Página principal



I antecedentes del caso y competencia de la junta

Descargar 41.87 Kb.

I antecedentes del caso y competencia de la junta





Descargar 41.87 Kb.
Fecha de conversión18.06.2017
Tamaño41.87 Kb.







JUNTA DE RELACIONES LABORALES DE LA AUTORIDAD DEL CANAL DE PANAMÁ. Panamá, veintiocho (28) de enero de dos mil dieciséis (2016).


RESOLUCIÓN No.13/2016


Denuncia por práctica laboral desleal PLD No.26/14

Presentada por Julio Watts contra la Autoridad del Canal de Panamá



I. ANTECEDENTES DEL CASO Y COMPETENCIA DE LA JUNTA


El 29 de mayo de 2014, el abogado Ethelbert G. Mapp R. de la firma forense Mapp & Asociados, de generales descritas en el poder adjunto a la denuncia (f.5), actuando como apoderado especial en representación del señor Julio Watts, presentó denuncia por práctica laboral desleal (en adelante PLD) contra la Autoridad del Canal de Panamá (en adelante ACP), con fundamento en los numerales 1 y 8 del artículo 108 de la Ley 19 de junio de 1997.


La Ley No.19 de 11 de junio de 1997, (en adelante Ley Orgánica de la ACP), en su artículo 111 crea la Junta de Relaciones Laborales (en adelante JRL), con el propósito de promover la cooperación y el buen entendimiento en las relaciones laborales y para resolver los conflictos laborales bajo su competencia.


El artículo 113, numeral 4 de la Ley Orgánica de la ACP, otorga competencia privativa a la JRL, para resolver las denuncias por PLD, descritas en su artículo 108 y el artículo 2, numeral 4 del Acuerdo No.2 de 29 de febrero de 2000, que reglamenta estas denuncias, señala que pueden ser interpuestas por la administración, una organización sindical, un representante exclusivo (en adelante RE) o un trabajador.


Recibida la denuncia en la JRL, fue repartida al miembro ponente a cuyo cargo estuvo el trámite, licenciado Carlos García, quien al finalizar su término fue reemplazado como sustanciador del proceso por la licenciada Mariela Ibáñez de Vlieg, según consta en notas JRL-SJ-890/2014 y JRL-SJ-891-2014, de 9 de septiembre de 2014 (fs.41 y 42).


Con el informe secretarial de 15 de enero de 2015, la Secretaria Judicial Interina llevó el expediente PLD No.26/14 al despacho de la ponente, señalando que había concluido la fase de investigación (f.55). Por este motivo y en tiempo oportuno, se procede a decidir acerca de su admisibilidad.


II. FUNDAMENTO NORMATIVO DE LA DENUNCIA


Señala la representación procesal del señor Julio Watts, que la denuncia por PLD, tiene como fundamento los numerales 1 y 8 del artículo 108 de la Ley Orgánica de la ACP y al explicar las supuestas violaciones a las normas antes citadas, se observa que en el escrito de la denuncia visible de fs.2 a 4, cita los numerales 1 y 8 del artículo 108 de la Ley Orgánica de la ACP, pero sustenta y explica en los hechos la causal del numeral 8, relacionándola con el numeral 8 del artículo 97 de dicha ley, los artículos 19 y 20 del Reglamento de Ética y Conducta de la ACP y el artículo 8 de la Convención Colectiva de los No Profesionales.


No obstante, en el formulario de la denuncia firmado por el trabajador, señor Julio Watts, así como en la entrevista con la investigadora de la JRL, éste reitera la violación del numeral 1 del artículo 108 de la Ley Orgánica de la ACP y procede a relatar los hechos que a su juicio son suficientes para considerar configurada esta otra causal. A continuación el resumen de la postura de la parte denunciante.


III. POSICIÓN DEL TRABAJADOR DENUNCIANTE


En el escrito la denunciante, al hacer el recuento de los hechos y las circunstancias que a su juicio dan lugar a la PLD descrita en el numeral 8 del artículo 108, como: “No obedecer o negarse a cumplir cualquier disposición de esta sección.”, explica que la Gerente de la Sección de Arqueadores, actuando como Jefe de División de Tránsito se extralimitó en sus funciones y alteró las condiciones de los trabajadores sin posibilidad de negociar sobre ello, violando el derecho de éstos a ser representados por el RE de la Unidad Negociadora de los No Profesionales.


Señala que ello ocurrió, porque en la hoja de evaluación y desempeño de la sección de los arqueadores, se incluyó de forma arbitraria y rebasando el Reglamento de Ética y Conducta, la siguiente frase de advertencia:


De encontrarse que usted está aceptando o solicitando obsequios de los buques se procederá a solicitar una medida adversa de destitución.”


Explica que “los trabajadores se percatan el 25 de abril de 2014, de hecho de la intención administrativa de incluir la cláusula” que hoy se ataca, en lo que denominó una “supuesta investigación aleatoria”, por haber recibido un pescado de otro compañero de trabajo, al mostrarse la hoja de evaluación de desempeño para indicarle que su jefa podía tomar medida adversa en su contra por este hecho, lo que además, a juicio de la denunciante es “otra inconsistencia de seguridad jurídica un hecho que ocurrió el 22 de febrero de 2013.” (Hecho cuarto de la denuncia de PLD). Como prueba de lo anterior, aporta copias de los documentos de Planificación y Evaluación de Desempeño correspondientes al período 2011-2012 y 2012-2013.


Indicó que con el hecho de haber incluido el señalamiento de una posible medida adversa en caso de aceptar o solicitar obsequios de los buques, se produjo la PLD citada, en virtud del desconocimiento del derecho de todo representante exclusivo a participar en la elaboración y modificación de los reglamentos que afectan las condiciones de empleo cuya aprobación corresponde a la junta directiva de la ACP, y que por ello, lo que la supervisora Diana Vergara hizo, fue dictar una norma con consecuencias graves de despido al trabajador, sin mediar los procedimientos establecidos por ley, reglamentos y la convención colectiva de los No Profesionales.


La parte denunciante da cuenta que en el artículo 19 del Reglamento de Ética y Conducta de la ACP, se enumeran prohibiciones en relación a regalos y en el artículo 20 se establecen exclusiones, entre las que cita la de obsequios de artículos que no representen dinero y sean de valor nominal, con límite máximo de regalos recibidos de una misma fuente en un año, que no puede ser mayor de $200.00.


El día de la entrevista ante la investigadora de la JRL, el señor Julio Watts, contestó, a la pregunta de cómo vincula los hechos de la denuncia con el numeral 1 del artículo 108 de la Ley Orgánica de la ACP, relativo a “interferir, restringir o coaccionar a un trabajador en el ejercicio de cualquier derecho que le corresponda, de conformidad con las disposiciones de la presente sección.”, y contestó que él había sido nombrado arqueador permanente en enero de 2000, y los primeros diez años se desempeñó como arqueador y en algunas ocasiones como supervisor interino y en ninguna de sus evaluaciones de desempeño estaba incluido ese inciso que puso la señora Diana Vergara en la evaluación de desempeño en el año 2012 y por el señor Jesús Caballero en el año 2013, y que más allá de la norma establecida, cambió sus condiciones de trabajo y explicó que por ello considera que le restringe su derecho a negociar un cambio de buena fe con la Administración a través del sindicato.


Señaló que este cambio en sus condiciones de trabajo, viola el numeral 8 del artículo 108 de la Ley Orgánica de la ACP, porque es un cambio más que mínimo y la administración desobedeció el numeral 3 del artículo 95 de su sección segunda, sobre el derecho del trabajador de participar en la negociación colectiva, en materias sujetas a negociación, con sus representantes escogidos por los trabajadores; conforme a la Sección de Relaciones Laborales de la Ley Orgánica de la ACP.

IV. POSICIÓN DE LA DENUNCIADA (ACP)


La Gerente Interina de Relaciones Laborales Corporativas de ACP, señora Dalva C. Arosemena, en nota RHRL-14-319 de 15 de julio de 2014 (fs.37 a 38 y reversos), dirigida a la JRL, menciona que el tema objeto del reclamo del señor Watts no constituye causal de PLD de acuerdo con la disposición legal citada, ya que de conformidad con el artículo 9 de la Convención Colectiva de la Unidad de Trabajadores No Profesionales, en su punto segundo, los reclamos de violación, mala interpretación o aplicación de la Ley Orgánica o de cualquier norma, práctica, reglamento o convención colectiva que afecte las condiciones de empleo, constituyen queja y que el artículo 25 de la Convención Colectiva de la Unidad de Trabajadores No Profesionales, establece que la parte que se considere afectada por una PLD, debe presentar la intención de llevar la denuncia ante la JRL y en este caso el trabajador no ha hecho este anuncio a la ACP.


Agregó que de conformidad con el artículo 88 del Reglamento de Relaciones Laborales de la ACP, el término para denunciar una PLD prescribe en ciento ochenta (180) días calendario, contados a partir de la fecha en que se dio el hecho descrito como tal o se tuvo conocimiento de su ocurrencia, pero que en el presente proceso el señor Watts interpuso extemporáneamente la denuncia el 29 de mayo de 2014, a pesar que tuvo conocimiento del hecho el 14 de noviembre de 2011 y el 13 de noviembre de 2012, fechas en que recibió sus expectativas de desempeño para los años fiscales 2012 y 2013, de parte del señor Jorge Cho, supervisor arqueador.


Luego de señalar las razones por las que la denuncia del señor Watts no cumple con los requisitos para su trámite, explica que si bien éste aduce violación de los artículos 19 y 20 del Reglamento de Ética y Conducta, la inclusión del punto sobre obsequios en el documento de expectativa de desempeño tenía el propósito de recordar los lineamientos de conductas generales que se esperaba que cumplieran el señor Watts y todos los arqueadores, durante los años de evaluación en cuestión y que en ningún momento constituyeron una expectativa medible en el proceso de evaluación de desempeño que fue cerrado, respectivamente, en los años señalados.


Citó el artículo 6 del Reglamento de Ética y Conducta de la ACP, según el cual entre los principios de conducta que la rigen, está el de no solicitar y aceptar regalo ni artículo de valor monetario proveniente de persona o entidad que pretenda una actuación oficial para hacer negocios con la Autoridad o para realizar actividades reguladas por ésta o cuyos intereses pueden ser afectados sustancialmente por el desempeño o no de los deberes del empleado y luego alude a que el artículo 19 de dicho reglamento así lo confirma al establecer que, queda prohibido a los empleados aceptar regalos a nombre de la Autoridad, a menos que medie una autorización expresa por parte del Administrador basada en el mejor interés de la Autoridad; solicitar o aceptar regalos directa o indirectamente otorgados en función del cargo que se ocupa en la Autoridad o como pago por una acción oficial que beneficie a una persona u organización que ha intentado o intenta obtener una acción, negociación o relación contractual o financiera con la Autoridad, que tenga intereses que puedan afectarse debido al cumplimiento o incumplimiento de las funciones y responsabilidades oficiales del empleado.


Aclaró que las disposiciones excluyentes establecidas en el artículo 20 de dicho Reglamento de Ética y Conducta de la ACP, son para los casos contemplados en el artículo 19 y por ello no aplican al caso del señor Watts y que por todo lo expuesto, el Administrador del Canal de Panamá, ha delegado el cumplimiento de este reglamento a los gerentes y supervisores, quienes tienen la responsabilidad de hacerlo cumplir y fue por ello que la señora Diana Vergara actuando como supervisora de la Unidad de Arqueo, emitió las instrucciones por escrito a todos los arqueadores acerca de la prohibición de solicitar y aceptar regalos, por percibirse como un conflicto aparente que beneficiaría al buque en tránsito.


Finalizó expresando que no obstante lo dicho y para evitar malas interpretaciones sobre el tema, a partir del próximo año fiscal, no se incluirán más las guías generales de comportamiento en el formulario 1216, Planificación y Evaluación de Desempeño.


V. CONSIDERACIONES DE LA JUNTA DE RELACIONES LABORALES.


En la presente etapa corresponde a la JRL analizar si hay suficientes méritos para admitir la denuncia presentada por el apoderado especial del señor Julio Watts contra la ACP, teniendo como referencia lo establecido en el Acuerdo No.2 de 2000, Reglamento de la JRL de denuncias por PLD, para confrontar los elementos formales del escrito de la denuncia con dicho reglamento y determinar el cumplimiento de los aspectos de legitimidad, temporalidad y formalidades del artículo 4 del Acuerdo No.2 de 2000.


El requisito de legitimidad, conforme a los artículos 2 del Reglamento de PLD y 87 del Reglamento de Relaciones Laborales de la ACP, establece que las demandas de PLD sólo pueden ser presentadas por la administración, una organización sindical o sindicato, un RE o un trabajador.


La temporalidad es la oportunidad que tiene quien se siente afectado por lo que considera una PLD, para denunciarlo ante la JRL y de acuerdo al artículo 88 del Acuerdo No.18 de 1999, relativo al Reglamento de Relaciones Laborales de la ACP, la acción para hacerlo con las formalidades requeridas, prescribe a los ciento ochenta días (180) días calendario, contados a partir de la fecha en que se dio el hecho que se alega como PLD. Además, según la norma, cuando la parte denunciante no tuvo conocimiento del hecho por haberse o no ocultado deliberadamente, el término de la prescripción se cuenta desde la fecha en que se tuvo conocimiento del mismo.


Y finalmente, los elementos de forma esenciales listados en el Acuerdo No.2 de 28 de febrero de 2000, con los que debe cumplir la denuncia de PLD, son:


  1. La presentación del formulario proporcionado por la Junta, con la información completa requerida en el mismo.

  2. Nombre de la parte denunciante.

  3. Nombre de la parte denunciada.

  4. La presentación en original del escrito y de las copias correspondientes en relación al número de partes del proceso.

  5. Que se señale la fecha de la presentación de la denuncia ante la JRL.

  6. Que se enuncie la práctica laboral desleal que se alega.


Cualquier pronunciamiento del fondo de la denuncia quedará excluido del análisis en esta etapa de admisión.


  1. Legitimidad


En el expediente del presente proceso consta que el señor Julio Watts, es trabajador de la ACP, ocupando el puesto de arqueador NM.00.11 y número de IP 2256223, y así lo ha reconocido la parte denunciada, como se aprecia de la nota RHRL-14-319 de 15 de julio de 2014, remitida por la ACP a la JRL. Por ello, al cumplir con el requisito normativo de legitimidad sustantiva, el señor Watts es sujeto legítimo para interponer la presente denuncia de PLD, tal como lo ha hecho a través de su abogado, quien ha sido debidamente apoderado, según consta a foja 5 del expediente.


  1. Temporalidad


Para determinar la fecha en que se inicia el cálculo de los ciento ochenta (180) días calendario desde la ocurrencia del hecho considerado PLD o desde que el denunciante tuvo conocimiento del mismo, primero debe establecerse en qué consiste el referido hecho o hechos denunciados.


En los antecedentes de la solicitud de PLD, se describe un mismo hecho que le sirve de sustento, específicamente el haberse incluido en el documento de las expectativas de desempeño de los períodos 2011-2012 y 2012-2013, sin previamente haberlo notificado y negociado de buena fe con el sindicato y cambiando las condiciones de trabajo del denunciante en detrimento del mismo, la siguiente advertencia: “De encontrarse que usted está aceptando o solicitando obsequios de los buques se procederá a solicitar una medida adversa de destitución.”. Según lo explica el denunciante y como lo sustentan las pruebas que él mismo aportó con su denuncia, el hecho de plasmar la frase anterior en el documento descrito, fue repetido por la administración en dos ocasiones:


  1. En la Sección III. del documento de Planificación y Evaluación de Desempeño, denominada Expectativas de Desempeño y cuyo período de evaluación es desde el 1 de octubre de 2011 hasta el 30 de septiembre de 2012 (fs.7).


  1. En la Sección III. del documento de Planificación y Evaluación de Desempeño, denominada Expectativas de Desempeño y cuyo período de evaluación es desde el 1 de octubre de 2012 hasta el 30 de septiembre de 2013 (f.22).


Estas constancias que acompañan el escrito de denuncia de PLD, son copias simples de los documentos descritos, no obstante el trabajador se refiere a los mismos como auténticos en su forma y contenido y la ACP también cita el contenido de estos formularios sin oponerse a la validez de las copias presentadas.


De los citados documentos de Planificación y Evaluación de Desempeño de los períodos fiscales 2011-2012 y 2012-2013, se observa que el señor Julio Watts, firmó cada uno de estos, en dos momentos:


1. Al inicio de cada período fiscal cuando se le comunicaron las expectativas de desempeño durante el año para su evaluación al final del período, y


2. Cuando se le comunicó la evaluación que recibió al culminar cada uno de dichos períodos fiscales.


Se lee en el escrito de la denuncia que el hecho que constituye “otra inconsistencia de seguridad jurídica…ocurrió el 22 de febrero de 2013” (f.3, hecho cuarto), pero al ser entrevistado por la investigadora de la JRL el 10 de diciembre de 2014 (fs.43 a 47), el señor Julio Watts contestó de la siguiente manera a las preguntas que a continuación se citan:


Investigadora: ¿Indique el denunciante la fecha en que se le entrega las expectativas de desempeño para el período fiscal 2012?


Julio Watts: Al principio del año fiscal siempre le dan a los trabajadores las expectativas de desempeño, no recuerdo la fecha. La fecha de culminación y entrega fue el 11 de octubre de 2012, fue firmada por el oficial evaluador Jorge Cho y oficial revisor Diana Vergara como supervisora de la Unidad de Arqueo.


Para ese período fiscal firmé como recibido el 11 de octubre de 2012, misma fecha en que firmó el señor Jorge Cho y la señora Vergara firmó el 9 de octubre de 2012.


Investigadora: ¿Indique el denunciante la fecha en que se le entrega las expectativas de desempeño para el período fiscal 2013?


Julio Watts: Me entregan las expectativas el día 13 de noviembre de 2012, entregada por el señor Jorge Cho y el señor Jesús Caballero como oficial revisor. Yo recibo el 14 de octubre de 2013, la evaluación final. Pero ambos oficiales evaluador y revisor firmaron el 11 de octubre de 2013.


En ambas evaluaciones de desempeño, sección III, expectativas de desempeño mencionan ‘de encontrarse que usted está aceptando o solicitando obsequios de los buques se procederá a solicitar una medida adversa de destitución.’



Este inciso puesto en esta sección se encuentra por encima del Reglamento de Código de Ética es un claro abuso e (sic) extralimitación de funciones de la señora Diana y Jesús Caballero de establecer una instrucción por encima de lo que establece la norma. Esta situación afecta mis condiciones de trabajo y de requerir haber hecho algún cambio debió haber sido negociado con el sindicato, si la Ley lo permite.” (fs.44 y 45).


La primera vez que el señor Julio Watts tuvo conocimiento de la inclusión de la frase que considera configura la PLD, fue el 14 de noviembre de 2011, cuando firmó el documento de las expectativas de desempeño de su trabajo para el período fiscal 2011-2012, sin que conste en el expediente que lo hubiera denunciado en dicho momento y luego, al finalizar dicho período fiscal, al entregársele la evaluación de su trabajo ese año, donde aparece su firma en la sección respectiva, el 11 de octubre de 2012, como constancia de haber recibido la evaluación.


Luego, el año fiscal siguiente 2012-2013, se vuelve a incluir la referida frase en la sección de expectativas de desempeño del documento de Planificación y Evaluación de Desempeño y consta que el señor Julio Watts tuvo conocimiento de esto cuando firmó el 13 de noviembre de 2012 y el 10 de mayo de 2013, como constancia que se le comunicaron dichas expectativas y luego, cuando se completó y se le entregó su evaluación final, volvió a firmar el 14 de octubre de 2013, el documento contentivo de la frase denunciada.


Por ello, contrario a lo afirmado en el escrito de la denuncia de PLD, específicamente en el hecho cuarto, no fue el 25 de abril de 2014 la fecha en que “los trabajadores” se percatan de la intención de incluir la cláusula que se ataca, sino que específicamente el señor Julio Watts, trabajador de la ACP, tuvo por primera vez conocimiento directo y personal de la inclusión de dicha frase en el documento de Planificación y Evaluación de Desempeño en la sección III de las Expectativas de Desempeño, primero, en el año 2011, cuando el 14 de noviembre, junto con su supervisor, firmó la sección IV. de Planificación /Instrucciones/Sesiones de Intercambio de Opiniones. Y en el caso del siguiente año fiscal 2012-2013, tuvo conocimiento que se repitió la transcripción e inclusión en el documento, de la frase señalada como PLD, el 13 de noviembre de 2012, por lo que desde cualquiera de las fechas que antes se han citado, hasta que interpuso la denuncia de PLD ante la JRL el 29 de mayo de 2014, han transcurrido con creces los ciento ochenta (180) días calendario que establecen el artículo 88 del Acuerdo No.18 de 1999 por el cual se aprueba el Reglamento de Relaciones Laborales de la ACP y el artículo 5 del Acuerdo No. 2 de 2000, por el cual se establece el Reglamento de Denuncias por Prácticas Laborales Desleales de la JRL, según el cual:


Artículo 5. El término para presentar una denuncia por una práctica laboral desleal es de ciento ochenta (180) días calendario, contados a partir de la fecha en que se dio el hecho que se alega como tal. Cuando la parte actora no tuvo conocimiento del hecho alegado, por razón de ocultamiento deliberado o no del mismo, el término comenzará a correr a partir de la fecha en que tuvo dicho conocimiento.”


Al haberse acreditado que la conducta que la parte denunciante considera que constituye una PLD, fue de su conocimiento por primera vez, el 14 de noviembre de 2011, el cálculo del tiempo transcurrido hasta que presentó su denuncia de PLD ante la JRL el 29 de mayo de 2014, arroja un resultado de más de novecientos (900) días calendario y es que, aún si contáramos el término desde la última vez que consta su conocimiento de la inclusión de la frase antes citada, en el documento de Planificación y Expectativas de Desempeño, el 14 de octubre de 2013, también rebasa el término reglamentario, ya que hasta el 29 de mayo de 2014, transcurrieron doscientos veintiocho (228) días calendario.


Por lo anterior, se observa que la denuncia contra la ACP por la comisión de una supuesta PLD es manifiestamente extemporánea y por dicha razón, sin necesidad de continuar con su análisis, procede esta JRL a no admitirla.



En consecuencia, la Junta de Relaciones Laborales de la Autoridad del Canal de Panamá, en uso de sus facultades legales y reglamentarias,


RESUELVE:


NO ADMITIR por extemporánea la denuncia por práctica laboral desleal presentada por el trabajador Julio Watts contra la ACP, por intermedio de su apoderado especial, identificada PLD No.26/14.


FUNDAMENTO DE DERECHO: Artículos 108, 113, 114 y concordantes de la Ley Orgánica de la Autoridad del Canal de Panamá, Acuerdo No.2 de 29 de febrero de 2000 de la Junta de Relaciones Laborales que reglamenta las Denuncias por Prácticas Laborales Desleales y Artículos 87 y 88 del Acuerdo No.18 de 1 de julio de 1999, por el cual se reglamenta las Relaciones Laborales de la Autoridad del Canal de Panamá.


Notifíquese,




_____________________________

Mariela Ibáñez de Vlieg

Miembro Ponente




__________________________ __________________________

Gabriel B. Ayú Prado C. Carlos Rubén Rosas

Miembro Miembro




__________________________ __________________________

Azael Samaniego P. María Isabel Spiegel de Miró

Miembro Miembro





___________________________

Jenny Cajar Coloma

Secretaria Judicial Interina



Similar:

I antecedentes del caso y competencia de la junta iconJunta de relaciones laborales de la autoridad del canal de panama
Rtículo 113 le otorga competencia privativa a la Junta de Relaciones Laborales para resolver las denuncias por prácticas laborales...
I antecedentes del caso y competencia de la junta iconAccion de nulidad y restablecimiento del derecho segunda Instancia / accion de nulidad y restablecimiento del derecho competencia / consejo de estado competencia / competencia apelación sentencia Tribunales Contecioso Administrativos / competencia

I antecedentes del caso y competencia de la junta iconReal decreto 261/2008, de 22 de febrero, por el que se aprueba el Reglamento de Defensa de la Competencia
De 3 de julio, de Defensa de la Competencia, en el marco del artículo 38 de la Constitución e inspirada en las normas comunitarias...
I antecedentes del caso y competencia de la junta iconI antecedentes
Junta de relaciones laborales de la autoridad del canal de panamá. Panamá, catorce
I antecedentes del caso y competencia de la junta iconDocumento de Corel Office
Antecedentes del caso: Vincent W. Foster era asesor presidencial en 1993
I antecedentes del caso y competencia de la junta iconNavarra com Instrucciones para solicitar competencia lingüÍstica en castellano
Rellenar el formulario de solicitud de anotación del nivel de competencia lingüística
I antecedentes del caso y competencia de la junta iconDe la competencia
Art. 1 : En función de lo establecido por el art. 46 y concordantes del Estatuto de la Unión de Rugby de Buenos Aires (U. R. B. A)...
I antecedentes del caso y competencia de la junta iconRecla es. Pdf
Este formulario no debe enviarse en ningún caso a la Comisión Europea, puesto que ésta no tiene competencia para intervenir en este...
I antecedentes del caso y competencia de la junta iconJunta de Gobierno Local. Pto
La Junta de Gobierno Local, en sesión celebrada el día dieciocho de mayo de dos mil once, adoptó, con la salvedad del Art. 206 del...
I antecedentes del caso y competencia de la junta iconFormulario b
El presente formulario debe rellenarse y remitirse a la Junta a más tardar el 30 de junio del año anterior al año a que se refieren...


Descargar 41.87 Kb.