Página principal



Recomendación Nº95 sobre la protección de la maternidad, 1952

Descargar 0.71 Mb.

Recomendación Nº95 sobre la protección de la maternidad, 1952





Descargar 0.71 Mb.
Página20/27
Fecha de conversión16.05.2019
Tamaño0.71 Mb.
1   ...   16   17   18   19   20   21   22   23   ...   27

7.5. Recomendación Nº95 sobre la protección de la maternidad, 1952


Lugar: Ginebra

Sesión de la Conferencia:35

Fecha de adopción:28:06:1952


La Conferencia General de la Organización Internacional del Trabajo:

Convocada en Ginebra por el Consejo de Administración de la Oficina Internacional del Trabajo, y congregada en dicha ciudad el 4 junio 1952 en su trigésima quinta reunión;


Después de haber decidido adoptar diversas proposiciones relativas a la protección de la maternidad, cuestión que constituye el séptimo punto del orden del día de la reunión, y


Después de haber decidido que dichas proposiciones revistan la forma de una recomendación complementaria del Convenio sobre la protección de la maternidad (revisado), 1952,adopta, con fecha veintiocho de junio de mil novecientos cincuenta y dos, la siguiente Recomendación, que podrá ser citada como la Recomendación sobre la protección de la maternidad, 1952:



I. Descanso de Maternidad


1.

1) Cuando sea necesario para la salud de la mujer, y siempre que sea posible, el descanso de maternidad previsto en el párrafo 2 del artículo 3 del Convenio sobre la protección de la maternidad (revisado), 1952, debería ser prolongado hasta completar un período de catorce semanas.


2) Los organismos de control deberían estar autorizados para prescribir en casos individuales, mediante presentación de un certificado médico, una prolongación suplementaria del descanso durante el embarazo y del descanso puerperal previsto en los párrafos 4, 5 y 6 del artículo 3 del Convenio sobre la protección de la maternidad (revisado), 1952, si dicha prolongación se considerase necesaria en interés de la salud de la madre y del hijo, y especialmente cuando existan o puedan producirse condiciones anormales, tales como abortos u otras complicaciones durante el embarazo o el puerperio.


II. Prestaciones de Maternidad

2.


1) Siempre que sea posible, las prestaciones en metálico que deban ser concedidas en virtud del artículo 4 del Convenio sobre la protección de la maternidad (revisado), 1952, deberían ser fijadas de acuerdo con una tasa superior a la tasa mínima prevista por dicho Convenio; siempre que sea posible, la tasa debería ser fijada en un 100 por ciento de las ganancias anteriores de la mujer que hayan sido tomadas en cuenta para computar las prestaciones.


2) Siempre que sea posible, las prestaciones médicas que deban ser concedidas en virtud del artículo 4 de dicho Convenio deberían comprender la asistencia médica general y la asistencia por especialistas en el hospital o fuera de él, e incluso visitas a domicilio; la asistencia odontológica; la asistencia por una comadrona diplomada y otros servicios de maternidad, en el domicilio o en un hospital; la asistencia por enfermeras, en el domicilio, en un hospital o en cualquier otra institución médica; el mantenimiento, tanto en un hospital como en cualquier otra institución médica; el suministro de artículos farmacéuticos, dentales u otros artículos médicos o quirúrgicos, y la asistencia prestada, bajo un control médico apropiado, por miembros de cualquier otra profesión a los que legalmente se considere competentes para proporcionar servicios vinculados a la asistencia de maternidad.


3) Las prestaciones médicas deberían tener por objeto conservar, restablecer o mejorar la salud de la mujer protegida, así como su aptitud para el trabajo y para hacer frente a sus necesidades personales.


4) Las instituciones o los departamentos gubernamentales que concedan las prestaciones médicas deberían estimular a las mujeres protegidas, por todos los medios que puedan ser considerados apropiados, para que utilicen los servicios generales de salud puestos a su disposición por las autoridades públicas o por otros organismos reconocidos por las autoridades públicas.


5) Además, la legislación nacional podría autorizar a dichas instituciones o a dichos departamentos para que tomen medidas destinadas a elevar el nivel de salud de las mujeres protegidas y de sus hijos.


6) Convendría añadir a las prestaciones mencionadas en los apartados 1) y 2) de este párrafo otras prestaciones en dinero o en especie, tales como canastillas o una asignación para la compra de canastillas, el suministro de leche o una asignación de lactancia a las mujeres que lacten a sus hijos, etc.


III. Facilidades para las Madres Lactantes y los Hijos


3.


1) Siempre que sea posible, las interrupciones para la lactancia de los hijos deberían representar una duración total de una hora y media, por lo menos, durante la jornada de trabajo, y deberían permitirse modificaciones, en cuanto a su frecuencia y a su duración, mediante presentación de un certificado médico.


2) Deberían tomarse disposiciones a fin de organizar, de preferencia fuera de las empresas donde estén trabajando las mujeres, instalaciones para la lactancia de los hijos y para la asistencia que deba prestárseles durante la jornada; siempre que sea posible, deberían tomarse disposiciones para que esas instalaciones y esa asistencia sean financiadas, o al menos subvencionadas, con cargo a la colectividad o en virtud de un sistema de seguro social obligatorio.


3) El equipo de las instalaciones para la lactancia y la asistencia que se preste a los hijos durante la jornada, las condiciones de higiene que deban reunir y el número y las calificaciones de su personal deberían concordar con normas adecuadas establecidas por una reglamentación y deberían ser aprobados y controlados por la autoridad competente.



IV. Protección del Empleo


4.

1) Siempre que sea posible, el período antes y después del parto durante el cual sea ilegal para el empleador despedir a una mujer en virtud del artículo 6 del Convenio sobre la protección de la maternidad (revisado), 1952, debería comenzar a contarse a partir del día en que el empleador haya sido notificado, por medio de un certificado médico, del embarazo de esa mujer, y debería ser prolongado por lo menos hasta un mes después de la terminación del período de descanso de maternidad previsto en el artículo 3 de dicho Convenio.


2) Motivos tales como una falta grave de la mujer empleada, la cesación de las actividades de la empresa donde esté ocupada o la terminación de su contrato de trabajo podrán ser considerados, por la legislación nacional, como causas justas para el despido, durante el período en el que la mujer esté protegida. Cuando existan consejos de empresa, sería conveniente consultarlos con respecto a tales despidos.


3) Durante la ausencia legal, antes y después del parto, los derechos de antigüedad de la mujer deberían ser salvaguardados, así como su derecho a ocupar nuevamente su antiguo trabajo o un trabajo equivalente retribuido con la misma tasa.


V. Protección de la Salud de las Mujeres Durante el Período de la Maternidad


5.

1) El trabajo nocturno y las horas extraordinarias deberían estar prohibidos a las mujeres embarazadas o lactantes, y sus horas de trabajo deberían estar distribuidas de suerte que puedan disfrutar de períodos adecuados de descanso. 2) El empleo de una mujer en trabajos considerados por la autoridad competente como peligrosos para su salud o la de su hijo debería estar prohibido durante el embarazo y durante tres meses, por lo menos, después del parto o durante más tiempo aún, si la mujer lacta a su hijo.


3) Los trabajos comprendidos en las disposiciones del apartado 2) deberían incluir, en especial:


a) todo trabajo penoso:


i) que obligue a levantar, tirar o empujar grandes pesos;


ii) que exija un esfuerzo físico excesivo y desacostumbrado, incluido el hecho de permanecer de pie durante largo tiempo;


b) todo trabajo que requiera un equilibrio especial;


c) todo trabajo en el que se empleen máquinas que produzcan trepidación.


4) Una mujer empleada habitualmente en un trabajo considerado por la autoridad competente como peligroso para su salud debería tener derecho a ser transferida, sin reducción de salario, a otro trabajo que no sea perjudicial para su estado.


5) Dicho derecho de transferencia debería también concederse por razones de maternidad, en casos individuales, a cualquier mujer que presente un certificado médico en el que se declare que un cambio en la naturaleza de su trabajo es necesario en beneficio de su salud y de la de su hijo.



1   ...   16   17   18   19   20   21   22   23   ...   27

Similar:

Facultad de derecho departamento de derecho del trabajo y de la seguridad social iconNormas laborales y de seguridad social publicadas en los bb
Catedrático de Derecho del Trabajo y de la Seguridad Social de la Universidad de Barcelona
Facultad de derecho departamento de derecho del trabajo y de la seguridad social iconBiblioteca central
Sistema educativo Situacion de dependencia Servicio de salud Seguridad social Derecho Derecho de seguridad social España Manual I....
Facultad de derecho departamento de derecho del trabajo y de la seguridad social iconCurso de Posgrado en Derecho Laboral
Dra. María Isabel Leal Fadel. Abogada. Especialista para la Magistratura, Escuela Judicial. Posgrado en Derecho del Trabajo de la...
Facultad de derecho departamento de derecho del trabajo y de la seguridad social iconDepartamento de derecho del trabajo y trabajo socia
Memoria presentada para la obtención del Grado de Doctor en Derecho por la Universidad de
Facultad de derecho departamento de derecho del trabajo y de la seguridad social iconUniversidad complutense de madrid facultad de derecho departamento de Derecho Civil
Abreviaturas
Facultad de derecho departamento de derecho del trabajo y de la seguridad social iconDerecho del trabajo y de la seguridad social
Segunda época: las prestaciones laborales de la etapa industrial. La cuestión social
Facultad de derecho departamento de derecho del trabajo y de la seguridad social iconUniversidad laica vicente rocafuerte de guayaquil facultad de ciencias sociales y derecho carrera de derecho
Cabezas Cabrera, declaramos bajo juramento que la autoría del presente trabajo de
Facultad de derecho departamento de derecho del trabajo y de la seguridad social iconUniversidad de Chile Facultad de Derecho Dpto. Derecho Económico la facultad de tasacion
Capitulo II: Sobre la Naturaleza Jurídica de la Facultad de Tasar pag
Facultad de derecho departamento de derecho del trabajo y de la seguridad social iconCurriculum vitae académico e Investigador Dr. José calvo gonzalez
Dirección oficial: Dpto. Derecho Financiero, Economía Política Filosofía del Derecho. Facultad de Derecho. Campus de Teatinos. 29071...
Facultad de derecho departamento de derecho del trabajo y de la seguridad social iconFormularios Laborales y de Seguridad Social
Su contenido se ha dividido en seis grandes partes: el contrato de trabajo; Derecho colecti


Descargar 0.71 Mb.