Página principal



Ley sobre Impuesto a la Renta – Artículo 14 bis – Código Tributario – Artículo 200 prescripción extraordinaria – no declarante – tribunal tributario y aduanero de concepcióN – reclamo – acogido

Descargar 240.98 Kb.

Ley sobre Impuesto a la Renta – Artículo 14 bis – Código Tributario – Artículo 200 prescripción extraordinaria – no declarante – tribunal tributario y aduanero de concepcióN – reclamo – acogido





Descargar 240.98 Kb.
Página1/5
Fecha de conversión22.04.2017
Tamaño240.98 Kb.
  1   2   3   4   5

No puede considerarse como no declarante al contribuyente que en su declaración de impuesto a la renta señala que se encuentra acogido al régimen especial del artículo 14 bis de la Ley sobre Impuesto a la Renta, en circunstancias que no cumple los requisitos que dicha normativa establece.


Ley sobre Impuesto a la Renta – Artículo 14 bis – Código Tributario – Artículo 200


PRESCRIPCIÓN EXTRAORDINARIA – NO DECLARANTE – TRIBUNAL TRIBUTARIO Y ADUANERO DE CONCEPCIÓN – RECLAMO – ACOGIDO


El Tribunal Tributario y Aduanero de Concepción acogió un reclamo deducido por un contribuyente en contra de una liquidación emitida por el Servicio de Impuestos Internos mediante la cual se determinaron diferencias de impuesto a la renta debido a que la contribuyente declaró rentas acogidas al régimen simplificado de tributación establecido en el artículo 14 bis de la Ley sobre Impuesto a la Renta sin tener derecho a ello.


Sobre el particular, el órgano jurisdiccional constató que la reclamante no cumplió con los requisitos legales necesarios para acogerse al régimen simplificado de tributación establecido en el artículo 14 bis de la Ley sobre Impuesto a la Renta. Lo anterior, por cuanto no constaba en los registros del Servicio ni en autos el hecho de que la contribuyente hubiere hecho uso de la opción de acogerse al régimen de tributación especial ya indicado. El sentenciador estimó útil recordar que el plazo de prescripción, fuera de tres o de seis años, empezaba a computarse desde el día siguiente al vencimiento del plazo fijado para el pago, a diferencia de lo señalado en el reclamo, pues el contribuyente sostuvo que dicho lapso comenzó a correr desde la fecha de expiración del plazo legal en que debió efectuarse el pago del impuesto.


En definitiva el tribunal acogió el reclamo debido a que consideró que la actuación fiscalizadora tuvo lugar fuera del plazo de prescripción ordinario establecido en el artículo 200 del Código Tributario, sin que se dieran los supuestos de hecho contemplados en dicha norma para que operara el lapso extraordinario. En efecto, la liquidación consignó que el contribuyente se encontraba como no declarante, toda vez que sus declaraciones de renta informaron un monto de impuesto a pagar $0, ya que establecían que el declarante se encontraba acogido al régimen tributario especial del artículo 14 bis de la Ley sobre Impuesto a la Renta, sin que ello fuera correcto. A este respecto, el juez manifestó que tal circunstancia no podía calificarse como una hipótesis de contribuyente “no declarante”, pues ningún precepto legal así lo declaraba. De otra parte, el sentenciador tampoco consideró que se estuviera ante un supuesto de declaración maliciosamente falsa. Ello, por un lado, debido a que la liquidación no consignó tal situación y, por otra, ya que en juicio tampoco se acreditó tal circunstancia, de forma tal que al momento de notificar al contribuyente las liquidaciones reclamadas, el lapso de prescripción ordinario había transcurrido.


El texto de la sentencia es el siguiente:


Concepción, nueve de febrero de dos mil trece.


VISTOS:


En el primer otrosí del escrito de fojas 57 y siguientes, complementado por otro de fojas 75, comparece doña DENISSE ROJAS ERRATCHOU, abogado, RUT N° 13.311.214-6, en representación de la sociedad XXXX, del giro de su denominación, RUT Nº XX.XXX.XXX-X, ambos domiciliados para estos efectos en calle Castellón N° 542, departamento #31, de la comuna de Concepción; quien deduce reclamo tributario en contra de la liquidación Nº 4992, de fecha 25 de abril de 2012, notificada con fecha 30 de abril de 2012, a fin de que sea dejada sin efecto en la forma que a modo de conclusión consigna como peticiones concretas de su presentación.

Fundado su pretensión, expresa lo siguiente:

I.- ANTECEDENTES GENERALES.

Relata que mediante Citación N° 1.480 cursada a su representada de conformidad con el artículo 63 del Código Tributario, el Servicio de Impuestos Internos le solicitó ampliar, confirmar, aclarar o rectificar las declaraciones anuales de impuesto a la renta de los periodos año tributario 2007 (periodo comprendido entre 02.06.2006 al 31.12.2006) y año tributario 2008 (periodo comprendido entre 01.01.2007 al 31.12.2007), en razón de que: 1) La declaración de impuesto a la renta correspondiente al año tributario 2007 no registraría los resultados de las operaciones del periodo, que se estiman en un monto de - $ 80.000; y 2) La declaración de impuesto a la renta correspondiente al año tributario 2008 no registraría los resultados de las operaciones del periodo, que se estiman en un monto de $ 4.552.700.453.

Agrega que dichas diferencias se fundamentan en que, a juicio del SII, su representada nunca habría ejercido la opción de acogerse al régimen tributario simplificado del artículo 14 bis de la Ley de la Renta, y en consecuencia, ha debido tributar desde su inicio de actividades (22.09.2006) bajo el régimen general de renta efectiva determinada mediante contabilidad completa y balance general, y por ende, con impuesto de Primera Categoría sobre base percibida o devengada.

Prosigue indicando que el evacuar el trámite de Citación, su representada sostuvo que, contrariamente a lo sostenido y por las razones que se expusieron en su oportunidad, sí estuvo acogida a dicho régimen tributario simplificado, y que, consecuente con ello, las declaraciones de impuestos anuales presentadas se han ajustado plenamente al artículo 14 bis de la Ley de la Renta, puesto que en los periodos tributarios a que se refieren, la sociedad no registró ningún movimiento operacional que pudiera generar pago de impuestos de acuerdo a dicho precepto. También se agregó –continúa- que a partir de enero del año 2008, “XXXX” quedó excluida del régimen simplificado del artículo 14 bis de la Ley de la Renta, al haber sobrepasado durante el ejercicio comercial del año 2007, el límite de ingresos anuales de 3.000 U.T.M. establecido en el inciso 10° del citado precepto, según su texto vigente a dicha época, razón por la cual la declaración anual de impuestos efectuada el año 2009 (referida al periodo 01.01.2008 a 31.12.2008) se efectuó conforme al régimen general de renta efectiva determinada según contabilidad completa.

Manifiesta enseguida, que en subsidio expuso que para el caso hipotético de estimarse que su representada no habría estado acogida al régimen simplificado indicado, en todo caso no le correspondía tributar en el régimen general determinando su renta efectiva mediante contabilidad completa, ya que a la fecha de iniciación de actividades cumplía con todos los requisitos para tributar sobre la base de renta presunta del art. 20 N° 1 letra B) de la Ley de la Renta, lo que arrojaría para la declaración del año 2007 un impuesto a pagar de $ 140.872 (no de -$80.000) y para la declaración del año 2008, de $ 436.196 (y no $ 4.552.700.453).

Indica que, finalmente, se hizo presente que los periodos fiscalizados excedían el plazo legal de tres años contado desde la expiración del plazo legal en que debía efectuarse el pago del correspondiente impuesto a la renta aplicable en la especie, de conformidad con los artículos 59 y 200 del Código Tributario, puesto que contrariamente a lo sostenido en la Citación N° 1.480, su representada no presentó las respectivas declaraciones de impuestos en blanco, las que incluso fueron aceptadas por el Sii. Más aun –agrega-, se representó que la Citación N° 1.480 de 24.10.2011 no se correspondía con la información dada al iniciarse el proceso de fiscalización mediante la Notificación N°7512 de fecha 16.06.2011.

II.- LIQUIDACIÓN N° 4.992.

Expresa el reclamo que en la Liquidación N° 4.992 de fecha 25.04.2012 y notificada el 30.04.2012, el Sii persevera en los argumentos ya dados en la Citación N° 1.480, a saber: 1. Que en el formulario 4415 mediante el cual “XXXX” solicitó ante el Sii inicio de actividades y Rut, no constaba haberse ejercido la opción de acogerse al régimen de tributación contemplado en el artículo 14 bis, y que la contribuyente tampoco habría comunicado tal voluntad con posterioridad; 2. Que si la contribuyente se hubiere efectivamente acogido al artículo 14 bis, en el mes de enero del año 2008 debería haber dado aviso al Sii de abandono del régimen y haber reconocido, vía variación de su capital propio tributario, las rentas generadas durante el periodo que estuvo acogida al referido sistema, desde que la exclusión del referido régimen optativo no se produciría de pleno derecho por el sólo hecho de sobrepasar el límite de ingresos anuales de 3.000 UTM, de acuerdo a la Ley N° 19.506 de 1997 y a las instrucciones dadas por el Sii en la Circular N° 49 de 1997; y 3. Que en cuanto a lo alegado subsidiariamente, de que las rentas devengadas en los periodos tributarios 2007 y 2008 debieran en todo caso tributar en régimen de renta presunta por reunirse a la fecha de iniciación de actividades todos los requisitos para ello, se concluye que la contribuyente, al iniciar actividades y en los años 2007 y 2008 jamás realizó ni podía realizar actividades agrícolas, toda vez que el objeto determinado en sus estatutos sería únicamente realizar inversiones, al igual que en su declaración de inicio de actividades. En consecuencia, se tratarían de rentas de inversión gravadas en el número 3 del artículo 20 de la Ley de la Renta, y no rentas de bienes raíces agrícola gravadas en el número 1 del mismo precepto, y por tanto, el mayor valor generado en el aporte de bienes inmuebles efectuados por “XXXX” en el año 2007 quedaría afecto a la tributación general de la Ley de la Renta.

De lo expuesto –prosigue-, la Liquidación N° 4992 concluye en una diferencia de impuesto de Primera Categoría en contra de su representada “XXXX” por los períodos objetados 2007 y 2008 de $ 787.116.381, cantidad que con los reajustes (13,7%), intereses (72%) y multas (30%) se eleva a la suma total de $ 1.807.801.677.

III.- PERÍODOS LIQUIDADOS EXCEDEN PLAZOS DE PRESCRIPCIÓN.

En este acápite, sostiene el reclamo que se debe tener presente lo dispuesto en el artículo 200, inciso 1°del Código Tributario, cuyo texto reproduce a continuación.

Precisa que, excepcionalmente, el inciso 2° del artículo 200 citado faculta al Servicio para revisar, liquidar y girar un impuesto, tratándose de impuestos sujetos a declaración, pero solamente cuando dichas declaraciones no han sido presentadas, o cuando habiéndose presentado, estas resultan ser maliciosamente falsas, reproduciendo ahora el texto del inciso 2°.

Prosigue el reclamo, señalando que el plazo de prescripción de 3 años que establece el inciso 1º del artículo 200, comenzó a correr desde la expiración del plazo legal en que debió efectuarse el pago del respectivo impuesto. En el caso que nos ocupa –agrega-, la expiración del plazo para efectuar la declaración anual del año 2007 comenzó a correr en la medianoche del 30 de abril de 2007, y por tanto, el 30 de abril del año 2010 venció el plazo de 3 años que tenía el Servicio para liquidar cualquier diferencia de impuestos que estimase pudiere existir. Asimismo, la expiración del plazo para efectuar la declaración anual del año 2008 comenzó a correr en la medianoche del 30 de abril de 2008, y por lo tanto, el 30 de abril del año 2011 venció el plazo de 3 años que tenía el Servicio para liquidar cualquier diferencia de impuestos que estimase para tal período tributario.

Señala la reclamante que de lo dicho se desprende que, tanto a la fecha de la Notificación Nº 7512 (06/06/2011), como de la Citación Nº 1580 (24/10/2011), el plazo de 3 años que tenía el Sii para examinar y revisar las declaraciones presentadas por XXXX en abril de 2007 y abril de 2008, se encontraba vencido. Lo mismo vale con mayor fuerza respecto a la Liquidación Nº 4992 notificada el 30/04/2012.

Continúa expresando el reclamo que, sin embargo, para pretender extender artificiosamente la fiscalización más allá de los 3 años que permite el inciso 1º del artículo 200 del Código Tributario, se sostiene por el Sii que las declaraciones 2007 y 2008 habrían sido presentadas en blanco, puesto que en ellas se habría consignado solamente la identificación del contribuyente y estar acogida al art. 14 bis de la LIR. Agrega que el ente fiscal cita al efecto el artículo 65 de la LIR, que establece la obligación de presentar una declaración jurada de las rentas en cada año tributario, entre otros, para los contribuyentes gravados en la Primera Categoría, y la Circular N° 73 del año 2003 que señala que para que una declaración sea considerada como tal, debe contener los datos propios de la obligación que se pretende cumplir al presentar el formulario que la contiene, y que por consiguiente, no constituiría declaración de impuestos la presentación del formulario conteniendo sólo los datos de individualización del contribuyente. Puntualiza que de ello concluye la entidad fiscal, que las declaraciones de impuesto a la renta de XXXX correspondientes a los años 2007 y 2008 lisa y llanamente no habrían sido presentadas, no constituirían propiamente declaraciones de impuestos, concluyendo que tales declaraciones se deben tener por no presentadas.

Señala el reclamo que como se desprende de la relación de hechos y de la documentación que se acompaña, la contribuyente XXXX, desde que gestionó iniciación de actividades y hasta la fecha, no ha dejado jamás de presentar en tiempo y forma las declaraciones anuales de impuestos a la renta a que se ha encontrado obligada según la ley. Las declaraciones 2007 y 2008 –indica- consignan expresamente que el contribuyente se encuentra acogido al régimen optativo simplificado del art. 14 bis de la Ley de la Renta, y además, consignan un resultado liquidación impuesto a la renta $ 0 y un impuesto total a pagar = $ 0, por cuanto de acuerdo a dicho sistema no se tributa sobre base de renta percibida o devengada, sino que sobre la base de retiros o distribuciones, los que no habiendo ocurrido, determinaba (sic) un impuesto a pagar de cero peso, que fue exactamente lo que se declaró. El Servicio además aceptó en su oportunidad dichas declaraciones, por resultar congruentes con la información contenida en sus sistemas.

Estima el reclamo que, por lo demás, se omite lo que esencialmente dice la Circular N° 73 del año 2001 que se trae a colación, puesto que este instructivo dice inmediatamente a renglón seguido de exponer que no constituye declaración de impuestos la presentación del formulario conteniendo sólo los datos de individualización del contribuyente, que “sin embargo, si debe considerarse como tal (o sea declaración de impuestos) si el formulario, además de los antecedentes personales del declarante consigna la expresión sin movimiento u otra análoga”. Así las cosas -estima el reclamo-, resulta indubitable que el señalamiento del régimen de tributación especial a que se encuentra acogido el contribuyente, por su gravitación e importancia, y conforme al cual se hace la declaración de resultado de liquidación impuesto cero peso e impuesto total a pagar cero peso, es más que la mera individualización del contribuyente, y más que manifestar sin movimiento u otra declaración análoga.

En consecuencia, afirma el reclamo, y de conformidad con el inciso 1° del artículo 136 e inciso 1º del artículo 200, ambos del Código Tributario, corresponde la anulación o eliminación de todos los rubros de la liquidación reclamada, por corresponder a revisiones efectuadas fuera de los plazos de prescripción, prescripción que vengo en alegar expresamente en este acto.

Agrega que lo anteriormente dicho también resulta aplicable a la obligación accesoria, supuestamente infringida por XXXX, de no haber dado aviso oportuno al Servicio, de acuerdo a la Circular N° 59 de 1991 y N° 49 de 1997, del hecho de haberse acogido al régimen de tributación optativo del artículo 14 bis de la Ley de la Renta, puesto que, sea que se considere la fecha de iniciación de actividades de XXXX (22.09.2006) o la fecha en que se efectuó la declaración de impuestos del año 2007 en que se indica encontrarse acogida al art. 14 bis (08.05.2007), tanto a la fecha de iniciación del proceso de fiscalización (Notificación N° 7512 de 16.06.2011) como a la fecha de la notificación de la Citación N° 1.480 (24.10.2011), y asimismo a la fecha de la Liquidación Nº 4992 (30/04/2012) aparece como cumplido el plazo de tres años que ha tenido el Servicio para poder sostener la infracción de dicha obligación.

Expresa, por último, que considerando que la referida obligación accesoria no accede al pago de un impuesto (art. 200 inciso final del Código Tributario), como al hecho de que bajo todo respecto su representada actuó en todo momento consecuentemente, desde el inicio de sus actividades, como acogida al artículo 14 bis de la Ley de Impuesto a la Renta, el plazo de prescripción para invocar incumplimiento de dicha obligación accesoria venció a los 3 años, contados desde la iniciación de actividades el 22.09.2006, o en el peor de los escenarios, desde la fecha en que fue presentada la declaración jurada de impuestos el 08.05.2007, fecha en la cual su representada informa al Sii expresamente estar acogida al referido régimen del artículo 14 bis.

IV.- INICIACIÓN DE ACTIVIDADES DE XXXX

Explica el reclamo que, sin perjuicio de la prescripción alegada en el acápite precedente, es necesario que el tribunal subsidiariamente tenga especialmente presente que la razón por la cual en el Formulario 4415 mediante el cual XXXX solicitó inicio de actividades y Rut, no constaría haberse ejercido la opción de acogerse al régimen de tributación contemplado en el artículo 14 bis, se debe justa y precisamente porque siguió las instrucciones impartidas en esa oportunidad por el propio Sii.

En efecto –indica-, al efectuar el referido trámite el 20.09.2006, se le manifestó expresamente a la funcionaria receptora del correspondiente formulario 4415, la voluntad de su representada de acogerse al artículo 14 bis de la Ley de la Renta. Esta sin embargo les remitió a consultar el caso con el Jefe de Resoluciones señor Ramón Concha, por tratarse de una situación especial, con el cual no se pudo concertar reunión ese día, sino que en la semana siguiente.

Relata que en la reunión con el señor Concha procedieron a revisar la situación, consultando las instrucciones contenidas en el Manual Operativo Tributario de Enero de 2005 emitido por la Asociación Nacional de Funcionarios del Servicio de Impuestos Internos, transcribiendo lo que, según señala, indicaría su página 44 N° 4, esto es, que “si el contribuyente ha iniciado actividades en el año que desee ingresar al mencionado sistema, el aviso correspondiente lo deberá efectuar en el lugar indicado (Unidad del Sii que corresponda a su domicilio), hasta el día 12 del mes siguiente a aquel en que se efectúe la declaración del inicio de las actividades”, agregando a continuación que “los contribuyentes que no den el aviso dentro de los plazos señalados, por ese ejercicio no podrán acogerse al régimen optativo simplificado del artículo 14 bis de la Ley de la Renta, debiendo tributar por el periodo indicado de acuerdo al régimen general que les corresponda”.

Prosigue esgrimiendo que conforme a lo revisado en dicha reunión, su representada procedió a presentar ante el Sii el Formulario 2117 donde se reiteraba la voluntad de acogerse al artículo 14 bis, siendo derivada por la Secretaria de Resoluciones nuevamente al Jefe de Resoluciones señor Concha, quien solicitó se le dejara el Formulario por unos días, para poder revisarlo. Unos días después, el señor Concha les manifestó textualmente que la petición se encontraba conforme y ajustada a las instrucciones del Sii, agregando además como recomendación, que no olvidasen marcar en la declaración renta AT 2007, el hecho de estar sujeta al régimen del artículo 14 bis. El Formulario 2117 –se afirma- quedó en poder del señor Concha.

Manifiesta a continuación que es necesario hacer presente, a modo de contextualizar la situación, que a la fecha de efectuar el referido trámite, no existía ningún procedimiento administrativo en aplicación en la Dirección Regional acerca de cómo informar situaciones especiales como la descrita, y además, el régimen del artículo 14 bis era muy poco conocido en esta Región. Tanto es así –indica-, que el propio Jefe de Resoluciones señor Ramón Concha también titubeó en su primera conversación, solicitándoles que volviera (sic) otro día a consultarlo sobre el punto, quedándose luego con el Formulario 2117 presentado, para volver a revisar la situación.

Consigna finalmente que, atendido el tiempo transcurrido desde que se dio el referido aviso y la fecha de la Citación N° 1.480, el comprobante del Formulario 2117 que fuere solicitado por la Fiscalizadora, no ha sido posible de ubicar, pese a las infructuosas diligencias de búsqueda realizadas.

A juicio del reclamo, todo lo expuesto resulta de fácil comprobación, mediante consulta a los funcionarios del Sii mencionados, especialmente el Jefe de Resoluciones de ese entonces señor Ramón Concha.

V.- AVISO REITERADO EN DECLARACIONES DE IMPUESTOS.

Congruente con lo expuesto en el acápite precedente –se afirma-, es que su representada procedió a efectuar las declaraciones anuales de impuestos que correspondían, tal y como procedía hacerlas por un contribuyente del artículo 14 bis de la Ley de la Renta que durante el ejercicio no registraba retiros en dinero o en especies, ni cantidades distribuidas a cualquier título a sus propietarios o socios.

Considerando entonces –agrega- que de acuerdo a las operaciones efectuadas en los ejercicios comerciales 2006 y 2007 y la citada disposición aplicable, no resultaba impuesto alguno a pagar, por no haber existido desde la empresa retiros ni distribuciones a ningún título por sus propietarios o socios, en las declaraciones de impuestos F 22 presentadas el año 2007 y el año 2008 referidas a dichos ejercicios, se consignó respectivamente un resultado liquidación impuesto a la renta $ 0 y un impuesto total a pagar = $ 0. Precisa enseguida que en ambas declaraciones se informa además, siguiendo las instrucciones del Jefe de Resoluciones señor Ramón Concha, que la contribuyente se encontraba acogida al régimen Art. 14 bis, y ambas declaraciones aparecen aceptadas por el Sii, atendido a que no presentaban ninguna diferencia con respecto a la información que éste tenía en sus sistemas.

Explica que recién en la declaración de impuesto F 22 presentada el año 2009 y referida al ejercicio tributario que abarca desde el 01/01/2008 al 31/12/2008, su representada procedió a declarar conforme al régimen general de renta efectiva determinada según contabilidad completa, por cuanto durante el ejercicio comercial concluido el 31.12.2007 había sobrepasado el límite de 3.000 UTM de ingresos anuales establecido en el inciso 10° del artículo 14 bis, en su texto vigente a esa fecha, quedando por ende excluida a partir del 1º de enero de 2008 del referido régimen simplificado.

Indica a continuación el libelo que, como puede apreciarse, la conducta de su representada ha sido en todo momento inequívoca, congruente, consecuente y plenamente ajustada a la buena fe y a la convicción de haberse manifestado y encontrarse acogida al artículo 14 bis de la Ley de la Renta, hasta el momento en que quedó excluida de dicho régimen, por haber dejado de cumplir los requisitos para ello.

Precisa la reclamación, que la sola falta del comprobante del F 2117, que quedó en manos del propio Sii, no puede servir de base, dado los antecedentes ya expuestos, para poder estimar que nunca ha estado acogida a tal régimen, máxime si no existe ningún antecedente en contrario del cual pudiere inferirse o plantearse alguna duda al respecto.

Por lo demás –explica-, si bien es cierto que la ley establece que tratándose de un contribuyente que inicia actividades, para acogerse al régimen optativo simplificado del artículo 14 bis, debe darse aviso de ello al Sii al momento de iniciarse actividades (inciso 5° y 10° art. 14 bis), no es menos cierto que la misma ley no expresa que dicho aviso deba realizarse con determinadas solemnidades o mediante determinados formularios, so pena de darse por no ejercitada la opción sin más, máxime si a los funcionarios que atendieron el trámite respectivo, les ha constado la efectividad de la manifestación de voluntad de su representada en tal sentido, y la contribuyente siempre ha determinado y ajustado todas sus actuaciones posteriores –sin excepciones- a dicha manifestación de voluntad, conforme y consecuentemente, sin que pueda plantearse ninguna duda a ese respecto.

En subsidio, alega la prescripción de la obligación accesoria, supuestamente infringida por XXXX, de no haber dado aviso oportuno al Servicio, de acuerdo a la Circular N° 59 de 1991 y N° 49 de 1997, del hecho de haberse acogido al régimen de tributación optativo del artículo 14 bis de la Ley de la Renta.

Señala que, en efecto, sea que se considere la fecha de iniciación de actividades de XXXX (22.09.2006) o la fecha en que se efectuó la declaración de impuestos del año 2007 en que se indica encontrarse acogida al art. 14 bis (08.05.2007), tanto a la fecha de iniciación del proceso de fiscalización (Notificación N° 7512 de 16.06.2011) como a la fecha de la notificación de la Citación N° 1.480 (24.10.2011), y asimismo a la fecha de la Liquidación Nº 4992 (30/04/2012) aparece como cumplido el plazo de tres años que ha tenido el Servicio para poder sostener la infracción de dicha obligación.

Y –señala por último- considerando que la referida obligación accesoria no accede al pago de un impuesto (art. 200 inciso final del Código Tributario), como al hecho de que bajo todo respecto su representada actuó en todo momento consecuentemente, desde el inicio de sus actividades, como acogida al artículo 14 bis de la Ley de Impuesto a la Renta, el plazo de prescripción para invocar incumplimiento de dicha obligación accesoria venció a los 3 años, contados desde la iniciación de actividades el 22.09.2006, o en el peor de los escenarios, desde la fecha en que fue presentada la declaración jurada de impuestos el 08.05.2007, fecha en la cual su representada informa al Sii expresamente estar acogida al referido régimen del artículo 14 bis.

VI.- EXCLUSIÓN DEL REGIMEN SIMPLIFICADO DE PLENO DERECHO.

Relata que en la Liquidación N° 4992 se sostiene además erróneamente –a su juicio-, que si la sociedad XXXX se hubiera efectivamente acogido al artículo 14 bis: a) En el mes de enero del año 2008 debería haber dado aviso al Sii de abandono del régimen; y b) Haber reconocido, vía variación de su capital propio tributario, las rentas generadas durante el periodo en que estuvo acogida al referido sistema de tributación.

En concepto del reclamo, se advierten en la especie dos errores: el primero dice relación a que la exclusión del régimen simplificado en el caso que nos ocupa no operaría de pleno derecho, sino que sería necesario dar aviso al Sii en el mes de enero del año en que se vuelva al régimen general, por cuanto así lo dispondría la Ley N° 19.506 de 1997 que modificó el artículo 14 bis, y la Circular del Sii N° 49 de 1997. El segundo error dice relación con los efectos del abandono de régimen del art. 14 bis, de tener que reconocer, vía variación de capital propio tributario, las rentas generadas durante el lapso que estuvo acogida a dicho sistema.

Indica el reclamo que se abocará a explicar el primer error en este acápite, y en el siguiente se ocupará del segundo.

Explica que lo primero que se debe tener en cuenta es que la ley, en su artículo 14 bis, regula la forma de acogerse a dicho régimen optativo y voluntario en dos momentos distintos, diferenciando así la situación de contribuyentes que se encuentran ya tributando en régimen general, determinando renta efectiva según contabilidad completa, como empresa en marcha que desea acogerse al régimen simplificado, de la situación de aquellos contribuyentes que ejercitan dicha opción al iniciar actividades. También efectúa esta diferenciación al regular la forma en que ambos contribuyentes dejan de estar acogidos al régimen especial, que puede ser voluntaria u obligatoria. A los primeros los trata básicamente en el inciso 1°, en tanto que a los segundos, en el inciso 10°.

También se debe tener presente –prosigue-, que el artículo 14 bis ha sido modificado en diversas oportunidades, razón por la cual, debe aplicarse el texto vigente a la época en que han acaecido los hechos, visto que el principio general en la materia, recogido en el artículo 9º del Código Civil y ratificado por el artículo 3º del Código Tributario, es que la ley dispone para el futuro y no tiene efecto retroactivo. Ello sin perjuicio que excepcionalmente pueda dictarse una ley que en su texto disponga su aplicación con efecto retroactivo, o puedan darse alguno de los supuestos legales de retroactividad de la ley tributaria previstos en el artículo 3º del Código Tributario. Y siempre y en todo caso, con pleno respeto a las garantías que nuestra Carta Fundamental asegura a todas las personas.

Pues bien –continúa afirmando el reclamo-, en cuanto a la empresa en marcha que se haya acogido a este régimen optativo, y que en los últimos tres ejercicios sobrepasen un promedio de 3.000 UTM, el inciso 9° de la ley preceptúa que estos contribuyentes deberán volver al régimen tributario general que les corresponda, pero dando aviso al Servicio de Impuestos Internos en el mes de enero del año en que vuelvan al régimen general.

Explica que en lo que concierne a los contribuyentes que al iniciar actividades hayan optado por acogerse a este régimen, en su texto vigente hasta el 1° de enero de 2009 y que se ha mantenido en lo esencial, disponía en su inciso 10° que dichos contribuyentes quedarán excluidos del régimen optativo si en alguno de los tres primeros ejercicios comerciales, sus ingresos anuales superan el equivalente de 3.000 UTM.

Como puede apreciarse –estima la defensa del contribuyente-, los términos que emplea la ley en uno y otro caso no son idénticos, puesto que en el inciso 9° preceptúa en forma imperativa, que dichos contribuyentes deberán volver al régimen tributario general, y menciona como una obligación accesoria, que debe darse aviso de ello al Sii. Aun así –señala el reclamo-, no podría desprenderse del texto normativo, que el incumplimiento por parte del contribuyente de la obligación accesoria de dar aviso, implique que intertanto no se le entienda fuera del régimen optativo ni que dicha salida se posponga hasta el próximo ejercicio, puesto que lo contrario llevaría a dejar a la voluntad del contribuyente determinar a partir de qué ejercicio pasaría a tributar en régimen tributario general, lo que resulta contrario al texto y espíritu de la norma, y además, a toda lógica.

Estima que mucho más explícito resulta ser a este respecto el inciso 10° del artículo 14 bis, referido a los contribuyentes que habiéndose acogido al régimen optativo al iniciar actividades, dejan de cumplir el requisito de ingresos anuales, al expresar derechamente que “quedarán excluidos del régimen optativo” sin más, y sin hacer referencia a obligación de dar aviso alguno al Sii para ello. El tenor de la ley a este respecto resulta meridianamente claro y no admite interpretaciones: por el sólo hecho de superar el nivel de ingresos establecido en alguno de los tres primeros ejercicios, estos contribuyentes quedan excluidos del régimen optativo.

Agrega que la Ley N° 19.506 de 1997 que al efecto se trae a colación en la Liquidación N°4992, en nada altera lo expuesto. En efecto, dicha ley modificó el inciso final del artículo 14 bis, el cual se refiere a los contribuyentes que deseen volver voluntariamente al régimen general, quienes si deben dar aviso al Sii en el mes de octubre del año anterior a aquél en que deseen cambiar de régimen. Luego, a renglón seguido, se refiere en general a todos los contribuyentes que hayan dejado de estar acogidos al régimen optativo, sea voluntariamente o de pleno derecho, y para efectos de establecer dos alternativas relacionadas con los efectos del cambio de régimen: a) Aplicar las normas de los incisos 2° y 3° como si pusieren término a su giro al 31 de diciembre del año en que den aviso o del año anterior, pagando los impuestos que correspondan, respectivamente; Esta opción implica que los contribuyentes que hayan estado acogidos al artículo 14 bis, deben tributar por las rentas que resulten de comparar el capital propio inicial y sus aumentos con el capital propio existente al término de giro; b) Registrar a contar del 1° de enero del año siguiente dichas rentas en el FUT como afectas al impuesto global complementario o adicional, sin derecho a crédito, opción que sólo puede ser ejercida si el contribuyente que ha dejado el régimen 14 bis, debe declarar según contabilidad completa.

Como puede apreciarse –indica-, la modificación incorporada al inciso final del artículo 14 bis por la Ley Nº 19.506, tuvo por precisa finalidad establecer una nueva modalidad tributaria cuando los contribuyentes acogidos al régimen simplificado del artículo 14 bis, abandonen dicho sistema, sea en forma obligatoria o voluntariamente. En ninguna parte –a juicio del reclamo- se advierte que dicha ley modificatoria haya establecido la obligación para los contribuyentes del inciso 10° que han quedado excluidos del régimen optativo, de dar aviso de ello al Sii, y menos, que tal aviso deba darse en el mes de enero del año en que vuelven al régimen general, como dice la Liquidación.

Expresa el libelo, que La conclusión anterior tampoco debiera ser obscurecida por la Circular N° 49 de 1997 que asimismo la Liquidación Nº 4992 cita en su abono, normativa que pareciera atentar contra la inteligibilidad del cuerpo legal o quizás, derechamente, contra la Ley misma. Dicha Circular –en concepto del reclamo-, si bien hace extensiva a los contribuyentes del inciso 10º la obligación accesoria de dar aviso al Sii en la oportunidad que indica, yendo incluso más allá de lo que la propia ley preceptúa, en ningún caso insinúa que el referido aviso sea una solemnidad para poder abandonar el régimen optativo, ni tampoco, que el incumplimiento de dicha obligación accesoria conlleve por efecto que el contribuyente continúe en el régimen optativo.

Por lo demás –continúa-, si el camino fuera enfrentar la Ley con la Circular, sabemos que en esa disputa no debiera primar el criterio de ésta última. La Circular no puede ampliar o restringir los requisitos y condiciones establecidas por la Ley, por la naturaleza misma de la Circular y por aplicación del principio del orden jerárquico de las normas.

Se debe recordar a este respecto –prosigue-, que a la luz del principio de legalidad de la imposición, debe concluirse que la generalidad de los elementos que integran la obligación tributaria deben (sic) encontrarse en la Ley. La administración lo que puede hacer es reglamentar la norma legal o interpretarla pero con un carácter solamente administrativo y siempre respetando el orden jurídico.

Por tal motivo –puntualiza- es que en virtud de la Potestad Reglamentaria del Presidente de la República y/o de la Potestad Normativa del Jefe Superior del Sii –el Director Nacional-, no pueden establecerse tributos.

Y en cuanto a la posibilidad de instaurar por vía administrativa normas de general aplicación –postula el reclamo-, en virtud de las cuales se establezcan obligaciones tributarias anexas o accesorias respecto de los contribuyentes, e incluso, sancionar su incumplimiento, tanto la doctrina como la jurisprudencia de nuestros tribunales superiores de justicia han establecido uniformemente que la Administración, si bien puede imponer obligaciones tributarias accesorias, estas no puede importar una carga, pues las cargas deben establecerse por ley. Agrega que también pueden fijar procedimientos administrativos, pero no puede sujetar el nacimiento de determinados derechos legales a esos plazos. Finalmente, puede imponer regulaciones, siempre que estas no signifiquen una sanción o un límite a determinados derechos establecidos en la Ley o en la Constitución.

En subsidio, el reclamo alega la prescripción de la obligación accesoria, supuestamente infringida por XXXX, de no haber dado aviso oportuno al Servicio, de acuerdo a la Circular N° 59 de 1991 y N° 49 de 1997, del hecho de haber abandonado el régimen de tributación optativo del artículo 14 bis de la Ley de la Renta.

En efecto –estima-, considerando que de acuerdo a dicha normativa su representada debió haber dado dicho aviso en enero de 2008, tanto a la fecha de iniciación del proceso de fiscalización (Notificación N° 7512 de 16.06.2011) como a la fecha de la notificación de la Citación N° 1.480 (24.10.2011), y asimismo a la fecha de la Liquidación Nº 4992 (30/04/2012) aparece como cumplido el plazo de tres años que ha tenido el Servicio para poder sostener la infracción de dicha obligación tributaria accesoria, desde que en la especie se trataría de una obligación accesoria que no accede al pago de un impuesto (art. 200 inciso final del Código Tributario). En consecuencia –finaliza-, el plazo de prescripción para invocar el incumplimiento de dicha obligación accesoria venció a los 3 años, contados desde enero de 2008, esto es, en enero de 2011.


VII.- DETERMINACIÓN DE RENTAS SEGÚN VARIACIÓN DEL CAPITAL PROPIO.

Indica el reclamo que, como ya se ha señalado, la Liquidación N° 4992 también expone que, de considerarse que su representada estuvo acogida al artículo 14 bis, como consecuencia del abandono de dicho régimen, ha debido reconocer por efecto de ello, vía variación de capital propio tributario, las rentas generadas durante el lapso que estuvo acogida a dicho sistema.

En concepto del libelo, al parecer el error que en este aspecto contiene la Liquidación N° 4992, es que aplica el inciso final del artículo 14 bis, en la forma en que quedó redactado luego de la modificación que le introdujo la Ley N° 20.291 de septiembre del año 2008, y que eliminó la opción establecida hasta ese entonces, de registrar a contar del 1° de enero del año siguiente dichas rentas en el FUT como afectas al impuesto global complementario o adicional, sin derecho a crédito.

Lo cierto es que la Ley N° 20.191 establece en forma expresa que las modificaciones que esta introduce a la Ley sobre Impuesto a la Renta, rigen a contar del 1° de enero de 2009.

Puntualiza que su representada XXXX dejó de cumplir los requisitos para encontrarse acogida al artículo 14 bis, en el ejercicio en que sus ingresos sobrepasaron el límite de 3.000 UTM , esto es, en el ejercicio que va desde el 1° de enero al 31 de diciembre de 2007, al aportar a un valor de $ 4.570.000.000 los Lotes del Fundo Miramar que le habían sido asignados en la división del año 2006 a un valor de $ 14.172.881, produciéndose un mayor valor en dicha enajenación de aproximadamente $ 4.555.827.119.

En consecuencia –prosigue-, a partir del 1° de enero del año 2008 “XXXX” quedó excluida del régimen optativo del artículo 14 bis, y en el entendido que le correspondía declarar según contabilidad completa, ejercitó la facultad contenida en ese entonces en el inciso final del artículo 14 bis, y procedió a registrar a contar de dicha fecha las rentas obtenidas durante el lapso que estuvo acogida al referido régimen especial, en el FUT como afectas al impuesto global complementario o adicional, y sin derecho a crédito.

Tanto es así –manifiesta-, que congruente con ello, en la declaración de impuestos F 22 presentada el año 2009 y referida al ejercicio tributario que abarca desde el 01/01/2008 al 31/12/2008, la contribuyente por primera vez declara conforme al régimen general de renta efectiva determinada según contabilidad completa, determinando una pérdida tributaria de primera categoría de -$ 406.127.189, un resultado liquidación impuesto a la renta $ 0 y un impuesto total a pagar = $ 0.

Se esgrime en el libelo, que la ley Nº 20.191del año 2008, que modificó el artículo 14 bis, no se encontraba vigente y ni siquiera promulgada a la fecha de acaecer los hechos que determinaron que XXXX había dejado de cumplir los requisitos necesarios para estar acogida al referido régimen simplificado, y por tanto, a la fecha en que quedó excluida de dicho sistema de tributación. En contrario, a esa fecha se encontraba vigente el inciso final del artículo 14 bis según el tenor que tenía antes de las modificaciones introducidas mediante la Ley Nº 20.191, conforme al cual le asistía a los contribuyentes que abandonaban ese régimen, sea voluntaria u obligatoriamente, la alternativa de registrar a contar del 1° de enero del año siguiente, las rentas obtenidas en el FUT, como afectas al impuesto global complementario o adicional, sin derecho a crédito.

Por lo dicho, estima la reclamante que no es efectiva la conclusión contenida en la Liquidación Nº 4992, de que su representada haya estado obligada a reconocer, vía variación de su capital propio tributario, las rentas generadas durante el período en que estuvo acogida al sistema 14 bis.

VIII.- SUBSIDIARIAMENTE PROCEDE REGIMEN DE RENTA PRESUNTA.

Postula el reclamo, que de estimarse hipotéticamente como no acreditada la circunstancia de que XXXX se haya acogido en su oportunidad al régimen de tributación del artículo 14 bis de la Ley de Impuesto a la Renta, –lo que en ningún caso estima como efectivo- de cualquier forma no cabe concluir, como lo hace la Citación Nº 1.480 y lo reitera la Liquidación Nº4992, que su representada debió haber tributado con impuesto de Primera Categoría, determinando su renta efectiva mediante contabilidad completa, por cuanto el artículo 20 Nº 1 letra b) de la Ley de Impuesto a la Renta dispone que el régimen de tributación que correspondería en tal evento al referido contribuyente es el de renta presunta.

En efecto, estima que la Ley de la Renta grava las rentas provenientes de los bienes raíces agrícolas con el impuesto de Primera Categoría establecido en las letras a), b) y c) del Nº 1 del artículo 20, pero con modalidades distintas, según sea la naturaleza jurídica de la persona o nivel de ingresos de la empresa que perciba tales rentas. Tratándose de personas naturales, sociedades de personas, comunidades, cooperativas y otras personas jurídicas que no sean sociedades anónimas, la regla general es que tributen en base a una renta presunta, cumpliendo los requisitos que ya hemos señalado al contestar la Citación Nº 1.480 (límite de ventas, normas de relación, calidad de los socios y no obtención de rentas que deben declarar en contabilidad completa), sin perjuicio de que la ley, aun cuando se cumpla con dichos requisitos, otorgue a estos contribuyentes la opción de tributar en base a renta efectiva.

En consecuencia –prosigue-, la regla general es que la renta agrícola se encuentra sujeta en Chile, como régimen general, a la determinación de la renta conforme a un parámetro objetivo, presumido, dependiendo del avalúo fiscal del inmueble agrícola poseído en propiedad o usufructo o explotado. Solamente en subsidio, y para el caso de no reunirse los requisitos legales exigidos, la determinación de la renta ha de efectuarse de acuerdo a lo efectivamente obtenido por el contribuyente, acreditado por medios documentales, esencialmente a través de contabilidad fidedigna. En efecto –agrega-, dicho precepto legal dispone imperativamente que los contribuyentes propietarios o usufructuarios de bienes raíces agrícolas, que no sean sociedades anónimas y que cumplan los requisitos que se indican más adelante, pagarán el impuesto de esta categoría sobre la base de la renta de dichos predios agrícolas, la que se presume de derecho es igual al 10% del avalúo fiscal de los predios. Tanto es así –continúa-, que por algo el artículo 20 Nº 1 letra b) en su inciso octavo establece que los contribuyentes podrán optar por pagar el impuesto de esta categoría en conformidad con la letra a) de este número” que es justamente el que se refiere al régimen de tributación sobre renta efectiva, lo que refuerza el hecho de que tratándose de la actividad agrícola, la regla general es la renta presunta y lo optativo, la renta efectiva.

Consigna al respecto el reclamo, que XXXX nació de la división de AAAA, lo que consta en escritura de fecha 2/6/2006 ante el notario de Santiago don Enrique Morgan. Esta última conservó el nombre y Rut AA.AAA.AAA-A y a la primera, que nació de la división, se le denominó XXXX, asignándosele únicamente como activos los predios de destino agrícola denominados Lotes Uno, Dos, Tres y Cuatro del Fundo Miramar, a su valor contable de $ 14.172.881 y pasivos por $ 8.563.555, lo que determinó un capital de $ 5.337.713. Destaca el libelo esta última circunstancia, puesto que a su entender el hecho gravado específico establecido en el artículo 20 Nº 1 letra b) es la posesión o explotación, propiedad o usufructo de inmuebles agrícolas.

Indica que la Liquidación Nº 4992 no objeta lo precedentemente expuesto, sino que hace hincapié en que XXXX no ha podido tributar en renta presunta, lisa y llanamente porque el objeto declarado en sus estatutos sería el realizar inversiones y porque al iniciar actividades habría declarado como giros a desarrollar el de sociedad de inversiones y rentistas de capital, actividades cuyas rentas efectivas se encuentran gravadas con el impuesto de Primera Categoría de conformidad con el Nº 3 del artículo 20 de la Ley de la Renta y las cuales deben determinarse mediante contabilidad completa.

Esgrime enseguida el libelo, que la argumentación dada, aunque a primer impacto vistosa, se estrella con el expreso tenor de la Ley, ya que de la lectura del Nº 1 del artículo 20 se desprende que en el caso que nos ocupa, el hecho gravado específico es la propiedad, posesión, tenencia o explotación a cualquier título de bienes raíces y no las actividades que se realizan en ellos.

Manifiesta que tanto es así que, para efectos de aplicar la presunción de renta, que es una presunción de pleno derecho, la ley prescinde de si el contribuyente realiza o no actividades de cualquier especie en los bienes raíces de que es propietario, usufructuario, poseedor, tenedor, o de si efectivamente obtiene rentas de su explotación, puesto que su sola propiedad, posesión o tenencia genera el hecho gravado. Entonces, el tema de si verdaderamente se realiza alguna actividad de explotación resulta irrelevante para la ley, sin perjuicio del efecto tangencial que podría derivarse cuando de la explotación efectiva del bien pudiere llegar a generarse rentas por un monto tal que de acuerdo con la misma ley implique tener que abandonar el régimen de renta presunta, que como ya lo ha dicho, es la regla general en materia de bienes raíces, tanto agrícolas como no agrícolas.

Indica que, por lo demás, el hecho de que el objeto de la sociedad sea realizar todo tipo de inversiones, sean estas en bienes muebles, inmuebles o valores mobiliarios, no implica que la sociedad se encuentre impedida de realizar actividades agrícolas, ya que invirtiendo en bienes raíces agrícolas, el mismo estatuto establece que puede ejecutar todo tipo de actos o contratos relacionados con dicha inversión, lo cual ciertamente no excluye, su explotación agrícola, máxime si los bienes raíces de que se trata, justamente han sido de aptitud agrícola.

En consecuencia, estima el reclamo que por el sólo hecho de efectuarse una inversión en un bien raíz agrícola, la sociedad tributará de acuerdo al Nº 1 del artículo 20 de la Ley de la Renta, sea por las rentas presuntas o efectivas que potencialmente puedan generar o efectivamente generen dichos bienes, puesto que como ya ha expuesto, el hecho gravado lo constituye la propiedad, posesión, tenencia o explotación a cualquier título de bienes raíces, y no el que en ellos se realice efectivamente una actividad de explotación de naturaleza agrícola.

Finalmente, en concepto del reclamo, la Liquidación Nº 4992 cita la circunstancia de que el aporte que de los bienes inmuebles habría efectuado luego la sociedad Inmobiliaria (sic) AAAA a un Fondo de Inversión Privado demostraría que su actividad no era agrícola solo reitera el mismo error ya denunciado precedentemente. Lo que si demostraría es que a partir de esa fecha, la sociedad deja de cumplir el principal de los requisitos para tributar en renta presunta, por haber dejado de poseer los bienes raíces agrícolas que le habían sido asignados en la división, quedando obligada a declarar sus rentas efectivas según contabilidad completa a contar del 1º de enero del año siguiente, esto es, a partir de ejercicio comercial que va del 1º de enero al 31 de diciembre de 2008, y cuyas rentas deben declararse en abril del año 2009.

Por lo expuesto –agrega-, si alguna liquidación podría caber efectuarle a XXXX con base a sus declaraciones de impuestos de los años 2007 y 2008, de considerarse que nunca ha estado acogida al artículo 14 bis, dicha Liquidación debiera ajustarse a los resultados tributarios que arroja el sistema de tributación de renta presunta del artículo 20 Nº 1 letra b) de la Ley de la Renta, y que se traduciría en lo siguiente: a) Año tributario 2007. Base imponible $ 828.657 (10% avalúo fiscal inmuebles proporcional de 4 meses); Tasa impuesto Primera Categoría 17%; Impuesto a declarar y pagar $ 140.872; b) Año tributario 2008. Base imponible: $ 2.565.859 (10% avalúo fiscal inmuebles); Tasa Impuesto de Primera Categoría 17%; Impuesto a declarar y pagar $ 436.196

De lo expuesto deriva el reclamo que, subsidiariamente, para el caso de estimarse que no aplicaría a XXXX el régimen del artículo 14 bis, la Liquidación Nº 4992 por los periodos años tributarios 2007 y 2008 debiese haberse efectuado conforme al régimen de renta presunta de la letra b) del Nº 1 del artículo 20 de la Ley de Impuesto a la Renta, aplicable en la especie, la que arroja los resultados indicados.

Termina solicitando tener por interpuesto reclamación tributaria en contra de la Liquidación Nº 4992 notificada a su representada XXXX el 30 de abril pasado, a fin de que acogiéndolo en definitiva se declare: 1) Que se declara (sic) prescrito el derecho que tenía el Sii para examinar, revisar cualquier deficiencia y liquidar los impuestos a que diere lugar, respecto de las declaraciones anuales de impuesto a la renta de XXXX de los periodos año tributario 2007 (periodo comprendido entre 02.06.2006 al 31.12.2006) y año tributario 2008 (periodo comprendido entre 01.01.2007 al 31.12.2007), y en consecuencia se anula, elimina y se deja sin efecto en todas sus partes la Liquidación Nº 4992, por incluir revisiones efectuadas fuera de los plazos de prescripción; 2) En subsidio, que dicha Liquidación se deja sin efecto en todas sus partes o en la forma que el tribunal dictamine conforme a derecho, de acuerdo a lo expuesto en los acápites IV a VII del cuerpo de la reclamación, por no ser efectivo que su representada no dio aviso al Servicio en su oportunidad de su voluntad de acogerse al régimen especial del artículo 14 bis de la Ley sobre Impuesto a la Renta. En subsidio, se declara prescrito el derecho que tenía el Sii para fiscalizar el cumplimiento de la obligación accesoria de dar dicho aviso, como asimismo y en su caso, de la obligación accesoria de dar aviso al Sii del hecho de haber abandonado dicho régimen simplificado en enero del año 2008; 3) En subsidio, que se deja sin efecto en todas sus partes la Liquidación Nº 4992, o en las partes que el tribunal estime en derecho, por concurrir con respecto a la contribuyente XXXX los requisitos habilitantes para tributar bajo régimen de renta presunta, debiendo efectuarse la liquidación de los impuestos las declaraciones anuales de impuesto a la renta de los periodos año tributario 2007 (periodo comprendido entre 02.06.2006 al 31.12.2006) y año tributario 2008 (periodo comprendido entre 01.01.2007 al 31.12.2007), conforme a lo expresado en el acápite VIII de esta reclamación o en la forma que el tribunal estime prudencialmente en derecho; y 4) Que se condena en costas al Servicio de Impuestos Internos.

A fojas 76, por resolución de 24 de agosto de 2012, se tuvo por interpuesto el reclamo y se confirió traslado al Servicio de Impuestos Internos.

A fojas 119 y siguientes, comparece doña Teresa Conejeros Peña, Directora Regional de la VIII Dirección Regional del Servicio de Impuestos Internos, con domicilio en Avenida O’Higgins N° 749 tercer piso de la ciudad de Concepción, quien evacua el traslado conferido a fojas 76, solicitando el rechazo del reclamo deducido.

Fundando su defensa expone lo siguiente:

I.- ANTECEDENTES.

I.1.- ANTECEDENTES DE LA AUDITORIA

Explica la defensa fiscal que con fecha 16.06.2011, mediante Notificación N°7512 se requiere a la contribuyente XXXX (en adelante e indistintamente XXXX o la contribuyente) para que en el marco del Programa de Fiscalización Selectiva “Cambio de Régimen 14 bis”, presente los antecedentes necesarios para efectuar la revisión del correcto cumplimiento de la declaración y pago del impuesto de Primera Categoría determinado mediante renta efectiva con contabilidad completa de los periodos tributarios 2009, 2010 y 2011.

Con fecha 23.06.2011 la contribuyente, representada por la Sra. Miriam Valenzuela Medina, solicitó prórroga para dar respuesta al requerimiento de antecedentes, el que fue concedido hasta el día 04.07.2011, dando cumplimiento finalmente a la solicitud, tal como consta en Acta de Recepción de Antecedentes con fecha 04.07.2011.

En el ejercicio de la función fiscalizadora de este Servicio, de la revisión de los antecedentes aportados, se detectó que no había constancia del cumplimiento de los requisitos que la ley exige para acogerse al régimen tributario contemplado en el artículo 14 bis de la Ley sobre Impuesto a la Renta, contenida en el artículo 1° del D.L. N° 824 de 1974 (en adelante Ley de la Renta), y en consecuencia la contribuyente no habría dado cumplimiento a su obligación legal de declarar las rentas afectas al impuesto de Primera Categoría en los años tributarios 2007 y 2008.

Por lo anterior –precisa-, de conformidad al artículo 63 del Código Tributario, contenido en el artículo 1° del D.L. N° 830 de 1974 (en adelante Código Tributario), con fecha 21.10.2011 se emite Citación N° 1.480, notificada con fecha 24.10.2011, con el objeto de que la Contribuyente presente una declaración, rectifique, aclare, amplíe o confirme sus declaraciones de impuesto a la Renta de Primera Categoría de los años tributarios 2007 y 2008.

Prosigue señalando que con la finalidad de aclarar las diferencias detectadas producto de la revisión de los antecedentes aportados, en la Citación se le solicita a la Contribuyente que aporte específicamente los siguientes antecedentes: *) Copia contribuyente de formulario 4415 con anexo, el que corresponde al formulario 4416, mediante el cual XXXX dio aviso de inicio de actividad y solicitó RUT; y *) Copia contribuyente del formulario mediante el cual la contribuyente dio aviso al Servicio de Impuestos Internos del ejercicio de la opción de tributar conforme a las normas del artículo 14 bis de la Ley de la Renta.

Indica la contestación, los planteamientos vertidos por la reclamante en respuesta a la Citación de fecha 02.12.2011, los cuales enumera.

Luego, expresa el ente fiscal que debido a que la contribuyente no logró acreditar la procedencia de la aplicación del régimen del artículo 14 bis y por tanto desde el inicio de sus actividades (22.09.2006) ha debido tributar como un contribuyente sujeto a régimen general de Primera Categoría determinado mediante renta efectiva y contabilidad completa, de conformidad al artículo 24 del Código Tributario, con fecha 25.04.2012 se emitió Liquidación de impuesto N° 4.992 la que fue notificada a la contribuyente con fecha 30.04.2012.

I.2.- ANTECEDENTES DE LA SOCIEDAD XXXX

Indica que para efectos de explicar claramente los fundamentos en que se basó la Liquidación de impuesto reclamada, expondrá aspectos que su parte estima relevantes en relación al origen de la sociedad XXXX

Al efecto, expresa que la contribuyente XXXX nace por escritura pública de fecha 02.06.2006, como consecuencia de la división de la sociedad AAAA RUT N°AA.AAA.AAA-A.

Agrega que en la citada escritura pública, los socios de AAAA acuerdan dividir la sociedad en dos sociedades, una que conserva la razón social y el RUT y otra que nace como consecuencia de la división, denominada XXXX, a la que se le asigna parte de los activos y pasivos de la sociedad dividida según Balance al 01.06.2006.

De acuerdo a la cláusula tercera de la escritura pública mencionada, la división se efectúa considerando el patrimonio total de AAAA al 01.06.2006, el cual asciende a $1.745.645.613, asignándole la suma de $5.609.326 a la naciente empresa y disminuyéndose en consecuencia en forma proporcional el capital de AAAA, disminución patrimonial y de capital social que se refleja en el Apartado Anexo al Balance cerrado al 01.06.2006 y en el cual se establece la distribución patrimonial correspondiente y la forma de asignar los activos y pasivos y su valorización respectiva, tomando ello efecto a partir del 02.06.2006.

Precisa que la cláusula séptima de la misma escritura de división, señala que a XXXX se le asignan activos, consistentes en bienes raíces por un total de


: normativa legislacion -> jurisprudencia judicial -> tribunales tributarios -> 2013
2013 -> Código Tributario – Artículo 7 N° inciso 1° acta de denuncia – declaración maliciosamente falsa – acreditacióN – tribunal tributario y aduanero de temuco – descargos – sentencia absolutoria
2013 -> Ley sobre Impuesto a la Renta – Artículo 31 – Código Tributario – Artículo 26 Decreto Ley 3500 – Artículo 20 depósitos convenidos – contrato de trabajo – trabajador – legislación aplicable – tribunal tributario y aduanero de concepcióN – reclamo
2013 -> Código Tributario – Artículo 21 – Ley sobre Bases de los Procedimientos Administrativos – Artículo 41 pago provisional por utilidades absorbidas – fundamentación del acto – nuevos antecedentes – tribunal tributario y aduanero de la serena – reclamo
2013 -> jj3434.doc [formulario ae-01 ingresos brutos]
2013 -> Ley sobre Impuesto a las Ventas y Servicios – Artículos 23, 24 y 126 aumento de remanente de crédito fiscal – rectificación de error de transcripcióN – tribunal tributario y aduanero de copiapó – reclamo – rechazado
2013 -> Ley sobre Impuesto a las Ventas y Servicios – Artículo 3 N° reorganización empresarial – crédito fiscal iva – tribunal tributario y aduanero de valdivia – reclamo – acogido
2013 -> Ley sobre Impuesto a las Ventas y Servicios – Artículo 3 N° – Código Tributario – Artículos 21 y 63 – Ley N° 18. 320 – Artículo Único iva – crédito fiscal – contabilidad fidedigna – tribunal tributario y aduanero de arica – reclamo
2013 -> Ley sobre Impuesto a la Renta – Artículos 21, 30, 31 inciso 1° y 31 N
2013 -> Código Tributario – Artículo 132 inciso 11 – Ley sobre Impuesto a la Renta – Artículo nueva auditoríA – fundamentacióN – observaciones relativas a otros impuestos – tribunal tributario y aduanero de antofagasta – reclamo – acogido
2013 -> Código Tributario – Artículo 1 – Ley sobre Impuesto a la Renta – Artículo 31 N° competencia del tribunal – pago provisional por utilidades absorbidas – tribunal tributario y aduanero de puerto montt – reclamo – rechazado
  1   2   3   4   5

Similar:

Ley sobre Impuesto a la Renta – Artículo 14 bis – Código Tributario – Artículo 200 prescripción extraordinaria – no declarante – tribunal tributario y aduanero de concepcióN – reclamo – acogido iconCódigo Tributario – Artículos 21, 132 y 200 – Ley sobre Impuesto a la Renta – Artículo 70 justificación de inversiones – prescripcióN – fundamentacióN – tribunal tributario y aduanero de temuco – reclamo – acogido
No corresponde determinar diferencias de impuestos sin considerar los antecedentes aportados por el contribuyente, pues tal conducta...
Ley sobre Impuesto a la Renta – Artículo 14 bis – Código Tributario – Artículo 200 prescripción extraordinaria – no declarante – tribunal tributario y aduanero de concepcióN – reclamo – acogido iconLey sobre Impuesto a la Renta – Artículo 21, 31, 32, 33 bis y 41 – Código Tributario – Artículo 21 y 132 corrección monetaria – depreciacióN – crédito del artículo 33 bis – tribunal tributario y aduanero de antofagasta – reclamo – acogido en
El activo “vehículo” tiene un tratamiento tributario diverso al general -que puede llevar a no aceptar el gasto de su depreciación...
Ley sobre Impuesto a la Renta – Artículo 14 bis – Código Tributario – Artículo 200 prescripción extraordinaria – no declarante – tribunal tributario y aduanero de concepcióN – reclamo – acogido iconLey sobre Impuesto a la Renta – Artículos 14 bis y 21 artículo 14 bis – limite de ventas – tribunal tributario y aduanero de la serena – reclamo – acogido en parte
Utm de los contribuyentes acogidos al régimen tributario especial del artículo 14 bis de la Ley sobre Impuesto a la Renta, las ventas,...
Ley sobre Impuesto a la Renta – Artículo 14 bis – Código Tributario – Artículo 200 prescripción extraordinaria – no declarante – tribunal tributario y aduanero de concepcióN – reclamo – acogido iconLey sobre Impuesto a la Renta – Artículo 31 – Código Tributario – Artículo 26 Decreto Ley 3500 – Artículo 20 depósitos convenidos – contrato de trabajo – trabajador – legislación aplicable – tribunal tributario y aduanero de concepcióN – reclamo
Son gastos necesarios para producir la renta los desembolsos incurridos por el empleador en virtud de un depósito convenido cuyo...
Ley sobre Impuesto a la Renta – Artículo 14 bis – Código Tributario – Artículo 200 prescripción extraordinaria – no declarante – tribunal tributario y aduanero de concepcióN – reclamo – acogido iconCódigo Tributario – Artículo 11 giros – notificación legal – prescripcióN – tribunal tributario y aduanero de concepcióN – reclamo – acogido
Para que un giro produzca todos sus efectos legales debe ser legalmente notificado
Ley sobre Impuesto a la Renta – Artículo 14 bis – Código Tributario – Artículo 200 prescripción extraordinaria – no declarante – tribunal tributario y aduanero de concepcióN – reclamo – acogido iconCódigo Tributario – Artículo 127 – Ley sobre Impuesto a la Renta – Artículo 33 bis crédito artículo 33 bis – topes – rebaja de gastos – corrección de errores propios – tribunal tributario y aduanero de iquique – reclamo – rechazado
Corresponde al contribuyente acreditar la omisión en la deducción de un gasto cuando solicita la corrección de errores propios
Ley sobre Impuesto a la Renta – Artículo 14 bis – Código Tributario – Artículo 200 prescripción extraordinaria – no declarante – tribunal tributario y aduanero de concepcióN – reclamo – acogido iconCódigo Tributario – Artículo 132 inciso 11 – Ley sobre Impuesto a la Renta – Artículo nueva auditoríA – fundamentacióN – observaciones relativas a otros impuestos – tribunal tributario y aduanero de antofagasta – reclamo – acogido
No es procedente denegar una solicitud de devolución de impuestos cuando ello tiene lugar debido a que no se ha aclarado una observación...
Ley sobre Impuesto a la Renta – Artículo 14 bis – Código Tributario – Artículo 200 prescripción extraordinaria – no declarante – tribunal tributario y aduanero de concepcióN – reclamo – acogido iconCódigo Tributario – Artículo 21 – Ley sobre Impuesto a la Renta – Artículos 70 y 71 justificación de inversiones – prescripcióN – renta presumida de derecho – ponderación preferente – tribunal tributario y aduanero de temuco – reclamo – ha lugar en
En materia de justificación de inversiones, la disponibilidad de recursos para realizar inversiones no es una exigencia legal
Ley sobre Impuesto a la Renta – Artículo 14 bis – Código Tributario – Artículo 200 prescripción extraordinaria – no declarante – tribunal tributario y aduanero de concepcióN – reclamo – acogido iconCódigo Tributario – Artículo 21 y 63 – Ley sobre Impuesto a la Renta – Artículo 70 justificación de inversiones – antecedentes aportados en respuesta a la citacióN – tribunal tributario y aduanero de la serena – reclamo – acogido
Procede anular una liquidación cuando ésta no toma en consideración los antecedentes aportados por el contribuyente en la respuesta...
Ley sobre Impuesto a la Renta – Artículo 14 bis – Código Tributario – Artículo 200 prescripción extraordinaria – no declarante – tribunal tributario y aduanero de concepcióN – reclamo – acogido iconPago provisional por utilidades absorbidas – acreditación de la pérdida – inadmisibilidad probatoria – tribunal tributario y aduanero de iquique – reclamo – acogido ley sobre Impuesto a la Renta – Artículo 1 N° – Código Tributario – Artículos
La competencia del tribunal para conocer de la legalidad de la resolución reclamada excede al examen de ésta a la luz de los antecedentes...


Descargar 240.98 Kb.