Página principal



Expediente 138 2014 Sentencia 295 2014 Voto 377 2014

Descargar 163.38 Kb.

Expediente 138 2014 Sentencia 295 2014 Voto 377 2014





Descargar 163.38 Kb.
Página1/5
Fecha de conversión26.07.2017
Tamaño163.38 Kb.
  1   2   3   4   5

Expediente 138 - 2014Macintosh HD:Users:Ministerio_de_Hacienda:Desktop:André:Libro de marca nuevo:Logos para hojas membretadas:Logo del Bicentenario.jpgMacintosh HD:Users:Ministerio_de_Hacienda:Desktop:André:Libro de marca nuevo:Logos para hojas membretadas:png logos:logo tribunal aduanero nacional.png

Sentencia 295 - 2014

Voto 377 - 2014


Sentencia número 295-2014. Tribunal Aduanero Nacional. San José, a las nueve horas con cuarenta y cinco minutos del veintiuno de agosto de dos mil catorce.


Conoce este Tribunal del recurso de apelación presentado por el agente aduanero, señor XXX, inscrito con agencia aduanal XXX., en representación del cliente la sociedad XXX., contra la denegatoria de trato arancelario preferencial y consecuente ajuste de la obligación tributaria aduanera, referente al Documento Único Aduanero 006-2014-XXX del 03 de enero de 2014 de la Aduana de Limón.


RESULTANDO


I.- Mediante Documento Único Aduanero (en adelante DUA) 006-2014-XXX del 03 de enero de 2014 de la Aduana de Limón, el agente aduanero señor XXX, inscrito con agencia aduanal XXX., en representación del cliente la sociedad XXX., presenta la destinación al régimen de importación definitiva de la mercancía descrita como pulpa de cerdo congelada sin hueso, de la partida arancelaria 0203290090, declarando un valor aduanero de $XXX, aplicando el trato arancelario preferencial que concede el Tratado de Libre Comercio entre República Dominicana, Centroamérica y los Estados Unidos de América (en adelante CAFTA-DR o Tratado (Folios 76-103).


II.- Durante el ejercicio del control inmediato, el funcionario encargado del proceso de la revisión documental procede a desaplicar el trato arancelario preferencial, por considerar que el número de factura comercial consignado en el DUA de interés y el indicado en la casilla cinco del certificado de origen no coinciden, además porque el domicilio físico del exportador se encuentra ubicado en Canadá tal, como lo indican el conocimiento de embarque, la factura comercial, la declaración de exportación, y el formulario de la declaración del valor en aduanas, detectando contradicción entre la información que contiene el certificado de origen y los demás documentos anexos al DUA. En consecuencia siendo que Canadá no es miembro firmante del CAFTA-DR, de conformidad con los artículos 4.15 y 3.3.2 del texto del Tratado, y el Reglamento publicado mediante Decreto Ejecutivo No.34753-H-Comex, motivo por el cual reliquida la obligación tributaria aduanera, generando una diferencia por pagar a favor del Fisco por la suma de ¢XXX. El referido ajuste se notificó el día 08 de enero de 2014 (Folios 28,29, 90).


III.- El agente aduanero, interpone el 24 de febrero 2014 los recursos de reconsideración y de apelación contra el ajuste objeto del presente procedimiento, esgrimiendo a los efectos: (Folios 1-3)


Le asiste a su mandante la oportunidad procesal de modificar los defectos que eventualmente hubiesen sido determinado por el técnico aduanero en el formulario del Tratado.


Señala que durante el proceso de verificación remitió el certificado de origen subsanando los errores detectados por el vista de aduanas


Solicita se aplique el trato arancelario preferencial y se autorice la devolución de la garantía por cuanto la mercancía es originara de USA.


IV.- Mediante resolución número RES-AL-DN-XXX-2014 del 11 de marzo de 2014, la Aduana de Limón conoce del recurso de reconsideración presentado, declarando parcialmente con lugar dado que acepta la corrección del número de factura XXX en el certificado de origen y rechazando la aplicación del certificado de origen CAFTA, por cuanto la empresa XXX tiene su domicilio en Bramton Ontario Canadá. Emplaza por el término legal al recurrente para que reitere o amplíe los argumentos de su pretensión ante el órgano superior. Dicho acto fue notificado el 19 de marzo de 2014. (Folios 37-69).


V.- El día 02 de abril de 2014 el agente aduanero se apersona ante esta Sede y argumenta:

El conocimiento de embarque representa un contrato entre partes para el transporte de mercancías de un país a otro, en ningún momento detalla ni incide sobre el origen de la mercancía.


Las mercancías embarcadas iniciaron su proceso de exportación en chicago EEUU, siendo el productor la empresa XXX, domiciliada en Indiana.


El exportador XXX está domiciliado en XXX, NY, USA.


Las mercancías son originarias de los Estados Unidos de América, según lo comprueba con el certificado de origen aportado al expediente, por lo que pide la aplicación del trato arancelario preferencial. (Folios 72-75)


VI.- En la tramitación del presente recurso se han observado las prescripciones de ley.


Redacta el Lic. Soto Sequeira


CONSIDERANDO


I.- Objeto Consiste en determinar la aplicación o no del trato arancelario preferencial concedido por el Tratado de Libre Comercio CAFTA, solicitada por el Agente Aduanero XXX, inscrito con agencia aduanal XXX., en representación del cliente la sociedad XXX, para la mercancía amparada al DUA 006-2014-XXX del 03 de enero de 2014 de la Aduana de Limón, con la que se nacionalizaron XXX bultos conteniendo pulpa de cerdo congelada sin hueso, en razón de que el A Quo, durante el ejercicio del control inmediato, rechazó la certificación de origen presentada al considerar que existía inconsistencia entre la información establecida en el certificado de origen y los documentos adjuntos al DUA (conocimiento de embarque, factura comercial, declaración de exportación, formulario de la declaración del valor en aduanas), toda vez que en dicha revisión se detectó que en estos se establece como exportador a la empresa XXX, cuyo domicilio físico se encuentra en Canadá, por lo que desaplica el trato arancelario preferencial. Como consecuencia, se genera una diferencia en el pago de los impuestos, a favor del fisco por la suma de ¢XXX.


II.- Sobre la admisibilidad del recurso de apelación Procede este Órgano a revisar el aspecto de admisibilidad del recurso de apelación interpuesto conforme la Ley General de Aduanas (LGA), para establecer si en la especie se cumplen los presupuestos procesales que son necesarios para constituir un procedimiento válido. En tal sentido dispone el artículo 198 de la LGA vigente al momento de los hechos, que contra la resolución dictada por la Aduana cabe recurso de apelación para ante este Tribunal, el cual debe presentarse dentro de los quince días hábiles siguientes a la notificación del acto impugnado, es decir, en tiempo. Así, tenemos que en este caso la desaplicación del certificado de origen, fue notificado mediante el sistema informático Tica, el día 08 de enero de 2014 y el recurso fue interpuesto el día 08-01-2014, ampliando los argumentos con el escrito entregado a la aduana el 24 de febrero de 2014 (folios 01, 29, 36), lo cual ocurrió dentro del plazo legalmente establecido. Además, el recurso debe cumplir con los presupuestos procesales de forma relativos a la capacidad procesal de las partes que intervienen en el procedimiento, lo cual no genera problemas en el presente asunto, toda vez que el recurso de cita es interpuesto por el agente aduanero que viene actuando desde el despacho aduanero, en representación del importador de las mercancías, encontrándose el mismo debidamente acreditado para actuar en dicha condición, según constancia que corre a folio 114 del presente expediente administrativo, cumpliéndose en la especie con el presupuesto procesal de legitimación. En razón de ello, tiene este Tribunal por admitido el recurso de apelación para su estudio.


III.- Hechos Probados De interés para el caso se tienen por demostrados en expediente administrativo los siguientes hechos:


1. Mediante DUA 006-2014-XXX del 03 de enero de 2014, el XXX, inscrito con agencia aduanal XXX., en representación del cliente la sociedad XXX., nacionalizó XXX bultos conteniendo pulpa de cerdo congelada sin hueso, de la partida arancelaria 0203290090, declarando un valor aduanero de $XXX, aplicando el trato arancelario preferencial que concede el Tratado de Libre Comercio entre República Dominicana, Centroamérica y los Estados Unidos de América (en adelante CAFTA-DR o Tratado. (folios 76-103)


2. Que el certificado de origen que ampara las mercancías importadas mediante el DUA indicado supra, en la casilla 1 referente a nombre y domicilio del Exportador se consigna XXX NY, USA. (folio 102).


3. Durante el proceso de revisión documental, el funcionario encargado, procede a realizar notificación electrónica al agente aduanero, donde señala que determina la inconsistencia entre la información establecida en el certificado de origen y el conocimiento de embarque, factura comercial, declaración de exportación, formulario de la declaración del valor en aduanas, toda vez que en dicha revisión se detectó que en estos se establece como exportador a la empresa XXX, cuyo domicilio físico se encuentra en Canadá; por lo que desaplica el trato arancelario preferencial y como consecuencia de los cambios practicados, se genera una diferencia en el pago de los impuestos, a favor del fisco por la suma de ¢XXX. (folios 28 y 29).


IV.- Sobre el fondo Trata el presente caso de la denegatoria por parte de la Aduana de Limón de otorgar el trato arancelario preferencial concedido por el CAFTA-DR a la mercancía importada mediante Declaración Aduanera número XXX del 03 de enero de 2014, al rechazar la aplicación de la certificación de origen presentada, toda vez que el conocimiento de embarque, la factura comercial, la declaración de exportación consignan como exportador a la empresa XXX cuyo domicilio físico se encuentra en Canadá, mientras que en el certificado de origen en la casilla 1 referente a nombre y domicilio del Exportador se consigna la sociedad XXX NY, USA., por lo que es preciso dilucidar si es factible tal acción a la luz de la normativa vigente.


Resulta oportuno mencionar que la Aduana introduce a la hora de desaplicar el certificado de origen, un concepto o criterio de conexidad que no está regulado en el Tratado, desconociendo la normativa clara y precisa del mismo en lo que se refiere al certificado de origen y los sujetos autorizados para declararlo. Aclara este Tribunal que dicho concepto, en materia de origen no se encuentra reconocido en nuestra jurisprudencia, como sí ha ocurrido en otras materias donde encontramos abundantes sentencias que consideran la conexidad como el nexo causal que debe existir para determinar la correcta naturaleza de la mercancía en procesos determinativos de reclasificación y revaloración, aspecto que a todas luces es diferente al objeto del caso que nos ocupa.


Es así, que en relación con la desaplicación del trato preferencial, debe tenerse presente que en esta materia, el beneficio arancelario correspondiente deberá otorgarse y sujetarse a los alcances y limitaciones establecidos por los países Miembros en el Acuerdo o Negociación respectiva.


En primer lugar, debemos partir que en términos generales un tratado de libre comercio es un acuerdo de política exterior bilateral o multilateral, mediante el cual los países establecen reglas comunes para normar la relación comercial entre ellos, con el fin de consolidar y ampliar el acceso de sus productos y eliminar barreras arancelarias y no arancelarias. En ese sentido tenemos que tanto el CAFTA-DR como el “Reglamento para la aplicación y administración de las disposiciones aduaneras y de las reglas de origen del Tratado de Libre Comercio República Dominicana- Centroamérica- Estados Unidos”, aprobado mediante Decreto Ejecutivo Nº 34753-H-COMEX de fecha 16 de setiembre de 2008, publicado en la Gaceta Nº 184 del 24 de setiembre de 2008, (en adelante el Reglamento), establecen las disposiciones normativas con base en las cuales debe resolverse el presente asunto.


Así, iniciamos el análisis teniendo demostrado en autos para lo de interés, que en la certificación de origen que cobija a las mercancías importadas mediante la Declaración indicada supra, en la casilla 1 referente a nombre y domicilio del Exportador se consigna la sociedad XXX NY, USA. Por lo que la empresa que se declara como exportadora en el certificado de origen, tiene su domicilio en Estados Unidos de Norteamérica, esto es, en el territorio de una de las partes que suscriben el acuerdo, cumpliendo con el principio de arraigo.


En este hilo conductor, es necesario indicar que en el CAFTA-DR es posible solicitar el trato preferencial con fundamento ya sea en un certificado de origen o bien en el conocimiento que la mercancía es originaria, a tenor de lo establecido en el numeral 4.16, en correlación al artículo 19 de su Reglamento, tal y como se hará referencia más adelante, siendo importante resaltar, que en caso de que la certificación de origen sea la base de la solicitud de trato preferencial, su finalidad consiste precisamente en servir o acreditar que el bien califica como originario, tal y como lo prescribe el artículo 22 de Reglamento supra citado al disponer que:


“… la certificación de origen es el documento que se debe utilizar para certificar que una mercancía es originaria y, en consecuencia es elegible para el tratamiento arancelario preferencial establecido en la Lista Arancelaria de Costa Rica contenida en el Anexo 3.3 o de conformidad con el Anexo 3.3.6 del Tratado.”


En esta línea y acorde con la situación fáctica que encierra la presente litis, la Sección B del CAFTA-DR denominada “Procedimientos de Origen”, tiene como objetivo establecer los procedimientos aduaneros relacionados con la certificación de origen y verificación del origen de las mercancías aplicables al comercio entre las Partes, siendo que a los efectos el numeral 4.15, dispone:


Obligaciones Respecto a las Importaciones.


1. Cada Parte concederá cualquier solicitud de trato arancelario preferencial, realizada de conformidad con este Capítulo a menos que la Parte emita una resolución escrita de que la solicitud es inválida por cuestiones de hecho o de derecho.

2. Una Parte podrá negar el trato arancelario preferencial a una mercancía si el importador no cumple con cualquiera de los requisitos de este Capítulo.

3. Ninguna Parte, someterá a un importador a cualquier sanción por realizar una solicitud de trato arancelario preferencial inválida, si el importador:

a) no incurrió en negligencia, negligencia sustancial o fraude, al realizar la solicitud y pague cualquier arancel aduanero adeudado; o

b) al darse cuenta de la invalidez de dicha solicitud, la corrija voluntaria y prontamente y pague cualquier arancel aduanero adeudado.

4. Cada Parte podrá requerir que un importador que solicite trato arancelario preferencial para una mercancía importada a su territorio:

a) declare en el documento de importación que la mercancía es originaria;

b) tenga en su poder, al momento de hacer la declaración a la que se refiere el subpárrafo (a), una certificación escrita o electrónica, como se describe en el Artículo 4.16, si la certificación es la base de la solicitud;

c) proporcione una copia de la certificación, a solicitud de la autoridad aduanera de la Parte importadora, si la certificación es la base de la solicitud;

d) cuando el importador tenga motivos para creer que la declaración a la que se refiere el subpárrafo (a) está basada en información incorrecta, corrija el documento de importación y pague cualquier arancel aduanero adeudado;

e) cuando una certificación de un productor o exportador es la base de la solicitud, el importador a su elección provea o haga los arreglos para que el productor o exportador provea, a solicitud de la autoridad aduanera de la Parte importadora, toda información utilizada por dicho productor o exportador al emitir tal certificación; y

f) demuestre, a solicitud de la autoridad aduanera de la Parte importadora, que la mercancía es originaria conforme al Artículo 4.1, incluyendo que la mercancía cumple con los requisitos del Artículo 4.12… (El resaltado no corresponde al original)


Es importante resaltar que de conformidad con el artículo transcrito y en general con el apartado en cuestión, la obligación principal respecto a las importaciones efectuadas bajo el amparo del Tratado, es la que se refiere a la carga de la prueba, donde el importador es el responsable ante la Autoridad Aduanera de presentar la certificación de origen o cualquier otra información que demuestre que una mercancía califica como originaria. Para el caso concreto, tal y como ya se señaló el numeral 4.16 es el que establece el medio o forma en que se solicitará el trato arancelario preferencial, indicando:


Solicitud de Origen.


1. Cada Parte dispondrá que un importador podrá solicitar el trato arancelario preferencial con fundamento en alguna de las siguientes:


a) una certificación escrita o electrónica3 emitida por el importador, exportador o productor; o


3 Cada Parte Centroamericana y la República Dominicana deberá autorizar a los importadores, a proporcionar certificaciones electrónicas, a más tardar tres años después de la fecha de entrada en vigor del Tratado.


b) su conocimiento respecto de si la mercancía es originaria, incluyendo la confianza razonable en la información con la que cuenta el importador de que la mercancía es originaria4.


4 Cada Parte Centroamericana y la República Dominicana deberá implementar el subpárrafo (b) a más tardar tres años después de la fecha de entrada en vigor del Tratado…” (El resaltado no corresponde al original)


Dicha norma es complementada por el artículo 19 del Reglamento, supra citado, que prescribe:

Solicitud de trato arancelario preferencial. Un importador podrá solicitar el trato arancelario preferencial con base en:

a) Una certificación escrita o electrónica emitida por el importador, exportador o productor; o

b) Su conocimiento respecto de si la mercancía es originaria, incluyendo la confianza razonable en la información con la que cuenta el importador de que la mercancía es originaria. Esta alternativa se implementará a más tardar en el plazo de tres años a partir de la fecha de entrada en vigencia del Tratado para Costa Rica.” (El resaltado no corresponde al original)


De esta forma, para acreditar que una mercancía cumple con el régimen de origen del CAFTA-DR, dicha mercancía puede ir acompañada de una certificación de origen emitida ya sea por el productor, el exportador o el importador, o bien con la información o conocimiento que tenga el importador de que la mercancía es originaria. Como se puede apreciar, la certificación de origen se convierte, en caso que la misma sea la base de la solicitud de trato arancelario preferencial, en el documento que acredita el origen y procedencia de las mercancías, permitiendo así aprovechar los distintos beneficios y preferencias arancelarias otorgadas a través del Tratado de cita, respondiendo su concesión a la validez de dicha certificación, constituyéndose en el documento por excelencia legalmente pactado como probatorio del origen de las mercancías y favorecedor de la preferencia arancelaria, y en razón de la carga de la prueba, le corresponde al importador su debida presentación y probanzas respecto a dicho documento, siendo que tal caracterización es plasmada en el numeral 22 del Reglamento, según se indicó supra.


En cuanto a las condiciones que debe presentar la referida certificación, el artículo 4.16.2 del Tratado y el artículo 22 de su Reglamento, establecen que si bien no necesita estar elaborado en un formato preestablecido, debe contener al menos los siguientes elementos:


a) El nombre de la persona certificadora, incluyendo, cuando sea necesario, información de contactos u otra información de identificación,

b) Clasificación arancelaria bajo el Sistema Armonizado y una descripción de la mercancía,

c) Información que demuestre que la mercancía es originaria,

d) La fecha de la certificación; y

e) En el caso de una certificación general emitida conforme al artículo 4.16.4 (b) del Tratado, el período que cubre la certificación.


Además de lo anterior, la normativa exige que para otorgar el trato preferencial a las importaciones se indique en la respectiva declaración aduanera que las mercancías son originarias y que el importador al momento de transmitirla, tenga el original de la certificación de origen, disponiendo el Reglamento en su numeral 20:


Requisitos para la aplicación del trato arancelario preferencial. Para otorgar a las importaciones de mercancías originarias el trato arancelario preferencial establecido en el Tratado, deberá indicarse en la declaración de importación que las mercancías califican como originarias utilizando el código del convenio en la casilla correspondiente de la declaración aduanera.

Al momento de transmitir la declaración el importador deberá tener el original de la certificación de origen escrita o electrónica emitida por el importador, exportador o productor, si la certificación es la base de la solicitud; salvo las excepciones establecidas en el artículo 28 de este Reglamento;

La autoridad aduanera, podrá requerir que se adjunte a la declaración aduanera, una copia de la certificación de origen que ampara las mercancías, si la certificación es la base de la solicitud, de conformidad con el artículo 22 de este Reglamento y el Anexo A de este Reglamento.” (El resaltado no corresponde al original)


Seguidamente el numeral 19 inciso a) del Reglamento en comentario regula quién es la persona responsable de emitir el certificado, al indicar que la solicitud de trato preferencial podrá ser solicitada por el importador con base en: “Una certificación escrita o electrónica emitida por el importador, exportador o productor;…”


En consecuencia para que una mercancía califique como originaria y sea susceptible de obtener los beneficios arancelarios que confiere el Tratado, debe contar con el respectivo certificado de origen, si esa es la base de la solicitud, por lo que ese documento se constituye por excelencia en la prueba legalmente que demuestra su cumplimiento en las importaciones realizadas.


Aclarado que el documento que comprueba el origen de las mercancías lo es el certificado de origen, no puede admitirse por parte de este Órgano que se desconozca éste y se antepongan otros cuya naturaleza no está relacionada con la materia de origen; de esta forma se hace necesario señalar brevemente cuál es la finalidad de los documentos que la Aduana considera inconsistentes con el certificado de origen presentado.


En primer término la factura comercial es definida por la LGA de la siguiente forma: “Documento expedido conforme a los usos y las costumbres comerciales, justificativo de un contrato o compraventa de mercancías o servicios extendido por el vendedor a nombre y cargo del comprador”.


El artículo 317 del RLGA, establece los requisitos e información que debe contener la factura comercial, señalando:


La factura comercial debe contener los requisitos e información siguientes:

a. Nombre y domicilio del vendedor.

b. Nombre y domicilio del destinatario de las mercancías. Si hubiere un cambio de destinatario el que adquiriere esa condición deberá declarar en la factura su nombre y domicilio e indicar que se trata del nuevo destinatario.

c. Descripción de las mercancías objeto de la transacción, con especificación de su clase, cantidad, precio unitario y total. Debe indicarse si las mercancías son usadas, defectuosas, reconstruidas o reacondicionadas. En caso de omisión éste dato puede ser agregado por el interesado o agente aduanero firmando esta anotación.

d. Tipo de embalaje, las marcas, números, clases y cantidades parciales y total de bultos.

e. Término comercial de contratación.

f. Desglose de las cantidades por concepto de fletes y primas de seguro.

g. lugar y fecha de expedición.

Si la factura comercial no estuviere redactada en español, se deberá adjuntar a ésta la traducción correspondiente”.


De lo expuesto se extrae que la importancia de la factura a nivel de aduanas, es que permite contar con información sobre la mercancía y las condiciones que mediaron en su compra, los cuales son necesarios conocer a fin de determinar el valor aduanero, en ese sentido se ha dicho: “…uno de los documentos más importantes para poder realizar la importación correspondiente es la factura comercial que, en cualquiera de los regímenes aduaneros aplicables a la importación, es indispensable debido a que contiene la información necesaria para conocer la descripción y tipo de mercancía que se pretende importar; su precio unitario y total; términos de venta; datos del proveedor y del comprador; entre otros, y cuya información será utilizada en la elaboración del pedimento de importación aplicable, así como para la determinación de las contribuciones al comercio exterior, por mencionar sólo algunos usos.” (Emilio Velasco Gaytán, Importancia de la factura comercial en el proceso de importación Aspectos a considerar para su expedición, 2011).



Respecto al conocimiento de embarque, la LGA lo define como:


Título representativo de mercancías, que contiene el contrato celebrado entre el remitente y el transportista para transportarlas al territorio nacional y designa al consignatario de ellas. Para los efectos del régimen jurídico aduanero equivale a los términos Bill of Lading (B/L), guía aérea o carta de porte”.

A nivel reglamentario se estableció la información que debe constar en dicho documento, señalando el artículo 316 en lo de interés:


Artículo 316.- Requisitos e información que debe contener el conocimiento de embarque.

El conocimiento de embarque debe contener los requisitos e información siguientes:

a. Mención del medio de transporte (aéreo, terrestre, marítimo) y nombre del vehículo en caso de tráfico marítimo.

b. Nombre del porteador y del consignatario.

c. Puertos de embarque y destino.

d. Naturaleza, cantidad y peso bruto de los bultos, descripción genérica de su contenido, números y marcas.

e. Flete contratado.

f. Número de identificación del conocimiento de embarque que permita su individualización.

g. Lugar y fecha de emisión.

h. Firma del porteador…”


Tomando en cuenta la definición indicada supra y lo desarrollado sobre este documento por la doctrina, a modo de resumen podemos decir que la importancia del mismo radica fundamentalmente en los siguientes aspectos:


1) Sirve como ‘recibo' de las mercancías a bordo, por ser este el instrumento en el que se plasma el contrato de transporte, comprendiendo sus condiciones, el flete a pagar y, en general las obligaciones a cargo de las partes.

2) Es un título representativo de la mercancía, por lo cual el tenedor legítimo del conocimiento puede disponer de la misma.

3) Es título ejecutivo.


Con relación a la declaración sobre el valor aduanero de las mercancías el numeral 263 LGA establece la obligatoriedad de este instrumento:

Artículo 263.- Declaración del valor en aduana de las mercancías.

Para los efectos de la aplicación del presente título, la importación de mercancías deberá estar amparada en una declaración de valor en aduana de las mercancías. La Dirección General de Aduanas, mediante reglamento, determinará los casos de las importaciones de mercancías que se eximan de este requisito.

Siendo a través del artículo 319 del RLGA que se establecen las excepciones al cumplimiento de esa disposición, y se indica que su contenido será definido por la DGA:


Artículo 319.- Documentos sobre el valor aduanero y el origen de las mercancías.

La importación definitiva de mercancías deberá estar amparada en una declaración de valor en aduanas de las mercancías, con las siguientes excepciones:

a. Mercancías con un valor en aduanas igual o menor a mil pesos centroamericanos o su equivalente en moneda nacional, siempre que no se trate de importaciones o envíos fraccionados.

b. Muestras sin valor comercial.

c. Mercancías importadas por el Estado y demás Entes Públicos, incluyendo Municipalidades.

d. Mercancías importadas por Misiones Diplomáticas y Consulares y Organismos y Entidades Internacionales que estén exentas del pago de los tributos a la importación.

e. Mercancías consistentes en equipaje, envíos de socorro y envíos urgentes en razón de su naturaleza o por responder a una necesidad debidamente justificada.

f. Mercancías del artículo 119 de la Ley.

g. Mercancías consistentes en menaje de casa.

h. Mercancías consistentes en vehículos automotores no gravados con derechos arancelarios a la importación, en que la determinación del valor se realiza mediante el procedimiento establecido por Decreto Ejecutivo.

i. Mercancías originarias de Centroamérica que estén amparadas a una declaración aduanera establecida para el comercio regional de acuerdo con las normas de Integración Económica.

j. Otras mercancías que determine el Servicio.

La declaración del valor en aduanas de las mercancías contendrá la información que disponga la Dirección General mediante resolución de alcance general. La declaración del valor en aduanas será de libre impresión por los interesados y deberá ser firmada por el importador…”


El Servicio Nacional de Aduanas dispuso que la declaración del valor en aduanas de las mercancías importadas debe brindar información sobre los siguientes aspectos: datos generales, condiciones de la transacción, descripción de las mercancías importadas y determinación del valor en aduanas. Cabe acotar que esa información debe ser suministrada tratándose de transacciones comerciales que le son de interés en razón de su cuantía o de su naturaleza y reguló expresamente las exclusiones a esa disposición.


De forma muy clara se explica de seguido la finalidad de esta figura:

“…Una declaración de valor escrita o transmitida electrónicamente, ofrece ventajas tanto para la Aduana como para el declarante. Por una parte, sirve de guía al comprador/importador que le permite declarar todos los datos que necesita para establecer correctamente el valor en aduana de la mercancía que está importando, y de otro lado, las administraciones aduaneras encuentran en la declaración de valor un instrumento valioso de ayuda para llevar a cabo los controles a los que están obligadas, y de esta manera puedan tener la certeza de que se tiene un valor en aduana confiable que permitirá alimentar los sistemas de información que retroalimentaran casos futuros. La información que se suministra en una declaración de valor posibilita establecer la naturaleza de la transacción que da origen a la importación de las mercancías, y esto a su vez define la aplicación o no del Método del Valor de Transacción, en cuyo caso se requiere conocer más detalle sobre las condiciones en que se ha realizado la venta, las formas de pago, gastos efectuados por el comprador que deben ajustarse al precio, así como aquellos costes que deben deducirse del mismo según factura comercial.

Dice el Comité Técnico que:

Gracias a la declaración del valor se obtiene información suplementaria del importador sobre los elementos relacionados con el valor que no aparecen en la factura, por ejemplo comisiones pagadas a terceros, pagos de cánones o derechos de licencia, gastos de transporte o de envío, etc.” (Julia Inés Sánchez, Secretaría General de la Comunidad Andina, Proyecto de Cooperación UE-CAN Asistencia Relativa al Comercio I, Perú, 2007, Pág. 271)


Según lo expuesto, no queda duda sobre la importancia que representan la factura comercial, el conocimiento de embarque y la declaración del valor para los fines del Servicio Nacional de Aduanas, sin embargo ninguno de esos documentos permite acreditar el origen de las mercancías, su naturaleza y finalidad son diferentes. Siendo únicamente el certificado de origen el documento idóneo para ello y así lo entendió el legislador, al plasmar en el último párrafo del artículo 319 RLGA lo siguiente:


Artículo 319.- Documentos sobre el valor aduanero y el origen de las mercancías.

(…) Cuando se solicite un trato preferencial sobre mercancías incluidas en un programa de desgravación arancelaria o en un convenio internacional que imponga la obligación de la presentación o transmisión electrónica de un documento que


  1   2   3   4   5

Similar:

Expediente 138 2014 Sentencia 295 2014 Voto 377 2014 iconExpediente N° 274-2014 Sentencia N° 300-2014 Voto N° 382-2014
Sentencia N° 300-2014. Tribunal Aduanero Nacional. San José, a las diez horas con quince minutos del veintiuno de agosto de dos mil...
Expediente 138 2014 Sentencia 295 2014 Voto 377 2014 iconExpediente Nº 189-2013 Sentencia Nº 020-2014 Voto Nº 023-2014
Sentencia número 020-2014. Tribunal Aduanero Nacional. San José, a las trece horas con veinticinco minutos del treinta y uno de enero...
Expediente 138 2014 Sentencia 295 2014 Voto 377 2014 iconBienes de Capital Instructivo para actualización de datos – Resol. 138/2014
El presente instructivo tiene como objetivo detallar la metodología del proceso de actualización de datos para las empresas inscriptas...
Expediente 138 2014 Sentencia 295 2014 Voto 377 2014 iconDocumentación a presentar convocatoria 2014
Desde el 25/03/2014 al 21/04/2014 inclusive. En el Horario de 10: 30 a 13: 00 y de 14 a 16: 30hs
Expediente 138 2014 Sentencia 295 2014 Voto 377 2014 iconNúmero 12, junio de 2014 El Diccionario de la Real Academia Española nos enseña que
...
Expediente 138 2014 Sentencia 295 2014 Voto 377 2014 iconDocumentación a presentar
Desde el 25/03/2014 al 22/04/2014 inclusive. En el Horario de 10: 30 a 13: 00 y de 14 a 16: 30hs
Expediente 138 2014 Sentencia 295 2014 Voto 377 2014 iconElezioni 2014 per IL rinnovo dei co. Mi. Tes.
Si comunica che nella Gazzetta Ufficiale n. 79 del agosto 2014 é stato pubblicato IL decreto-legge n. 109 del agosto 2014 che, all'art....
Expediente 138 2014 Sentencia 295 2014 Voto 377 2014 iconMicrosoft Word Guía docente 2014-2015 10-07-2014. docx
Aproximación clínica al animal exótico de compañía como paciente. Estudio de las
Expediente 138 2014 Sentencia 295 2014 Voto 377 2014 iconOficio Número 020779 de 15-07-2015. Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales
Fuentes formales Estatuto Tributario artículos 107, 329, 332; Ley 1739 de 2014 artículos 26, 77; Decreto 1070 de 2013 artículo 2;...
Expediente 138 2014 Sentencia 295 2014 Voto 377 2014 iconDiseño conceptual y metodológico del 3 er cna-2013 2014 Gerencia Técnica 29 de abril de 2014
Construir el marco estadístico agrícola, forestal, pecuario, acuícola, pesquero y de las


Descargar 163.38 Kb.