Página principal



Lista de películas en dvd y cd del P

Descargar 9.04 Mb.

Lista de películas en dvd y cd del P





Descargar 9.04 Mb.
Página122/140
Fecha de conversión09.08.2018
Tamaño9.04 Mb.
1   ...   118   119   120   121   122   123   124   125   ...   140

El tiempo ganado

Ginger y Fred, de Federico Fellini, es un filme entrañable y una de mis películas favoritas. Ginger y Fred son dos mediocres y veteranos artistas de variedades, dos seres anacrónicos olvidados en un mundo en el que la vida ha desaparecido tras la imagen. Amelia Bonetti y Pippo Botticella, interpretados por Giulietta Masina y Marcello Mastroianni, que al cabo de muchos años vuelven a reunirse para bailar de nuevo juntos en un programa de televisión, Ed ecco a voi. Como mandan los cánones, ambos saben muy poco de lo que les espera en el Estudio 5 de Cinecittà, donde el gran escenógrafo Ferretti ha reconstruido un enorme plató de televisión. Más que la cuestión de la publicidad televisiva, Ginger y Fred pone de manifiesto el carácter demencial de esos programas de entretenimiento en los que, entre números musicales y entrevistas a famosos, no vemos sino desfilar a un atajo de personajes absurdos."Este convertir lo humano en espectáculo gratuito es lo característico de la televisión", dice Fellini. En no pocas ocasiones mientras prepara la película afirma también lo difícil que le será alcanzar las cotas de disparate, ramplonería e indignidad de ciertos programas que se ven a diario en la televisión. Sin embargo, la verdadera esencia de la película es otra. Fellini denuncia también la sociedad actual en su conjunto: una especie de segunda parte de Ensayo de orquesta.

Tocante a intérpretes, Masina no aparecía tan espléndida, como actriz y bailarina, desde Las noches de Cabiria, y Mastroianni resulta entrañable en su papel de perdedor. Ejecutan diligentemente el número de baile que empieza con The Continental y sigue con un popurrí de Irving Berlin durante el cual, bailando el claqué de Cheek to Cheek, Marcello sufre un calambre y da con su cuerpo en el suelo. Pero no queda ahí la cosa, pues Giulietta, que siempre aspiró a bailar bien, consigue que Federico, a modo de recuerdo, vuelva a rodar completo el número de baile, que esta vez la pareja ejecuta a la perfección. ¿Dónde estará este precioso incunable?, nos preguntamos. ¿Lo encontrarán e incluirán algún día en un DVD?

Empezando por el título, la película parece una elegía nostálgica del pasado, contrapuesta a la brutalidad de la sociedad de masas contemporánea, llena de basura, chabacanería y zafiedad. Aunque tampoco olvidemos que en pleno año treinta, cuando Rogers y Astaire impartían su mágica lección de elegancia en las pantallas, Francis Scott Fitzgerald deploraba la tosquedad del mundo nuevo y añoraba la gracia y vitalidad de la década anterior. La nostalgia es una trampa de la edad, y aun concediéndole lo que se merece, Fellini demuestra saberlo muy bien. La mirada que el director dirige a la Roma de los años ochenta es la de un hombre que descubrió la ciudad cuando ésta ofrecía un espectáculo menos feo, pero las imágenes de Ginger y Fred podrían ilustrar ciertas páginas antirromanas del último Pasolini, que fue asesinado mucho antes de llegar a viejo y no precisamente en la metrópoli. Al principio de la película, cuando Amelia expresa el malestar que siente al verse trasplantada a un mundo que no es el suyo, es el propio Fellini quien se retrata a sí mismo: tímido, curioso, vulnerable, impaciente, rabioso, irreductible. Pippo, el bailarín canoso y envejecido, simboliza en cambio la faceta conciliadora, lúdica, autoirónica y absolutoria de la personalidad del autor. A través de una bien calibrada gama de emociones, la película logra fundir los personajes de Ginger y Fred (ósmosis que se llama Federico), el pragmatismo conformista de ella y la bufonesca incapacidad de él para resultar trágico. Muy distintos entre sí, tanto al menos como Giulietta y Marcello en la vida real, los dos bailarines hallan un punto de encuentro en una vaga forma de romanticismo hecho de pudor, dignidad y recíproca lealtad. Ambos se asisten en el esfuerzo incosnciente, muy laico y moderno, de mantener los ojos abiertos ante una realidad no pocas veces ingrata.

El final de Ginger y Fred recuerda el sorpresivo desenlace de un famoso cuento de Svevo, "Una burla exitosa", que es como podría definirse la actuación de Amelia y Pippo en el programa Ed ecco a voi. Así como en el relato sveviano un viejo escritor ilusionado con volver a ser joven y famoso ante la falsa noticia de que van a reeditar su novela, acaba milagrosamente sacando del engaño un montón de dinero, así Ginger y Fred, que se dejan enredar en el falso honor de un número rayano en el ridículo, a la hora de despedirse tienen a mucha haber salido airosos y que les pidan autógrafos. En definitiva, parece decir Fellini, más vale no dejar escapar las ocasiones que la incomparable originalidad de la vida nos depara. Antes de recluirse en la desesperación, más vale bailar otra vez y dejar que las burlas tengan éxito. Y eso aunque hayamos vivido la vida como si fuera una película cuyo argumento no entendemos (Ginger ignoraba lo intenso que era el amor de Fred) o como un sueño incoherente. El sentido estoico de Ginger y Fred es que quizá no hay nada que entender, que sólo hay que vivir, que debemos aprender a flotar como Marcello en La dolce vita, aun cuando las aguas se hayan convertido poco a poco en las del río Estigia, como en el nunca realizado proyecto El viaje de G. Mastorna.







Gigante de hierro El

TÍTULO ORIGINAL

The Iron Giant 7.0/10

AÑO

1999

DURACIÓN

86 min.

PAÍS

DIRECTOR

Brad Bird

GUIÓN

Brad Bird, Tim McCanlies (Cuento: Ted Hughes)

REPARTO

Animation

GÉNERO

Animación. Ciencia ficción. Infantil | Años 50. Amistad. Robots. Vida rural.

SINOPSIS

En 1957, en la pequeña localidad de Rockwell, alguien ha visto cómo un enorme hombre metálico caía al mar. Un imaginativo niño descubre que se trata de un robot gigante, cuyo apetito de metal es insaciable. Entre ambos nace una fuerte amistad, pero el gobierno envía a un agente para investigar los hechos. El niño esconde a su nuevo compañero en la chatarrería de un amigo. Pero los habitantes del pueblo comienzan a sentirse aterrados porque creen que es una nueva amenaza en plena Guerra Fría...

CRÍTICAS

Tierna y muy interesante, basada en el cuento de 1968 del gran poeta inglés Hughes, y que se convirtió en un clásico de la literatura infantil. Bird se formó en la Disney y fue asesor ejecutivo de "Los Simpson"


Temas vocacionales: Trascendencia, libertad, amistad, sacrifico personal, no-violencia


Apuntes para el animador


Ya conocíamos a Brad Bird por Los Increibles. Pero hay que indagar un poco en su biografía para dar con El gigante de hierro, un film muy sencillo pero muy profundo, que es muy poco conocido. Sin embargo con él podremos tocar algunos elementos vocacionales con los niños, aunque también es posible hacerlo con los adultos.

Esta película está basada en un relato que el poeta británico Ted Hughes escribió para consolar a sus dos hijos por la muerte de su madre. En palabras del propio Hughes pretendía “instruir a los niños sobre el ciclo de la vida que, incluso a pesar de la muerte, tiene su continuidad”.

Son varios los valores que descubrimos en El gigante de hierro. Sobresale en primer lugar la historia de  amistad entre dos seres solitarios y algo marginados. Por una parte el niño Hogarth tiene tanta imaginación y ocurrencias que su madre se cansa un poco de él y los compañeros de la escuela se burlan y no le aceptan. El robot por su parte es algo ajeno a los humanos que no están preparados para verle. Además, en medio de la paranoia de la guerra fría, al desconocer su origen y naturaleza, el robot corre un verdadero peligro, un peligro encarnado en un inspector de policía muy peculiar.

Es interesante el guiño que se hace a la trascendencia del alma. A partir de la muerte de un ciervo, el robot aprende que las armas matan. Y en una bella reflexión nocturna el niño le dice que “todos morimos. Es parte de la vida. Es malo matar pero no es malo morir”. Y añade que “el alma está dentro de las cosas buenas y por eso el alma vive para siempre”. Entonces ¿el gigante morirá? El razonamiento de Hogarth es realmente infantil y genial: tiene sentimientos y puede pensar cosas, luego significa que tiene alma.

Y así, el gigante se convierte en nuestro personaje de referencia. Vino a la tierra pero no conoce su naturaleza ni su misión. No sabe quién es y para qué está en la tierra. Tiene una amnesia provocada por un golpe en la cabeza. Sin embargo vamos descubriendo a lo largo del film que es un arma de matar muy poderosa, que reacciona cuando es atacado. Pero al lado de Hogarth va a ir descubriendo su alma y por ello, su libertad. ¿Qué hacer con todo su poder?

En el momento culminante, cuando el robot se encuentra enajenado y enfrentándose al ejercito, Hogarth le dirá un “tú puedes elegir” que le hace parar su dinámica de violencia. Y lo más sorprendente aún es que ante el peligro de que, por su culpa, un misil nuclear caiga en el pueblo matando a la población, decide sacrificarse por el bien de todos. Utilizará su poder para que los demás vivan. Al final, el robot se muestra más humano que aquellos que deseaban destruirlo. Y sí, parece que el robot revivirá porque sus piezas comienzan a reunirse.

No conviene pasar por alto que al lado de la libertad encontramos el valor de la conversión. Uno es libre y por ello, uno puede cambiar y ser mejor, puede elegir lo bueno. Unido a esto es interesante resaltar todo el mensaje de no-violencia que subyace en la película. El inspector es de los que atacan primero y preguntan después. Por ello se debe remarcar la necesidad de ser libres para elegir siempre una respuesta no violenta y llena de paz en nuestro mundo que es cada vez más violento.

Por todo ello con El gigante de hierro podemos trabajar valores vocacionales como la trascendencia-espiritualidad, la amistad, la libertad, el sacrificio personal, la no-violencia…


Materiales para trabajar la película

1.Ver y analizar


  • ¿Por qué Hogarth y el gigante no son aceptados?

  • ¿Por qué es posible la amistad entre Hogarth y el gigante?

  • ¿El gigante tiene alma? ¿Por qué?

  • ¿El gigante es libre? ¿Por qué?

  • ¿Qué es lo que hace el gigante al final de la película? ¿Por qué lo hace?


2.Nos interpela


  • ¿Qué es para ti el alma? ¿En qué sentido tú tienes alma?

  • Eres una persona libre ¿es fácil elegir hacer el bien? ¿Por qué?

  • ¿Qué sacrificios puedes hacer tú para ayudar a los demás?

  • ¿En qué situaciones reaccionas con violencia o enfadado? ¿Qué puedes hacer para responder de una forma más pacífica?

  • ¿Qué es lo que te impide ser mejor persona?

  • Inventa “la oración del robot”.


3.Oramos


- Canto apropiado y conocido por el grupo.

- Salmo de la libertad

Yo quiero ser libre. Y amo la libertad;

Libre en busca de nuevas ideas para mis sueños.

Libre, como protagonista de nuevos proyectos; como alguien que ya no es niño y quiere ser hombre.

Libre, como alguien que tiene sus razones y quiere decirlas;

como alguien que no necesita indicadores de camino.

Libre, como alguien que ya se siente responsable; como alguien que ha estrenado libertad.

Señor, ¿no es tu Evangelio un canto al corazón libre?

Ayúdame, Señor, a buscar mi rostro, a descubrirme por dentro, a aceptarme como en realidad soy.

Ayúdame, a aguantar mis miedos, mis inseguridades, a superar mis fracasos y salir de mis derrotas.

Ayúdame a seguir adelante y no volver atrás, a superar mis desánimos y mis desilusiones.

Ayúdame a saber comenzar cada día: ¡siempre!

- Palabra de Dios: Lc 19, 1-10

- Momento de silencio para meditar la Palabra de Dios desde lo reflexionado sobre la película. Después se puede compartir o hacer peticiones espontáneas.

-Leer en voz alta algunas “oraciones del robot” compuestas por los niños.

- Canto

- Padrenuestro.

Preparado por Carlos Comendador Arquero




1   ...   118   119   120   121   122   123   124   125   ...   140

Similar:

Lista de películas en dvd y cd del P iconFormulario de inscripción de obras
Formato de exhibición: Cine 35mm Cine 16mm dvcam minidv dvd dvd bluRay dcp
Lista de películas en dvd y cd del P iconParticularidades de los envíos
Anexar una lista separada del formulario de solicitud en el Anexo 19.: Lista de nombres
Lista de películas en dvd y cd del P iconAnex o solicitud de ayudas para la participación de películas españolas en Festivales durante el año 2015
Solicitud de ayudas para la participación de películas españolas en Festivales durante el año 2015
Lista de películas en dvd y cd del P iconSección VI anexo g: Lista de verificación de los formularios de propuestas
Utilice esta lista de verificación mientras prepara la propuesta para garantizar que contiene toda la información requerida. Esta...
Lista de películas en dvd y cd del P iconIndice general
Lista de pesticidas prohibidos por la oms y Lista de Contaminantes Orgánicos Persistentes
Lista de películas en dvd y cd del P iconAurkibidea / Índice filmak / películas
Errementari (El herrero y el diablo) (2017). Paul Urkijo Alijo. Espainia-Frantzia / España-Francia
Lista de películas en dvd y cd del P iconLista de chequeo
...
Lista de películas en dvd y cd del P iconFormulario de adquisición de material
Utilice este formulario para solicitar la compra de material bibliográfico (libros, cd, dvd ) con cargo a la partida presupuestaria...


Descargar 9.04 Mb.