Página principal



Introduccion al análisis volumétrico

Descargar 158.9 Kb.
Ver original pdf

Introduccion al análisis volumétrico





Descargar 158.9 Kb.
Ver original pdf
Página3/15
Fecha de conversión31.08.2018
Tamaño158.9 Kb.
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   15

Claudio González Pérez 

 

no toman parte en la reacción en la que participa el patrón*, por 

ejemplo, el agua. 

Patrón secundario

Sustancia cuya disolución es estable y de 

concentración fácilmente determinable, pero que no es adecuada para 

prepararla por pesada directa. Ejemplos: ácido clorhídrico y sulfúrico 

diluidos.

 

Para la preparación de disoluciones a partir de patrones primarios es 

necesario usar la balanza analítica (precisión ±0.1 mg) y matraces aforados, 

procediéndose del siguiente modo: 

Cuando se trata de un soluto sólido, éste se pulveriza en un 

mortero y, una vez calculada la cantidad necesaria se pesa por 

adición** sobre un vidrio de reloj en una balanza analítica, con 

cuidado de no derramar sustancia dentro de la balanza. A 

continuación se transfiere el sólido cuantitativamente (Figura 

3.1.a.) a un vaso, se añade una porción de disolvente y se agita (si 

es necesario se calienta) para proceder a su disolución. 

a

b

 

Figura 3.1. a) Disolución de un sólido. b) Enrase en un matraz aforado

                                                 

 *  Si una sustancia se utiliza para diferentes tipos de volumetrías, una determinada impureza puede 

ser "activa" en una reacción e "inerte" en otra. Así, por ejemplo, el oxalato sódico puede estar 

impurificado con carbonato y con bicarbonato. Cuando se utiliza para la valoración de ácidos, ambas 

impurezas son activas, pero cuando se emplea para valorar permanganato, las dos son inertes. 

   ** La pesada por diferencia suele usarse cuando se trata de pesar muestras para proceder a su 

análisis. 


Introducción al Análisis Volumétrico 

Una vez fría la disolución se transfiere a un matraz aforado 

ayudándose de un embudo y enjuagando repetidas veces con el 

disolvente para asegurar que todo el soluto disuelto ha pasado al 

matraz. Finalmente se añade disolvente hasta el enrase haciendo 

coincidir la tangente al menisco con la marca del aforo (Figura 

3.1.b.) y se transfiere la disolución a un frasco etiquetándolo 

convenientemente. 

En el caso de patrones secundarios, la disolución se prepara por medida 

aproximada del peso o volumen de soluto y del volumen de disolución, y 

posteriormente se procede a su normalización, esto es, determinación de su 

concentración exacta por análisis de una alícuota (normalmente por reacción 

con un patrón primario). La primera fase del proceso (preparación de la 

disolución de forma aproximada) no requiere el uso de material gravimétrico 

o volumétrico preciso, siendo suficiente la utilización de balanzas 

granatarias y probetas. La normalización, por el contrario, hace necesario el 

empleo de la balanza analítica, buretas y pipetas. 

 

CARACTERISTICAS DE UNA REACCION PARA SU EMPLEO 

EN VOLUMETRIAS 

De la gran cantidad de reacciones químicas conocidas, solo un número 

relativamente pequeño pueden servir de base a un procedimiento 

volumétrico.  La  razón  de  ello  reside  en  que  deben  cumplirse  una  serie  de 

condiciones, que pueden resumirse en las siguientes: 

  Estequiométrica

. La reacción debe ocurrir de acuerdo a una 

ecuación química definida. Los productos de la reacción deben ser 

conocidos y permanecer inalterados al variar las condiciones 

experimentales del medio. No deben producirse reacciones secundarias 

que harían imposible el cálculo de los resultados*. 

  Constante de equilibrio favorable

. Esto quiere decir que la 

reacción debe transcurrir virtualmente hasta completarse. 

                                                 

* En algún caso muy particular es posible la utilización de algún proceso no estequiométrico. Así, en la 

determinación yodométrica de Cu

2

+ tiene lugar la reacción 4I– + 2 Cu

2

+ —>Cu

2

I

2

 + I

2

. El I

2

 producido 

no  se  valora  (con  tiosulfato)  en  su  totalidad, pues una parte permanece adsorbido sobre el 

precipitado de Cu

2

I

2

. Sin embargo, el método es aplicable al análisis volumétrico porque la proporción 

de I

2

 adsorbido es reproducible. 



1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   15

Similar:

Introduccion al análisis volumétrico iconIntroducción al análisis de datos
Figura Representación gráfica conjunta de dos variables en una muestra de 5 niños de 2º de Primaria
Introduccion al análisis volumétrico iconCartas de Presentación del Profesor-Tutor
Bienvenido/a al estudio de la asignatura Introducción al Análisis de Datos que tiene por objetivo
Introduccion al análisis volumétrico iconSolicitud financiación planes formativos
DenominacióN: Introducción a los Sistemas de Información Geográfica para el análisis, diseño y planificación urbana y territorial...
Introduccion al análisis volumétrico iconIntroducción a las técnicas del análisis gráfico
En este capítulo se dan algunos elementos básicos para aprender y aplicar convenientemente las diversas técnicas para graficar
Introduccion al análisis volumétrico iconMedicamentos
Normas técnicas de calidad (guía de análisis), Instituto Nacional de Análisis, julio
Introduccion al análisis volumétrico iconVersión final Mayo 5, 2002
Evaluación Detallada. Análisis de Cadena Causal. Análisis de Opciones de Política
Introduccion al análisis volumétrico iconIntroduccióN
Sumario: Introducción. El Delito de Omisión a la Asistencia Familiar. I. Estado
Introduccion al análisis volumétrico iconAnexo Modelo de plan de introducción de una nueva vacuna
Cada país y cada proceso de introducción de una vacuna tendrán diferentes características y requisitos, por lo que los países deberán...
Introduccion al análisis volumétrico iconFormulario de petición de análisis labrador Retriever Muestra de sangre 1
El pago debe realizarse por transferencia bancaria en los 10 días posteriores a la solicitud del análisis
Introduccion al análisis volumétrico iconDe publicidad sanitaria
Laboratorios de análisis clínicos y Secciones de análisis clínicos en las oficinas de farmacia


Descargar 158.9 Kb.
Ver original pdf