Página principal



Código Tributario – Artículo 7 N° inciso 1° acta de denuncia – declaración maliciosamente falsa – acreditacióN – tribunal tributario y aduanero de temuco – descargos – sentencia absolutoria

Descargar 94.07 Kb.

Código Tributario – Artículo 7 N° inciso 1° acta de denuncia – declaración maliciosamente falsa – acreditacióN – tribunal tributario y aduanero de temuco – descargos – sentencia absolutoria





Descargar 94.07 Kb.
Fecha de conversión02.05.2017
Tamaño94.07 Kb.

El Servicio de Impuestos Internos debe acreditar la malicia del contribuyente en la declaración de impuesto presentada por éste, no bastando la constatación de que en un determinado año tributario una inversión tuvo tratamiento de renta exenta y al siguiente, se consideró gravada.


Código Tributario – Artículo 97 N° 4 inciso 1°


ACTA DE DENUNCIA – DECLARACIÓN MALICIOSAMENTE FALSA – ACREDITACIÓN – TRIBUNAL TRIBUTARIO Y ADUANERO DE TEMUCO – DESCARGOS – SENTENCIA ABSOLUTORIA


El Tribunal Tributario y Aduanero de Temuco dictó sentencia absolutoria en una causa iniciada mediante acta de denuncia en la cual el Servicio de Impuestos Internos le imputó a un contribuyente la comisión de la infracción establecida en el artículo 97 N° 4 inciso 1° del Código Tributario, imputándole que presentó una declaración de impuestos maliciosamente falsa en el año tributario 2009, lo que indujo a una liquidación de impuesto inferior a la que correspondía, al declarar como exentas del impuesto de primera categoría las utilidades provenientes de intereses generados por depósitos a plazo en moneda extranjera.


El Tribunal, en cuanto a la carga probatoria y atendido que la aplicación de una sanción como lo es la pena pecuniaria de multa consignada en el inciso primero del N° 4 del artículo 97 del Código Tributario constituye una expresión del “ius puniendi” del Estado frente a un contribuyente, señaló que es procedente aplicar los principios inspiradores del orden penal contemplados en el numeral 3° del artículo 19 de la Constitución Política de la República. En virtud de lo anterior, prosiguió el fallo, debe concluirse que el contribuyente denunciado se encuentra beneficiado con la presunción de inocencia y, por tanto, corresponde al Servicio de Impuestos Internos aportar los antecedentes que acrediten la configuración de la infracción denunciada, sin perjuicio del derecho del contribuyente denunciado para ofrecer y rendir las pruebas que estime pertinentes.


En relación con los hechos de la causa, el sentenciador manifestó que la presentación de una declaración de impuestos maliciosamente falsa implicaba que uno o más antecedentes contenidos en ella fuera simulado, fingido o no ajustado a la verdad de los hechos a que el mismo se refiere, siempre que fuera producto de un acto consciente del declarante, quien supo o no pudo menos que saber que lo declarado no se ajustaba a la verdad y que dicha declaración podía inducir a la liquidación de un impuesto inferior al que correspondía, con claro perjuicio para el interés fiscal.


Luego, el órgano jurisdiccional manifestó que la Administración presumió la conducta dolosa del denunciado, toda vez que los referidos depósitos fueron declarados como exentos en el año tributario 2009, ocasión en la cual recibió utilidades producto de la inversión, y gravados al año siguiente, cuando los mismos generaron una pérdida por corrección monetaria. Así, la argumentación radicaba en que en el año tributario 2009, el contribuyente sabía el tratamiento tributario de ese ingreso. Sin embargo, el tribunal consideró que no se acompañó ningún elemento indiciario que diera cuenta del conocimiento del contribuyente de la forma de tributación de los intereses generados por depósitos a plazo en el extranjero. Por tanto, de la prueba aportada no fue posible extraer el conocimiento pleno y la conciencia del actuar malicioso del contribuyente.


El texto de la sentencia es el siguiente:


Temuco, diecinueve de noviembre de dos mil once.-


VISTOS:


1.- Los antecedentes de autos, en especial el Acta de Denuncia Nº 1, de 30 de abril de 2012, notificada por cédula en la misma fecha a la contribuyente XXX, RUT N° XXXX, con giro de Sociedad de Inversión, domiciliada en calle Manuel Bulnes N° 699, Temuco, representada legalmente por don AAA, cédula de identidad AAA, por haber incurrido en la infracción descrita y sancionada en el artículo 97 Nº 4, inciso primero del Código Tributario, configurada al haber efectuado una declaración maliciosamente incompleta o falsa, correspondiente a la declaración de Impuesto a la Renta del año tributario 2009, la que indujo a una liquidación de impuesto inferior al que corresponde, al haber declarado como rentas exentas del impuesto a la renta de primera categoría las utilidades obtenidas por intereses percibidos en depósitos a plazo efectuados en una institución bancaria situada en el extranjero, correspondiente al Deutsche Bank Alemania.


2.- La referida Acta de Denuncia agrega que la actuación sancionatoria tiene como antecedente las actuaciones de fiscalización consistentes en Liquidación N° 260 correspondiente a las partidas N° 5 y 13 de la Citación N° 23, de fecha 23 de marzo del año 2011, que rechazó la pérdida declarada por la contribuyente relativa a la corrección monetaria por depósitos a plazo en moneda extranjera ascendente a la suma de $302.752.201.- por cuanto se determinó que dichos intereses se originaron en virtud de los depósitos efectuados en el mercado nacional, siéndole aplicable la exención del impuesto a la renta de primera categoría contenida en el artículo 39 N° 4 letra g) de la Ley de Impuesto a la Renta.

3.- Agrega asimismo el acto reclamado que la contribuyente con fecha 18 de agosto del año 2011 interpuso reclamo en contra de la Liquidación N° 260 ante el Tribunal Tributario y Aduanero de la Región de la Araucanía, fundado en que los depósitos a plazo son una inversión realizada en el extranjero y no una inversión en moneda extranjera de las señaladas en el N° 39 N° 4 letras c) y g) de la ley de impuesto a la renta, por lo que al estar afecta al impuesto a la renta de primera categoría corresponde rebajar la pérdida ocasionada por la corrección monetaria de la base imponible de primera categoría.

4.- Expone también el acta de denuncia referida que con fecha 26 de marzo del año 2012, este Tribunal Tributario y Aduanero de la Araucanía dictó sentencia acogiendo el reclamo presentado por la contribuyente y ordenando dejar sin efecto la Liquidación N° 260, atendido que la reclamante habría acreditado fehacientemente que la inversión consistente en depósitos a plazo en moneda extranjera realizada el año comercial 2009 en el Deutsche Bank Alemania, había sido efectuada en la ciudad de Hamburgo, Alemania, por lo que no resulta aplicable el artículo 39 N°4 letra g) de la Ley de Renta que establece la exención del impuesto de primera categoría a los intereses o rentas que provengan de los depósitos a plazo en moneda nacional o extranjera y los depósitos de cualquier naturaleza efectuadas en alguna de las instituciones mencionadas en la letra c) del mismo número, entre las que se incluyen, entre otras, las empresas bancarias de cualquier naturaleza, por lo que resultaba procedente deducir la pérdida originada en dicha inversión por la variación del tipo de cambio en la determinación de la renta líquida imponible, no procediendo entonces el rechazo de la corrección monetaria por depósitos a plazo en moneda extranjera ascendente a la suma de $302.752.201.- efectuados por la reclamante en su declaración de renta correspondiente al año tributario 2010.


5.- Que el denunciante expone que la conducta constitutiva de la infracción consistiría en la declaración efectuada por el contribuyente de forma maliciosamente incompleta o falsa correspondiente a la declaración de impuesto a la renta del año tributario 2009, folio 61441099, que indujo a una liquidación de impuestos inferior a la que corresponde por el hecho de declarar como rentas exentas del Impuesto a la Renta de Primera Categoría las utilidades obtenidas por los intereses generados en los depósitos a plazo efectuados en el extranjero por la suma de $475.690.092.-, pese a que en la especie no correspondía la exención consagrada en el artículo 39 N° 4 letra g) de la ley de impuesto a la renta, conducta prevista y sancionada en el artículo N° 4 del artículo 97 del Código Tributario.


6.- Señala también el acta de denuncia que la contribuyente en el año comercial 2008 obtuvo utilidades por concepto de intereses por depósitos a plazo efectuados en el extranjero ascendentes a la suma de $475.690.092, los que que fueron declarados como exentos del Impuesto a la Renta de Primera Categoría, pese a que en la especie no correspondía la exención consagrada en el artículo 39 N°4 letra g) de la Ley de Impuesto a la Renta, y la improcedencia de registrar la utilidad de $475.690.092 como renta exenta es un hecho conocido por la contribuyente, lo cual es evidenciado por el manejo de los contenidos de la normas legales aplicables al caso e incluso de las instrucciones impartidas por el Director Nacional mediante la dictación del Oficio N°4.520 de fecha 14 de diciembre de 1999 y resulta patente del contenido de los escritos de respuesta a la citación de fecha 12 de julio de 2010 y del escrito de reclamo interpuesto ante el Tribunal Tributario y Aduanero de la Región de la Araucanía. Además, pese a la circunstancia de haberse declarados dichos intereses como exentos, al año siguiente, esto es el año comercial 2009, los depósitos a plazo efectuados en dólares y en euros generaron pérdidas producto de la corrección monetaria por la suma de $302.657.499.-, las cuales fueron utilizadas para rebajar la base imponible dándole un tratamiento de renta gravada a los intereses, señalando ahora que dichos depósitos a plazo se habían realizado en instituciones bancarias ubicadas en el extranjero.


7.- Expresa el acta de denuncia N° 1 que el dolo del actuar de la contribuyente se evidencia por el grado de cultura del representante legal de la sociedad, los conocimientos comerciales, contables y jurídicos de las personas que la representan y materializan sus actuaciones, haciendo imposible que la contribuyente XXX haya actuado con negligencia o desconocimiento de sus obligaciones, sino que actuó maliciosamente, verificándose los elementos del tipo exigidos para que se configure la infracción prevista y sancionada en el artículo 97 N° 4 inciso 1° del Código Tributario. No habiendo presentado el contribuyente rectificación alguna respecto de su declaración de renta del año tributario 2009, y no acompañando los documentos solicitados por funcionarios fiscalizadores del Servicio en virtud de la notificación efectuada con fecha 13 de abril de 2012.


8.- Se expone en el acto reclamado que en los hechos descritos don A, en su calidad de representante legal de la contribuyente, ha tenido una participación directa al ser quien efectuó la declaración de Impuesto a la Renta en el año tributario 2009, folio 61441099, declarando la utilidad de $475.690.092 como renta exenta, en circunstancia que era un ingreso afecto al Impuesto a la Renta de Primera Categoría, declaración presentada con fecha 30 de abril de 2009. Al haber efectuado la declaración en los términos antes señalados, esto es, haber registrado la utilidad afecta al impuesto a la Renta de Primera categoría como utilidad exenta, y al haber propiciado dicho hecho una determinación de impuestos inferior a la que correspondía, el grado de desarrollo en que se encuentran los hechos descritos es de consumado.


9.- Señala que se observa la concurrencia de la circunstancia agravante descrita en el N° 3 del artículo 107 del Código Tributario, referida al grado de cultura del infractor; la comprendida en el N° 4, relativa al conocimiento de la obligación legal infringida. En lo que respecta a la circunstancia enunciada en el N° 5 del referido artículo 107 del Código Tributario, en la especie se produjo un perjuicio correspondiente al Impuesto a la Renta ascendente a la suma de $65.583.473.-, mediante la declaración de los intereses como renta exenta del Impuesto a la Renta de Primera Categoría, en circunstancia que lo que correspondía era declararlo como renta afecta. Se configura también la causal N° 6 del artículo 107 del Código Tributario que establece como circunstancia agravante o atenuante la cooperación que el infractor prestare para esclarecer su situación, ya que en el presente caso esta ha sido inexistente, por cuanto a la fecha, la contribuyente no se ha acercado a las dependencias de esta Dirección Regional a efectuar rectificación alguna de su Declaración de Impuesto a la Renta del año tributario 2009, en la cual, pese a su perfecto conocimiento de la obligación legal infringida, declaró los intereses generados por los depósitos a plazo en el extranjero declarados como renta exentas del Impuesto a la Renta de Primera Categoría.


A fojas 15, se tiene por recibida Acta de Denuncia N° 1/2012, de 30 de abril de 2012 notificada con la misma fecha a la contribuyente XXX, RUT XXX, representada legalmente por don AAA.


A fojas 17, comparece el abogado don Steven Richard Mackay Paslack, en representación de la denunciada, quien formula descargos en relación con el acta de denuncia de fecha 30 de abril de 2012, en los siguientes términos:


1.- Señala al respecto, que rechaza en todas sus partes la denuncia presentada por el Servicio de Impuestos Internos por carecer de fundamento jurídico y no enmarcarse en los hechos descritos en la figura infraccional del artículo 97 N° 4 inciso 1 del Código Tributario. Indica que su representada, en su declaración de renta del año tributario 2009, señaló las sumas verdaderas reales y efectivas en cuanto a sus ingresos y egresos, lo cual en definitiva fue aceptado por el Servicio de Impuestos Internos, quien tuvo a la vista toda la documentación necesaria pues este período fue objeto de fiscalización sin que la declaración fuera impugnada. Agrega que el año siguiente declaró nuevamente sus ingresos y egresos, lo que fue objeto de rechazo por parte del órgano fiscalizador, quién notificó la liquidación N°260, reclamando su mandante a fin de que se determinara el tratamiento tributario correcto respecto de algunas pérdidas por depósitos que se tomaron en el extranjero, determinándose que era aplicable el artículo 39 N° 4 letra g de la ley sobre impuesto a la renta.


2.- Expone que consta del registro FUT, correspondiente al año tributario 2009, la determinación de la pérdida tributaria y consta además que se dedujeron como rentas exentas de primera categoría afecta al global complementario por la suma de $475.690.092.-, y que en la Citación N° 23, de 31.03.2011, el Servicio de Impuestos Internos observó la declaración de renta de los años tributarios 2009 y 2010 y que su representada presentó a requerimiento del fiscalizador los documentos en donde constan tales partidas, por lo que el ente fiscalizador dispuso en su momento de todos los documentos relacionados con las rentas declaradas exentas por intereses percibidos por depósitos a plazo en moneda extranjera, sin embargo esta partida no fue impugnada y fue validada como renta exenta.


3.- Señala además que el Servicio practicó las Liquidaciones N° 259 y 260, efectuando agregados a la renta imponible del año tributario 2010 por $302.657.499.- correspondiente a corrección monetaria de inversiones en moneda extranjera y las califica como rentas exentas de acuerdo a lo dispuesto en el artículo 39 N°4 letra c) y g) de la Ley de la Renta. Indica que su representada incurrió en un error en cuanto al tratamiento que se le debió dar a las utilidades de los depósitos en el extranjero respecto del periodo tributario 2008 y ello involucró que la declaración de renta de dicho periodo fuera errada, lo cual no fue objeto de reparo por parte de la institución fiscal.


4.- Señala respecto a la capacidad de previsión del error cometido por su mandante, que la ley de renta no es clara para el tratamiento de las rentas exentas por intereses por depósitos, existiendo una Circular del Director del Servicio de Impuestos Internos que interpreta la norma y de ésta se colige que las rentas por intereses obtenidos por depósitos en moneda extranjera en el extranjero no están exentas. Indica que con el conocimiento que tiene el Servicio y sus fiscalizadores, tampoco determinaron en su oportunidad el error siendo especialistas en la materia, lo cual demostraría la buena fe y nula intención de su representada de ocultar la verdad o declarar maliciosamente incompleta su renta, al presentar todos los antecedentes necesarios para determinar dicho error, por lo que jamás actuó con malicia sino sólo por error en la aplicación o interpretación que se le debió dar a determinada partida de acuerdo con la ley de la renta, mismo error en que incurrió el Servicio.


5.- Precisa en su reclamo el apoderado de la denunciada, que los valores registrados son los valores efectivos y verdaderos y no existiría declaración falsa, por lo que no se puede asegurar que su representada haya faltado a la verdad o que haya llevado a efecto procedimientos tendientes a defraudar al Fisco, agregando que no existen facturas falsas, no hay presentación de balances o inventarios dolosamente falseados ni adulteración de los mismos, omisiones en los libro de contabilidad y procedimientos dolosos encaminados a ocultar o desfigurar el verdadero monto de las operaciones realizadas o burlar el impuesto, existiendo un error el cual no se encontraría sancionado por la figura legal que se le imputa, en cuanto al tratamiento tributario que se le debió dar a determinadas utilidades según la ley de la renta, lo que el Servicio de Impuestos Internos pudo perfectamente fiscalizar, por lo que no se dan los presupuestos facticos del artículo 97 N° 4 inciso 1° del Código Tributario para sancionar a su representada. Concluye solicitando que se tengan por presentados los descargos, acogerlos a tramitación, y en definitiva negar lugar a la denuncia presentada por el Servicio de Impuestos Internos, absolviendo a su representada con expresa condena en costas.


A fojas 26, se tienen por presentados los descargos en contra del acta de denuncia N° 1, de 30 de abril del año 2012, y se confiere traslado para contestar al Servicio de Impuestos Internos por el término legal.


A fojas 28, comparece don CARLOS FUENTES SALVO, Director Regional Subrogante del Servicio de Impuestos Internos, quien evacua el traslado conferido, exponiendo los antecedentes que se detallan a continuación:


1.- Contenido del acto administrativo objeto del reclamo. Señala al efecto que el acta N° 1 de fecha 30 de abril de 2012, fue levantada por funcionaria competente en atención a que el contribuyente incurrió en la infracción prevista y sancionada en el artículo 97 N° 4 inciso 1° del Código Tributario al efectuar la declaración de Impuesto a la Renta del año tributario 2008, maliciosamente incompleta o falsa induciendo a una liquidación de impuesto inferior a la que corresponde. Agrega que la maniobra desplegada por la contribuyente consistió en haber declarado como rentas exentas del impuesto a la renta de 1° Categoría las utilidades obtenidas en el año comercial 2008 por los intereses generados en los depósitos a plazo en el extranjero. Señala que de los documentos acompañados a esta presentación, se puede apreciar que la contribuyente XXX, tenía al 31 de diciembre del año 2008 depósitos a plazo en dólares y euros por la sumas de 1.178.177,33 euros y 869.902,60 dólares, los cuales se encontraban depositados en el Banco Deutsche Bank de Alemania, generando utilidades por concepto de intereses a los cuales no les era aplicable la exención del Impuesto de Primera Categoría consagrado en el artículo 39 N° 4 letra g) de la ley de renta.

No obstante la contribuyente registró como renta exenta del impuesto de primera categoría durante el año tributario 2009, la suma de $475.690.092.- en circunstancias que de este monto $409.396.819.- correspondían a intereses o rentas generados en el extranjero, en circunstancias que el año tributario 2010 dichos intereses fueron declarados como afectos, para aprovechar la pérdida de $302.657.499.- originada por la corrección monetaria ante la baja de las divisas de euros y dólares.

Agrega que de lo expuesto se aprecia que la contribuyente otorga tratamiento tributario distinto a un mismo hecho, no declarando la renta originada en el año tributario 2009 y posteriormente utilizar la pérdida originada dando tratamiento de hecho gravado en el año tributario 2010.

Señala que este Tribunal acogió el reclamo interpuesto por la contribuyente y ordenó anular la Liquidación N° 260 arribando a la convicción de que la inversión consistente en depósitos a plazo en moneda extranjera que la reclamante registró en el año comercial 2009, fueron efectuados en la institución Deutsche Bank de la ciudad de Hamburgo Alemania, por lo que la contribuyente a través de su representante legal disminuyó el impuesto a la Renta de Primera Categoría el cual se encontraba obligado a pagar mediante la declaración de Impuesto a la renta del año tributario 2009, que fuera elaborada de forma maliciosamente incompleta o falsa, con lo cual el contribuyente disminuyo el impuesto que debía pagar por impuesto de primera categoría alcanzando un perjuicio fiscal ascendente a la suma de $65.583.473.- determinado en virtud de que a la renta liquida imponible declarada en formulario 22 folio 61441099 ascendente a la suma de -199.579.873.- se le agregó la suma de $409.396.819.- correspondiente a los intereses obtenidos por depósitos efectuados en instituciones bancarias extranjeras, originando una nueva renta liquida imponible de $209.816.946.- y un impuesto a la renta de primera categoría de $35.668.881.- que sumado a la cantidad de $29.914.592.- asciende al monto de $65.583.473.-


2.- Descargos presentados por el contribuyente. Señala que con fecha 11 de mayo de 2012, abogado Steven Mackay Paslack, en representación de la sociedad XXX, formuló los descargos al acta de denuncia N° 1 de 30 de abril del año 2012, por medio de lo cual reconoció que la sociedad que representa registró en la declaración de impuestos a la renta del año tributario 2008 la suma de $475.690.092.- por concepto de intereses percibidos o devengados, de los cuales $409.396.819.- fueron obtenidos en el extranjero, señalando que no se configura el ilícito previsto y sancionado en el artículo 97 N° 4 inciso 1 del Código Tributario en razón que su representada habría cometido un error, error que se encontraría justificado puesto que el Servicio de Impuestos Internos validó la declaración de impuesto a la renta del año tributario 2009 al objetarla pese a haber tenido en su poder toda la documentación necesaria de dicho periodo producto de la fiscalización iniciado mediante Citación N° 23 de fecha 31 de marzo del año 2011, indica que la ley no es clara en relación al tratamiento que habría que dársele a las rentas obtenidas por los intereses por depósitos en moneda extranjera existiendo al respecto una Circular del Servicio de Impuestos Internos que trata la materia.


3.- Marco normativo. Cita el artículo 97 del Código Tributario que establece que las infracciones a las disposiciones tributarias ahí mencionadas serán sancionadas en la forma que en ella se indica, y reproduce lo señalado en el inciso 1° N° 4 de dicho artículo, indicando que la contribuyente al declarar maliciosamente como exentos los intereses generados en el extranjero por depósitos a plazo por la suma de $409.396.819.- liquidó un impuesto inferior al que correspondía lo cual generó un perjuicio fiscal e incurriendo en la infracción descrita precedentemente.

Cita lo resuelto por la Excma. Corte Suprema en causa Rol N° 5240-2005, 311-2009, 769-2009 y 3479-2009, quien señala que la reclamación en contra de un Acta de denuncia es una asunto tributario civil y no una querella criminal por los delitos contemplados en dicha norma legal, de tal manera que la expresión maliciosamente falsa del artículo 97 N° 4 del Código Tributario posee el carácter de civil (o administrativo) y no el de malicia tributario penal, por ser distinto del dolo general a que se refiere el artículo 1 del Código Penal, citando al efecto la sentencia de fecha 21 de marzo del año 2012, del Tribunal Tributario y Aduanero de Talca en procedimiento General de Sanciones en causa RIT:GS-07-00028-2011 y sentencia dictada por el Tribunal Tributario y Aduanero de Antofagasta en sentencia condenatoria de fecha 13 de abril del corriente en causa GS-03-00025-2011, concluyendo que de la jurisprudencia de la Corte Suprema como aquella emanada de los Tribunales Tributarios y Aduaneros, cuando el Director Regional del Servicio de Impuestos Internos, en uso de sus facultades legales ha optado por perseguir solamente la sanción pecuniaria que deriva de la conducta infraccional del denunciado y no iniciar persecución penal hace necesariamente aplicables al presente caso las normas propias de las infracciones administrativas, conllevando que la expresión “maliciosamente falsa” del artículo 97 N°4 del Código Tributario posee también una connotación de carácter civil, exigiendo que el dolo consista en que el contribuyente infractor sabía o no podía menos que saber que lo declarado no se ajustaba a la verdad y que podía inducir a la liquidación de un impuesto inferior al que correspondía.


5.- Improcedencia de las alegaciones contenidas en el escrito de descargos. Señala que la reclamante no ha objetado el monto de los intereses obtenidos en el año comercial 2008, ni el hecho de que estuvieran afectos al Impuesto a la Renta de Primera Categoría en el año Tributario 2009 ni el perjuicio fiscal ocasionado producto de la declaración de impuesto a la renta antes referida, y señala respecto a los descargos que en se ha reconocido por la reclamante que mediante la declaración de impuesto a la renta del año tributario 2009, se liquidó un impuesto inferior al que correspondía, produciéndose de esta manera un desmedro el patrimonio fiscal al no haber tributado por los intereses percibidos o devengados en el extranjero por la suma de $409.396.819.-

Señala en cuanto al supuesto error de la contribuyente al momento de efectuar la declaración de Impuesto a la renta del año tributario 2009, que este no existe, producto que en la especie lo que caracterizó dicho acto fue la malicia del contribuyente, la cual radica en que el contribuyente sabía o no podía menos que saber que con la declaración de impuestos a la Renta del año Tributario 2009 liquidaría un impuesto a la renta de Primera Categoría menor al que en derecho correspondía. Indica que el conocimiento de esta situación se desprendería de la circunstancia que la contribuyente declaró intereses por depósitos a plazo en ese año como si los mismos correspondiesen a depósitos efectuados en Chile y al año siguiente como si correspondieran a depósitos efectuados en el extranjero, indicando que la razón de dar un tratamiento distinto obedeció solamente a aprovechar las contingencias económicas de la época, ya que cuando se obtuvieron intereses o rentas en el año comercial 2008, fueron declarados como ingresos exentos en el año tributario 2009 como si estuviesen en Chile y al año siguiente, año tributario 2010 fueron declarados como ingresos afectos al mismo impuesto, como si estuviesen en el extranjero y así aprovechar en el año la pérdida ocasionada por las diferencias de cambio aplicando la respectiva corrección monetaria.

Agrega que el tratamiento tributario distinto a un mismo hecho, sólo pudo ser constatado por el organismo fiscalizador con ocasión de la auditoria para revisión de la declaración sobre impuesto a la Renta del año tributario 2010, razón por la cual se realizaron una serie de actuaciones administrativas, entre las cuales con fecha 19 de junio de 2010, el Servicio envío carta N° 110211412 con el fin de informarle que su declaración de renta del año tributario 2010 debía ser verificada en las dependencias del Servicio, debido a que la deducción al Impuesto a la Renta por concepto de pago Provisional por Impuestos de Primera Categoría de utilidades absorbidas se encontraba determinado de acuerdo con las disposiciones contenidas en el artículo 31 N° 3 de la Ley de la Renta.

Señala que con los documentos aportados e información disponible en el servicio se detectaron inconsistencias, por lo cual con fecha 31 de marzo de 2011, se practicó Citación N° 23, respecto de 13 partidas entre las cuales se menciona que el año tributario 2010 la contribuyente había declarado como afecto a la corrección monetaria ascendente la suma de $302.752.201.- en circunstancias que el año anterior las rentas de los mismos depósitos a plazo habían sido declaradas como exentas, la contribuyente señalaba que los depósitos habían sido trasladados desde Chile al extranjero sin acreditar dicha circunstancia, como consecuencia se emitió la Liquidación N° 260, que agrega a la base imponible de la determinación de la renta liquida imponible la suma de $302.752.201.- atendido que el depósito se encontraba efectuado en Chile de acuerdo a lo declarado por el contribuyente en el año tributario 2009, por lo que se encontraría exento de la Primera Categoría, agregando que el Servicio verifico la existencia de estos depósitos y de su declaración por parte del contribuyente en su calidad de exentos.

Indica que el año comercial 2009 dichos depósitos a plazo en Euros y Dólares, produjeron pérdidas originadas por la variación del tipo de cambio en la determinación de la renta liquida imponible, siendo declaradas como corrección monetaria la suma de $302.752.201.- en su declaración del impuesto a la renta, año tributario 2010, de lo cual desprende que la contribuyente en el año tributario 2009 señaló que los depósitos en euros y Dólares se encontraban en Chile y al año siguiente declara que los mismos se encontraban invertidos en el extranjero, por lo que declara la renta originada por los intereses como exenta del Impuesto a la Renta de Primera Categoría el año 2009 y al año siguiente al declarar la pérdida como afecta del mismo impuesto, viéndose beneficiada injustamente de uno de los dos hechos.

De lo contenido en las declaraciones de Impuesto de los años Tributarios 2009 y 2010, resulta evidente que el contribuyente sabía o no podía menos que saber que un mismo hecho podía no podía estar exento en la utilidad un año y al año siguiente encontrarse afecto, aprovechando la pérdida sin que existiera una variación en el hecho o una modificación legal, situación que en la especie no se produjo, por cuanto el numeral 4 del artículo 39 no ha sido modificado desde el año 1986, lo cual evidenciaría la malicia en el actuar del contribuyente por medio de quienes la representan, por cuanto, al existir la imposibilidad que un hecho tenga dos tratamientos tributarios distintos necesariamente debió rectificar la declaración de impuesto a la renta que adolecería de un “error”, lo cual a la fecha no aconteció.

Indica respecto a la falta de claridad de la ley en cuanto al tratamiento que debe darse a las rentas obtenidas por los intereses originados por los depósitos en moneda extranjera, que es la propia contribuyente la que determinó el tratamiento tributario que debía darse a las mismas en la declaración de renta correspondiente al año tributario 2009, invocando incluso las disposiciones contenidas en Oficio N° 4520, de 14 de diciembre de 1999.

En lo que respecto al conocimiento de las normas tributarias por parte del contribuyente y del hecho de contar con asesoría especializada en la materia, señala que la contribuyente desde el año comercial 2006 ha interpuesto reclamos en contra de liquidaciones y resoluciones según da cuenta certificado de fecha 23 de mayo de 2012 que se acompaña.


6.- Consideraciones finales y peticiones concretas. Indica que la reclamante sólo se ha limitado a solicitar que no se haga lugar a la denuncia, por el sólo hecho que a su juicio su representada cometió un error en la declaración de impuesto a la renta año tributario 2009, sin que a la fecha exista un acto de su parte tendiente a reparar el perjuicio fiscal ocasionado del cual se encontraba en antecedentes desde que efectuó la declaración de impuestos de forma posterior y correspondiente al año tributario 2010, razón por lo cual estima la reclamada que el acta de denuncia debe ser ratificada y rechazados los descargos, sin perjuicio de las circunstancias agravantes o atenuantes que se considere. Concluye solicitando se tenga por evacuado el traslado respecto de los descargos efectuados en contra de Acta de Denuncia N° 1 de fecha 30 de abril de 2012, solicitando se confirme el acta de denuncia, desechando los descargos en todas sus partes aplicando la multa que en derecho corresponda, con expresa condena en costas.


A fojas 43, se tuvo por evacuado el traslado efectuado por la denunciante.

A fojas 45, se recibe la causa a prueba, por el término de veinte días.

A fojas 50 y 51, la denunciante acompaña nómina de testigos.


A fojas 53, la denunciada acompaña documentos en parte de prueba.

A fojas 76, la denunciante acompaña documentos.

A fojas 120, rola agregada acta de rendición de prueba testimonial de la denunciante.

A fojas 122, la denunciante presenta escrito téngase presente.

A fojas 127, rola certificación de la Secretaria Abogado del Tribunal que cerífica la no existencia de diligencias pendientes en la presente causa.

A fojas 130, se trajeron los autos para fallo.


Con lo relacionado y


CONSIDERANDO:


PRIMERO: Que, la Dirección Regional Araucanía del Servicio de Impuestos Internos, mediante el Acta Nº 1, de 30 de abril de 2012, ha denunciado a la contribuyente XXX RUT: 83.555.400-7, con giro de sociedad de inversión, domiciliado en calle Manuel Bulnes N° 699, Oficina 305 de Temuco, representada legalmente por don AAA, por su participación en calidad de autor en la infracción descrita y sancionada en el artículo 97 Nº 4, inciso primero del Código Tributario, configurada según lo expuesto en dicha Acta, al haberse efectuado una declaración maliciosamente incompleta o falsa, correspondiente a la declaración de Impuesto a la Renta del año tributario 2009, la que indujo a una liquidación de impuesto inferior al que corresponde, por haber declarado el denunciado como rentas exentas del Impuesto a la Renta de Primera Categoría las utilidades obtenidas por los intereses generados en los depósitos a plazo efectuados en un banco extranjero (Deutsche Bank Alemania), pese a que en la especie no correspondía la exención consagrada en el artículo 39 N°4 letra g) de la Ley de Impuesto a la renta.


SEGUNDO: Que, como ya se indicó, a fojas 17 y siguientes, comparece el abogado Steven Richard Mackay Paslack, en representación de la denunciada, quien formula descargos en relación con el acta de denuncia de fecha 30 de abril de 2012, notificada con la misma fecha, solicitando se desestime la denuncia cursada argumentando que se trataría de un error en cuanto al tratamiento tributario que se le debió dar a las utilidades según la ley de la renta, pero que la declaración no es incompleta ni ha existido malicia, por lo que no se darían los presupuestos fácticos del artículo 97 N°4 inciso 1° del Código Tributario para sancionar a su representado, lo anterior de acuerdo a los fundamentos de hecho y de derecho ya expresados en la parte expositiva de esta sentencia.


TERCERO: Que, por su parte, a fojas 28 y siguientes compareció el Servicio de Impuestos Internos representado por don Carlos Fuentes Salvo, Director Regional Subrogante, quién evacua el traslado conferido con fecha 14 de mayo de 2012, solicitando se confirme la actuación reclamada, desechando en consecuencia en todas sus partes los descargos presentados por el reclamante de autos, disponiendo la aplicación de la multa que en derecho corresponda por su autoría en los hechos que configura el delito previsto y sancionado en el artículo 97 N° 4 inciso 1° del Código Tributario, con costas, en virtud de las consideraciones ya expresadas en la parte expositiva de esta sentencia, acompañando al efecto los siguientes documentos:


1.- A fojas 41, Certificado de fecha 23 de mayo de 2012, del Jefe del Departamento de Procedimientos Administrativos de la IX Dirección Regional del Servicio de Impuestos Internos.

2.- A fojas 42, rola documento que da cuenta de la incorporación de copia autorizada de expediente judicial caratulado “XXX con Servicio de Impuestos Internos”, RUC 11-9-0000160-8 y RIT GR-08-00036-2011, tramitado ante este Tribunal Tributario y Aduanero.


CUARTO: Que, en el acta de denuncia de autos, rolante de fojas 1 a 13, el Servicio de Impuestos Internos le atribuye al contribuyente denunciado la presentación de una declaración de impuestos maliciosamente falsa, correspondiente a la declaración de impuesto a la renta del año tributario 2009, al haber declarado como rentas exentas del Impuesto a la Renta de Primera Categoría las utilidades obtenidas durante el año comercial 2008 por intereses obtenidos en depósitos a plazo en el extranjero, efectuados en el Deutsche Bank de Alemania, conducta que configuraría la infracción contemplada en el inciso 1° del artículo 97 N° 4 del Código Tributario


QUINTO: Que, en el asunto sometido a la decisión de este Tribunal, son hechos establecidos y no controvertidos por las partes los siguientes:


1.- Que la denunciada presentó declaración de impuesto a la renta correspondiente al año tributario 2009 a través de su representante legal, en la que se dedujeron como rentas exentas correspondientes al año comercial 2008 la suma de $475.690.092.-, de la cual la cantidad de $409.396.819.- corresponden a intereses obtenidos por depósitos a plazo en moneda extranjera efectuados en el extranjero.-

2.- Que, la denunciada presentó declaración de impuesto a la renta correspondiente al año tributario 2010, en la que dedujo en la determinación de su renta líquida imponible, por concepto de cargo a la cuenta de corrección monetaria, la suma de $302.752.201.- por pérdida obtenida en inversiones en depósitos a plazo en moneda extranjera producto de la desvalorización de la moneda.-


SEXTO: Que, en concordancia con lo expresado, se puede apreciar que la controversia en la presente causa se refiere a establecer la efectividad de haber presentado la contribuyente denunciada su declaración de impuesto a la renta correspondiente al año tributario 2009 en forma incompleta o falsa, y que dicha conducta se encuentra revestida de dolo o malicia, en los términos del inciso primero del artículo 97 del Código Tributario.

SÉPTIMO: Que, existiendo hechos sustanciales y pertinentes controvertidos, por resolución que rola a fojas 45 de autos se recibió la causa a prueba, fijándose como punto sobre el cual debían recaer las probanzas de las partes la efectividad de haber incurrido la denunciada XXX., representada legalmente por don AAA, en la infracción descrita y sancionada en el artículo 97 N°4 inciso 1° del Código Tributario, configurada por la presentación maliciosamente incompleta o falsa de su declaración anual de Impuesto a la Renta correspondiente al año Tributario 2009.-


OCTAVO: Que, dentro del término probatorio, la parte denunciada presentó prueba documental consistente en:


1.- De fojas 54 a 59, copia de Liquidación N° 259 y 260 de fecha 6 de mayo de 2011.-

2.- De fojas 62 y 63, copia de Resolución Exenta N° 2957 de 9 de mayo de 2011.

3.- De fojas 65 a 72, copia de Citación N°23, de fecha 31 de marzo de 2011.-


NOVENO: Que, la denunciante, por su parte y dentro del término probatorio, rindió prueba documental y acompañó los siguientes antecedentes:


1.- A fojas 77, rola certificado N° 02-2012 de fecha 1 de junio de 2012 emitido por la Jefa Subrogante del Grupo N° 2 de Plataforma de Atención y Asistencia.

2.- A fojas 78, rola copia computacional de Formulario N° 22 del año tributario 2009.

3.- A fojas 79, rola copia computacional de Formulario N° 22 del año tributario 2010.

4.- De fojas 80 a 97, rola copia de sentencia definitiva de fecha 21 de agosto de 2009 dictada en autos tributarios Rol 10.114-2006, caratulados “XXX con Servicio de Impuestos Internos”.

5.- De fojas 98 a 108, rola copia de sentencia definitiva de fecha 16 de febrero de 2012 dictada en autos tributarios Rol 10.214-2007, caratulados “XXX con Servicio de Impuestos Internos”.

6.- De fojas 109 a 110, rola copia de Citación N° 38, de fecha 27 de abril de 2012.

7.- De fojas 111 a 117, se adjunta copia de escrito de respuesta a Citación N° 38, de fecha 27 de abril de 2012.


DÉCIMO: Que, asimismo la denunciante rindió prueba testimonial, la cual se encuentra agregada de fojas 120 a 121, constando la declaración de don Jaime Heriberto Espinoza Gutiérrez y doña Verónica Jacqueline Hernández Parra, ambos fiscalizadores del Servicio de Impuestos Internos, quienes depusieron al tenor del punto de prueba fijado en la resolución de fojas 45.


DÉCIMO PRIMERO: Que, según se ha expresado, la infracción denunciada por el Servicio de Impuestos Internos es aquella descrita en el artículo 97 N° 4, inciso primero del Código Tributario. Dicha figura delictiva, en su parte pertinente, sanciona “las declaraciones maliciosamente incompletas o falsas que puedan inducir a la liquidación de un impuesto inferior al que corresponda…,con multas del cincuenta por ciento al trescientos por ciento del valor del tributo eludido y con presidio menor en sus grados medio a máximo.”


DÉCIMO SEGUNDO: Que una declaración de impuestos es maliciosamente falsa o incompleta cuando uno o más de los antecedentes contenidos en ella es simulado, fingido o no ajustado a la verdad de los hechos a que la misma se refiere, siempre que ello sea producto de un acto consciente del declarante, quien sabía o no podía menos que saber que lo declarado no se ajustaba a la verdad y que dicha declaración podía inducir a la liquidación de un impuesto inferior al que correspondía, causando perjuicio al interés fiscal. De tal forma, para la configuración de la infracción denunciada es necesario establecer que la concurrencia de un hecho material – una declaración de impuestos que contiene datos no veraces - y además un elemento sicológico, esto es, que el contribuyente sabía o no podía menos que saber que dichos datos eran falsos y que la declaración de impuesto que presentó podía inducir a la liquidación de una carga tributaria inferior a la que legalmente correspondía.


DÉCIMO TERCERO: Que, atendido que la aplicación de una sanción pecuniaria de multa, como la consignada en el inciso primero del N° 4 del artículo 97 del Código Tributario constituye una expresión del ius puniendi del Estado frente a un contribuyente, es del todo procedente aplicar en la especie los principios inspiradores del orden penal contemplados en el numeral 3° del artículo 19 de la Constitución Política de la República. En virtud de lo anterior, debe concluirse que el contribuyente denunciado se encuentra beneficiado con la presunción de inocencia y, por tanto, corresponde al Servicio de Impuestos Internos aportar los antecedentes que acrediten fehacientemente la configuración de la infracción denunciada, sin perjuicio del derecho del contribuyente denunciado para rendir en el transcurso del proceso las pruebas que estime pertinentes.


DÉCIMO CUARTO: Que, ambas partes se encuentran contestes en el hecho que el contribuyente XXX ha efectuado una declaración de impuesto correspondiente al año 2009, declarando como rentas exentas del Impuesto de Primera Categoría las utilidades obtenidas por los intereses generados en los depósitos a plazo efectuados en el extranjero por la suma de $409.396.819.-, exención consagrada en el artículo 39 N°4 letra g) de la Ley de Impuesto a la Renta.


DÉCIMO QUINTO: Que, asimismo se ha podido establecer en base a los antecedentes allegado a este proceso y detallados en considerando octavo a décimo de la presente sentencia, que la denunciada presentó declaración de impuesto respecto del año tributario 2010, en la cual dedujo en la determinación de su Renta Liquida Imponible, por concepto de cargo a la cuenta de corrección monetaria, la suma de $302.752.201.- por pérdida obtenida en inversiones en depósitos a plazo en moneda extranjera producto de la desvalorización de la moneda, dándole tratamiento de renta gravada a los intereses mencionados y señalando que dichos depósitos a plazo se habían realizado en instituciones bancarias ubicadas en el extranjero.


DÉCIMO SEXTO: Que, el ente fiscalizador ha cuestionado la calificación como rentas exentas de los montos declarados correspondientes a los intereses generados por depósitos a plazo en moneda extranjera y efectuados en el extranjero de acuerdo a lo dispuesto en el artículo 39 N° 4 letra g) de la ley de impuesto a la renta durante el año Tributario 2009, calificando de maliciosamente falsa o incompleta esta declaración toda vez que el año tributario siguiente, es decir el año 2010, la reclamante ha calificado dichos ingresos como rentas afectas al impuesto de la primera categoría.


DÉCIMO SÉPTIMO: Que, la denunciada señala sobre este punto que ha declarado las sumas verdaderas, reales y efectivas, en cuanto a sus ingresos y egresos, lo que ha sido aceptado por el Servicio de Impuestos Internos, calificando esta conducta como atribuible a un error en el tratamiento de las utilidades de los depósitos en el extranjero, lo que involucró que dicha declaración fuera errada, señalando como causal eximente de su responsabilidad el hecho que el Servicio de Impuestos Internos habiendo revisado los antecedentes y documentos no impugnó la partida indicada, la que fue validada como renta exenta.


DÉCIMO OCTAVO: Que, según consta en el acta de denuncia de fojas 1, el órgano fiscalizador presume la conducta dolosa del reclamante respecto del año 2009, en atención a que en el año tributario 2010 los depósitos a plazo efectuados en moneda extranjera - dólares y euros - generaron pérdidas producto de la corrección monetaria por la suma de $302.657.4999.- las cuales fueron utilizadas por la contribuyente para rebajar la base imponible dándole un tratamiento de renta gravada a los intereses, y señalando que los depósitos a plazo se habían realizado en instituciones bancarias ubicadas en el extranjero. Esta declaración efectuada el año tributario posterior, evidenciaría el perfecto conocimiento de las normas tributarias referidas al tratamiento de los intereses y las pérdidas que generan los depósitos a plazo tanto en Chile como en el extranjero, y no obstante ello, maliciosamente habría efectuado la declaración de impuesto a la renta del año tributario 2009 incompleta o falsa al declarar como exentas las utilidades generadas por los intereses obtenidos por los depósitos a plazo mantenidos en el extranjero.


DÉCIMO NOVENO: Que, para acreditar la imputación de la conducta dolosa antes descrita, el órgano fiscalizador aportó los antecedentes señalados en los considerandos tercero y noveno de esta sentencia, los que dan cuenta de las actuaciones desplegadas por el contribuyente frente al ente administrativo, especialmente durante el año 2010, configuradas principalmente por la concurrencia a una serie de actuaciones iniciadas por el Servicio de Impuestos Internos con motivo de la verificación de las declaraciones de renta de los años tributarios 2009 y 2010.


VIGÉSIMO: Que, de los antecedentes allegados al proceso, se ha verificado que mediante la Citación N° 23, de 31 de marzo de 2011, rolante a fojas 65 del expediente de autos, el ente fiscalizador pone en conocimiento de la denunciada que se han determinado diferencias en el Impuesto a la Renta de los años tributarios 2009 y 2010, por lo que se le solicita aclarar, ampliar, confirmar o rectificar sus declaraciones de impuesto a la Renta por los periodos indicados. Acto seguido, el Servicio de Impuestos Internos informó a la denunciada que su declaración de renta del año tributario 2010 debía ser verificada para lo cual debía presentarse a las dependencias del Servicio, concurriendo al efecto la mandataria de la Sociedad, la que acompañó parte de la documentación requerida.


VIGÉSIMO PRIMERO: Que, de la revisión efectuada a tales antecedentes contable-tributarios, el ente fiscalizador detectó diferencias impositivas en los años tributarios 2009 y 2010. Respecto del año tributario 2009, se observan diferencias en los ingresos por arriendos y de la revisión de los libros FUT se detectó que ese año la contribuyente solicitó y obtuvo devolución por concepto de Pago Provisional por impuesto de Primera Categoría de utilidades absorbidas, un monto superior al que legalmente le correspondía. Para el año tributario 2010, se determinó que la contribuyente obtuvo devolución basando la pérdida tributaria principalmente en la corrección monetaria de depósitos a plazo en moneda extranjera y pérdida en depósitos a plazo, lo cual es improcedente de acuerdo a señalado en el articulo 33 N°1 letra e) y articulo 39 N°4 letra g), ambos de la Ley de Impuesto a la Renta. Así, se practicó Citación N°23, con fecha 31 de marzo de 2011, en las cuales se indican las diferencias detectadas al contribuyente y el plazo disponible para aclarar, ampliar, confirmar y/ó rectificar sus declaraciones.


VIGÉSIMO SEGUNDO: Que, el Servicio de Impuestos Internos procedió posteriormente a practicar a la denunciada las liquidaciones N° 259 y 260, señalando que la corrección monetaria efectuada en la declaración de renta correspondiente al año tributario 2010 correspondería a depósitos a plazo en el extranjero, ya que fueron colocados en el Deutsche Bank, sin que se pueda acreditar con los antecedentes aportados por el contribuyente dicha situación, considerando que el mencionado Banco tiene una filial en Chile con domicilio en la ciudad de Santiago y por otra, que las utilidades de esta misma inversión en el año tributario 2009 fueron declaradas como renta exenta en el formulario 22.

VIGÉSIMO TERCERO: Que, el análisis de los antecedentes acompañados al proceso, permite establecer que todas las argumentaciones y antecedentes acompañados por la denunciante están destinados demostrar que el denunciado sabía o no podía menos que saber cual era el tratamiento tributario de los intereses generados por depósitos en el extranjero, argumentando en este punto que las actuaciones efectuadas por el contribuyente durante el año 2010 necesariamente deberían conducir a la conclusión que al tener conocimiento de esa materia durante dicho año, éste debía saber también durante el año 2009 cuál era este tratamiento y maliciosamente, es decir, con conocimiento de la tributación que correspondía aplicar, ha efectuado una declaración falsa o incompleta para efectos de liquidar menos impuestos que los que correspondían.


VIGÉSIMO CUARTO: Que, la prueba rendida en autos y los argumentos de la denuncia, establecen una presunción de la actuación dolosa de la contribuyente correspondiente al año tributario 2009, a partir de elementos indiciarios constituidos por ciertos hechos ejecutados durante el año tributario 2010. En este sentido, la prueba documental rendida, tal como el certificado de fojas 414, las copias de sentencia de fojas 80 a fojas 108, la copia del expediente sobre procedimiento de reclamo, y las declaraciones testimoniales rolantes a fojas 120 y 121, dan cuenta de una serie de actuaciones de la contribuyente frente al Servicio de Impuestos Internos ejecutados durante el año 2010 y 2011, más respecto a los elementos que configurarían la conducta dolosa respecto de la declaración efectuada en el año 2009, no se han acompañado elementos probatorios que den cuenta del conocimiento cabal de la reclamante respecto de la forma de tributación de los intereses generados por depósitos a plazo efectuados en el extranjero, más aun cuando el mismo organismo fiscalizador no cuestionó su carácter de rentas exentas en las mencionadas liquidaciones Nos. 259 y 260, emitidas el año 2010, las cuales asumen como base de la determinación de impuestos que las rentas declaradas por el denunciado en el año tributario 2009 constituyen efectivamente rentas exentas, validando de tal forma lo obrado por el contribuyente en dicho período.


VIGÉSIMO QUINTO: Que, al efecto, debe precisarse que la norma legal del inciso 1° del N° 4 del artículo 97 del Código Tributario sanciona la presentación de declaraciones maliciosamente incompletas o falsas que induzcan a la liquidación de un impuesto inferior al que corresponde. En este sentido, debe entenderse como declaración “incompleta” aquella que no consigna la totalidad de los antecedentes que debieron contenerse en la misma; y por declaración “falsa”, aquella que contiene antecedentes o datos que faltan a la realidad o que no son veraces. Como el denunciante no ha precisado en su denuncia si la declaración de renta en que se habría cometido el ilícito es “incompleta” o “falsa”, del tenor de la misma debe inferirse que la imputación efectuada por el órgano fiscalizador va dirigida a tachar la declaración de renta presentada por el denunciado en al año tributario 2009 como “falsa”, al haberse consignado datos que faltan a la realidad, ya que se consideró como rentas exentas ingresos constituidos por intereses generados por depósitos a plazo efectuados en el extranjero. Por lo tanto, tal como lo expone el profesor Pedro Massone Parodi, deberá establecerse claramente respecto de la declaración de renta del año tributario 2009 que “la confección de ese documento tiene por base una serie de maniobras previas o coetáneas, tendientes a alterar los verdaderos resultados de un ejercicio, para disminuir la tributación.” (el destacado es nuestro).


VIGÉSIMO SEXTO: Que, la actitud maliciosa del contribuyente, esto es el dolo requerido para configurar la infracción denunciada, por tratarse de un elemento subjetivo configurado por la intención de inducir a la liquidación de impuesto inferior al que corresponda, deberá acreditarse por las circunstancias del hecho que permitan establecer claramente y sin lugar a dudas dicha voluntad. En este punto, los elementos de prueba acompañados por el Servicio de Impuestos Internos se refieren a actuaciones posteriores al hecho denunciado efectuadas durante los años 2010 y 2011, por lo que no se divisa relación causal entre dichas actuaciones del denunciado con la supuesta falsedad de la declaración de renta efectuada en el año tributario 2009, no pudiendo extraerse de dichos antecedentes que tales actuaciones suponían necesariamente el conocimiento pleno y la conciencia del actuar malicioso plasmado en la declaración de renta correspondiente al año tributario 2009.


VIGÉSIMO SÉPTIMO: Que, incluso de la propia denuncia efectuada por el Servicio de Impuestos Internos, de lo señalado por el denunciado en su escrito de reclamo y la contestación de la denunciante, se puede constatar que la contribuyente ha tenido una conducta de colaboración durante el proceso de auditoría, concurriendo a las distintas instancias administrativas, no habiéndose demostrado por parte del órgano fiscalizador que la contribuyente haya desplegado maniobras engañosas previas o coetáneas al hecho que se estima infraccional para inducir a equívoco al Servicio de Impuestos Internos respecto del tratamiento impositivo de los ingresos declarados por el contribuyente en el año tributario 2009, lo cual aparece demostrado por el hecho que el Servicio de Impuestos Internos, habiendo revisado la declaración de renta correspondiente a dicho período, no haya observado diferencias impositivas provenientes de rentas declaradas como exentas sin tener dicha naturaleza y haya dirigido la actuación fiscalizadora, constituida por la liquidación N°s. 259 y 260 hacia las diferencias que estimaba pertinentes en la determinación tributaria efectuada por el contribuyente en su declaración correspondiente al año tributario 2010. En conclusión, de los antecedentes aportados, no es posible estimar que la errónea calificación efectuada por el ente fiscalizador a la tributación de los ingresos percibidos por el denunciado en el transcurso del año comercial 2008, se haya debido a maquinaciones fraudulentas del contribuyente dirigidas a la determinación de un menor impuesto en el año tributario 2009, ya que no existen elementos de convicción coexistentes en el tiempo con dicha declaración que así lo demuestren, por lo que estima este sentenciador que no se encuentra acreditado que el denunciado ha tenido el propósito de defraudar al Fisco mediante la referida declaración de impuestos.


VIGÉSIMO OCTAVO: Que analizados los antecedentes acompañados, de acuerdo a las reglas de la sana crítica, este sentenciador concluye que se no encuentra debidamente acreditado que el contribuyente denunciado efectuó una declaración maliciosamente falsa o incompleta de impuesto a la renta en el año tributario 2009, al declarar como rentas exentas del Impuesto a la Renta de Primera Categoría las utilidades obtenidas por los intereses generados en los depósitos a plazo efectuados en el extranjero por la suma de $475.690.092.-, lo cual indujo una liquidación de impuestos inferior al que corresponde, ya que de los antecedentes y probanzas acompañados se ha demostrado que en la declaración del referido año tributario se incurrió en irregularidades que no son bastantes para satisfacer plenamente el tipo infraccional descrito y sancionado en el artículo 97 N° 4, inciso primero del Código Tributario, por lo que deberá acogerse la reclamación de autos y dejar sin efecto el acta de denuncia que rola de fojas 1 a 13, en los términos descritos en los considerandos siguientes.


VIGÉSIMO NOVENO: Que, no se condenará en costas al Servicio de Impuestos Internos, por estimarse que ha tenido motivo plausible para litigar.


Y considerando, además, lo dispuesto en los artículos 97 Nº 4, 107, 115, 161 y 162 del Código Tributario, y en los artículos 144 y 170 del Código de Procedimiento Civil.


SE RESUELVE:


I.- HA LUGAR al reclamo formulado por el abogado Steven Richard Mackay Paslack, en representación del contribuyente XXX representada legalmente por don AAA, todos ya individualizados.


II.- SE DEJA SIN EFECTO el Acta de Denuncia N° 1/2012, de 30 de abril de 2012, por infracción descrita y sancionada en el inciso primero del artículo 97 N° 4 del Código Tributario.


III.- NO SE CONDENA en costas a la denunciante por estimarse que ha tenido motivos plausibles para litigar.


IV.- Conforme lo dispuesto en el artículo 6° letra B) N° 6 del Código Tributario, dése cumplimiento por parte de la Sra. Directora Regional del Servicio de Impuestos Internos una vez ejecutoriada la presente sentencia.


ANÓTESE, REGÍSTRESE y en su oportunidad ARCHÍVESE.


NOTIFIQUESE la presente resolución al Servicio de Impuestos Internos mediante su publicación íntegra en el sitio de internet del Tribunal.


NOTIFIQUESE al denunciado por medio de carta certificada remitida al domicilio de Antonio Varas N° 854, oficina 902, Temuco.


RUC: 12-9-0000154-k

RIT: GS-08-00042-2012

Pronunciada por Orlando Cuevas Reyes, Juez Titular del Tribunal Tributario y Aduanero de la Región de la Araucanía.

Autoriza doña Andrea Romero Espinoza, Secretaria Abogado Subrogante del Tribunal.

TRIBUNAL TRIBUTARIO Y ADUANERO DE TEMUCO – 19.11.2012 – JUEZ TITULAR SR. ORLANDO CUEVAS REYES


: pagina -> jurisprudencia -> judicial -> 2012 -> tta
tta -> Código Tributario – Artículos 11 y 124 plazo para reclamar – notificación por carta certificada – tribunal tributario y aduanero de antofagasta – reclamo – inadmisible
tta -> Código Tributario – Artículos 21, 63, 132, 200 y 201 – Ley sobre Impuesto a la Renta – Artículo 31 validez de notificaciones – inadmisibilidad probatoria – rechazo de gastos – tribunal tributario y aduanero de temuco – reclamo – rechazado
tta -> Código Tributario – Artículo 11, 124, 200 y 201. LiquidacióN – falta de notificacióN – giro – reclamo tributario – tribunal tributario y aduanero de la región de la araucanía reclamo rechazado
tta -> Código Tributario – Artículo 7 N° incisos 1° y 2° facturas falsas – reconocimiento – principio de especialidad – tribunal tributario y aduanero de talca – acta de denuncia – sentencia condenatoria
tta -> Código Tributario – Artículo 1 – Ley sobre Impuesto a la Renta – Artículos 31 N° y 41 N° – Ley sobre Bases de Procedimientos Administrativos – Artículo pagos
tta -> Código Tributario – Artículo 21 – Ley sobre Impuesto a la Renta – Artículos 70 y 71 justificación de inversiones – prescripcióN – renta presumida de derecho – ponderación preferente – tribunal tributario y aduanero de temuco – reclamo – ha lugar en
tta -> Código Tributario – Artículos 64 y 200 – Ley sobre Impuesto a las Ventas y Servicios – Artículos 23, 25 – Ley sobre Impuesto a la Renta – Artículos 31
tta -> Código Tributario – Artículo 97 N° 16 reconstrucción de la contabilidad – libros contables – documentación sustentatoria – tribunal tributario y aduanero de coyhaique – reclamo – rechazado

Similar:

Código Tributario – Artículo 7 N° inciso 1° acta de denuncia – declaración maliciosamente falsa – acreditacióN – tribunal tributario y aduanero de temuco – descargos – sentencia absolutoria iconCódigo Tributario – Artículos 7 N° incisos 1° y 2°, Artículo 161 descargos – abultamiento de los créditos fiscales – respaldo documental – tribunal tributario y aduanero de punta arenas – acta de denuncia – sentencia condenatoria
Configura los ilícitos del artículo 7 N° incisos 1° y 2° del Código Tributario el hecho de que el contribuyente declare créditos...
Código Tributario – Artículo 7 N° inciso 1° acta de denuncia – declaración maliciosamente falsa – acreditacióN – tribunal tributario y aduanero de temuco – descargos – sentencia absolutoria iconCódigo Tributario – Artículo 7 N° incisos 1° y 2° facturas falsas – reconocimiento – principio de especialidad – tribunal tributario y aduanero de talca – acta de denuncia – sentencia condenatoria
Cuando se constata que el contribuyente ha declarado maliciosamente facturas falsas tendientes a aumentar el monto de las imputaciones...
Código Tributario – Artículo 7 N° inciso 1° acta de denuncia – declaración maliciosamente falsa – acreditacióN – tribunal tributario y aduanero de temuco – descargos – sentencia absolutoria iconCódigo tributario – artículo 7 N° inciso 2° artículo 97 N° malicia civil tributaria – carga de la prueba – auditoría por caso conexo – facturas falsas
Un recurso de apelación interpuesto por el Servicio y revocó la sentencia de primera instancia que había desestimado el acta de denuncia...
Código Tributario – Artículo 7 N° inciso 1° acta de denuncia – declaración maliciosamente falsa – acreditacióN – tribunal tributario y aduanero de temuco – descargos – sentencia absolutoria iconCódigo Tributario – Artículos 21, 132 y 200 – Ley sobre Impuesto a la Renta – Artículo 70 justificación de inversiones – prescripcióN – fundamentacióN – tribunal tributario y aduanero de temuco – reclamo – acogido
No corresponde determinar diferencias de impuestos sin considerar los antecedentes aportados por el contribuyente, pues tal conducta...
Código Tributario – Artículo 7 N° inciso 1° acta de denuncia – declaración maliciosamente falsa – acreditacióN – tribunal tributario y aduanero de temuco – descargos – sentencia absolutoria iconCódigo tributario – aertículo 26 N° rectificatoria de declaración de impuesto a la renta corrección de error propio – artículo 126 N° del código tributario
Las rectificatorias de las declaración de Impuesto a la Renta, por errores propios, son en sede administrativa, y no ante este Tribunal...
Código Tributario – Artículo 7 N° inciso 1° acta de denuncia – declaración maliciosamente falsa – acreditacióN – tribunal tributario y aduanero de temuco – descargos – sentencia absolutoria iconCódigo Tributario Artículos 100 y 111 Código Penal – Artículo 12 N° actos dolosos ejecutados por contador – procedimiento abreviado – juzgado de garantía de linares sentencia condenatoria
La circunstancia agravante contemplada en el inciso 2° del artículo 111 del Código Tributario, consistente en la utilización de documentación...
Código Tributario – Artículo 7 N° inciso 1° acta de denuncia – declaración maliciosamente falsa – acreditacióN – tribunal tributario y aduanero de temuco – descargos – sentencia absolutoria iconCódigo Tributario – Artículo 21 – Ley sobre Impuesto a la Renta – Artículos 31 N° 3, 94 y 96 – Ley N° 19. 880 – Artículo 11 fundamentacióN – acreditacióN – observaciones – devolución de impuestos – tribunal tributario y aduanero de temuco – reclamo
No constituye fundamento suficiente de una resolución denegatoria de la devolución de impuestos el hecho de que el contribuyente...
Código Tributario – Artículo 7 N° inciso 1° acta de denuncia – declaración maliciosamente falsa – acreditacióN – tribunal tributario y aduanero de temuco – descargos – sentencia absolutoria iconCódigo tributario artículo 124 – artículo 126 declaración rectificatoria – formulario 2117 – incompetencia del tribunal tributario y aduanero – artículo 124 del código tributario
El Tribunal señaló que los actos reclamables están enumerados taxativamente por la ley, delimitándose así a los actos finales o conclusivos...
Código Tributario – Artículo 7 N° inciso 1° acta de denuncia – declaración maliciosamente falsa – acreditacióN – tribunal tributario y aduanero de temuco – descargos – sentencia absolutoria iconArtículo 7 N° 16 del código tributario – artículos 132 y 165 del código tributario – artículo de la constitución política de la república notificación de infraccióN – artículo 97 N° 16 del código tributario – fundamentacióN “perdida no
Acta de Denuncia de Infracción”, que se exteriorizará y notificará luego de haberse formado convicción de que determinadas acciones...


Descargar 94.07 Kb.