Página principal



Instrumentos, insumos y dispositivos

Descargar 1.36 Mb.

Instrumentos, insumos y dispositivos





Descargar 1.36 Mb.
Página7/28
Fecha de conversión11.10.2018
Tamaño1.36 Mb.
1   2   3   4   5   6   7   8   9   10   ...   28

Instrumentos, insumos y dispositivos


Sin perjuicio del cumplimiento de los estándares de habilitación para la consulta de pediatría, medicina general, medicina familiar o enfermería, se debe contar con lo siguiente: carné de salud infantil, tablas y gráficas de los patrones de referencia para clasificación nutricional, lista de chequeo de factores de riesgo para la salud auditiva, Escala Abreviada de Desarrollo-3 y kit de materiales para la aplicación de la Escala Abreviada de Desarrollo-3; Test m-Chat, lista de chequeo de factores de riesgo, cuestionario VALE, familiograma, APGAR familiar, ecomapa, tablas de percentiles de tensión arterial para niños y para niñas. Así mismo, se debe garantizar la presencia de materiales para examen físico pediátrico (fonendoscopio equipo de órganos, tensiómetro pediátrico, cinta métrica, pulsoxímetro, etc.), báscula, infantómetro y tallímetro.



















  1. ATENCIÓN EN SALUD POR MEDICINA GENERAL O FAMILIAR, Y ENFERMERIA PARA LA INFANCIA


    1. Objetivos


  • Valorar y hacer seguimiento de la salud y desarrollo integral (físico, cognitivo, social) de los niños y las niñas.

  • Identificar tempranamente la exposición a factores de riesgo con el fin de prevenirlos o derivarlos para su manejo oportuno.

  • Detectar de forma temprana alteraciones que afecten negativamente la salud y el proceso de crecimiento y desarrollo, con el fin de referirlas para su manejo oportuno.

  • Potenciar capacidades, habilidades y prácticas para promover el cuidado de la salud y fortalecer el desarrollo de los niños (as) mediante la información en salud con padres y/o cuidadores y niños (as).

  • Derivar a sesiones educativas individuales o grupales de acuerdo a los hallazgos en la valoración a fin de potenciar o desarrollar capacidades para el cuidado de la salud de los niños y niñas.


    1. Población sujeto


Este procedimiento está dirigido a todas las niñas y niños de 6 a 11 años, 11 meses y 29 días que habitan en el territorio nacional.


    1. Atenciones incluidas


Este procedimiento aborda las siguientes intervenciones o atenciones contempladas en la RIAPMS para el momento de la infancia:


  • Valorar el crecimiento y desarrollo (físico, motriz, cognitivo y socioemocional).

  • Valorar el estado nutricional y antropométrico.

  • Valorar las prácticas alimentarias.

  • Valorar las estructuras dento-maxilo-faciales y su funcionalidad.

  • Valorar la salud auditiva y comunicativa.

  • Valorar la salud visual.

  • Valorar la salud sexual.

  • Valorar la salud mental.

  • Valorar la dinámica familiar como apoyo al desarrollo integral.

  • Valorar el contexto social y las redes de apoyo social y comunitario.

  • Verificar esquema de vacunación.

  • Verificar u ordenar la desparasitación intestinal.

  • Información en salud a las niñas o niños, a sus familias o cuidadores.


    1. Competencias del talento humano


Los profesionales encargados de la valoración integral de la infancia deben ser competentes en diferentes habilidades como en la realización de examen físico pediátrico, evaluación del desarrollo infantil, evaluación antropométrica y nutricional, valoración de la salud auditiva, visual y bucal, prevención del consumo de tabaco y cesación del consumo de tabaco así como en la formulación y seguimiento de planes de cuidado.


La valoración integral de la salud en la infancia debe ser realizada de forma complementaria entre los profesionales de medicina general o familiar y de enfermería, el profesional de enfermería podrá ordenar los medicamentos y exámenes paraclínicos definidos en el presente procedimiento.


    1. Descripción del procedimiento


A continuación se enuncian los principales aspectos que se deben realizar durante el procedimiento. Se debe contar con la presencia del cuidador y/o acompañante del niño(a) durante la consulta.


      1. Anamnesis


Durante este procedimiento debe realizarse una anamnesis completa que incluya indagación de antecedentes y revisión por sistemas. Se recomienda hacer énfasis en:


  1. Antecedentes personales, médicos (consultas a urgencias, síntomas recurrentes, otológicos, condiciones crónicas, asma, dermatitis atópica, etc.), hospitalarios, transfusionales, farmacológicos, alérgicos, quirúrgicos, consumo de sustancias psicoactivas, esquema de vacunación, comportamiento y relaciones interpersonales, conducta suicida. Se debe preguntar por preocupaciones de salud y de puericultura, y por el cuidado extra-escolar. En caso de consumo de sustancias psicoactivas debe ser derivado a la ruta de consumo de SPA y en caso de conducta suicida y de convulsiones o ausencias a la Ruta Integral de Atención para población con riesgo o presencia de problemas, trastornos mentales y epilepsia.


  1. En niñas con menarca, se debe indagar por los antecedentes ginecológicos.


  1. Se debe verificar la realización y los resultados de la prueba de tamizaje auditivo (con tecnología blanda). Así como las preocupaciones de los niños y/o padres sobre la salud visual y la salud auditiva.


  1. Consumo y hábitos alimentarios indagando la frecuencia, cantidad, forma de preparación y tipo de alimentos (incluyendo consumo de azúcar y sal), para lo cual puede ser útil la indagación de la alimentación en las últimas 24 horas. Deben verificarse las prácticas alimentarias, los lugares de comida, el acompañamiento del niño y las preocupaciones de los padres y/o cuidadores sobre la alimentación del niño. Se debe indagar sobre problemas en el hábito de comer.


  1. Prácticas y hábitos saludables (juego, actividad física, higiene oral y corporal (incluyendo lavado de manos y de área perineal), sueño, hábito intestinal y urinario, control de esfínteres, fotoprotección, exposición a televisión, videojuegos, uso del tiempo libre y ocio (uso de la internet o redes sociales etc.).

  1. Desarrollo y aprendizaje: en cada consulta, los padres o acudientes del niño o niña, deben informar sobre el rendimiento escolar, la aptitud de aprendizaje, la actitud en el aula y la vida social (juego y conducta con los pares). Este concepto habitualmente es dado por los profesores en las entregas de notas (el cual no se restringe exclusivamente a las notas académicas), y lo ideal es que sea presentado por los padres en la consulta. Se recomienda que el informe del profesor sea respaldado por el orientador del colegio y que se trate del informe más reciente que se les haya entregado. Se debe indagar por las rutinas y hábitos de estudio, problemas de aprendizaje, de lenguaje, de rendimiento escolar o de comportamiento.. En caso de identificar problemas o dificultades de aprendizaje o de rendimiento escolar, se debe indagar por el desarrollo del lenguaje (aparición tardía de este) y del habla. Así mismo, debe preguntarse por la percepción de los padres y/cuidadores sobre la audición y la visión del niño (¿Usted cree que su hijo escucha y ve bien?). En el caso de identificar sospecha de problemas auditivos o visuales, se debe remitir a las rutas específicas o a atención resolutiva para continuar el manejo respectivo.


  1. Prácticas de crianza y cuidado: formas de comunicación con el niño (expresión del afecto al niño, reconocimiento de los gustos o preferencias del niño); actividades para estimular el desarrollo y el juego, cómo se relaciona con su familia y con otros adultos y niños, establecimiento de límites y disciplina para corregir (uso de castigo corporal, maltrato físico o psicológico), refuerzos positivos, exposición a violencias (víctimas o testigos de maltrato infantil, violencia intrafamiliar, matoneo o acoso escolar, abuso sexual, enaltecimiento de conductas violentas en los medios de comunicación, o si al interior de la familia se dan formas de ejercer autoridad y poder que legitiman el uso de la violencia), prevención de accidentes (movilidad –uso de silla especial trasera, cinturón de seguridad, casco-, en la casa, espacios abiertos), exposición a vulneraciones de derechos como el trabajo infantil. En el caso de exposición a violencias debe ser referido a la RIAS para población con riesgo o presencia de violencia.


  1. En los antecedentes familiares debe hacerse un especial énfasis en: enfermedades hereditarias, asma, dermatitis atópica, problemas de desarrollo infantil, antecedente de muerte en hermanos, antecedentes de salud mental de los padres, como trastornos mentales (como depresión, esquizofrenia, trastorno afectivo bipolar, entre otros), conducta suicida, consumo de alcohol y otras sustancias psicoactivas; duelo o muerte de personas significativas, divorcio de los padres, problemas en las relaciones de los progenitores, alteraciones de las emociones o del comportamiento. Identificar la exposición a humo de tabaco y presencia de antecedentes patológicos crónicos o agudos respiratorios.



  1. Valoración o actualización de la conformación y dinámica de la familia cuando esté disponible a partir de la consulta de reconocimiento y valoración de la familia que le permitan comprender las condiciones de la familia y especialmente valorar las capacidades de la familia en relación con el proceso de desarrollo integral, incluye la indagación sobre distribución de tareas entre cuidadores o red de apoyo respecto a la crianza del niño, labores de la casa y otros hijos.


  1. Avance en los compromisos acordados en sesiones de educación individual previas.


      1. Examen físico


Mediante todas las técnicas semiológicas, se indica realizar un examen físico completo. Deben tomarse todos los signos vitales incluyendo la saturación de oxígeno por pulso oximetría. La tensión arterial debe tomarse con el manguito adecuado y debe establecerse su normalidad a través del uso de la tabla de percentiles de tensión arterial en niños y niñas.


A continuación, se presenta la descripción de algunos aspectos particulares que se debe realizar en cada consulta:


Valoración del desarrollo y del rendimiento escolar: evaluar el desarrollo de los niños en infancia a través de la indagación del desempeño del rendimiento escolar, del aprendizaje y del comportamiento de acuerdo a la revisión por sistemas. De encontrarse preocupaciones o quejas sobre el rendimiento escolar, el aprendizaje o la vida social del niño (descrito en el informe o referido por los padres), se debe aplicar el test de la figura humana de Goodenough Harris (Anexo 9) en la misma consulta, el cual tiene un adecuado rendimiento para identificación de niños con déficit cognitivo.


Si el niño tiene un resultado del test de Goodenough Harris sugestivo de déficit cognitivo, antecedente de aparición tardía del lenguaje y/o antecedente familiar de problemas de aprendizaje, debe derivarse a valoración integral por pediatría para ampliación diagnóstica. Así mismo, si el niño tiene problemas de rendimiento escolar o de comportamiento, debe ser derivado a atención resolutiva por pediatría para estudio y manejo respectivo.


Valoración del estado nutricional y seguimiento a los parámetros antropométricos Se realizará tomando las medidas de peso y talla, para el cálculo de los índices relacionados con los mismos (IMC/edad y talla/edad). La clasificación antropométrica se realizará con base en lo establecido en la normatividad vigente (Anexo 3).


Si identifica alguna alteración o anormalidad en la valoración nutricional y antropométrica, se debe derivar al niño o niña a la ruta específica o a atención resolutiva por pediatría para diagnóstico y tratamiento.


Valoración de la salud sexual – maduración sexual: evaluar la evolución de los estadios de Tanner (Anexo 10) y realizar la exploración de la región ano-genital para descartar signos de violencia sexual. En los niños debe evaluarse, la presencia de criptorquidia, epi o hipospadias (si no se detectaron previamente), y de varicocele (generalmente para los niños más grandes en momento vital Infancia).


Si identifica un factor de riesgo o se encuentra alguna alteración o anormalidad en la valoración de la salud sexual, se debe derivar al niño o niña a la ruta específica o a atención resolutiva por pediatría para diagnóstico y tratamiento.


Valoración de la salud visual: a partir del examen oftalmoscópico se debe explorar y evaluar las estructuras del segmento anterior y posterior, tales como anexos oculares, conjuntiva, cornea, esclera anterior, iris, cristalino, cámara anterior, vítreo, retina, cabeza del nervio óptico, estructuras vasculares retinales y coroides entre otras. Así mismo, se debe indagar sobre preocupaciones de los padres sobre problemas visuales del niño.


Durante la consulta se debe valorar la agudeza visual usando optotipos morfoscópicos o angulares. Los primeros son optotipos convencionales de Snellen de letras, números, direccional de figuras o C del Landolt, entre otros y los segundos incluyen New York Flash, dados guerreros o los cubos de fooks.


Si identifica un factor de riesgo o encuentra alguna alteración o anormalidad relacionada con la salud visual, se debe derivar al niño a la ruta específica o a atención resolutiva por oftalmología u optometría, según sea el caso, para diagnóstico y tratamiento.


Valoración de la salud auditiva y comunicativa: incluye la evaluación del estado del oído y su integridad a través de la inspección visual, la otoscopia, y de las funciones de la articulación, voz, habla y desempeño comunicativo. Durante la consulta se debe aplicar la lista de chequeo de factores de riesgo (Anexo 4) y el cuestionario VALE (Anexo 5).


Si se identifica algún factor de riesgo o se encuentra alguna alteración o anormalidad relacionada con la salud auditiva y comunicativa, se debe derivar al niño a la ruta específica o a la atención resolutiva por fonoaudiología y por pediatría, para ampliación de estudios para diagnóstico y tratamiento.


Valoración de la salud bucal: realizar el reconocimiento del estado de las estructuras dentomaxilofaciales (cara, maxilar y mandíbula, labios y comisura labial, mejillas-carrillos, encía, zona retro molar, piso de boca, superficie ventral y dorsal de lengua, paladar duro y blando, oro-faringe, articulación temporomandibular (ATM) y estructuras dentales) y de su funcionalidad en los procesos de masticación, deglución, habla, fonación, socialización, afecto y autoestima, entre otras. El propósito es el de identificar la ausencia de alteraciones de las estructuras.


Si se identifica algún factor de riesgo o se encuentra alguna alteración o anormalidad relacionada con la salud bucal, se debe derivar al niño a la ruta específica o a la atención resolutiva por odontología para el manejo respectivo.


Valoración de la salud mental: adicional a los hallazgos a partir de la anamnesis, se debe aplicar el instrumento de tamizaje RQC (Anexo 11), y se debe valorar la presencia de lesiones físicas por exposición a situaciones de violencia intrafamiliar/ maltrato infantil (incluido abuso sexual) o por violencia de pares (matoneo), lesiones por consumo de SPA, lesiones autoinflingidas y se complementa con la valoración de la dinámica familiar con el familiograma (Anexo 6) y el apgar familiar (Anexo 7). Debe realizarse un examen neurológico completo y se debe tener en cuenta la historia de neurodesarrollo.


Si se identifica algún factor de riesgo como trastorno mental o consumo problemático de sustancias psicoactivas o alcohol en los padres o cuidadores, bajo rendimiento escolar, problemas de aprendizaje o de comportamiento, problemas en el hábito de comer, duelo o pérdida significativa y convulsiones o ausencias, o se encuentra alguna alteración o anormalidad relacionada con la salud mental o neurológica, o alteraciones en el instrumento RQC, se debe derivar al niño a la ruta específica o a la atención resolutiva por pediatría y por psicología, trabajo social o psiquiatría infantil, según sea el caso, para el manejo respectivo.


Valoración o actualización de las condiciones de vida, del contexto social y las redes de apoyo social y comunitarias de la familia, pertenencia social y cultural que considere pertenencia étnica, que permita conocer las capacidades y recursos con los que cuenta la familia derivados de su relación con éstos y que redundan en sus posibilidades de desarrollo. Para lo cual se hará uso del Ecomapa (Anexo 8).


Otros aspectos físicos: se debe examinar el cuello para buscar crecimientos de la glándula tiroides y explorar el tamaño de los ganglios linfáticos. Se debe examinar la orofaringe para descartar crecimientos asimétricos significativos en las amígdalas. Es necesario verificar que no haya crecimiento del tamaño del hígado y del bazo (hepatoesplenomegalia). y, descartar la presencia de hernias umbilicales, la identificación de deformidades y/o alteraciones rotacionales o angulares en los miembros inferiores. Así mismo, se debe examinar cuidadosamente la columna vertebral pasiva y dinámicamente en búsqueda de alteraciones de la alineación (escoliosis, cifosis o lordosis). En general, debe realizarse un examen físico completo y de buena calidad, puesto que en pediatría se sabe que muchas veces pueden presentarse alteraciones que no habían sido percibidas por los padres ni por el niño como anormales, o que pueden producir síntomas que muchas veces han sido desestimados.



1   2   3   4   5   6   7   8   9   10   ...   28

Similar:

Alejandro gaviria uribe iconAlejandro gaviria uribe ministro de Salud y Protección Social luis fernando correa
Lineamientos Técnicos y Operativos para la utilización de la vacuna inactivada contra la Poliomielitis de manera fraccionada-vipf-,...
Alejandro gaviria uribe iconProtocolo de Servicios al Ciudadano Sector Salud Guía de Servicios para Servidores ministerio de salud y protección social
Alejandro Gaviria Uribe, Ministro de Salud y Protección Social Fernando Ruíz Gómez, Viceministro de Salud Pública y Prestación de...
Alejandro gaviria uribe iconSegmentos agosto de 2012 Publicación que edita Alejandro González y Asociados
Publicación que edita Alejandro González y Asociados con las novedades fiscales, laborales, contables y societarias para empresarios,...
Alejandro gaviria uribe iconProyectos de acuerdo
Por medio del cual se establece el procedimiento para la administracióN, adjudicacióN, legalización y venta de predios baldíos urbanos...
Alejandro gaviria uribe iconPortada cdr
Ibergarceta; y Alejandro Almazán et al. 2011. Análisis estadístico para la
Alejandro gaviria uribe iconProceso No 28535
Juzgado Penal del Circuito Especializado de la misma ciudad, que condenó a Aníbal Uribe por los delitos de tráfico, fabricación y...
Alejandro gaviria uribe iconTribunal superior de pereira
Desata la Sala por medio de este proveído la impugnación interpuesta por el apoderado del señor rodrigo gonzález gaviria, contra...
Alejandro gaviria uribe iconS tc/52/29 Rev. Original
...
Alejandro gaviria uribe iconHospital Profesor Alejandro Posadas
Guía Farmacoterapéutica constituya el primer paso en un camino de consenso y colaboración en el marco de la búsqueda de la excelencia...


Descargar 1.36 Mb.