto con la suplementación


  1. Suplementación con hierro 1mg/kg/día desde el nacimiento hasta la introducción de la alimentación complementaria, a niños alimentados con lactancia materna exclusiva o predominante, únicamente en el caso de que la madre haya tenido bajo peso gestacional o durante la lactancia.

  2. Fortificación casera con micronutrientes en polvo entre los 6 y 23 meses con un ciclo cada seis meses (ver procedimiento fortificación con micronutrientes en polvo).

  3. Suplementación con hierro y vitamina A a los niños y niñas de 2 a 5 años de edad.

  4. Ordenar prueba de hemoglobina si durante la valoración se identifican factores de riesgo.

  5. Vacunación: debe realizarse de acuerdo con el esquema de vacunación vigente y el antecedente vacunal.

  6. Educación grupal para la salud incluye a la familia de acuerdo al ciclo contemplado según la edad.


Adicionalmente, en función de los hallazgos, necesidades e inquietudes y capacidades a fortalecer para el cuidado y desarrollo integral de los niños(as) por parte de los padres y/o cuidadores, se deberá indicar la realización de educación individual para la salud e incluirla en el plan integral de cuidado. Los siguientes son criterios que podrían sugerir la necesidad de sesiones de educación individual para la salud:


Niños en quienes se identifican problemas de higiene corporal u oral o síntomas recurrentes relacionados con dificultades en el cuidado de la salud.

  • Niños en quienes se presentan dificultades para establecer hábitos o rutinas de alimentación, nutrición, sueño, eliminación, etc.

  • Niños con problemas de desarrollo relacionados con estimulación del mismo.

  • Niños con mala adherencia a tratamientos, seguimientos o manejos crónicos.

  • Niños con necesidades especiales para el cuidado de la salud y en quien se identifiquen dificultades para lograr el mismo.

  • Hijos de padres consumidores de cigarrillo, alcohol u otras sustancias psicoactivas.

  • Padres o familiares que tengan dificultades para el cuidado, la alimentación o el aseo de su hijo recién nacido.

  • Padres o familiares con conceptos no claros sobre cómo iniciar la alimentación complementaria o realizar la fortificación o suplementación de micronutrientes pese a la información recibida en la consulta o en la educación grupal.

  • Padres o familiares que tienen problemas (referidos o identificados) para la crianza del niño.

  • Padres o familiares con problemas para comprender las necesidades del niño.

  • Padres o familiares con patrones de crianza nocivos (creencias, actitudes o prácticas) que no tienen en cuenta el grado o las características de desarrollo de los niños y están generando daño o tienen alto riesgo de producirlo.

  • Padres o familiares que requieran claridad sobre su responsabilidad en el cuidado, en el acompañamiento y/o la protección del niño.

  • Padres o familiares que requieran claridad sobre estrategias de afrontamiento de sucesos vitales.

  • Niños y niñas que presentan accidentes frecuentes, enfermedades recurrentes (asma), poca estimulación debido a la falta de implementación demedidas para garantizar entornos seguros y protectores.


Asi mismo, en función de los hallazgos y necesidades como parte del plan de cuidado debe realizarse la canalización a:


  • Educación para la salud de la familia cuando se estime que por las diversas situaciones de los integrantes de la familia, en vez de una sesión de educación individual para la primera infancia, es pertinente realizarla con la familia como sujeto de atención.

  • Consulta de abordaje básico a las familias priorizadas de acuerdo a los hallazgos de la valoración de la dinámica y estructura familiar.

  • Rutas específicas o tratamientos resolutivos en el caso de riesgos, daños o alteraciones que correspondan a alguna de éstas. En caso de recibir atenciones en las rutas específicas o tratamientos resolutivos, debe verificarse su adherencia y promover la misma, así como continuar con las atenciones establecidas en la RPMS.

  • Intervenciones del PIC de acuerdo a la oferta territorial.

  • Servicios sociales de acuerdo a la oferta territorial. Es relevante por ejemplo para los servicios de educación inicial, apoyo alimentario, prevención y atención del trabajo infantil, transferencias monetarias condicionadas entre otros.



1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   28

Similar:

Alejandro gaviria uribe iconAlejandro gaviria uribe ministro de Salud y Protección Social luis fernando correa
Lineamientos Técnicos y Operativos para la utilización de la vacuna inactivada contra la Poliomielitis de manera fraccionada-vipf-,...
Alejandro gaviria uribe iconProtocolo de Servicios al Ciudadano Sector Salud Guía de Servicios para Servidores ministerio de salud y protección social
Alejandro Gaviria Uribe, Ministro de Salud y Protección Social Fernando Ruíz Gómez, Viceministro de Salud Pública y Prestación de...
Alejandro gaviria uribe iconSegmentos agosto de 2012 Publicación que edita Alejandro González y Asociados
Publicación que edita Alejandro González y Asociados con las novedades fiscales, laborales, contables y societarias para empresarios,...
Alejandro gaviria uribe iconProyectos de acuerdo
Por medio del cual se establece el procedimiento para la administracióN, adjudicacióN, legalización y venta de predios baldíos urbanos...
Alejandro gaviria uribe iconProceso No 28535
Juzgado Penal del Circuito Especializado de la misma ciudad, que condenó a Aníbal Uribe por los delitos de tráfico, fabricación y...
Alejandro gaviria uribe iconTribunal superior de pereira
Desata la Sala por medio de este proveído la impugnación interpuesta por el apoderado del señor rodrigo gonzález gaviria, contra...
Alejandro gaviria uribe iconHospital Profesor Alejandro Posadas
Guía Farmacoterapéutica constituya el primer paso en un camino de consenso y colaboración en el marco de la búsqueda de la excelencia...
Alejandro gaviria uribe iconS tc/52/29 Rev. Original
...
Alejandro gaviria uribe iconDivulgar tiene muchos inconvenientes
Alejandro serrano leóN: "la sanidad privada tiene la prioridad de obtener beneficios económicos" 7


Descargar 1.36 Mb.