Página principal



Causa nro. 1804/10 (1), caratulada: “paunovic, krsta s/inf. Ley 22. 415”

Descargar 66.68 Kb.

Causa nro. 1804/10 (1), caratulada: “paunovic, krsta s/inf. Ley 22. 415”





Descargar 66.68 Kb.
Página2/2
Fecha de conversión20.01.2019
Tamaño66.68 Kb.
1   2
ii. El bien jurídico protegido:

El bien jurídico tutelado, no ha sido afectado por las modificaciones establecidas en el plexo normativo, ya que para la mayoría de la doctrina, aquél sigue siendo la administración de justicia, la que puede verse entorpecida en la individualización de los autores o partícipes de un delito, en virtud de la conducta desplegada por el encubridor.-

c) Exigencias típicas para la configuración del tipo bajo examen:

La configuración de este tipo penal en el plano objetivo, impone la concurrencia de ciertas condiciones o presupuestos:

  • comisión de un delito anterior,

  • intervención del sujeto activo con posterioridad al delito preexistente del que no participa,

  • inexistencia de una promesa anterior.

Sentado ello, y en ese orden conceptual cabe resaltar que el tipo penal de lavado de activos de origen ilícito no exige en modo alguno la acreditación o corroboración judicial del hecho delictivo previo, cuyo producido pretende incorporarse al circuito legal de bienes y servicios, basta solamente con que quien juzga tenga un conocimiento claramente incidental, a los fines del juzgamiento.

En autos, se halla acreditado que mediante la denuncia promovida por la D.E.A. ( ver fs.7/9), se investigaba el presunto envío de sustancias estupefacientes por vía acuática a través de tripulantes extranjeros (VOJISLAV SKURIC y BOJAN BECIR marineros del buque de bandera panameña MSC ORIANE, en el caso).

Asimismo, tal como surge de las constancias arrimadas al proceso, BECIR habría mantenido contacto con el tripulante SKURIC, el cual luego habría establecido una conversación con ZAMORA ABELLO en el interior del supermercado COTO ubicado en la zona de Retiro y luego recorrido varias arterias de la ciudad a bordo de un automóvil.-

Por otra parte, tampoco puede dejarse de lado la estimación de que en el domicilio allanado, sito en la calle Armenia 1660, piso 1° dpto. “8” de esta ciudad, morada que compartían ambos imputados, fue hallada la suma de dinero de setenta y tres mil seiscientos euros, oculta en el interior de la estructura de una maleta de propiedad de ZAMORA ABELLO. Es decir, la suma antedicha, la forma en la cual la misma se hallaba acondicionada, así como la ausencia de declaración del ingreso de la misma a las autoridades nacionales, constituyen a mi entender graves indicios de que la misma posee un origen espúreo.

Para mayor abundamiento, cabe señalar que a fs. 369/71 el Director de la Dirección de Planeamiento Penal de la Subdirección General de Asuntos Jurídicos de la A.F.I.P., informó al tribunal que las personas de JOHN JAIRO ZAMORA ABELLO y NELSON ORLANDO NAVARRO HERNÁNDEZ no figuraban en los padrones de contribuyentes declarados en ese organismo.

Posteriormente, a fs. 376/7 y 378/81, la Gerencia Administrativa Judicial del B.C.R.A. hizo saber que los imputados registraban dos operaciones de cambio declaradas: ZAMORA ABELLO la venta de U$S 300 (trescientos dólares estadounidenses) y la compra de U$S 46 (cuarenta y seis dólares estadounidenses) y NAVARRO HERNÁNDEZ la venta de U$S 150 (ciento cincuenta dólares estadounidenses).-

Luego, a fs. 373 y 392, las entidades bancarias BANCO BRADESCO ARGENTINA y BANCO MERIDIAN, hicieron saber que los imputados no figuraban como clientes de ellas, ni habían efectuado operaciones por su intermedio.

Idéntica información suministró el BANCO NACIÓN ARGENTINA a fs. 394.-

A fs. 396, PULLMAN GARCÍA NAVARRO y CIA. S.A., manifestó que los imputados no habían efectuado operaciones de cambio por su intermedio.-

Del mismo modo se expresó el BANCO de CORRIENTES S.A. a fs. 399.-

A fs. 404, la Sección Control de Equipaje de EZEIZA dependiente de la A.F.I.P. expuso que no habían sido localizadas las declaraciones de Aduana, en ocasión del ingreso al país de los imputados.-

Mediante informes de fs. 408/10, el CITI manifestó que los imputados no poseían cuentas abiertas en dicha entidad. Lo mismo expusieron el STANDAR BANK, BANCO B.I., BANCO PATAGONIA y TOYOTA COMPAÑÍA FINANCIERA DE ARGENTINA S.A. a fs. 411, 412, 416,/8 y 419, respectivamente.-

En otro orden de ideas, INTERPOL a fs. 395 puso en conocimiento de esta sede, que INTERPOL LONDRES le había hecho saber que ZAMORA ABELLO había sido condenado por tenencia de drogas a la pena de catorce años de prisión.-

A fs. 425/6, AMERICAN EXPRESS BANK hizo saber que los imputados no habían efectuado operatorias mediante esa entidad.-

A fs. 427, el NUEVO BANCO DE SANTA FE S.A. indicó que los imputados no eran clientes registrados de esa firma. De idéntico modo se expresó el BANCO SAN JUAN a fs. 431, MULTI FINANZAS COMPAÑÍA FINANCIERA S.A. a fs. 436, el BANCO CIUDAD a fs. 452, el BANCO SANTA CRUZ a fs. 453, CUENCA CAJA DE CRÉDITO COOPERATIVA LTDA. a fs. 456, RCI BANQUE SUCCURSALE ARGENTINE a fs. 457, DEUTSCHE BANK S.A. a fs. 458, BMV BANCO MASVENTAS a fs. 459, BANCO DE ENTRE RÍOS a fs. 460, CFA a fs. 464, GPAT a fs. 467, METROPOLIS COMPAÑÍA FINANCIERA a fs. 469, el BANCO MARIVA a fs. 486, el BANCO SÁENZ a fs. 487, el BANCO COLUMBIA a fs. 509/10 y el JP MORGAN CHASE a fs. 536.-

En síntesis, es que en mérito a todos los elementos indicados, considero que los requisitos típicos de la esfera objetiva se hallan configurados.-

Respecto de la esfera subjetiva, el tipo en cuestión requiere el dolo directo, entendido este como el efectivo conocimiento de la totalidad de los elementos constitutivos del tipo objetivo y la voluntad dirigida a beneficiar al favorecido para, de ese modo, entorpecer el accionar de la justicia. No existe consenso en la doctrina respecto de las características de ese conocimiento. Para Creus, la sospecha es suficiente para configurar el tipo. En tal sentido, equipara la sospecha al conocimiento, agregando a ello la voluntad de ayudar al sujeto con las finalidades descriptas por la ley (conf. Código Penal comentado y anotado de ANDRÉS JOSÉ D ALESSIO, Parte Especial, La ley, pág. 908, abril de 2006).-

Al respecto, se ha considerado “... toda vez que el dolo se identifica con la realización del fin típico, su momento conativo es la voluntad realizadora, que abarca tanto el fin propuesto como los medios elegidos. El dolo así entendido - sea el que recae sobre los medios y el fin - resulta ser el dolo directo, en este caso el autor quiere directamente la producción de ese resultado....”. (Confr. ZAFFARONI, Raúl, “Tratado de Derecho Penal, parte General” Tomo III, Ed.Ediar, pág. 348)

En relación a esta exigencia, cabe indicar que estimo que de las constancias agregadas al sumario, los imputados ZAMORA ABELLO y NAVARRO HERNÁNDEZ, no pudieron haber desconocido que el dinero que tenían en su poder tenía un origen ilícito y pese a tal circunstancia, lo habrían tenido en su poder.-

En síntesis, los requisitos de la doble esfera se hallarían configurados.-

d) Participación criminal de los imputados ZAMORA ABELLO y NAVARRO HERNÁNDEZ en el hecho examinado:

En relación al grado de participación de los imputados ZAMORA ABELLO y NAVARRO HERNÁNDEZ en el hecho investigado en el sumario -y conforme se desprende de los elementos probatorios incorporados al proceso y que fueran materia de análisis en párrafos anteriores-, corresponde precisar que los nombrados habrían intervenido en los ilícitos cuestionados en carácter de coautores. (45 del C.P.).

En efecto, el problema que se presenta en materia de autoría será determinar, frente a un hecho en que han intervenido varias voluntades, quién de ellos reviste el carácter de autor y quiénes solo brindaron un aporte y se convierten en partícipes del mismo. Cuando se habla de autor, se trata de aquél sujeto a quien puede imputarse el hecho como suyo, que lo realiza y de quien podría decirse que el hecho le pertenece en su generalidad. (Confr. DONNA Alberto, “Autoría y Participación Criminal” Ed. Rubinzal Culzoni, Buenos Aires, 2002, pág. 9 y sgtes.).-

En esta dirección, el autor es quien mantiene en sus manos, abarcado por el dolo, el curso causal del hecho típico, y por ende el dominio del hecho lo tendrá quien pueda impedir o hacer avanzar, a su albedrío, el hecho hasta su resultado final. (confr. MAURACH, Reinhart, GOSSEL, Karl y ZIPH, HEINZ, Derecho Penal Parte General, Ed. Astrea, Buenos Aires, 1995, pag. 517).

En la misma línea, corresponde puntualizar que dicho aspecto formal-objetivo no resulta suficiente para definir la autoría, sino que aquél debe completarse con un criterio material, puesto que revestirá tal condición quien “tiene el dominio final del hecho”, situación que no se verificará en el caso de los partícipes.

Pero, además, desde el punto de vista objetivo el dominio del hecho consiste en tener en las manos el acontecer típico, es decir la posibilidad fáctica de dirigir en todo momento la configuración típica y se podría reconocer el dominio del hecho a todo aquel que pueda inhibir, dejar correr o bien interrumpir la realización del resultado. Pero desde el punto de vista subjetivo, resultará necesario que el autor tenga dolo de autor, esto es la voluntad del dominio fáctico del hecho y quien actúa y no sabe que tiene el dominio del hecho no posee tal calidad. (confr. DONNA Alberto, ob. cit., pag. 34).

Llevado lo antedicho al caso que nos ocupa, estimo que existen elementos de convicción suficientes que justifican la consideración de que si bien la valija secuestrada era, supuestamente, de propiedad de ZAMORA ABELLO, ambos imputados según surge de autos, habrían cohabitado en dos viviendas diferentes: una en la calle Juncal 858 de alquiler temporario y luego en otra de las mismas características, sita en la calle Armenia 1660, piso 1°, depto. 8, ambos de esta ciudad (a tal efecto ver declaración testimonial de fs. 101/2) Que de ambas moradas, se retiraron con sus pertenencias conjuntamente. Asimismo, esta circunstancia también fue corroborada mediante las vistas fotográficas de fs. 113/5.-

Por ende, es que sin perjuicio de quien hubiera manifestado a la fuerza policial que era el propietario de la maleta en la cual se hallara el dinero, ambos imputados a mi entender, habrían tenido una disposición suficiente sobre el equipaje, máxime teniendo en consideración que compartieron dos viviendas y que las pertenencias secuestradas se encontraban a la vista de ambos en el domicilio allanado.-

Que, valorados en conjunto los diversos elementos probatorios previamente enunciados e incorporados al legajo en esta instancia procesal, el suscripto se encontraría en condiciones de sostener, con el grado de convicción requerido para esta etapa del proceso (confr. Artículo 306 del Código Procesal Penal de la Nación), la intervención culpable de NAVARRO HERNÁDEZ y ZAMORA ABELLO el hecho bajo examen en calidad de couatores (art. 45 del C.P.).-

Por último, cabe indicar que “... el procesamiento es una declaración acerca de la probable culpabilidad del imputado en un concreto hecho delictivo por lo cual puede ser llevado a juicio ... debe motivarse en las constancias del expediente y fundarse en conclusiones que impliquen la obtención de elementos de convicción suficientes para ese mérito ... se trata de la valoración de elementos probatorios suficientes para producir culpabilidad ... debiendo ser conceptuado como un juicio provisional ...”. (confr. CLARIA OLMEDO, Jorge, “Derecho Procesal Penal Tomo II”, Ed. Rubinzal Culzoni, 2004, pag. 502 y sgtes).-

En la misma dirección, el Máximo Tribunal ha concluido que “... el sumario es un procedimiento breve de recolección de pruebas con un restringido control de las partes, y en todo caso debe estarse a la prueba que en definitiva surja del debate que es el juicio contradictorio en sentido estricto ... pueden llegar a aparecer como contrarias a disposiciones de la Constitución Nacional algunas decisiones sobre medidas limitativas de la libertad (si bien es cierto que la mentada etapa procesal debe ser lo más breve posible) es que a la instrucción se le asigna un carácter preparatorio que permite finalizar las diligencias irreproducibles en el plenario ...”. (Confr. Corte Suprema de Justicia de la Nación, Fallos 234:82 y 310:121).-

e) Rebatimiento de los argumentos defensistas expuestos por los imputados NAVARRO HERNÁDEZ y ZAMORA ABELLO:

A fs. 450/1 la defensa técnica de ambos imputados, presentó un escrito en el cual expuso que sus pupilos son personas de “bien” y de trabajo. Que NAVARRO HERNÁNDEZ tiene una empresa denominada: SOCIEDAD DANA C.A. que se dedica a la distribución de alimentos y, a tal efecto, acompañó copias del estatuto social de la empresa de mención.-

Posteriormente, presentó otro escrito en el cual instó el sobreseimiento de sus defendidos. Asimismo, efectuó una reseña de las constancias de autos y cuestionó la falta de acreditación por parte de la D.E.A. de sus dichos, la motivación del juez de feria para proceder al allanamiento del buque MSC ORIANE, que sus clientes no tuvieron contacto con los imputados en autos, que no se les secuestró sustancia estupefaciente ni precursores químicos, que en autos se hubo probado la existencia de un delito anterior, cuestiono la prohibición de salida del país de los mismos.-

Finalmente, presentó un nuevo escrito en el cual solicitó que se autorice a sus defendidos a abandonar el territorio nacional porque su permanencia en el país, los priva de estar en contacto con sus familias y además, consumen los recursos económicos que tenían.-

Al respecto, debo indicar que, la actividad empresarial de NAVARRO HERNÁDEZ, nunca fue puesta en tela de juicio por el tribunal, sino que la presente investigación se sustanció en una sospecha de que el nombrado y ZAMORA ABELLO tuvieron una vinculación con un tripulante del buque MSC ORIANE identificado como BOJAN BECIR, quien formó parte de la tripulación del buque de mención y sobre el cual existió la presunción de que en algún momento de su permanencia en el puerto de esta ciudad introdujo o extrajo sustancias estupefacientes del territorio nacional.-

En relación a las motivaciones que llevaron al juez de feria a adoptar la medida de allanar el buque MSC ORIANE, me remito a los fundamentos expuestos por el citado magistrado en el decisorio de fs. 136/9 y vta., que resultan por sí mismos suficientemente ilustrativos al respecto.-

En cuanto al agravio de la falta de contacto de sus defendidos con los tripulantes indicados en la denuncia de la D.E.A., he de señalar que no debe dejarse de lado la consideración que el contacto entre diferentes sujetos, puede realizarse de modo directo o por intermedio de interpósitas personas y que tal como fuera antes enunciado, estimo que el contacto entre los denunciados y los imputados, se habría efectuado por intermedio de BECIR, extremo éste que ya fue acreditado en autos.-

El argumento de la ausencia de sustancias estupefacientes en poder de los imputados a los fines del trámite de estos actuados, no resulta una razón atendible, en razón de que no fue el contrabando de estupefacientes el delito que se les enrostró a aquéllos, sino otro conexo con éste y de naturaleza independiente. Finalmente, respecto a la ausencia de prueba de aquél a los fines de la acreditación de éste, me remito a las explicaciones dadas doctrinariamente al respecto.-

En cuanto a la vigencia de la prohibición de salida del país, la permanencia de los nombrados en territorio nacional, obedecía a la necesidad de que los mismos permanecieran bajo de la jurisdicción del tribunal y luego de dictado el presente pronunciamiento, el referido pedido podría ser revisado, de solicitarlo así las partes.-

Por último y en cuanto al tiempo en el cual se dicta este decisorio, debo señalar que el plazo previsto en el art. 306 del C.P.P. resulta ser un término meramente ordenatorio y no perentorio, razón por la cual el agravio expresado al respecto, no puede tener acogida favorable.-

f) Improcedencia del dictado de prisión preventiva.-

En relación a ello, el art. 310 del C.P.P. dispone que al momento del dictado del procesamiento el mismo será sin prisión preventiva cuando se den los requisitos contemplados por el art. 312 del C.P.P., analizada esta circunstancia con las constancias de autos, he de señalar que en relación a ambos imputados, teniendo en consideración la calificación legal aplicable y la ausencia de restricciones previstas por el art. 319 del mismo ordenamiento legal, es que el presente pronuciamiento que se dicta a su respecto, lo será sin hacer efectiva medida alguna que restringa su libertad.-

h) Monto del embargo.-

En este punto, cabe indicar que el auto de procesamiento dictado respecto de ZAMORA ABELLO y NAVARRO HERNÁNDEZ, deberá incluir un embargo sobre los bienes de los nombrados.-

Por ende, la medida cautelar debe poseer una cuantía suficiente para actuar como garantía de sus eventuales responsabilidades civiles y/o penales resultantes de los hechos investigados en las presentes, conforme lo normado por los artículos 518 y sgtes del C.P.P.N.-

En cuanto al embargo, considera el suscripto que la esencia del mismo está dada por su: "... finalidad de asegurar efectivamente el resultado del proceso, ante la eventual imposición de una pena... de índole civil al acceder a una acción resarcitoria por el daño...material ocasionado por el delito...". (Confr. RUBIANES, Carlos, "Derecho Procesal Penal", Tomo III, pág.173).-

En este sentido, se ha interpretado que "... para la determinación del monto del embargo cabe tener en consideración la finalidad precautoria de la medida ... y la entidad del perjuicio al bien jurídico ...". (Confr. Cámara Nacional en lo Penal Económico, Sala "A", 24.03.1999, "CASSINERIO s/Régimen Penal Tributario").-

Por todo ello, es que sin perjuicio de que el marco legal de fondo no establece pautas mensurativas a los fines del dictado de la sanción, teniendo en consideración la naturaleza del delito cuestionado, la cantidad de dinero secuestrada y las condiciones personales de los imputados, estimo que la suma de pesos $400.000 (cuatrocientos mil pesos) resultará adecuada.-

Por lo expuesto,

RESUELVO:

I) DISPONER EL PROCESAMIENTO SIN PRISIÓN PREVENTIVA de NELSON ORLANDO NAVARRO HERNÁNDEZ, de las demás condiciones personales indicadas más arriba, por­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­ estimar existentes elementos de convicción suficientes para considerar al nombrado como coautor de la conducta prima facie probada, en relación al hecho por el cual fuera indagado a fs. 318/319, la cual se califica provisoriamente en el art. 277, inciso 1° a), e inciso 3° c) y art. 45 del C.P. (art. 306 del C.P.P.N.).

II) TRABAR EMBARGO sobre los bienes o dinero de NELSON ORLANDO NAVARRO HERNÁNDEZ, hasta cubrir la suma de cuatrocientos mil pesos ($ 400.000), a fin de responder a las consecuencias patrimoniales de la presente; debiendo librarse el correspondiente mandamiento (art. 518 del C.P.P.N.).

III) DISPONER EL PROCESAMIENTO SIN PRISIÓN PREVENTIVA de JOHN JAIRO ZAMORA ABELLO, de las demás condiciones personales indicadas más arriba, por­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­ estimar existentes elementos de convicción suficientes para considerar al nombrado como coautor de la conducta prima facie probada, en relación al hecho por el cual fuera indagado a fs. 320/21vta., la cual se califica provisoriamente en el art. 277, inciso 1° a), e inciso 3° c) y art. 45 del C.P. (art. 306 del C.P.P.N.).

IV) TRABAR EMBARGO sobre los bienes o dinero de JOHN JAIRO ZAMORA ABELLO, hasta cubrir la suma de cuatro ciento mil pesos ($ 400.000), a fin de responder a las consecuencias patrimoniales de la presente; debiendo librarse el correspondiente mandamiento (art. 518 del C.P.P.N.).

Regístrese, fórmese incidente de embargo, el cual correrá por cuerda al principal, y notifíquese.




1   2

Similar:

Causa nro. 1804/10 (1), caratulada: “paunovic, krsta s/inf. Ley 22. 415” iconKosik, Malena Beatriz y otros s/ inf ley 24. 769
Secretaria, Dra. María Alejandra smith, se encuentran reunidos a fin de dar a conocimiento los fundamentos de hecho y de derecho...
Causa nro. 1804/10 (1), caratulada: “paunovic, krsta s/inf. Ley 22. 415” iconAutos y vistos
Para resolver en el marco del presente Legajo de Investigación n° 129, formado en el marco de la causa n° 529/2016, caratulada: “nn...
Causa nro. 1804/10 (1), caratulada: “paunovic, krsta s/inf. Ley 22. 415” iconFormulan requerimiento de elevacion a juicio
Correccional Federal, en la Fiscalía nº 9, en la causa nº 108, caratulada "alsogaray, maria julia y otros s/inf. Art. 268 (2) y 292...
Causa nro. 1804/10 (1), caratulada: “paunovic, krsta s/inf. Ley 22. 415” iconDiario de sesiones
Proyecto de ley. Modificar el Artículo 58° de la Ley Nro. 140 y sus modificatorias, incluida la Ley Nro
Causa nro. 1804/10 (1), caratulada: “paunovic, krsta s/inf. Ley 22. 415” iconHace saber
Nro. 614/16, en trámite ante el Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Federal Nº Secretaría Nro. 13 y en el marco de la...
Causa nro. 1804/10 (1), caratulada: “paunovic, krsta s/inf. Ley 22. 415” iconCausa n 1835, caratulada: “segovia, Mario Roberto s/contrabando y su acumulada la causa nº 1909, caratulada: “galvarini, Rubén Alberto; segovia, Mario Roberto; galvarini, Rubén Darío; gomez, Jorge Javier; enrici, Andrés; sicardo
Galvarini, Rubén Alberto; segovia, Mario Roberto; galvarini, Rubén Darío; gomez, Jorge Javier; enrici, Andrés; sicardo, José Luis;...
Causa nro. 1804/10 (1), caratulada: “paunovic, krsta s/inf. Ley 22. 415” iconCausa: 4076/2007 'rosselli, walter fabian c/O. C. A. S. R. L. S/Despido' juzgado de primera instancia del trabajo del distrito judicial sur causa nº 4076 caratulada "ROSSELLI walter fabian c/ O. C. A. S. R. L. S/ Despido"

Causa nro. 1804/10 (1), caratulada: “paunovic, krsta s/inf. Ley 22. 415” iconLa legislatura de la provincia de entre ríOS, sanciona con fuerza de ley
...
Causa nro. 1804/10 (1), caratulada: “paunovic, krsta s/inf. Ley 22. 415” iconManifiesta
Jorge Felipe Di Lello, Fiscal Federal, en la causa nº 522/11 caratulada "schoklender, Sergio Mauricio y otros s/defraudación a la...
Causa nro. 1804/10 (1), caratulada: “paunovic, krsta s/inf. Ley 22. 415” iconRes. Ex. Nro.: Ltnot 0001410 Materia: Solicitud de Información según Ley Nro. 20. 285
Decreto con Fuerza de Ley N°, de 1980, del Ministerio de Hacienda; artículo de la misma ley; lo establecido en el Art. 6° letra A,...


Descargar 66.68 Kb.