Página principal



Beroamericana

Descargar 5.78 Kb.
Ver original pdf

Beroamericana





Descargar 5.78 Kb.
Ver original pdf
Página10/222
Fecha de conversión10.08.2018
Tamaño5.78 Kb.
1   ...   6   7   8   9   10   11   12   13   ...   222

 

Actualidad Jurídica Iberoamericana, ISSN 2386-4567, IDIBE, núm. 7, ago. 2017 

 

12 

 

Hecha  ya  esta  introducción,  he  decidido  tratar  cuatro  temas  que  tienen  bastante 

relación  con  la  protección  del  inversor:  1)  la  comercialización  de  instrumentos 

financieros –tema estrella a lo largo de la crisis-; 2) el gobierno corporativo de las 

sociedades cotizadas; 3) las implicaciones del Derecho concursal para los inversores 

y 4) la poscontratación de valores. 

 

 

II.

 

L

A COMERCIALIZACIÓN DE INSTRUMENTOS FINANCIEROS

 

Se  trata  de  un  tema  crítico  durante  estos  años.  Es  difícil  valorar  cuándo  un 

instrumento  financiero  se  comercializa  adecuadamente,  ya  que  deben  tenerse  en 

cuenta muchos criterios. Criterios objetivos, como la relación contractual que exista 

entre  la  entidad  y  el  cliente  (si  es  una  relación  de  asesoramiento,  si  se  está 

gestionando  una  cartera,  si  es  una  relación  de  mera  intermediación,  etc.).  En 

segundo  lugar,  se  debe  valorar  si  la  información  que  se  está  dando  al  cliente  es 

adecuada  y  valora  los  riesgos  principales  del  contrato,  así  como  la  propia 

complejidad del instrumento financiero, que es algo que está definido en la Ley del 

Mercado  de  Valores  y  que  depende  de  una  serie  de  factores:  si  el  instrumento 

financiero  es  líquido,  si  existen  unas  condiciones  prefijadas  o  autorizadas  por  la 

CNMV  respecto  de  ese  instrumento  financiero,  la  operativa  a  crédito,  donde  el 

inversor se endeuda para invertir también se considera una actividad compleja. En 

tercer  lugar,  influyen  las  condiciones  subjetivas  del  propio  inversor,  es  decir,  las 

entidades deben tener en cuenta los conocimientos y la experiencia del inversor; en 

determinados casos también deben tener en cuenta su capacidad financiera, cuáles 

son los objetivos que persigue realmente con su inversión; por último, se tiene en 

cuenta  si  la  contratación  se  produce  a  iniciativa  del  cliente  o  a  iniciativa  de  la 

entidad

4

. De tal manera que puede elaborarse el siguiente cuadro-resumen: 

 

Gestión de carteras y 

asesoramiento. 

Test de 

idoneidad 

Evaluación de los 

conocimientos, 

experiencia, objetivos 

de inversión y 

capacidad financiera 

del cliente. 

“Sólo ejecución” de 

operaciones sobre 

instrumentos financieros 

complejos y/o operaciones a 

iniciativa de la entidad. 

Test de 

conveniencia. 

Evaluación de los 

conocimientos y 

experiencia del cliente. 

“Sólo ejecución” de 

operaciones sobre 

instrumentos financieros no 

complejos y operaciones a 

iniciativa del cliente. 

Buena fe (art 7 

Código civil). 

Información al cliente 

acerca de los aspectos 

fundamentales del 

negocio. 

                                                                                                                         

4

 T

APIA 

H

ERMIDA

 A. J.: “Nueva jurisprudencia sobre comercialización de instrumentos financieros 

ComplejosRevista de Derecho Bancario y Bursátil, núm. 134, Abril-Junio 2014. 



1   ...   6   7   8   9   10   11   12   13   ...   222



Descargar 5.78 Kb.
Ver original pdf