Página principal



El congreso de la republica

Descargar 409.34 Kb.

El congreso de la republica





Descargar 409.34 Kb.
Página11/14
Fecha de conversión03.09.2018
Tamaño409.34 Kb.
1   ...   6   7   8   9   10   11   12   13   14
2.4. Vehículos



Un gran porcentaje de accidentes automovilísticos son ocasionados a las malas condiciones de los vehículos en los cuales se realiza la movilización de las personas o cosas. Sin embargo, otros factores importantes, causantes de estos accidentes es que no se respetan las señales de tránsito, exceso de velocidad, irrespeto a las señales de tránsito, uso de sistemas de comunicación, etc.



En Colombia mueren anualmente miles de personas por accidentes automovilísticos, en su mayoría conductores de motocicletas. Según el Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses6 el número de muertes por esta causa fue de 7.280 para el año 2016, de los cuales 3.749 fueron motociclistas.



En los últimos años los avances en la seguridad, tendientes a disminuir el número de accidentes en las vías nacionales, o a precaver los efectos que los mismos acarrean, se han disparado y su ritmo hoy en día es más rápido. A pesar del énfasis en esta seguridad, las cifras de accidentes, muertos y heridos en el tránsito va en aumento diariamente. Infortunadamente con el aumento en el número de vehículos en circulación, se incrementa igualmente el número de accidentes e incidentes.



De cualquier manera, los fabricantes de vehículos señalan que la seguridad automotriz aumenta al ritmo que la venta de vehículos lo hace. Dentro de este escenario, encontramos dos conceptos de seguridad automotriz: i.) la seguridad pasiva y ii) la seguridad activa.



El Instituto Universitario de Investigación del Automóvil (INSIA) define la Seguridad Pasiva como aquella "encaminada a minimizar las consecuencias sobre el pasajero en caso de que se produzca un accidente". En este sentido, asegura que constituye un campo de investigación muy amplio y recuerda cómo "sistemas que hoy en día se encuentran en muchos de los vehículos que se venden, han llevado una gran cantidad de años de estudio y desarrollo por parte de los laboratorios y fabricantes antes de su comercialización a gran escala".



En este grupo se encuentran muchos de los dispositivos de obligado uso en la actualidad, pero cuya implantación en los vehículos ha sido progresiva y, en algunos casos, lenta:



  • Cinturón de seguridad: imprescindible en caso de impacto, evita que los ocupantes salgan despedidos fuera del vehículo.

  • Airbag: bolsa de aire que se infla en milésimas de segundo y disminuye el contacto de los ocupantes del vehículo con los elementos del interior.

  • Reposacabezas: frena el movimiento del cuello en caso de accidente y evita lesiones cervicales. Debe estar colocado a un máximo de cuatro centímetros de la cabeza.

  • Interiores ergonómicos: consiguen que el conductor circule de una manera más cómoda y esté más atento a lo que ocurre en la carretera.



Todos estos elementos son fundamentales en un vehículo, aunque debe reconocerse que en la seguridad pasiva hay dos aspectos aún más importantes, que son la carrocería y los sistemas de deformación programada. Ambos afectan a la protección de los ocupantes y suelen ofrecer buenos resultados porque los fabricantes desarrollan sistemas más seguros que el mínimo exigible para ser homologados. Además se recalca la importancia de someter los vehículos a ensayos para comprobar cómo se comporta la carrocería frente a distintos tipos de impacto frontal, lateral, trasero o vuelco añadiendo que los resultados de estas pruebas son fundamentales porque en ellas se rompen los equipos tratando de reproducir los accidentes que se producen en las carreteras y se comprueba el nivel de protección que ofrecen tanto a los ocupantes como a los peatones.



Los vehículos tienden a ser cada vez más rápidos pero también más seguros por ello, se busca la reducción del riesgo de los accidentes en la infraestructura terrestre automotor mediante la inclusión de una serie de elementos que confieren estabilidad a los vehículos y disminuye el riesgo de colisión. Es lo que se conoce como Seguridad Activa, un término que engloba los dispositivos sobre los que el conductor puede actuar directamente. Dentro de estos podemos señalar:



  • Sistema de frenado: detiene el vehículo y evita el bloqueo de las ruedas (ABS).

  • Sistema de suspensión: garantiza la estabilidad durante la conducción.

  • Sistema de dirección: hace girar las ruedas de acuerdo al giro del volante.

  • Sistema de climatización: proporciona la temperatura adecuada durante la marcha.

  • Neumáticos: su dibujo es garantía de agarre, incluso en situaciones climatológicas adversas.

  • Sistema de iluminación: permite al conductor ver y ser visto.

  • Motor y caja de cambios: hacen posible adaptar la velocidad a las circunstancias de la carretera.

  • Sistema de control de estabilidad: evita el vuelco del vehículo gracias al denominado sistema ESP.



La seguridad activa está pensada para garantizar el buen funcionamiento de un vehículo en movimiento y responder a las órdenes del conductor. Precisamente, la pericia al volante de éste y la precaución son las claves para evitar un siniestro, siempre y cuando el automóvil responda como le pide el usuario.



En este contexto la presente propuesta de reforma asigna a los Ministerios de Transporte y de Comercio, Industria y Turismo la competencia para expedir reglamentos técnicos de elementos conexos al vehículo, tales como cascos y cinturones de seguridad, así como los elementos de reposición para los vehículos


Dentro de las características técnicas deberá incluirse la obligación de que todos los vehículos automotores que se importen, ensamblen o comercialicen a partir del 1º de enero de 2020, deberán incluir, como mínimo los siguientes componentes de seguridad: sistema de frenos ABS o alguno de condiciones de seguridad superiores, bolsas de aire, mínimo en las sillas delanteras, apoya cabezas y cinturones de seguridad en todas las sillas.


Los importadores, ensambladores o comercializadores de las motocicletas, motociclos, mototriciclos, motocarros o cuatrimotos deberán entregar, junto con el automotor, un (1) casco de seguridad y un (1) chaleco o chaqueta reflectiva que cumplan con las condiciones técnicas que establezcan los Ministerios de Transporte y Comercio, Industria y Turismo so pena de incurrir en las sanciones establecidas en el Estatuto del Consumidor.



En dichos reglamentos técnicos se asegurará que los elementos de reposición sean compatibles con los establecidos para la homologación del vehículo.



En relación con la homologación de los vehículos, se asigna a los Ministerios de Transporte y de Comercio, Industria y Turismo la función de expedir los reglamentos que contengan las condiciones y características técnicas, dimensiones y pesos, incluida carrocería y accesorios de todos los vehículos que se importen, ensamblen, comercialicen o circulen por el territorio nacional, fundamentados en la normatividad técnica nacional e internacional y los compromisos internacionales del país en materia de obstáculos técnicos al comercio.



Respecto al registro inicial se retoma el concepto de vehícuos nuevos entendiendolos como aquellos comercializados dentro de los sesenta (60) días siguientes a la importación, cuando se trate de fabricados o ensamblados en el exterior, o de la expedición de la factura, cuando se trate de vehículos nacionales, a efectos de determinar que solamente podrá hacerse el registro inicial de vehículos nuevos y se concede al Gobierno Nacional la posibilidad de regular el ingreso de vehículos de servicio particular por incremento, así como la vida útil de estos y de los de servicio público a los que otra ley no les haya fijado la vida útil.



Se mantiene la posibilidad de registrar un vehículo en cualquier organismo de tránsito del país, no obstante, deberá acreditarse que el domicilio del interesado corresponde a la jurisdicción del organismo de tránsito donde pretende realizar el trámite; de no existir organismo de tránsito departamental, municipal o distrital en el domicilio, el registro se deberá realizar en el organismo de tránsito más cercano al de su domicilio.



De igual manera, se establece la obligación a los propietarios de los vehículos de reportar los cambios de domicilio, dentro de los dos (2) meses siguientes a dicho cambio, so pena de incurrir en sanción de 15 Salarios Mínimos Legales Diarios Vigentes. La prueba del domicilio se podrá realizar a través de declaraciones tributarias, pago de servicios públicos domiciliarios, certificado de existencia y representación legal o declaración juramentada ante notario o juez de la República.



En el caso de personas jurídicas que tengan sucursales, agencias o establecimientos comerciales en lugares diferentes al domicilio social, los vehículos podrán registrarse en cualquiera de los organismos de tránsito competentes del domicilio social, o de las sucursales, agencias o establecimientos comerciales.





2.4 Normas para Motocicletas, Motociclos, Mototriciclos, Motocarros, Cuatrimotos y Deportivos o Recreativos.



La movilidad para los ciudadanos de nuestro país constituye un derecho Constitucionalmente protegido y que cada vez más se configura en asunto de gran preocupación debido, principalmente a las dificultadas que implica su ejecución plena. El hecho de que una persona se tenga que desplazar hacia sus diferentes actividades diarias con mucho más tiempo del necesario genera inconvenientes, los cuales suponen tiempo, dinero y muchas veces el llegar tarde a su destino con las incomodidades que eso acarrea.



Este fenómeno creciente, diverso y complejo y los flujos de movimientos cada vez más intensos, han sido entre otras las razones que han llevado a las comunidades a adoptar diversas medidas destinadas a fomentar el uso de medios alternativos al automóvil particular como es el caso de la motocicleta como opción de transporte eficiente y económico. Además de las ventajas que suponen en movilidad, las motocicletas se han convertido en una herramienta de trabajo para cientos de miles de ciudadanos.



En la actualidad son más de 12.700.000 los vehículos que circulan por las vías y carreteras de nuestro país, de los cuales cerca de 7.000.000 son motocicletas y la cifra sigue en aumento. Por eso, controlar la movilidad de las motocicletas y los vehículos similares con el resto de los usuarios de las vías públicas se convierte en una necesidad a través de la adopción de dispositivos legales que permitan hacer del uso de la motocicleta una actividad menos riesgosa para sus usuarios y para los demás actores de las vías.



El estudio de la Universidad de los Andes mencionado en este documento señala que para el año 2040 se proyectan un total de 12.9 millones de motocicletas en circulación en Colombia, frente a las 7 millones que circulan hoy día, lo cual demuestra que este vehículo cada vez más es un aliado en la movilidad de los Colombianos.



Dentro de este contexto se destacan los motociclistas como uno de los actores del tránsito que mayor vulnerabilidad representan al interactuar con los demás participantes de la movilidad. De manera progresiva aumentan las cifras de accidentalidad en las que se encuentra involucrado un motociclista arrojando, este componente específico, el mayor número de muertos en el entorno de los accidentes de tránsito.



Estas circunstancias justifican la adopción de normas que motiven la sensibilización y concientización de la población motociclista a fortalecer una cultura por el respeto a las normas de tránsito y de comportamiento para disminuir la accidentalidad de estos actores en las vías públicas.



Es así como este modo de transporte se convierte en un tema de principal atención dado que la motocicleta más allá de ser una herramienta de movilización, es un instrumento de trabajo para sus usuarios, generando un tema social y económico en las dinámicas urbanas.

Sin embargo, la proliferación de este medio de movilización ha tenido consecuencias graves en la salud pública por las altas tasas de accidentalidad de la motocicleta; a nivel mundial y de acuerdo con la OMS7, el 23% de todas las muertes por accidentes de transporte se concentra en los motociclistas y a nivel nacional este porcentaje alcanza el 52%, duplicando el porcentaje de fatalidades del siguiente actor vial más afectado (peatón).



Es así que cualquier trabajo en seguridad vial en el país debe contemplar la motocicleta como eje de acción en sus políticas nacionales y locales



En el más reciente informe Forensis8 del Instituto Colombiano de Medicina Legal y Ciencias Forenses, se destaca que los motociclistas ocupan el primer lugar en mortalidad y morbilidad en los accidentes de tránsito. Las personas que mueren en estas circunstancias, no cumplían con las medidas de seguridad y protección para esta clase de vehículos o simplemente carecían de los conocimientos y habilidades requeridas para la conducción de estos equipos de transporte.



Las muertes y lesiones relacionadas con el tránsito son un problema que afecta de manera sustancial y determinante la vida social, tanto como el crecimiento y desarrollo de nuestro país.



En este escenario se justifica la adopción de las siguientes medidas de comportamiento para la circulación para motocicletas, motociclos, mototriciclos, motocarros, cuatrimotos y deportivos o recreativos.



  1. Deben transitar ocupando un carril y nunca utilizar las vías exclusivas para peatones, ciclistas, servicio público de transporte.

  2. Por su integridad, nunca deben transitar por los carriles de alta velocidad.

  3. Podrán llevar un acompañante en la parte trasera de su vehículo, el cual también deberá utilizar casco de seguridad y el chaleco o chaqueta reflectiva exigida para el conductor.

  4. En este tipo de vehículos no podrán transportarse menores de siete (7) años o mujeres en notorio estado de embarazo.

  5. Deberán usar, de acuerdo con lo estipulado para vehículos automotores, las luces direccionales; de igual forma utilizar, en todo momento, los espejos retrovisores.

  6. Todo el tiempo que transiten por las vías de uso público, deberán hacerlo con las luces delanteras y traseras encendidas.

  7. El conductor y el acompañante deberán usar siempre casco de seguridad que cumpla con los materiales y condiciones de fabricación que determine el Ministerio de Transporte, de igual forma el reglamento determinará las condiciones de uso del casco de seguridad. Los alcaldes municipales o distritales sancionarán con multa de cien (100) salarios mínimos legales diarios, el establecimiento de comercio, expendio, almacén o establecimiento público que venda, expenda, rente o preste cascos de seguridad que no cumplan con las condiciones indicadas por el Ministerio de Transporte, de igual forma deberá sellarse por el término de diez (10) días el establecimiento.

  8. El casco deberá indicar, conforme a la reglamentación que expida el Ministerio de Transporte, los caracteres alfanuméricos de la placa del vehículo en que se transite, con excepción de los pertenecientes a la fuerza pública, que se identificarán con el número interno asignado por la respectiva institución.

  9. El conductor y el acompañante deberán utilizar siempre chaqueta o chaleco reflectivo.

  10. No se podrán transportar objetos que disminuyan la visibilidad, que incomoden al conductor o acompañante o que ofrezcan peligro para los demás usuarios de las vías.

  11. No podrán transportarse personas o cosas delante del conductor.

  12. El conductor deberá llevar vestimenta idónea que cubra todo el cuerpo.

  13. El conductor deberá llevar siempre zapatos que cubran totalmente los pies.

  14. El conductor que utilice la motocicleta como medio de trabajo deberá usar en todo momento, traje para motociclista con alta resistencia a la abrasión y protectores de hombros, codos y rodillas.

  15. Los conductores que transiten en grupo lo harán uno detrás del otro, por lo que queda prohibida la circulación en paralelo, excepto cuando se estén realizando maniobras de adelantamiento

  16. No deben sujetarse o viajara cerca de otro vehículo de mayor tamaño que pueda succionarles hacia las ruedas, o lo oculten de la vista de los conductores que transitan en sentido contrario.

  17. No deben conducir en sentido contrario a la circulación.

  18. Los conductores no deben conducir habiendo consumido alcohol u otra sustancia psicoactiva.

  19. No deben adelantar a otros vehículos por la derecha o entre vehículos que transiten por sus respectivos carriles. Para maniobras de adelantamiento utilizarán siempre el carril libre a la izquierda del vehículo a sobrepasar manteniendo un distancia lateral de 1,50 metros en el adelantamiento






1   ...   6   7   8   9   10   11   12   13   14

Similar:

El congreso de la republica iconCongreso de la republica total presupuesto

El congreso de la republica iconCongreso de la República. Dirección Legislativa

El congreso de la republica iconDecreto número 10-2012 el congreso de la república de guatemala
Que la Constitución Política de la República establece que el régimen económico y social de Guatemala se funda en principios de justicia...
El congreso de la republica iconRepública de guatemala edición -exclusiva
Trabajo y Previsión Social en cumplimiento al artículo 29 del Decreto 18-2001 del Congreso de la República que le confío la primera...
El congreso de la republica iconBases administrativas
Contratación para la ejecucion de obra “habilitacion urbana mapfre – congreso de la republica pisco”
El congreso de la republica iconFormulario Comunicaciones Congreso addijes
Los autores del trabajo autorizan al Comité Organizador del II congreso Internacional en Investigación y Didáctica de la Educación...
El congreso de la republica iconC169 Convenio sobre Pueblos Indígenas y Tribales, 1989
Ley de la Academia de las Lenguas Mayas de Guatemala Decreto del Congreso de la República
El congreso de la republica iconLey 1819 de 2016- reforma Tributaria
El día 19 de octubre de 2016, el Gobierno radicó ante el Congreso de la República el
El congreso de la republica iconDecreto Número 1133 de 06-19-2000. Congreso de la República
Por medio del cual se reglamenta parcialmente las Leyes 49 de 1990, 3ª de 1991 y 546 de 1999
El congreso de la republica iconBonifacio Jiménez García
Decreto 90-2005, del Congreso de la República de Guatemala; y para el efecto me permito acompañar al presente expediente los siguientes...


Descargar 409.34 Kb.