Página principal



Apuntes sobre Expediente digital o electrónico

Descargar 0.52 Mb.

Apuntes sobre Expediente digital o electrónico





Descargar 0.52 Mb.
Página9/18
Fecha de conversión13.12.2018
Tamaño0.52 Mb.
1   ...   5   6   7   8   9   10   11   12   ...   18



  1. SOSA,Toribio E. “Lugar de presentación de la expresión de agravios”

Nota a fallo CCiv. y Com., Morón, sala II ~ 2017-05-09 ~ Herederos de Burgos Raúl Orlando c. Gallardo, Omar s/ daños y perjuicios (en estos mismos apuntes)

Publicado en: LA LEY 12/07/2017 , 4 • LA LEY 2017-D , 196


Sumario: I. El caso.— II. ¿Dónde deben ser realizados los actos procesales?— III. ¿Dónde debe ser presentada la fundamentación de una apelación?— IV. El juzgado o la cámara: opción y no error.— V. Visión electrónica del problema, desde el sistema Augusta.— VI. Conclusión.


Cita Online: AR/DOC/1471/2017


I. El caso


La Cámara declaró desierta una apelación concedida libremente, porque la parte apelante no había presentado en término el escrito de expresión de agravios. Pero, respondiendo a un recurso de reposición in extremis, dejó sin efecto esa declaración y dispuso sustanciar la expresión de agravios.


Resulta que la expresión de agravios sí había sido presentada tempestivamente, aunque no en la Cámara sino en el juzgado emisor de la sentencia apelada. En efecto, el juzgado recibió el escrito a las 9:47 hs. y, en vez de enviarlo inmediatamente a la Cámara —si corriente el plazo de gracia del art. 124 CPCC, disponía de 2 horas y 13 minutos para hacerlo—, lo reservó para cuando el expediente regresara luego de su tránsito por la segunda instancia, de modo que ese escrito fue "condenado" a no llegar a la Cámara de ninguna forma antes del vencimiento del plazo para expresar agravios.


Si el escrito fue presentado en el juzgado dentro del plazo para expresar agravios, ¿el problema era el tiempo o era el lugar de presentación?


Sin duda, el lugar.


II. ¿Dónde deben ser realizados los actos procesales?


Por su propia naturaleza, los actos procesales son numerosos y polifacéticos, por ejemplo algunos provienen del órgano jurisdiccional (jueces, secretarios, etc.) y otros de los justiciables (partes, terceros, etc.), otros de auxiliares (abogados, peritos, oficiales de justicia, oficiales notificadores, etc.).


Las leyes procesales apenas establecen reglas generales aplicables a todo el conjunto, como el idioma (art. 115, CPCC Bs. As.) o la forma escrita y la firma (arts. 118, 119, 160 a 163, etc., CPCC Bs. As.).


Pero, ¿dónde deben ser realizados los actos procesales?


No hay una regulación general y homogénea al respecto, y mal podría haberla, dado que los actos procesales, al ser multifacéticos, reclaman diferentes lugares de realización: un reconocimiento judicial, una notificación por cédula, una apelación, etc. se comprende que tengan que ser llevados a cabo en lugares totalmente disímiles. Por eso, para la determinación del lugar de realización de los distintos actos procesales es necesario acudir a las normas reguladoras de cada uno de ellos.


Por lo pronto, los actos procesales que contienen una petición dirigida a la jurisdicción son recepticios, esto es, para poder producir sus efectos propios deben ser presentados y recibidos. Enfatizo: deben ser recibidos (ver art. 3 bis del Ac. 2514 SCBA).


¿Qué efectos propios producen esos actos procesales de petición? Más allá de otros posibles, todos en común producen siempre el siguiente efecto propio: el nacimiento del deber de proveerlo en término (art. 34.3 CPCC Bs. As.). No importa que el acto procesal "sea" inexistente, inválido, inadmisible, infundado o como se lo quiera adjetivar: siempre hará falta una resolución judicial que le dé alguna clase de respuesta. ¿Y dónde deben ser proveídos esos actos procesales? Allí donde fueron presentados, aunque más no sea para declararlos inadmisibles porque hubieran tenido que ser presentados en otro órgano judicial. Ha resuelto la SCBA que el rechazo del escrito judicial presentado en un lugar equivocado debe ser decidido por el órgano judicial donde ha sido erróneamente presentado, sin acudir a su improcedente remisión al órgano judicial correcto (1).


III. ¿Dónde debe ser presentada la fundamentación de una apelación?


Entonces, concretamente, ¿dónde debe ser presentada la fundamentación de una apelación?, ¿cuál es la consecuencia jurídica de su presentación en otro lugar?


El CPCC no lo dice expresamente.


Sí nos "comunica" dónde está el expediente durante el lapso en que la fundamentación debe ser presentada, cuándo debe ser presentada y qué órgano jurisdiccional debe encargarse de declarar desierta la apelación si la fundamentación no es presentada dentro de ese lapso, pero no nos dice expresamente dónde hay que presentar la expresión de agravios y menos que menos nos dice cuál sería la consecuencia de la presentación de la expresión de agravios en otro lugar diferente (v.gr. su inadmisibilidad).


¿Dónde está el expediente durante el lapso en que la fundamentación debe ser presentada? Si la apelación ha sido concedida en relación —y sin efecto diferido—, está en el juzgado, dado que aún la causa no ha sido remitida a la cámara (art. 251, párr. 1°, parte, 2ª Cód. Proc.); si la apelación ha sido concedida libremente, está en Cámara, ya que la causa ha sido remitida allí y la Cámara a sus efectos ha notificado a las partes que le ha llegado (arts. 251, párr. 1°, parte 2ª, Cód. Proc., y 254, Cód. Proc.).


¿Cuándo debe ser presentada la fundamentación? El memorial, dentro del plazo de 5 días desde notificada ministerio legis la concesión de la apelación en relación y sin efecto diferido; la expresión de agravios, dentro del plazo de 5 o 10 días según sea proceso sumario u ordinario, desde notificada por cédula la providencia del presidente de la Cámara convocando a las partes a cumplir sus cargas y ejercer sus facultades en 2ª instancia (arts. 246 y 254, Cód. Proc.). A esos plazos debe ser sumado el plazo de gracia del art. 124, CPCC; dicho sea de paso, maguer el tenor literal del art. 124, último párrafo CPCC, la presentación tardía de un escrito no convierte en nulo al acto procesal, sino en inadmisible por extemporáneo; en todo caso podría ser nulo si realizado en tiempo inhábil (arts. 152 párrafo 1° y 169 párrafo 1° Cód. Proc.), pero no sería nulo sino inadmisible, si fuera llevado a cabo en tiempo hábil, aunque tardíamente.


¿Qué órgano jurisdiccional debe encargarse de declarar desierta la apelación si la fundamentación no es presentada en término? Si la apelación ha sido concedida en relación y sin efecto diferido, el juzgado (art. 246, párr. 2°, Cód. Proc.) (2): si la apelación ha sido concedida libremente, la Cámara (art. 261 Cód. Proc.).


Pero no hay una norma expresa en el CPCC Bs. As. que disponga que la expresión de agravios debe ser presentada en el juzgado o en la Cámara (3) y que v.gr. sea inadmisible la presentada incorrectamente en uno u otra aunque lo hubiera sido dentro del plazo. O sea, el CPCC Bs. As. prevé una inadmisibilidad sólo por el tiempo (que lleva a la declaración de deserción), pero no una inadmisibilidad sólo por el lugar.


A falta de norma expresa, bien podría ser que la fundamentación pudiera ser presentada tempestivamente en el juzgado o en la Cámara cumpliendo así la parte apelante con su carga procesal (o su sujeción procesal) (4), y pesando sobre el juzgado o la Cámara el deber de proveerla enviándola a donde debiera ser considerada dentro del trámite de la apelación. Vale decir: la parte apelante cumpliría con su carga (o sujeción) si presentara la fundamentación en el juzgado o en la Cámara, y éstos, luego de ese cumplimiento de la parte apelante, deberían a su vez cumplir con el deber de proveerla disponiendo llevarla a donde correspondiera, pero ya estaría presentada en término más allá de que llegare a su destino correcto dentro o fuera de término. En cambio, si una norma expresa estableciera dónde presentar la fundamentación y que la consecuencia jurídica de no presentarlo allí fuera v.gr. la inadmisibilidad, proveído esto por el órgano judicial receptor ya no pesaría sobre él el deber de hacerlo llegar a su destino correcto y menos a las corridas para hacerlo entrar dentro del plazo.


¿Por qué esa posibilidad de presentación promiscua de la fundamentación a falta de norma expresa que disponga lo contrario y menos aún v.gr. so pena de inadmisibilidad?


Porque según el CPCC Bs. As., hoy por hoy tanto el juzgado como la Cámara participan de la apelación a través de un entramado procedimental bastante complejo, que, a poco que lo empecemos a destramar tan siquiera superficialmente, veremos que permite explicar esa promiscuidad posible a falta de norma expresa que disponga lo contrario bajo expresa sanción v.gr. de inadmisibilidad:


a. ante el juzgado se interpone;


b. el juzgado la concede o deniega;


c. si la concede, la Cámara de oficio puede declararla mal concedida;


d. si la deniega, la Cámara vía queja puede declararla mal denegada;


e. una vez concedida en relación y sin efecto diferido, le incumbe al juzgado declarar su deserción si no fuera fundada en término; ante la declaración de deserción, cabe una queja ante la Cámara;


f. una vez concedida en relación y sin efecto diferido, presentada la fundamentación en término, el juzgado deber sustanciarla con la parte apelada; lo cual no obsta a que la Cámara de oficio considere extemporánea la fundamentación y la declare desierta;


g. una vez concedida en relación y con efecto diferido, oportunamente le corresponde a la Cámara declararla desierta ante la falta de presentación de la fundamentación en término;


h. una vez concedida libremente la apelación, el juzgado dispone la remisión de la causa a la Cámara; ante la no presentación de la fundamentación en pazo, le compete a la Cámara declararla desierta, etc.


De lege ferenda, para simplificar, una vez interpuesta y concedida la apelación, los escritos de fundamentación y resistencia a la fundamentación se deberían presentar siempre en la misma instancia, cualquiera sea la forma -libremente o en relación- de concesión de la apelación. Así prevé que suceda en 1ª instancia el CPCC La Pampa, para la remisión de la causa a la 2ª instancia recién después de la completa sustanciación del recurso (art. 249).


A falta de norma expresa en el CPCC Bs. As. que indique dónde debe ser presentada la expresión de agravios y que la consecuencia jurídica de la presentación en otro lugar sea v.gr. la inadmisibilidad, para dar más basamento a la posibilidad de presentación promiscua en el juzgado o en la Cámara puede traerse al ruedo, por analogía, lo reglado en el art. 2546 del Código Civil y Comercial: no sería muy coherente que la sola presentación de la demanda ante un órgano judicial incompetente interrumpa la prescripción y que, a falta de norma procesal expresa tal como lo señalamos, la sola presentación de la fundamentación de la apelación en el juzgado o en la Cámara no repercuta útilmente de alguna manera sobre el plazo para su presentación (arts. 2 y 3, CCyC).


Además, en la duda a falta de norma de procedimiento expresa, ha de estarse a favor del derecho de defensa, vale decir, a favor de la chance de sostener la apelación sea en la Cámara o sea en el juzgado: es una postura que favorece el desarrollo de las posibilidades de recurso judicial (art. 25.2.b "Pacto San José Costa Rica"), salvaguardando eventualmente el derecho a una doble instancia (art. 8.2.h de ese pacto) (5).


IV. El juzgado o la Cámara: opción y no error


En función de lo expuesto en III, si un apelante presenta la expresión de agravios en el juzgado o el memorial en Cámara, no habría allí un error en cuanto al lugar de presentación, sino que habría un uso aceptable de cualquiera de los dos lugares posibles —juzgado o cámara— en tanto no indicado por la ley uno en vez del otro, en tanto no prohibido uno en desmedro del otro (6).


Por eso, no cabe extrapolar aquí lo reglado en el Código Civil y Comercial sobre el error como vicio de la voluntad (art. 265 y sgtes.): si no hay error sino ejercicio aceptable de una opción, no puede traerse al ruedo la reglamentación sustancial sobre el error. Pero, lo que es más importante, ese régimen sustancial no podría ser utilizado para "salvar" la presentación de un escrito en un lugar equivocado, precisamente porque, todo lo contrario, el error en el lugar de presentación del acto procesal recepticio, esencial y reconocible por el destinatario, debería llevar a su nulidad antes que a su "convalidación" (art. 265, CCyC).


V. Visión electrónica del problema, desde el sistema Augusta


Como se advierte, en ninguno de los párrafos anteriores se mencionó la modalidad de presentación electrónica del escrito de expresión de agravios. ¿Por qué? Simplemente por innecesario: para lo desarrollado supra, da lo mismo la presentación física de ese escrito en el juzgado que su presentación electrónica eligiendo al juzgado como destinatario con un "click" del "mouse".


Es que, si —como en el caso anotado— el escrito electrónico ingresó al juzgado y si el juzgado "lo proveyó" disponiendo erróneamente su reserva, el sistema bonaerense Augusta de todas formas permitía a la Cámara ver ese proveído del juzgado (7), de manera que he aquí el yerro de la Cámara: antes de declarar la deserción de la apelación —forzando complicaciones de procedimiento— (8) debió simplemente haber chequeado si el apelante había o no había presentado la expresión de agravios en el juzgado. Si hubiera hecho ese chequeo consultando los proveídos del juzgado posteriores a la concesión de la apelación, la Cámara habría advertido la efectiva presentación de la expresión de agravios en el juzgado, allende lo que éste bien o mal hubiera proveído ante esa presentación. Corroborada esa presentación en el juzgado, correspondía a la Cámara requerir su remisión para luego sustanciarla si la consideraba presentada en término.


VI. Conclusión


A falta de norma expresa en el CPCC Bs. As., bien podría ser que la expresión de agravios para sostener una apelación concedida libremente pudiera ser presentada tempestivamente en el juzgado, física o electrónicamente, cumpliendo bien, así, la parte apelante con su carga o sujeción procesal y pesando:


a. sobre el juzgado, el deber de proveerla enviándola a la Cámara;


b. sobre la Cámara, antes de declarar una deserción, el deber de consultar el sistema Augusta para chequear si fue presentada electrónicamente en el juzgado la expresión de agravios.


Vale decir: la parte apelante cumpliría con su carga o sujeción procesal si presentara la fundamentación en término sea en el juzgado o sea en la Cámara, física o electrónicamente.


Si no fuera presentada en la cámara de ninguna forma y sí en el juzgado, esos órganos deberían cumplir con sendos deberes (el juzgado, decidiendo su envío a la cámara; la cámara, consultando el sistema Augusta para chequear su presentación en el juzgado), pero ya estaría presentada en término más allá de que llegare efectivamente a la Cámara dentro o fuera de término.


En cambio, si una norma expresa del CPCC Bs. As. estableciera que la expresión de agravios debe ser presentada en la cámara y que la consecuencia jurídica de no presentarlo allí fuera v.gr. la inadmisibilidad, declarada esta inadmisibilidad por el juzgado receptor ya no pesaría:


a. sobre él, el deber de hacerlo llegar a la cámara y menos a las corridas para hacerlo entrar dentro del plazo;


b. sobre la Cámara, el deber de chequear el sistema Augusta, porque sólo debería limitarse a proveer lo admisiblemente presentado física o electrónicamente ante ella (9).


(1) "La queja por denegatoria de los recursos extraordinarios debe interponerse en término ante esta Suprema Corte (art. 292, CPCC) careciendo de eficacia la presentación de escritos fuera de la Secretaría que correspondiere, como es la concretada ante el a quo, que resulta inidónea y debió ser desestimada por el inferior, sin acudir a la improcedente remisión (art. 292, CPCC.; Acordada 1790)." (SCBA, Rc 114258 I 6/6/2011 Caratula: "Caprarelli de Quiroga, María y otros c/ Bonvini, María Alejandra s/ Ordinario. Recurso de queja MAG". votantes: Soria-Genoud-Hitters-Kogan ; cit. en JUBA online).


(2) Sin mengua de las atribuciones de la Cámara para, una vez recibidas las actuaciones y como "juez del recurso", reputar extemporáneo un memorial pese a que el juzgado no hubiera advertido la extemporaneidad.


(3) A diferencia, por ej., de la queja por apelación denegada, que debe ser presentada "directamente...ante la Cámara" (art. 275 Cód. Proc.).


(4) PEYRANO, Jorge W., "Carga de la prueba. Actualidad. Dos nuevos conceptos: el de imposición procesal y el de sujeción procesal", en JA 1992-IV-744; PEYRANO, Jorge W., "Otra propuesta para un nuevo vocabulario procesal: el concepto de potestad procesal", en LA LEY, 1994-E, 1111.


(5) SOSA, Toribio E., "Derecho al debido proceso, ¿qué incluye?, en ED del 13/6/2015; SOSA, Toribio E. "Doble instancia vs. Doble conforme", en ED del 11/5/2016.


(6) Es en alguna medida la postura minoritaria de la SCBA, en C 107502, 18/04/2012, "Rolón, Fabián David c/Coto C.I.C.S.A. s/Daños y perjuicios", cit. en JUBA online, con las voces escrito secretaría presentación.


(7) Así me fue explicado y demostrado por la secretaria de la CCiv. y Com. de Trenque Lauquen, Dra. María Fernanda Ripa.


(8) ¿Qué complicaciones? Una reposición in extremis, la poco breve resolución que se anota y, como ese recurso no fue sustanciado con la parte apelada, la chance de que también ella pueda alzarse de alguna manera contra la resolución que se anota (arg. art. 34.5.c Cód. Proc.).


(9) No se aborda aquí otra alternativa que existe para la presentación física de escritos: las mesas receptoras de escritos, a cargo de la receptoría general de expedientes y de la justicia de paz letrada (anexo I del Ac. 3397 SCBA y anexo I de la Resol, 1030/10 SCBA).




1   ...   5   6   7   8   9   10   11   12   ...   18

Similar:

Apuntes sobre Expediente digital o electrónico iconModelo expediente electrónico iberoamericano propósito
El propósito de este modelo es brindar herramientas que permitan avanzar de manera estandarizada y planificada en la implementación...
Apuntes sobre Expediente digital o electrónico iconProcedimiento. Expediente electrónico. Reclamos por el valor inmobiliario de referencia. Exenciones generales. Procedimiento
Se establece el procedimiento a seguir a fin de realizar reclamos por el valor inmobiliario de referencia (vir) a través del denominado...
Apuntes sobre Expediente digital o electrónico iconRicardo alejandro terrile apuntes sobre el recurso extraordinario federal
Estos “apuntes” no tienen otra pretensión que transformarse en una “visita guiada” dentro del complejo, cambiante y maravilloso mundo...
Apuntes sobre Expediente digital o electrónico iconBiblioteca digital sobre migraciones e interculturalidad
Para lo cual se compromete a citar a la Biblioteca Digital sobre Migraciones e Interculturalidad como fuente bibliográfica en dicho...
Apuntes sobre Expediente digital o electrónico iconPaisajismo Digital sl
Completa el formulario de pre-inscripción y envialo a la direccion de correo electronico
Apuntes sobre Expediente digital o electrónico iconLesson Title: Policies and Procedures Date: 8/24/15 Monday Class
Voy a: presentar un resumen sobre España y voy a tomar apuntes sobre las presentaciones
Apuntes sobre Expediente digital o electrónico iconBrecha Digital para el Desarrollo
De acuerdo a lo previsto en el Programa de Actividades de la Asociación, correspondiente al año 2002 (Actividad v-32), la Secretaria...
Apuntes sobre Expediente digital o electrónico iconFisica basica
Un libro digital, también conocido como e-book, eBook, ecolibro o libro electrónico, es una
Apuntes sobre Expediente digital o electrónico iconApuntes de Algebra y Trigonometría
Los presentes Apuntes de Álgebra y Trigonometría pretenden apoyar los objetivos de aprendizaje y contenidos de esta asignatura presentando...
Apuntes sobre Expediente digital o electrónico iconHoja de expediente foto Esta fórmula no debe llenarse a mano
Solicito me envíen la correspondencia a: Correo electrónico Apartado Postal


Descargar 0.52 Mb.