Página principal



Inscripciones

Descargar 471.12 Kb.

Inscripciones





Descargar 471.12 Kb.
Página10/15
Fecha de conversión02.09.2018
Tamaño471.12 Kb.
1   ...   7   8   9   10   11   12   13   14   15
CONCORDANCIAS

Artículos 79º y 82º del R. de las I.

Artículo 4º del Reglamento del Registro de Testamentos.

Artículo 82º del Reglamento del Registro Público de Aeronaves (D.S.Nº 054-88-TC)

Artículo 27º del RIRPU

Artículos 51º, 92º, 118º y 164º del NRGRP

Artículos 9º, 10º y 18º del RRS

Artículos 2020º y 2041º del CC

Artículos 656º, 673º, 682º y 687º del CPC

Comentario

1.- Debemos señalar que las Anotaciones Preventivas no constituyen una categoría exclusiva del Registro de Propiedad Inmueble como (comúnmente) se cree debido a que su principal regulación se encontraba plasmada en el Título VI de la Sección Primera (Registro de la Propiedad Inmueble) del Reglamento de las Inscripciones. Como se indicará en los acápites siguientes, existen muchas clases de anotaciones preventivas, algunas de carácter general y otras específicamente previstas para determinado o determinados registros conformantes del Sistema.

Por tal razón, en el presente artículo sólo se ha hecho referencia a algunas de las anotaciones preventivas provenientes de resoluciones judiciales y se ha remitido a las disposiciones especiales (bien legales o reglamentarias) la regulación y los actos o derechos que pueden dar lugar a la extensión de anotaciones preventivas.

2.- Dentro de los actos que son materia de anotación preventiva (conforme a este artículo) se encuentran las medidas cautelares. Nuestro Código Procesal Civil define en su artículo 612º las características fundamentales de las medidas cautelares precisando que todas ellas importan un prejuzgamiento, teniendo naturaleza provisoria, instrumental y variable. Entre las medidas cautelares que son frecuentemente materia de anotación preventiva, encontramos en primer lugar a los embargos en forma de inscripción (artículo 656º del C.P.C.), luego las anotaciones de demanda (artículo 673º del C.P.C.), las de no innovar (artículo 687º del C.P.C.) y las innovativas (artículo 682º del C.P.C.). Sin perjuicio de ello, debe recordarse que el Código Procesal Civil faculta al Juez a dictar medidas cautelares no expresamente tipificadas en el ordenamiento legal vigente, a las que denomina medidas cautelares genéricas (artículo 628º del C.P.C.). Si bien existen previsiones especiales en otros ordenamientos procesales (p. ej. penal, laboral, etc.) es el ordenamiento procesal civil el que con mayor detalle regula las medidas cautelares y que (frecuentemente) es fuente supletoria aplicada por los demás ordenamientos procesales.

3.- En relación con el embargo en forma de inscripción, éste es regulado por el artículo 656º del Código Procesal Civil,(176) siendo aplicable respecto a los Registros de Bienes, tanto inmuebles como muebles (predios, aeronaves, buques, concesiones, embarcaciones pesqueras, derechos mineros, vehículos automotores, participaciones en las sociedades comerciales de responsabilidad limitada, etc.). Como se aprecia del propio texto del C.P.C., siempre resulta necesario que se encuentre registrado el dominio del embargado para que resulte procedente la inscripción (anotación) de la afectación. También se registran embargos provenientes de autoridades administrativas con facultades coactivas, dentro del marco normativo establecido por la Ley del Procedimiento de Cobranza Coactiva Nº 26979 (ejecutores coactivos de las municipalidades, SUNAT, ADUANAS, SAT, etc.). Cabe indicar que esta clase de medida cautelar se encontraba prevista en el artículo 79º inciso 1) del Reglamento de las Inscripciones bajo la denominación de “embargos preventivos y definitivos”, dado que el Código de Procedimientos Civiles de 1912 establecía la diferencia entre embargos preventivos y definitivos, correspondiendo el primero de los mencionados, al que se ejecutaba durante el proceso principal antes de ser resuelto; mientras que por el segundo, una vez concluido el proceso, se solicitaba al juzgador convierta esa anotación preventiva de embargo, en una medida cautelar definitiva, en virtud de haberse amparado la pretensión del demandante. El actual Código Procesal Civil, regula únicamente la figura de la medida cautelar de embargo en forma de inscripción sin hacer el distingo de la regulación abrogada, en la medida que es propio de toda medida cautelar ser “provisoria”, por lo que no se compadece con la naturaleza cautelar la de ser “definitiva”.

4.- Respecto a las medidas cautelares de anotación de demanda previstas en el artículo 673º del C.P.C.(177), éstas pueden dirigirse a cualquier clase de registro, en la medida que resulten compatibles con los derechos ya inscritos, es decir, que el demandado sea el titular dominial del bien o que se refieran a derechos susceptibles de ser objeto de la publicidad registral.

Por ello, no cualquier demanda tiene vocación inscribible (trascendencia registral) sino que el Juez debe evaluar que las mismas puedan afectar derechos reales o actos susceptibles de inscripción en los Registros de Bienes; o, en todo caso se refiera también a actos inscribibles en los Registros de Personas Jurídicas o Naturales.

Entre otras susceptibles de anotación preventiva, podemos citar, la demanda de otorgamiento de escritura pública (que puede ser de venta, de división y partición entre copropietarios, usufructo, etc.), demanda de prescripción adquisitiva de dominio, demanda de rectificación de área y linderos, demanda de petición de herencia, de nulidad de acto jurídico, demanda de ineficacia de acto jurídico por simulación; demanda de nulidad de acuerdos de junta general de accionistas, demanda de sucesión intestada, entre muchas otras. No serán inscribibles, por regla general, en los Registros de Bienes, las demandas referidas a derechos meramente personales (indemnización por daños y perjuicios, pago de soles, etc.) que no tengan trascendencia respecto a actos inscribibles en dicha clase de registros, sin perjuicio que la afectación de garantía de pago, a través del embargo en forma de inscripción, sí pueda dar lugar a una anotación preventiva respecto a los bienes del obligado.

5.- Otras medidas cautelares, frecuentemente materia de anotación preventiva, son las medidas cautelares de no innovar y las innovativas previstas en los artículos 687º y 682º, respectivamente, del Código Procesal Civil. En estas medidas, el Juez puede disponer que no se extiendan nuevas inscripciones respecto a determinada partida registral, debido a la necesidad de preservar el estado registral existente, para asegurar la adecuada eficacia del fallo a ser dictado, evitando perjuicios irreparables a la parte que lo solicita. En sentido contrario, algunas autoridades jurisdiccionales dictan medidas innovativas también para evitar perjuicios derivados de la situación registral existente, como p .ej. el otorgamiento de la administración provisional de una persona jurídica, en caso de conflicto de derechos entre sus accionistas.

6.- Resultaría inagotable (y con seguridad podría dar lugar a un estudio específico sobre el tema) referirnos a la totalidad de las medidas cautelares susceptibles de anotación preventiva. No obstante lo cual, siendo las más frecuentes las señaladas en los acápites precedentes, consideramos oportuno indicar que existen disposiciones legales especiales de naturaleza penal, que en atención a la gravedad de los ilícitos objeto de investigación, ameritan un tratamiento normativo especial.

Así, por ejemplo, en el caso de la investigación de delitos comprendidos en los supuestos penales de tráfico ilícito de drogas, el Decreto Supremo Nº 39-94-JUS de 23-07-1994, modificado por el Decreto Supremo Nº 43-94-JUS, establece, inclusive antes de dictarse el auto apertorio de inscripción, la medida de inscripción preventiva a favor del Estado de los bienes muebles o inmuebles incautados al presunto implicado durante la investigación policial, siempre que hayan servido o facilitado la comisión del delito de tráfico ilícito de drogas o sean producto del mismo. Esta medida, conforme al artículo 1º del acotado Decreto Supremo, deberá ser anotada, bajo responsabilidad, por el Registrador Público competente. La especial naturaleza de esta anotación radica en que implica la prohibición de toda inscripción de actos o contratos con posterioridad a la anotación de la incautación, quedando bloqueada la partida correspondiente (artículo 3º del Decreto Supremo Nº 39-94-JUS).

De igual modo, en el marco normativo establecido por la Ley Nº 27379, que establece el procedimiento para adoptar medidas excepcionales de limitación de derechos en investigaciones preliminares de diversos delitos, se ha previsto la de embargo u orden de inhibición para disponer o gravar bienes, las que se inscriben en el Registro Público, de encontrarse registrado el bien o bienes objeto de la correspondiente medida. Conforme al inciso 4) del artículo 2º de la acotada Ley, estas medidas se acordarán “siempre que exista fundado peligro de que los bienes del investigado, contra quien exista elementos de convicción de que está vinculado como autor o partícipe en alguno de los delitos indicados en el artículo 1º de la presente Ley, puedan ocultarse o desaparecer o sea posible que se graven o vendan, frustrando de ese modo el pago de la reparación civil”. Dichas medidas no pueden durar más de quince días y, excepcionalmente, podrán prorrogarse quince días más, previo requerimiento del Fiscal Provincial y decisión motivada del Juez Penal. Dada la importancia de estas medidas (muchas de las cuales se encuentra vinculadas con los graves hechos de corrupción acaecidos durante el Gobierno del ex presidente Alberto Fujimori), la Superintendencia Nacional de los Registros Públicos dictó la Resolución Nº 075-2001-SUNARP/SN de 16 de marzo de 2001, estableciendo normas que flexibilizan y agilizan la calificación registral de embargos u órdenes de inhibición sobre bienes solicitadas por Fiscales, al amparo de la Ley Nº 27379.

7.- En el presente artículo, también se ha previsto la posibilidad de anotación preventiva de resoluciones judiciales que no den mérito a una inscripción definitiva. Tal criterio se ha adoptado, teniendo en cuenta que puede ocurrir que el órgano jurisdiccional desee publicitar, p.ej., la sentencia de primera instancia (aún objeto de apelación) de una demanda de reivindicación referida a la propiedad de un inmueble. Esta sentencia de primera instancia no es una medida cautelar, y si bien el Juez podría tener el criterio de disponer su anotación como una medida cautelar genérica, tendría que observar el procedimiento cautelar establecido por el Código Procesal Civil, que no se encuentra diseñado para la anotación de sentencias.

Por ello, para facilitar el acceso al Registro de esta clase de resoluciones judiciales, que por no encontrarse consentidas o ejecutoriadas, no serían susceptibles de dar lugar a un asiento de inscripción definitivo, se ha previsto que las mismas puedan dar lugar a anotaciones preventivas en la partida registral correspondiente. Se tuvo en cuenta, también, lo previsto en el artículo 2019º inciso 8) del Código Civil, que establece el carácter inscribible de las sentencias u otras resoluciones que a criterio del Juez se refieran a actos o contratos inscribibles. Como esta clase de resoluciones son inscribibles, se consideró pertinente precisar que, de no encontrarse consentidas o ejecutoriadas, la “inscripción” se efectuaría bajo la forma de la anotación preventiva.

8.- En cuanto a las disposiciones legales aplicables a las Anotaciones Preventivas en el Registro de Propiedad Inmueble, debemos indicar que éstas se encontraban fundamentalmente recogidas en el Título VI de la Sección Primera del Reglamento de Inscripciones. Así, el artículo 79º del Reglamento de Inscripciones, pretendía enumerar las anotaciones preventivas que podían efectuarse en el Registro de Propiedad Inmueble, señalando las siguientes:

a) Las demandas que a juicio del Juez, se refieran a actos inscribibles.

b) Los títulos cuya inscripción no puede hacerse por no estar inscrito el derecho de donde emane la transmisión o el gravamen.

c) Los títulos cuya inscripción no puede hacerse porque adolecen de defecto subsanable.

d) Los títulos que, en cualquier otro caso, deben anotarse conforme a las leyes.

De esta enumeración original, los dos primeros supuestos (embargos y demandas), se encuentran comprendidos (con mayor amplitud) en las medidas cautelares susceptibles de anotación preventiva, a las que nos hemos referido anteriormente. Los dos siguientes (anotación por no estar inscrito el derecho de donde emane la transmisión o el gravamen o porque el título adolece de defecto subsanable) han sido derogados por el artículo 66º del NRGRP, en el cual formularemos el comentario correspondiente. El último supuesto es una previsión genérica que más bien se refiere a la posibilidad de existencia de disposiciones especiales que regulen nuevos supuestos de anotación preventiva. En tal sentido, entendemos que debe interpretarse la alusión a “conforme a leyes”, entendidas no como disposiciones con rango de ley (Ley, Decreto Legislativo o Decreto de Urgencia), sino como a cualquier otra disposición normativa.

9.- Entre estas otras anotaciones preventivas en el Registro de la Propiedad Inmueble, reguladas en otras disposiciones normativas posteriores al Reglamento de las Inscripciones, señalaremos, a título meramente enunciativo, las siguientes:

a) La anotación preventiva de los contratos de préstamos hipotecarios para adquisición de vivienda única, otorgados por el Banco de la Vivienda del Perú, Banco Central Hipotecario del Perú, Mutuales de Vivienda y otras entidades financieras especializadas, en los casos en que no esté inscrito el dominio de terreno, o la declaración de fábrica o la independización de la vivienda, las que permanecen vigentes hasta que se realice la inscripción definitiva del contrato anotado preventivamente. El asiento de titulación se denomina “Anotación Preventiva de hipoteca de duración indeterminada”, especificándose en dicho asiento el área, linderos y demás características del inmueble gravado, que aparezcan del contrato de compraventa (D.S. Nº 027-81-JUS del 09 de octubre de 1981).

b) Las anotaciones preventivas de los contratos de préstamos hipotecarios, para construcción de vivienda única, otorgados por las entidades mencionadas en el punto anterior, en los casos en que no esté inscrito el dominio del terreno, que permanecen vigentes hasta que se realice la inscripción definitiva del dominio del vendedor, de la declaración de fábrica y de la hipoteca. En el asiento respectivo, se especificará la ubicación, área, linderos y demás características del inmueble gravado, como resulte del contrato de compraventa (D.S. Nº 012-83-VI del 08 de marzo de 1983 y la Ley Nº 23862).

c) El Bloqueo Registral, regulado por el Decreto Ley Nº 18278, Decreto Ley Nº 20198 y la Ley Nº 26481.

d) Inscripciones Provisionales por reconstrucción de partidas (artículo 118º del NRGRP).

e) Las anotaciones preventivas e inscripciones provisionales derivadas de la falta de culminación de los procesos de habilitación urbana, como las de Venta Garantizada (reguladas por el Reglamento Nacional de Construcciones), la Inscripción Provisional Individualizada regulada por el Decreto Supremo Nº 042-76-VC y el régimen especial establecido por el D.S. Nº 009-88-VC para Cooperativas de Vivienda, Asociaciones Pro-Vivienda y Asociaciones de Vivienda. Este tipo de anotaciones es fruto de la incidencia del Derecho Urbanístico en el Derecho Registral y su nota diferenciadora es su carácter de vigencia provisional, pero ilimitada temporalmente, en tanto no se culmine el proceso de habilitación urbana.

f) La anotación preventiva de predeclaratoria de fábrica, prereglamento interno y preindependización conforme a los artículos 97º a 100º del Reglamento de la Ley Nº 27157 aprobado por Decreto Supremo Nº 008-2000-MTC. Inclusive, puede anotarse preventivamente la compraventa, cesión de derechos u otros análogos, referidos a las unidades inmobiliarias preindependizadas.

g) Anotación preventiva de los asuntos no contenciosos de competencia notarial respecto a regularización de edificaciones (Leyes Nºs 27157 y 27333 así como el Decreto Supremo Nº 008-2000-MTC) respecto a la prescripción adquisitiva de propiedad, formación de títulos supletorios y saneamiento de áreas, linderos y medidas perimétricas, tramitados notarialmente.

10.- En el Registro de Sociedades (que sustituye al Registro Mercantil) también existen supuestos de anotaciones preventivas. El derogado Reglamento del Registro Mercantil, establecía, en su artículo 86º, que solamente se permitían anotaciones preventivas, en el Libro de Sociedades, “en los casos de embargos o de demandas que se refieren a la validez de los actos o contratos inscritos o en las cuales se impugnan los acuerdos tomados por los socios”. En lo que atañe a las sociedades colectivas o comanditarias, el artículo 89º del mismo Reglamento del Registro Mercantil, prescribía que el embargo de la cuota del socio en las sociedades colectivas o comanditarias, era inscribible con la reserva a que se refiere el artículo 49º de la Ley (se refiere a la abrogada Ley de Sociedades Mercantiles después denominada Ley General de Sociedades). Tratándose de sociedades anónimas y comanditarias por acciones, el artículo 90º del derogado Reglamento del Registro Mercantil, disponía que no era inscribible el embargo de las acciones de una sociedad anónima o comanditaria por acciones.

El Nuevo Reglamento del Registro de Sociedades, aprobado por Resolución de Superintendencia Nacional de los Registros Públicos Nº 200-2001-SUNARP/SN, tiene básicamente las mismas anotaciones preventivas, señalando en su artículo 9º los siguientes casos:

a) Demandas y otras medidas cautelares de carácter judicial o arbitral (esto últlimo no estaba contemplado) que se refieran a la validez del pacto social inscrito o que se refieran a sus modificaciones, a los acuerdos o decisiones societarias inscribibles. Asimismo, aquellas que se refieran a la emisión de obligaciones de una sociedad y los aspectos referidos a ellas y a los acuerdos inscritos de la asamblea de obligacionistas.

b) Las Resoluciones judiciales o arbitrales no consentidas que ordenen la suspensión de acuerdos adoptados por la sociedad;

c) Las demandas, embargos y otras medidas cautelares relacionadas con la participación del socio en las sociedades distintas a las anónimas. Cuando se trata de sociedades colectivas y comanditarias simples se aplica lo establecido con referencia a los derechos de los acreedores de un socio de la empresa.

d) Otras que señalen las leyes y reglamentos, que entre otros, se refiere a la Reserva de preferencia registral, la cual salvaguarda una denominación completa o abreviada o una razón social durante el proceso de su constitución o modificación de estatutos, teniendo ésta una duración de 30 días naturales (artículo 18º del RRS). De igual modo, la apertura preventiva de partida registral en el caso de reorganización de sociedades constituidas en el extranjero (artículo 136º del RRS)

11.- En el Registro de Propiedad Vehicular, como registro de bienes, son aplicables las anotaciones preventivas provenientes de medidas cautelares inscribibles (embargos, demandas, innovativas, de no innovar, genéricas, inscripción preventiva a favor del Estado, inhibición de enajenación o gravamen) a las que nos hemos referido al desarrollar dicho tema. No le es aplicable el Bloqueo Registral, en la medida que éste sólo se encuentra regulado por el Decreto Ley Nº 18278 y sus modificatorias, para el caso de inmuebles, conforme se desprende de la lectura de su artículo 4º.

Es pertinente precisar, respecto a la necesaria trascendencia registral que deben tener las medidas cautelares que generen anotaciones preventivas en este Registro, que si bien el artículo 5º del Reglamento de Inscripciones del Registro de Propiedad Vehicular establece que “serán considerados actos inscribibles a las medidas cautelares provenientes de un órgano jurisdiccional”, el artículo 40º del mismo Reglamento clarifica el tema indicando que las medidas cautelares judiciales o administrativas se pueden anotar, dejando constancia que entre ellas sólo se encuentran comprendidas la anotación de demanda y aquellas que supongan una afectación jurídica del vehículo. No son inscribibles las que únicamente involucren la desposesión del vehículo. Adicionalmente, se indica que también serán materia de anotación aquellas comunicaciones que realiza la Dirección de Robos de Vehículos (Dirove) a través de un boletín que diariamente remiten al Registro (conocidas como “anotación de robo”).

12.- Para concluir (no agotar obviamente) este resumen de las principales anotaciones preventivas previstas en los diferentes Registros, señalaremos las siguientes:

a) En el Registro de Buques: conforme al artículo 222º del Reglamento de Inscripciones (correspondiente a la Sección Sétima: del Registro de Buques) proceden: “las anotaciones preventivas de derecho litigioso (litis relacionada con buques) serán canceladas cuando por resolución firme queden desestimadas, o sin curso las demandas que las hubieran ocasionado. Declarado por sentencia ejecutoria el derecho, la anotación será convertida en inscripción, y ésta surtirá sus efectos desde la fecha de aquéllas. Toda anotación, toda inscripción en que sea convertida y toda cancelación que se efectúe en el Registro (de buques) se hará constar tan pronto como sea posible en el certificado de inscripción de propiedad que debe llevar a bordo el capitán. En el asiento de cancelación constará necesariamente la hora, día, mes y año en que se ha efectuado el acto o contrato en virtud del que se ha hecho”.

b) En el Registro de Testamentos: en el Reglamento del Registro de Testamentos (aprobado por la Corte Suprema de la República el 22 de enero de 1970), su artículo 4º señala que “es potestativa la anotación preventiva de las demandas de los juicios de nulidad, falsedad o caducidad de testamentos”. Así mismo, el numeral 12º prescribe que “las anotaciones preventivas de demandas sobre justificación de la desheredación no requieren ninguna inscripción previa”. La inscripción previa se refiere a los testamentos.

c) Registro de Sucesiones Intestadas (antes Registro de Declaratoria de Herederos), tanto las que ordenen los jueces de paz letrados, si el trámite se sigue en la vía judicial [artículo 833º inciso 2) del C.P.C., modificado por la Ley Nº 26716, publicada el 27 de diciembre de 1996]; así como las que dispongan los notarios, si se recurre a la competencia notarial (artículo 40º de la Ley Nº 26662, publicada el 22 de setiembre de 1996). Este alcance recae a su vez en los registros de bienes. Las demandas sobre petición de herencia (artículo 664º del C.C.).


1   ...   7   8   9   10   11   12   13   14   15

Similar:

Inscripciones iconInscripciones a los cursos de lenguas extranjeras modernas
Bedelía del servicio correspondiente. No se realizarán inscripciones a través de la Bedelía de la fhce, con excepción de sus propios...
Inscripciones iconSolicitud de Inscripciones
Nombre: Sexo
Inscripciones iconFormulario 1853
Instrucciones para la confección de la nomina inscripciones y transferencias de aeronaves
Inscripciones iconCarta compromiso
Inscripciones y cancelaciones de derechos reales, anotaciones de medidas cautelares y levantamientos
Inscripciones iconActividades extracurriculares
De cara a facitar la gestión de inscripciones, este año se optará unicamente por la
Inscripciones iconTp 36-2015 Solución Inscripciones Bajas
A fin de gestionar la inscripción en la afip deberá observarse los requisitos
Inscripciones iconThe texas city independent school district
Inscripciones para los estudiantes aceptados y solicitudes tardías se aceptarán el


Descargar 471.12 Kb.