Página principal



Lista de películas en dvd y cd del P

Descargar 9.04 Mb.

Lista de películas en dvd y cd del P





Descargar 9.04 Mb.
Página47/140
Fecha de conversión09.08.2018
Tamaño9.04 Mb.
1   ...   43   44   45   46   47   48   49   50   ...   140

Una invitación a no dar por tales a las llamadas «causas perdidas».

Las películas que abordan la superación de una discapacidad siempre atraen al público y a los jurados. Desde El milagro de Ana Sullivan hasta Mi pie izquierdo pasando por Rain Man o Hijos de un Dios menor sin olvidar a El hombre elefante o El pequeño salvaje el número de filmes de semejante tema no ha dejado de crecer. El discurso del rey se suma con pleno derecho a este elenco del que sólo he mencionado, a vuela pluma, algunos títulos relevantes. También éste lo es. La dificultad que vencer, en este caso, es la tartamudez que en un monarca inglés es imperdonable. Ciertamente, no se pide mucho a una testa coronada en la vieja Europa hoy en día, su papel es meramente representativo sin casi poder alguno. Pero cuando estalla una guerra como la Segunda Mundial se espera de un rey, más aún, de un emperador británico con soberanía sobre la cuarta parte de la población mundial (así era todavía en 1939) que arengue con voz vibrante y recia a su pueblo al que mete en un conflicto bélico de tal magnitud. Pues bien, el «pobre» Jorge VI había tartamudeado desde los cinco años y los intentos de dirigirse al público en Wembley en 1925, por medio de la recién estrenada emisora de la BBC, fue un penoso fracaso, pues no pudo pasar de las dos primeras frases.

Esta escena en el célebre estadio londinense es el arranque de un film brioso que trata de contarnos como «Bertie», el segundón de los hijos de Jorge V, se ve cada vez más cerca del trono al hacerse público y notorio que su hermano mayor David mantiene relaciones con una americana casada en tercera nupcias, llamada Wallis Simpson, una pasión que le incapacitaba para ceñirse la corona. Se la puso como Eduardo VIII, pero abdicó en su hermano Albert antes de cumplirse un año, para irse definitivamente con «el amor de su vida».

La esposa de Bertie, una escocesa resuelta, la que luego sería conocida como «la reina madre» durante el reinado de su hija Isabel II, trata por todos los medios de encontrar quién cure la tartamudez de su marido. Pero la mayoría de los médicos londinenses, algunos de ellos con métodos tan peregrinos como el de Demóstenes, fracasan en su intento y no hacen sino desatar la cólera del entonces duque de York. Finalmente recurre a un logopeda australiano, que ni siquiera es médico, sino un actor de medio pelo que se dedica a curar defectos del habla. Ni su consulta ni sus procedimientos son nada ortodoxos y chocan no sólo con la altanería del príncipe, acostumbrado a un protocolo que a él, en concreto, le protege, sino con la vulgaridad de tener que hablarle de su vida y realizar ejercicios que le parecen ineficaces. Pero al mismo tiempo que progresa en sus problemas de fonación también crece, no sin reveses, una sólida amistad y mutua confianza entre dos hombres tan dispares. Y, al final, la película acaba siendo la historia de esa relación entre dos personas de ámbitos sociales bien distantes. La enorme fe que Lionel tiene en que Bertie vencerá su tara obra el milagro y el discurso que el rey Jorge VI dirige a sus súbditos será fluido, firme y convincente.

Tom Hooper, baqueteado en series y melodramas televisivos y que ya había abordado en algunas ocasiones temas históricos en el cine y en la tele, ha dirigido un film realmente notable. El guión también es excelente. La dramatización de los hechos está llena de encanto y, aunque su mirada sobre la monarquía inglesa es ácida y más propia de nuestra época que de los años en que se sitúa el film (todavía el imperio británico vigente), ha encontrado un punto de equilibrio entre esa mordacidad y un cierto cariño por sus personajes. En concreto, tanto a Bertie como a su mujer e hijas los trata con indudable mimo: sin dejar odiosos por su altivez y displicencia para con sus inferiores, los muestra afectivos y cariñosos en la intimidad.

Una de las mejores bazas del film es su ambiente, creado por una escenografía y fotografía que resalta los espacios cerrados y angustiosos, los largos, interminables pasillos, el clima neblinoso de Londres e incluso de una Gran Bretaña en invierno, gélido a veces, brumoso casi siempre. Lionel tiene que abrir ventanas en varias ocasiones para aflojar la tensión interna. Los decorados con ser fieles, como en toda buena producción inglesa histórica, resalta ese mismo espacio opresor: el papel pintado de las paredes de la consulta, las estancias de los palacios siempre llenas de gente y criados en torno atentos al menor gesto de sus altezas, un agobio constante que hace sentir y palpar que el problema de Bertie no es sólo un conflicto personal sino una consecuencia de una malsana forma de vida a la que está «obligado» por su condición de miembro de la familia real.

Pero, por encima de todo, El discurso del rey es un film sobre la superación de una discapacidad a través de un severo aprendizaje que exige esfuerzos extraordinarios tanto del profesor como del alumno. Es la misma batalla que emprenden los protagonistas de My Fair Lady, Hijos de un dios menor, El milagro de Ana Sullivan o El pequeño salvaje, un mentís rotundo al fatalismo de aceptar algunos defectos como incorregibles, una invitación a no dar por tales a las llamadas «causas perdidas». El esfuerzo de superación no siempre tiene premio, pero vale la pena porque siempre moviliza recursos que casi nadie cree poseer. La interpretación tanto de Colin Fith como de Geoffrey Rush es excelente, magistral a ratos, medida y comedida, sin sobreactuación ninguna, acorde con el carácter de ambos personajes. Discreta, pero eficaz también la de Helena Bonham Carter. El resto del reparto es más irregular, pero no desentona.

Es pronto para augurar su suerte en los Oscars, pero es una de esas películas que, como decía al principio, encantan a los jurados de toda clase de premios, así que el aluvión de galardones que empezó con cinco British Independent Film Awards no hecho más que empezar.



Disparando a perros


TITULO ORIGINAL

Shooting Dogs (Beyond the Gates) 6.9/10 MB

AÑO

2005



DURACIÓN

115 min.

 


PAÍS

DIRECTOR

Michael Caton-Jones

GUIÓN

David Wolstencroft (Historia: Richard Alwyn & David Belton)

REPARTO

John Hurt, Hugh Dancy, Dominique Horwitz, Claire-Hope Ashitey

GÉNERO Y CRÍTICA


Drama. Basada en hechos reales / SINOPSIS: Abril, 1994. Joe Connor (Hugh Dancy) ha llegado para dar clases en Ruanda porque cree que puede marcar una diferencia. Cuando la escuela se convierte en un refugio para miles de ruandeses que escapan del genocidio, Joe promete a su alumna más brillante, Marie (Clare-Hope Ashitey), que los soldados de la ONU la protegerán de la multitud de militares extremistas en busca de sangre fuera de la escuela. Pero cuando la ONU abandona a los refugiados, Joe y el director de la escuela, el Padre Christopher (John Hurt), se enfrentan a un angustiante dilema: deben marcharse o deben quedarse con los ruandeses. Mientras los camiones de la ONU toman su camino a través de los aterrorizados refugiados, Joe mira la cara llena de lágrimas de Marie: ¿Qué debe hacer él?

El evidente interés político y humano de la película se ve perjudicado por la explicitud del discurso. El más que interesante punto de vista de los religiosos católicos está resuelto de forma intrascendente con un mensaje de catecismo para niños de primaria.



Apuntes para el animador


Disparando a perros es una denuncia que no debería dejar impasible a quien la ve. El gran valor vocacional de esta película está precisamente en la contemplación de dos vidas, la de padre Christopher y la de Joe, que se tienen que decidir ante la tragedia humana vivida durante el genocidio de Ruanda de 1994: poner o no su vida en juego para defender a los refugiados. Al espectador no le queda otra que preguntarse ¿qué haría yo? y el porqué. Y es aquí, en el “porqué”, donde debemos encontrar la clave vocacional. Una decisión, una acción en sí misma no dice nada. Es necesario conocer las razones y las motivaciones que la sustentan. ¿Por qué se marcha Joe? ¿Por qué el padre Christopher decide quedarse?

Antes de comenzar el visionado de la película convendría resumir brevemente la tragedia del genocidio de 1994, así como la despreocupación de occidente. El director, Michael Caton-Jones no entra a valorar los motivos del genocidio, quizá porque son demasiado complejos, pero sí que pone claramente de manifiesto que el mundo occidental le dio la espalda y abandonó el país. Sería interesante hacer ver al grupo dónde estaban y qué hacían aquel año, si se enteraron o no de ese genocidio y qué hicieron al respecto. Quizá los chicos/as se vean sorprendidos por la respuesta del padre Christopher de tal manera que estarían dispuestos a hacer lo mismo. Pero convendría hacerles ver sus incoherencias (nuestras incoherencias) y por ello hacerles reflexionar sobre la actitud que tienen ante conflictos parecidos que vive hoy el mundo (por ejemplo, en Sudan, Chad, Birmania, Tibet…). Si en mi vida cotidiana no estoy atento a estas injusticias, si no me implico en ninguna campaña u ONG por los Derechos Humanos, difícilmente podré hacer “actos heroicos” que siempre serán algo extraordinario.

Para conocer un poco lo que pasó en 1994 ofrezco tres enlaces donde el animado encontrará los recursos que crea oportunos utilizar con el grupo: wikipedia , homohominisacrares y un artículo de Alain García

Teniendo presente el contexto de violencia e injusticia y la nula respuesta de los países occidentales, nos centramos en los personajes y su manera de situarse ante él, sobre todo el binomio Joe – padre Christopher. Joe tiene buen corazón y su experiencia como profesor en la escuela es su “ manera de dar las gracias ” a la vida y a todo lo que ha recibido. No obstante, también es consciente de la tentación de darse palmaditas y considerarse “ la estrella de tu propio anuncio ”. Ante la catástrofe, confía tanto en la ONU (que defenderá a los refugiados) como en la sociedad occidental (que actuará cuando vea las imágenes de la televisión), y confía también en sí mismo (en este sentido es clara la escena de ofrecer los muebles de su habitación como leña para cocinar).

Junto a Joe y, en cierto modo, frente a él, se sitúa el padre Christopher cuya manera de ver las cosas difiere de la del joven. Este personaje está inspirado en el sacerdote bosnio Vjeko Curic, uno de los dos misioneros blancos que permanecieron en el país durante el genocidio. Al principio parece que el padre Christopher no hiciera nada contra la injusticia y la violencia dedicándose a quedarse en la escuela diciendo misa cuando hay tantas cosas por hacer. Sin embargo le vemos reflexionando (¿orando?) en varias escenas silenciosas. Quizá su experiencia le hace ver que el problema es mucho más grave y que la violencia es tal que no se soluciona a la manera a como piensa Joe.

La tragedia le toca de tal modo que el padre Christopher está en crisis. Se cuestiona por el sentido de su misión al darse cuenta de que cristianos conocidos y educados por él están implicados en las matanzas: “ Vienen a misa porque les han dicho que lo hagan… Cumplen sin entender, sólo obedecen ”. La esperanza le ha ido manteniendo durante los años, pero ahora “ se nos acaba ”. Ante este sinsentido y esta condena a muerte sólo le queda hacer una cosa: celebrar la Eucaristía para que no mueran sin haber comulgado. Impresiona la despedida de la celebración: “ Salimos reforzados por esta Eucaristía. Podéis ir en paz ” (sabiendo que van a una muerte segura).

¿Por qué no se marcha el padre Christopher? Al despedirse de Joe que está ya en el camión le dice: “ Dios está aquí con estas personas sufriendo. Mi corazón y mi alma están aquí. Si me voy no volveré a encontrarla ”. Quizá Joe se marcha porque no encontró a Dios ahí.

El último gesto del padre Christopher de salvar a unos chicos de la muerte a costa de su propia vida, nos da algo de luz y esperanza en medio de esta cruda tragedia. Él entrega su vida algo muy distinto a lo que vive la periodista, quien es capaz de decir: “ No los veo como seres humanos muertos; sino como africanos muertos ”. Esta es la mirada de los occidentales, la nuestra.

Pero la película de Michael Caton-Jones no trata sólo de Ruanda, o África. Trata también de todos nosotros, como seres humanos –sobre nuestras vidas y nuestras elecciones-. Los sucesos que ocurren en el otro lado del mundo nos afectan ahora más que nunca. Y nos enfrentamos constantemente con elecciones, igual que los personajes de la película; hacer lo correcto, hacer lo equivocado. No hacer nada. En las trágicas circunstancias de la Escuela Técnica Oficial, descrita en la película, ¿Cómo actuaríamos? ¿Le daríamos la espalda a esas personas? ¿o encontraríamos la fortaleza para hacernos cargo? ” (tomado de ociojoven).

Convendría leer el artículo sobre el cómo se hizo donde se muestra la experiencia vivida por David Belton, productor de la película, que cubrió para la BBC lo vivido en Ruanda en 1994 conociendo al padre Vjeko Curic.


4.Materiales para trabajar la película
4.1.Ver y analizar


  • ¿Qué escena te ha impresionado más? ¿Por qué?

  • Ante el genocidio, analizamos la respuesta y la toma de postura de cada uno de los personajes: el padre Christopher, Joe, las fuerzas de la ONU, los periodistas. ¿Qué sienten? ¿Qué hacen? ¿Por qué lo hacen?

  • ¿Cómo viven los tutsis su situación? ¿Cómo miran a los blancos? ¿Qué esperan de ellos?

  • ¿Por qué el padre Christopher decide quedarse? ¿Qué sentido o utilidad tiene el que se quede?

  • ¿Qué lugar ocupa la fe en toda la historia?

  • ¿Te parece que el director, Michael Caton-Jones, ha sabido expresar bien la tragedia del genocidio?

  • ¿Por qué el título de la película “ Disparando a perros ”? ¿Qué otro título le pondrías?


4.2.Nos interpela


  • ¿Cómo valoras la decisión de Joe y del padre Christopher? ¿Qué hubieras hecho tú en su lugar?

  • ¿Qué conflictos internacionales conoces? ¿Qué sientes ante ellos? ¿Qué haces? Puedes consultar Anminstía internacional y el dossier de guerras olvidadas de www.elmundo.es

  • En el web oficial de la película se podía encontrar esta pregunta: ¿Qué arriesgarías para hacer la diferencia? Respóndela.

  • ¿En qué sentido tu fe de mueve a comprometerte?



1   ...   43   44   45   46   47   48   49   50   ...   140

Similar:

Lista de películas en dvd y cd del P iconFormulario de inscripción de obras
Formato de exhibición: Cine 35mm Cine 16mm dvcam minidv dvd dvd bluRay dcp
Lista de películas en dvd y cd del P iconParticularidades de los envíos
Anexar una lista separada del formulario de solicitud en el Anexo 19.: Lista de nombres
Lista de películas en dvd y cd del P iconAnex o solicitud de ayudas para la participación de películas españolas en Festivales durante el año 2015
Solicitud de ayudas para la participación de películas españolas en Festivales durante el año 2015
Lista de películas en dvd y cd del P iconSección VI anexo g: Lista de verificación de los formularios de propuestas
Utilice esta lista de verificación mientras prepara la propuesta para garantizar que contiene toda la información requerida. Esta...
Lista de películas en dvd y cd del P iconIndice general
Lista de pesticidas prohibidos por la oms y Lista de Contaminantes Orgánicos Persistentes
Lista de películas en dvd y cd del P iconAurkibidea / Índice filmak / películas
Errementari (El herrero y el diablo) (2017). Paul Urkijo Alijo. Espainia-Frantzia / España-Francia
Lista de películas en dvd y cd del P iconLista de chequeo
...
Lista de películas en dvd y cd del P iconFormulario de adquisición de material
Utilice este formulario para solicitar la compra de material bibliográfico (libros, cd, dvd ) con cargo a la partida presupuestaria...


Descargar 9.04 Mb.