Página principal



Boletín electrónico latinoamericano para fomentar el uso adecuado de medicamentos

Descargar 4.8 Kb.
Ver original pdf

Boletín electrónico latinoamericano para fomentar el uso adecuado de medicamentos





Descargar 4.8 Kb.
Ver original pdf
Página60/157
Fecha de conversión09.05.2018
Tamaño4.8 Kb.
1   ...   56   57   58   59   60   61   62   63   ...   157

Investigaciones - Boletín Fármacos 2005; 8(4) 

 

66 

Cuatro plantas fácilmente accesibles.

 

Cuatro de las 

plantas de esta lista (melissa, azahar, hojas de tilo y 

hierba luisa) se encuentran disponibles fuera de las 

farmacias en Francia [7]. Aparentemente estas plantas 

no son tóxicas y no tienen efectos adversos. Por tanto, 

aun cuando no se haya evaluado su eficacia, no existe 

razón alguna por la cual no puedan tomarse en forma 

de infusión. Las otras 15 plantas incluidas en la lista de 

la Agencia sólo pueden obtenerse en farmacias. 

 

Dos especies de plantas potencialmente peligrosas.

 La 

encina  (ballota) posee un balance riesgo-beneficio 

negativo. No se ha evaluado su eficacia en pacientes 

con trastornos del sueño. Sin embargo, esta planta 

contiene alcaloides diterpénicos estrechamente rela-

cionados con los responsables de la hepatotoxicidad 

del camedrio [8,9,10], y se la ha asociado, tentativa-

mente, con un caso de hepatitis fulminante (b) [11]. Por 

tanto, aunque no se haya estudiado específicamente 

su toxicidad, lo más adecuado es evitar el uso de esta 

especie. 

 

La Anemone pulsatilla (flor de Pascua) también parece 

tener un balance riesgo-beneficio negativo, ya que 

contiene protoanemonina, un compuesto con toxicidad 

neurológica y renal y que en animales ha demostrado 

ser teratogénico [12]. 

 

En la mayoría de los casos sin eficacia demostrada.

 No 

existen pruebas para apoyar el uso de plantas como la 

aspérula olorosa (Asperula odorata), la amapola, la 

amapola de California (Eschscholtzia), el galio (Galium) 

o la lechuga silvestre (Lactuca virosa). En Alemania, 

donde hay mucha afición a la fitoterapia, la Agencia 

Reguladora del Medicamento ni siquiera menciona el 

galio ni la lechuga silvestre para el tratamiento del in-

somnio, y tampoco recomienda el uso terapéutico de la 

Anemone, la Eschscholtzia, la Asperula o la amapola 

[12]. No existen datos clínicos que justifiquen el uso de 

estas plantas y su seguridad permanece en entredicho 

(c).  

 

Las otras plantas de la lista de la Agencia francesa no 

están indicadas para tratar principalmente el insomnio, 

y su uso raramente se apoya en datos científicos. Éste 

es el caso del zausgatillo (Vitex) y el melilot, que se 

utilizan tradicionalmente” para las dolencias mens-

truales y los síntomas de la insuficiencia venosa, res-

pectivamente. No hay datos clínicos que justifiquen el 

uso de estas plantas para tratar el insomnio, ni ninguna 

razón que justifique el uso de lavanda (no evaluada), 

pasiflora, lúpulos (un ensayo clínico de lúpulos y vale-

riana [13]) o espino (evaluado en varias ocasiones pero 

sólo por su posible efecto sobre el corazón). No se ha 

demostrado la toxicidad de estas plantas y algunas 

parecen carecer de efectos adversos, sin embargo hay 

otras que se han asociado tentativamente con reaccio-

nes adversas (d). 

 

En resumen.

 No existen datos convincentes para sus-

tentar los efectos inductores del sueño que se les atri-

buyen a estas plantas. Además, para la mayoría de las 

especies falta información sobre sus posibles efectos 

adversos, por eso se debería evitar su uso. Las infu-

siones de tilo (Tilia), melissa, azahar o hierba luisa 

parecen ser totalmente seguras (e). También, dada la 

ausencia de efectos adversos graves, se puede acep-

tar el uso de plantas como espino, lúpulos y pasiflora.  

 

 

Valeriana: evaluación incompleta 

El uso de la raíz de valeriana como sedante, ya sea 

sola o combinada con otras plantas, se remonta a mu-

cho tiempo atrás. Los extractos de raíz de valeriana 

producen efectos depresivos y sedantes en el sistema 

nervioso central de los animales de laboratorio. 

 

Datos clínicos imposibles de interpretar.

 Durante las 

últimas dos décadas se han publicado varios estudios 

“preclínicos” y ensayos clínicos sobre la valeriana, pero 

todos tenían problemas metodológicos como el no 

haber seleccionado la muestra de forma aleatoria o no 

haber utilizado el doble ciego.  

 

Se ha estudiado la eficacia de la valeriana en combina-

ción con otras plantas “sedantes”, descartando la posi-

bilidad de sacar conclusiones sobre los efectos de la 

valeriana [14,15]. Otros ensayos clínicos sugieren que 

la  Valeriana edulis puede tener un efecto sedante 

suave, pero esta planta no está en la lista de plantas 

aprobadas en Francia mediante el procedimiento de 

autorización de comercialización “light” [16,17]. En un 

ensayo clínico controlado con placebo en el que parti-

ciparon 42 pacientes que padecían de insomnio, la 

valeriana no demostró ser más efectiva que el placebo 

en términos de efectividad subjetiva [18]. 

 

Otros ensayos evaluaron la actividad de los valepo-

triatos, que según algunos especialistas son las sus-

tancias responsables de las propiedades farmacológi-

cas de la valeriana [19]. Sin embargo, estas sustancias 

que se sospecha que son tóxicas, no se encuentran en 

los preparados hídricos ni en la mayoría de productos 

comerciales (f). 

 

Una revisión sistemática: no hay pruebas convincentes.

 

Los autores de una revisión sistemática publicada en el 

año 2000 examinaron 19 ensayos, nueve de los cuales 

eran ensayos a doble ciego, aleatorizados, controlados 

con placebo [20]. En términos generales se consideró 

que la calidad metodológica de estos ensayos era baja: 

sólo en tres de los ensayos se explicaba el método 

utilizado para escoger a la muestra de forma aleatoria y 

se informaba sobre el número de pacientes que se 

perdieron y a los que no se les pudo hacer el segui-

miento completo; sólo dos ensayos explicaban los crite-

rios de inclusión y exclusión; el empleo de placebos 



1   ...   56   57   58   59   60   61   62   63   ...   157

Similar:

Boletín electrónico latinoamericano para fomentar el uso adecuado de medicamentos iconFármacos Boletín electrónico latinoamericano para fomentar el acceso y el uso adecuado de medicamentos
Fármacos es un boletín electrónico de la organización Salud y Fármacos que se publica cuatro veces al año: el último día de cada...
Boletín electrónico latinoamericano para fomentar el uso adecuado de medicamentos iconBoletín electrónico latinoamericano para fomentar el acceso y el uso adecuado de medicamentos
Fármacos solicita comunicaciones, noticias, y artículos de investigación sobre cualquier tema relacionado
Boletín electrónico latinoamericano para fomentar el uso adecuado de medicamentos iconFármacos Boletín electrónico latinoamericano para fomentar
Fármacos es un boletín electrónico de la Red de Investigadores y Promotores del Uso
Boletín electrónico latinoamericano para fomentar el uso adecuado de medicamentos iconEl acceso y el uso adecuado de medicamentos
Fármacos es un boletín electrónico de la organización Salud y Fármacos que se publica cuatro veces al año: el último día de cada...


Descargar 4.8 Kb.
Ver original pdf