Página principal



Inscripciones

Descargar 471.12 Kb.

Inscripciones





Descargar 471.12 Kb.
Página14/15
Fecha de conversión02.09.2018
Tamaño471.12 Kb.
1   ...   7   8   9   10   11   12   13   14   15
De acuerdo con la regulación actual, al implementarse el Sistema de asientos electrónicos, los asientos de inscripción ya no son suscritos por el Registrador sino que (tal como se indica en el artículo 50º del NRGRP) éste “autoriza” su generación, para lo cual a través de la captación de su huella digital se procede a ingresar el asiento registral en sistemas de microarchivos, que después son almacenados en discos ópticos, constituyendo dicha información la partida registral. Como puede advertirse, bajo esta nueva regulación no resulta necesario que los asientos de inscripción se encuentren suscritos por el Registrador, pues la autorización a través de la captación de su huella digital sustituye la suscripción física del asiento de inscripción. No obstante ello, para fines de identificación del Registrador y a efectos de proporcionar una información más comprensible a los interesados, el Sistema de Información Registral genera (a través de la captura de la firma y sello del registrador) una imagen de la firma y sello del Registrador, la misma que se integra (informáticamente) al asiento de inscripción. En cambio, en la anotación de inscripción, como se ha expresado en el comentario del artículo 54º del NRGRP, sí se mantiene la exigencia que la misma contenga el sello y firma del Registrador.

3.- En este sentido, los supuestos regulados en el presente Capítulo se encuentran más bien destinados a la regularización de la suscripción de asientos extendidos de acuerdo con la reglamentación abrogada, en la que (normalmente debido a la excesiva cantidad de documentos que tenían que ser suscritos por el Registrador) era frecuente que éste omitiese consignar su firma en algún asiento de inscripción ya redactado (normalmente por alguno de sus asistentes). Se nos ha indicado, que dadas las características del Sistema de Información Registral, en la técnica de asientos electrónicos no podría ocurrir dicho supuesto, puesto que la generación de los mismos, además de especiales seguridades que permiten siempre reconocer que el asiento fue efectivamente generado por el Registrador competente, implica que necesariamente se agregue la imagen digitalizada de su sello y firma. No obstante ello, como quiera que dado lo reciente de la aplicación de dicho sistema, no se cuenta con la experiencia suficiente al respecto, no se ha establecido en el presente Capítulo que las disposiciones que se han aprobado respecto a regularización de asientos sin firmar sean aplicables exclusivamente a los asientos extendidos en Tomos o fichas, sino que se ha preferido dejar abierta su posible aplicación en las partidas electrónicas, no obviamente, respecto a la firma y sello físicos del Registrador, sino a la “autorización” para la generación del asiento respectivo, cuando pueda establecerse dicha circunstancia por la existencia de la anotación de inscripción correspondiente.

No obstante ello, consideramos que la ausencia de la generación de un asiento electrónico, de constar la anotación de inscripción correspondiente en el título archivado respectivo, debería solucionarse más bien mediante la aplicación del artículo 78º del NRGRP, referido a la rectificación de la omisión de un asiento no extendido en su oportunidad. Ello sería más coherente con el nuevo concepto de partida electrónica, en la que un asiento no generado no debería constar en la información almacenada en los discos ópticos, siendo que mejor se regularizaría su extensión a través de otro asiento que precise, sobre la base de la anotación de inscripción, la omisión en que incurrió el Registrador encargado de su calificación.

4.- Consecuente con lo vertido, las normas sobre regularización de asientos sin firmar previstos en el presente Capítulo se han estructurado principalmente orientadas a los asientos extendidos en Tomos o fichas. Para tal efecto, se ha tomado como antecedente directo (dado que el ARGRP no contenía normas sobre el particular) la Directiva Nº 003-97-SUNARP aprobada por Resolución del Superintendente Nacional de los Registros Públicos Nº 095-97-SUNARP de 24 de junio de 1997, que estableció “Normas para la regularización de asientos y títulos cuyas constancias de inscripción se encuentren sin firmar”. Un antecedente indirecto lo constituye el artículo 319º del Reglamento Hipotecario español, el cual también contiene disposiciones para la suscripción de asientos extendidos por otro Registrador, con la diferencia que en el sistema español no se guarda un duplicado del título ni la anotación de la inscripción extendida, que en todo caso sólo consta en los asientos y notas marginales de su Libro Diario.

5.- Respecto al presente artículo, el mismo plantea el supuesto más sencillo que consiste en el caso que uno o más asientos de una o varias partidas registrales no se encuentren suscritos pero, verificado el archivo registral, se encuentre la anotación de inscripción contenida en el título que dio mérito al asiento (o asientos). Obviamente, este texto nos lleva a pensar en un asiento extendido en Tomo o ficha (a través de medios manuscritos o impresiones de cualquier tipo), en el que constando todos los datos correspondientes, sólo falta su suscripción por el Registrador.

En tal situación, se ha previsto, a diferencia de la Directiva Nº 003-97-SUNARP en la que establecía la suscripción en el mismo asiento, que el Registrador que haya advertido dicha omisión de suscripción, proceda a extender un nuevo asiento, denominado “asiento de regularización”, en la que precise el asiento que regulariza y el nombre del Registrador que extendió la inscripción. La necesidad de la extensión de un nuevo asiento obedece a que, una vez iniciado el Sistema de inscripciones a través de la generación de asientos electrónicos no es posible la extensión de nuevos asientos ni anotaciones de regularización en los Tomos o fichas, dado que el contenido de las mismas se encuentra ya sustituido por microarchivos informáticos, imágenes que son las que sirven de base a la información que se brinda a través de los servicios de publicidad registral e inclusive que se utiliza para la calificación.

6.- Otra diferencia importante que se ha establecido en el presente artículo, respecto a las previsiones contenidas en la Directiva Nº 003-97-SUNARP, es la oportunidad que da lugar a la regularización del asiento sin firma. En la indicada Directiva se establecía que esta se producía cuando “al momento de calificar un título se advierte que uno o más asientos” no se encuentran suscritos. En el NRGRP se ha ampliado los supuestos, comprendiendo no sólo a la calificación de un título, sino también a la “solicitud de publicidad registral”. En verdad, dado el volumen de certificaciones y copias que se expiden a través de los servicios de publicidad registral, lo más frecuente era que la omisión de suscripción fuera advertida por el personal encargado de la expedición de dicha publicidad registral, por lo que el NRGRP sólo consagra lo que en la práctica ya venía ocurriendo, con la particularidad que la nueva redacción reglamentaria permite sostener que los Registradores encargados de la expedición de publicidad registral, también, se encuentran facultados para la extensión de los “asientos de regularización” y no sólo los encargados de calificación de títulos, como (en nuestro criterio erróneamente) se interpretaba el numeral 4.1 de la Directiva de Superintendencia antes mencionada.

7.- Finalmente, si advertida la omisión de suscripción no se encontrase la anotación de inscripción correspondiente en el título archivado, no procederá la extensión del “asiento de regularización”, sino que debe ponerse en conocimiento del hecho al Gerente Registral competente, para los efectos de dar inicio al procedimiento especial de regularización establecido por el artículo 73º del NRGRP. Sin embargo, no siendo necesario que el NRGRP lo indique, el asiento no deberá corresponder a uno “suspendido”, es decir, no suscrito intencionalmente por el Registrador conforme al artículo 165º del ARGRP, en el que conste la anotación de tacha en el título archivado correspondiente.

Artículo 72º.- Regularización de anotaciones de
inscripción sin firma

Tratándose de casos en que la anotación de inscripción puesta al título que le dio mérito se encuentre sin firma, el Registrador procederá a suscribirla si el o los asientos de la partida o partidas correspondientes se encuentran firmados, siempre y cuando se verifique que el título guarda relación con los datos consignados en el o los asientos respectivos, además que no existan elementos suficientes que determinen que su inscripción haya sido denegada.

ANTECEDENTES

Directiva Nº 003-97-SUNARP/SN aprobada por Resolución Nº 09-97-SUNARP

Artículo 71º del Anteproyecto

Artículo 71º del Proyecto

CONCORDANCIAS

Artículos 54º y 73º del NRGRP

Comentario

1.- Este artículo regula un supuesto inverso al establecido por el artículo precedente: el asiento de inscripción se encuentra firmado por el Registrador pero en la anotación de inscripción no consta la firma del mismo. Esta norma, a diferencia de los artículos referidos a regularización de asientos sin firmar (artículos 71º y 73º del NRGRP) sí resulta plenamente aplicable tanto al caso de anotaciones de inscripción referidas a asientos extendidos en Tomos, fichas o partidas electrónicas. Ello, debido a que el artículo 54º del NRGRP establece que las anotaciones de inscripción siempre llevarán la firma (autógrafa) del Registrador. En tal sentido, en el caso de asientos electrónicos, lo que verificará el Registrador que procede a la regularización de la anotación de inscripción, será la existencia del asiento electrónico, lo que implica la autorización del Registrador prevista en el artículo 50º del NRGRP, que reemplaza la firma de dicho funcionario.

2.- En relación con la oportunidad de dicha regularización, entendemos que será aplicable (por analogía del precepto regulado) la prevista en el artículo precedente, es decir, tanto al momento de la calificación de un título como con ocasión de la solicitud de publicidad registral (respecto a títulos archivados). El procedimiento es esencialmente el mismo establecido por el numeral 4.2 de la Directiva Nº 003-97-SUNARP, consistiendo en la simple suscripción de la anotación de inscripción, previa constatación de la suscripción (o autorización en el caso de asientos electrónicos) de los asientos correspondientes. Asimismo, aunque este artículo no lo precise, consideramos que en la suscripción que regularice la falta de firma de la anotación de inscripción, será pertinente que se consigne que se la suscribe por haberlo omitido el Registrador que extendió el asiento de inscripción, precisando el nombre de éste.

3.- Concurrentemente, en la parte final del presente artículo se precisa que, además de la verificación de la suscripción del asiento correspondiente a la anotación, el Registrador deberá verificar que “el título guarda relación con los datos consignados en el o los asientos respectivos “y que no existan elementos “que determinen que su inscripción haya sido denegada”. El motivo que origina dicha comprobación adicional se sustenta en el hecho que (sobre todo respecto a inscripciones anteriores a la integración de los Registros a la SUNARP) se ha podido verificar la existencia de asientos falsificados, es decir, que si bien consignaban una firma y un sello aparentemente correspondiente a un Registrador, la firma y sello no eran del Registrador que se indicaba en el asiento registral.

En atención a ello, la previsión reglamentaria obliga al Registrador a verificar que los datos consignados en el asiento correspondan al título archivado, es decir, p. ej., si el asiento de inscripción se refiere a una compraventa, no podría regularizarse la suscripción de una anotación de inscripción de un título archivado que sólo contiene una escritura de usufructo vitalicio, aunque exista coincidencia entre el número de título consignado en el asiento de inscripción suscrito. Otros elementos que podrían determinar la conclusión que la inscripción ha sido denegada sería la comprobación en el Diario (bien llevado a través de Libros u organizado por asientos informáticos) que el título fue tachado. Todos estos supuestos “sospechosos”, además de la improcedencia de la regularización, deberían dar lugar a una investigación, a los efectos de descartar la presunta comisión de delitos contra la fe pública.

4.- Adicionalmente, se estima que la comprobación de la correspondencia de los datos del título archivado con los del asiento de inscripción y la verificación del Diario, no debería aplicarse sólo a la regularización de anotaciones de inscripción, sino también a la regularización de asientos sin firmar a que se contrae el artículo 71º del NRGRP. Y es que, si se puede sospechar de la existencia de asientos de inscripción falsificados, también se puede pensar lo mismo respecto a anotaciones de inscripción.

Artículo 73º.- Procedimiento especial de regularización

Cuando la anotación de inscripción puesta en los títulos que dieron mérito a la misma así como sus respectivos asientos no se encuentren suscritos por el Registrador, tales hechos deberán ponerse en conocimiento de la Gerencia Registral respectiva, a efecto de que ésta oficie al notario, funcionario o autoridad que corresponda e inclusive el usuario, solicitándole que proporcione al Registro, el original o la copia certificada de la anotación de inscripción firmada por el Registrador.

Previa verificación del documento, a que se refiere el párrafo precedente, la Gerencia emitirá la resolución que autorice la suscripción de la anotación de inscripción y del asiento respectivo. Dicha resolución, conjuntamente con la copia certificada de la anotación de inscripción, se anexarán al título archivado respectivo.

En caso de que no pudiera obtenerse el documento que contenga la anotación de inscripción a que se refieren los párrafos precedentes, no procederá la regularización. En dicho supuesto, el usuario podrá solicitar la calificación del título archivado como si se tratara de una nueva presentación.

ANTECEDENTES

Artículo 72º del Anteproyecto

Artículo 72º del Proyecto

Artículo 319º del RH

CONCORDANCIAS

Artículos 71º y 72º del NRGRP

Comentario

1.- Este caso es el de más difícil solución en cuanto se refiere a la falta de suscripción tanto del asiento como de la anotación de inscripción correspondiente al título. En estricto, en este caso no existe constancia registral indubitable que pruebe la existencia de la inscripción, sino sólo un texto consignado en la partida registral (organizada en Tomos o fichas), que, por sí mismo, no acredita que el derecho o acto haya sido efectivamente registrado. Ello determina que sea necesario efectuar un procedimiento especial para su regularización, que ya no se encontrará a cargo del Registrador sino del Gerente Registral correspondiente, de acuerdo a la organización y funciones existente en la Oficina Registral respectiva.

2.- Para su aplicación, debe descartarse, primero, que el título haya sido tachado, a través de la constatación correspondiente en el Diario de la Oficina Registral. De igual modo, debe comprobarse la correspondencia de los datos consignados en el “asiento” con los que corresponden al título archivado que debió darle mérito. Dichas comprobaciones, que si bien se encuentran solo expresamente previstas en el artículo 72º del NRGRP, constituyen, a nuestro criterio, actuaciones mínimas de racionalidad para que se evite incurrir en supuestos de negligencia funcional, al no haber recurrido a la información con que podría contar la misma autoridad registral.

3.- El procedimiento especial de regularización, que es muy similar al previsto en el numeral 4.3 de la Directiva Nº 003-97-SUNARP, carece de formalidades especiales y consiste, principalmente, en la remisión de Oficios por el Gerente Registral competente, a todas las autoridades, funcionarios, notarios e inclusive al mismo interesado en la regularización, a los efectos que proporcione el original o copia certificada de la anotación de inscripción firmada por el Registrador. Como puede verse, se trata de lograr por todos los medios posibles, contar con el único documento que puede acreditar, fehacientemente, la inscripción efectuada (pero no suscrita), al carecer el Registro de la anotación de inscripción que debería (pero no lo está) obrar en el título archivado respectivo. Para tal efecto, como tanto el ARGRP (artículos 174º y 210º) como el NRGRP (artículo 54º) prevén la posibilidad de la entrega de un ejemplar de la anotación de inscripción al solicitante de la inscripción, existe una probabilidad razonable que éste hubiera conservado la misma.

Al respecto, en el caso de las inscripciones derivadas de instrumentos públicos notariales, la posibilidad de la existencia de la anotación de inscripción en el archivo del Notario (sobre todo si su inscripción registral se tramitó en la misma Notaría) es sumamente alta, puesto que las normas contenidas en los artículos 81º y siguientes de la Ley del Notariado, Decreto Ley Nº 26002, respecto al ordenamiento del archivo notarial son muy rigurosas. En tal sentido, como quiera que el Notario deja constancia en los traslados instrumentales de la inscripción o falta de inscripción de sus instrumentos protocolares (artículo 88º de la Ley del Notariado), normalmente se archiva la inscripción en el minutario correspondiente a la escritura, acta o protocolización extendida. Al cese del Notario, luego de un período en que se encarga el oficio a otro Notario (artículo 22º de la Ley del Notariado), el archivo del Notario cesado es remitido al Archivo General de la Nación.

En cambio, cuando las inscripciones se extienden en mérito a resoluciones judiciales o instrumentos administrativos, la probabilidad que se puede contar con la anotación de inscripción es sumamente menor. Esto debido a que no es frecuente que dicha clase de autoridades archiven las anotaciones de inscripción en los expedientes que le dieron mérito. Adicionalmente, la falta de una rigurosa organización de sus archivos de expedientes (en el caso que efectivamente se hubieran archivado las anotaciones) dificulta aún más la ubicación de la citada anotación, sobre todo en los de mayor antigüedad. Peor aún, es el caso de las inscripciones que (por existir una disposición que lo permita) se hayan extendido en mérito a instrumentos privados, puesto que la conservación de la anotación de inscripción dependerá exclusivamente de la mayor o menor diligencia del interesado que recibió la anotación de inscripción.

4.-


1   ...   7   8   9   10   11   12   13   14   15

Similar:

Inscripciones iconInscripciones a los cursos de lenguas extranjeras modernas
Bedelía del servicio correspondiente. No se realizarán inscripciones a través de la Bedelía de la fhce, con excepción de sus propios...
Inscripciones iconSolicitud de Inscripciones
Nombre: Sexo
Inscripciones iconFormulario 1853
Instrucciones para la confección de la nomina inscripciones y transferencias de aeronaves
Inscripciones iconCarta compromiso
Inscripciones y cancelaciones de derechos reales, anotaciones de medidas cautelares y levantamientos
Inscripciones iconActividades extracurriculares
De cara a facitar la gestión de inscripciones, este año se optará unicamente por la
Inscripciones iconTp 36-2015 Solución Inscripciones Bajas
A fin de gestionar la inscripción en la afip deberá observarse los requisitos
Inscripciones iconResponsabilidad extra contractual
Articulo 2025. Inscripciones en los libros de asociaciones, fundaciones, comités y sociedades civiles


Descargar 471.12 Kb.