Página principal



Última reforma publicada en el periódico oficial del gobierno del estado de guanajuato, NÚmero 142, segunda parte, 04 de septiembre de 2009

Descargar 0.93 Mb.

Última reforma publicada en el periódico oficial del gobierno del estado de guanajuato, NÚmero 142, segunda parte, 04 de septiembre de 2009





Descargar 0.93 Mb.
Página3/35
Fecha de conversión10.08.2018
Tamaño0.93 Mb.
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   35
ARTÍCULO 93. Los terceros están obligados en todo tiempo a prestar auxilio a los tribunales en la averiguación de la verdad; en consecuencia, deben, sin demora, exhibir documentos y cosas que tengan en su poder, cuando para ello fueren requeridos. Los jueces tienen la facultad y el deber de compeler a los terceros, por los medios de apremio más eficaces, para que cumplan con esta obligación; pero, en caso de oposición, oirán las razones en que la funden, y resolverán sin ulterior recurso.


De la mencionada obligación están exentos los ascendientes, cónyuge y personas que deban guardar secreto profesional, en los casos en que se trate de probar contra la parte con la que estén relacionados.


ARTÍCULO 94. Los daños y perjuicios que se ocasionen a tercero, por comparecer o exhibir cosas o documentos, serán indemnizados por la parte que ofreció la prueba, o por ambas, si el juez procedió de oficio; sin perjuicio de lo que se resuelva sobre condenación en costas, en su oportunidad. La indemnización, en casos de reclamación, se determinará por el procedimiento incidental.


ARTÍCULO 95. En cualquier momento del juicio o antes de iniciarse este, cuando se demuestre que haya peligro de que una persona desaparezca o se ausente del lugar del juicio o que una cosa desaparezca o se altere, y la declaración de la primera o la inspección de la segunda sea indispensable para la resolución de la cuestión controvertida, podrá el juez ordenar la recepción de la prueba correspondiente.





ARTÍCULO 96. La ley reconoce como medios de prueba:


I. La confesión;


II. Los documentos públicos;


III. Los documentos privados;


IV. Los dictámenes periciales;


V. El reconocimiento o inspección judicial;


VI. La testimonial;

(Fracción Reformada. P. O. 13 de agosto de 2004)


VII. Las fotografías, las notas taquigráficas, la información generada o comunicada que conste en medios electrónicos, ópticos o en cualquier otra tecnología y, en general, todos aquellos elementos aportados por los descubrimientos de la ciencia; y

(Fracción Reformada. P. O. 13 de agosto de 2004)


VIII. Derogada.

(Fracción Derogada. P.O. 13 de agosto de 2004)


ARTÍCULO 97. Salvo disposición contraria de la ley, lo dispuesto en este Título es aplicable a toda clase de negocios.


CAPÍTULO II

Confesión


ARTÍCULO 98. La confesión puede ser expresa o tácita: expresa, la que se hace clara y distintamente, ya al formular, o contestar la demanda, ya absolviendo posiciones, o en cualquier otro acto del proceso; tácita, la que se presume en los casos señalados por la ley.


ARTÍCULO 99. La confesión sólo produce efecto en lo que perjudica al que la hace.


ARTÍCULO 100. Pueden articularse posiciones al mandatario, siempre que tenga poder bastante para absolverlas o se refieran a hechos ejecutados por el en el ejercicio del mandato.


ARTÍCULO 101. En el caso de cesión, se considera al cesionario como apoderado del cedente, para absolver posiciones sobre hechos de este; pero, si los ignora, pueden articularse las posiciones al cedente.


ARTÍCULO 102. Las posiciones deben ser planteamiento de hechos propios del que declara y articularse en términos claros y precisos; no han de ser insidiosas ni interrogativas; y debe procurarse que cada una contenga sólo un hecho, ya sea positivo o negativo.

(Artículo Reformado. P.O. 13 de agosto de 2004)


ARTÍCULO 103. Cuando la pregunta contenga dos o más hechos, el tribunal la examinará prudentemente, determinando si debe resolverse en dos o más preguntas, o si, por la íntima relación que exista entre los hechos que contiene, de manera que no pueda afirmarse o negarse uno, sin afirmar o negar el otro u otros, y teniendo en cuenta lo ya declarado por el absolvente al contestar las anteriores del interrogatorio, debe prevalecer como ha sido formulada.


ARTÍCULO 104. Se tienen por insidiosas las preguntas que se dirijan a ofuscar la inteligencia del que ha de responder, con el objeto de obtener una confesión contraria a la verdad.


ARTÍCULO 105. Todo litigante está obligado a absolver posiciones, cuando así lo exija su contraparte, dentro de los primeros veinte días del término probatorio ordinario o extraordinario y siempre que a su promoción acompañe el pliego que las contenga.

(Artículo Reformado. P.O. 13 de agosto de 2004)


ARTÍCULO 106. Si el pliego que contenga las posiciones se presentare cerrado, deberá guardarse así en el secreto del tribunal, asentándose la razón respectiva en la cubierta, que firmará el secretario.

(Artículo Reformado. P.O. 13 de agosto de 2004)


ARTÍCULO 107. El que haya de absolver posiciones será citado personalmente, mediando un término cuando menos de tres días antes del señalado para la celebración de la audiencia de desahogo de la probanza, sin contar el de la citación ni el señalado para la propia audiencia, bajo apercibimiento de que, si dejare de comparecer sin justa causa, será tenido por confeso.

(Artículo Reformado. P.O. 13 de agosto de 2004)

Fe de erratas. P.O. 15 de octubre de 2004


Cuando el absolvente haya señalado como domicilio para recibir notificaciones la dirección electrónica del sistema informático del Poder Judicial, la citación se realizará por este medio.

(Párrafo Adicionado. P.O. 27 de diciembre de 2011)


ARTÍCULO 108. Si el citado a absolver posiciones comparece, el tribunal abrirá el pliego, e impuesto de ellas, las calificará, y aprobará sólo las que se ajusten a lo dispuesto en el artículo 102.


ARTÍCULO 109. Si fueren varios los que hayan de absolver posiciones al tenor de un mismo interrogatorio, las diligencias se practicarán separadamente y en un mismo día, siempre que fuere posible, evitando que los que absuelvan primero se comuniquen con los que han de absolver después.


ARTÍCULO 110. En ningún caso se permitirá que la parte que ha de absolver un interrogatorio de posiciones este asistida por su abogado, procurador, ni otra persona; ni se le dará traslado, ni copia de las posiciones, ni término para que se aconseje; pero si el absolvente fuere extranjero, podrá ser asistido por un intérprete, si fuere necesario, y, en este caso, el tribunal lo nombrará.


ARTÍCULO 111. Hecha por el absolvente la protesta de decir verdad, el tribunal procederá al interrogatorio.


ARTÍCULO 112. Las contestaciones serán categóricas en sentido afirmativo o negativo; pero el que las de podrá agregar las explicaciones que considere necesarias, y, en todo caso, dará las que el tribunal le pida. Si la parte estimare ilegal una pregunta, podrá manifestarlo al tribunal, a fin de que vuelva a calificarla. Si se declara procedente, se repetirá a aquella para que la conteste, apercibida de tenerla por confesa, si no lo hace.


ARTÍCULO 113. Terminado el interrogatorio, la parte que lo formuló puede articular oral y directamente, en el mismo acto y previo permiso del tribunal, nuevas posiciones al absolvente. En este caso, cuando, al acabar de hacerse una pregunta, advierta el tribunal que no se ajusta a lo dispuesto en el artículo 102, la reprobará y declarará que no tiene el absolvente obligación de contestarla.


ARTÍCULO 114. Si la parte absolvente se niega a contestar, o contestase con evasivas, o dijere ignorar los hechos propios, el tribunal la apercibirá de tenerla por confesa, si insiste en su actitud.


ARTÍCULO 115. Absueltas las posiciones, el absolvente tiene derecho, a su vez, de formular en el acto, al articulante, si hubiere asistido, las preguntas que desee, en la forma que se dispone en el artículo 113.


ARTÍCULO 116. El tribunal puede libremente, en el acto de la diligencia, interrogar a las partes sobre todos los hechos y circunstancias que sean conducentes a la averiguación de la verdad.


ARTÍCULO 117. Las declaraciones serán asentadas literalmente, a medida que se vayan produciendo, y serán firmadas al pie de la ultima hoja y al margen de las demás en que se contengan, así como el pliego de posiciones, por los absolventes, después de leerlas por sí mismos, si quisieren hacerlo, o de que les sean leídas por la secretaria, en caso contrario.


Si no supieren firmar, pondrán su huella digital, y, si no quisieren hacer lo uno ni lo otro, firmará sólo el tribunal y hará constar esta circunstancia.


ARTÍCULO 118. Cuando el absolvente, al enterarse de su declaración, manifieste no estar conforme con los términos en que se hayan asentado sus respuestas, el tribunal decidirá en el acto lo que proceda, determinando si debe hacerse alguna rectificación en el acta. Contra esta decisión no habrá recurso alguno.


ARTÍCULO 119. Firmadas las declaraciones por los que las hubieren producido, o, en su defecto, sólo por el tribunal, no podrán variarse ni en la sustancia, ni en la redacción.


ARTÍCULO 120. En caso de enfermedad debidamente comprobada del que deba declarar, el tribunal se trasladará al domicilio de aquel, donde se efectuará la diligencia, a presencia de la otra parte, si asistiere.


ARTÍCULO 121. Cuando el emplazamiento se haya hecho por edictos y el juicio se siga en rebeldía, la citación para absolver posiciones, se hará publicando la determinación por dos veces consecutivas en el Periódico Oficial del Estado y por dos veces seguidas en uno de los diarios de mayor circulación en el Partido Judicial o en uno del más próximo si no existieran diarios en aquél. En igual forma se notificará la sentencia definitiva, en cuyo caso sólo se publicarán los puntos resolutivos.

(Artículo Reformado. P.O. 13 de diciembre de 1983)


ARTÍCULO 122. Si el que debe absolver las posiciones estuviere ausente, aun cuando tenga domicilio o dirección electrónica del sistema informático del Poder Judicial señalada para recibir notificaciones, se librará el correspondiente exhorto o despacho, acompañando, en sobre cerrado y sellado, el pliego en que consten las posiciones. En este caso, se abrirá el pliego y, calificadas las posiciones, se sacará copia de las que fueren aprobadas, la cual se guardará en el secreto del tribunal, debidamente autorizada, remitiéndose el original con el exhorto o despacho, para que se haga el examen al tenor de las posiciones que hubiere aprobado el tribunal del juicio. Si el interesado ignorare el lugar en que se encuentre el absolvente, la citación se hará por edictos y además, en el domicilio señalado.

(Artículo Reformado. P.O. 27 de diciembre de 2011)


ARTÍCULO 123. Para los efectos del artículo anterior, el que promueva la prueba de confesión deberá hacer su petición y presentar el pliego que contenga las posiciones, con la anticipación debida, a efecto de que el exhorto o despacho pueda estar diligenciado en poder del tribunal antes de la audiencia final del juicio.


ARTÍCULO 124. El tribunal que fuere requerido para la práctica de una diligencia de confesión, se limitará a diligenciar el exhorto o despacho con arreglo a la ley, y devolverlo al tribunal de su origen; pero no podrá declarar confeso a quien deba absolver las posiciones.


ARTÍCULO 125. Cuando la diligencia de confesión fuere practicada por un tribunal requerido por el del juicio, si, después de contestado el interrogatorio, formulare, en el mismo acto, nuevas posiciones el articulante o quien sus derechos represente, obrará el tribunal de la diligencia como se dispone en el artículo 113.


ARTÍCULO 126. Contra la confesión expresa de hechos propios no se admitirá, a la parte que la hubiere hecho, prueba de ninguna clase, a menos de que se trate de hechos ignorados por ella al producir la confesión, debidamente acreditados, o de hechos posteriores, acreditados en igual forma.


ARTÍCULO 127. La parte legalmente citada a absolver posiciones, será tenida por confesa en las preguntas sobre hechos propios que se formulen:


I. Cuando sin justa causa no comparezca;


II. Cuando insista en negarse a declarar;


III. Cuando al declarar insista en no responder afirmativa o negativamente, o en manifestar que ignora los hechos;


IV. Cuando obre en los términos previstos en las dos fracciones que anteceden, respecto a las preguntas que le formule el tribunal, conforme al artículo 116.


ARTÍCULO 128. En el primer caso del artículo anterior, el tribunal abrirá el pliego de posiciones y las calificará antes de hacer la declaración.


En los demás casos, el tribunal, al terminarse la diligencia, hará la declaración de tener por confesa a la parte.


ARTÍCULO 129. El auto que declare confesa a una parte y el que niegue esta declaración son apelables.


Se tendrá por confeso al articulante, y, sólo en lo que le perjudique, respecto a los hechos propios que consten en las posiciones que formule, y contra ellos no se le admitirá prueba de ninguna clase.


ARTÍCULO 130. Las autoridades, las corporaciones oficiales y los establecimientos que formen parte de la administración pública, absolverán posiciones por medio de oficio en que se insertarán las preguntas que quiera hacerles la contraparte, para que, por vía de informe, sean contestadas dentro del término que designe el tribunal. En el oficio se apercibirá a la parte absolvente de tenerla por confesa si no contestare dentro del término que se haya fijado, o si no lo hiciere categóricamente, afirmando o negando los hechos.


ARTÍCULO 131. Quien haya sido citado legalmente a absolver posiciones y no hubiere comparecido, podrá plantear y probar la justa causa que le impidió asistir, dentro de los siguientes tres días al señalado para la confesional. En caso de que se considere probada la justa causa, el oferente de la confesional, dentro de los tres días siguientes a la notificación del auto, podrá solicitar que se señale nuevo día y hora para el desahogo.

Una vez transcurrido el término señalado, sin haberse probado la justa causa, podrá solicitarse la declaración de confeso. La declaración de confeso se hará a instancia de parte, hasta antes de la audiencia final del juicio.

(Reformado. P.O. 13 de agosto de 2004)


CAPÍTULO III

Documentos Públicos y Privados


ARTÍCULO 132. Son documentos públicos aquellos cuya formación esta encomendada por la ley, dentro de los límites de su competencia, a un funcionario público, revestido de la fe pública, y los expedidos por funcionarios públicos, en el ejercicio de sus funciones.


La calidad de públicos se demuestra por la existencia regular, sobre los documentos, de los sellos, firmas u otros signos exteriores que, en su caso, prevengan las leyes.



1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   35

Similar:

Última reforma publicada en el periódico oficial del gobierno del estado de guanajuato, NÚmero 142, segunda parte, 04 de septiembre de 2009 iconLibro primero
Código publicado en la Segunda Sección del Periódico Oficial del Estado de Aguascalientes, el lunes 7 de septiembre de 2009
Última reforma publicada en el periódico oficial del gobierno del estado de guanajuato, NÚmero 142, segunda parte, 04 de septiembre de 2009 iconMicrosoft Word CÓdigo de procedimientos civiles d. F. Doc
Código publicado en el Diario Oficial de la Federación los días o al 21 de septiembre de 1932. Última reforma publicada en la Gaceta...
Última reforma publicada en el periódico oficial del gobierno del estado de guanajuato, NÚmero 142, segunda parte, 04 de septiembre de 2009 iconLey Orgánica Municipal del Estado de Morelos
Observaciones generales. Se abroga la Ley Orgánica Municipal, publicada en el Periódico Oficial del Gobierno del Estado de Morelos,...
Última reforma publicada en el periódico oficial del gobierno del estado de guanajuato, NÚmero 142, segunda parte, 04 de septiembre de 2009 iconGobierno del estado h. Ayuntamiento del municipio de calvillo, ags. Jorge alberto mart
Código Publicado en la Segunda Sección del Periódico Oficial del Estado de Aguascalientes, el lunes 25 de noviembre de 2013
Última reforma publicada en el periódico oficial del gobierno del estado de guanajuato, NÚmero 142, segunda parte, 04 de septiembre de 2009 iconLey del notariado para el estado de nayarit
Ley publicada en la Segunda Sección del Periódico Oficial del Estado de Nayarit, el sábado 29 de enero de 2005
Última reforma publicada en el periódico oficial del gobierno del estado de guanajuato, NÚmero 142, segunda parte, 04 de septiembre de 2009 iconLey de hacienda del estado de campeche
Ley publicada en el Periódico Oficial del Estado de Campeche, el lunes 21 de diciembre de 2009
Última reforma publicada en el periódico oficial del gobierno del estado de guanajuato, NÚmero 142, segunda parte, 04 de septiembre de 2009 iconLey registral del estado de tabasco texto original
Ley publicada en el Número Extraordinario del Periódico Oficial del Estado de Tabasco, el lunes 31 de enero de 2011
Última reforma publicada en el periódico oficial del gobierno del estado de guanajuato, NÚmero 142, segunda parte, 04 de septiembre de 2009 iconBandoAyala
Transitorio Primero abroga el bando de Policía y Gobierno del Municipio de Ayala, Morelos, publicado en el Periódico Oficial “Tierra...
Última reforma publicada en el periódico oficial del gobierno del estado de guanajuato, NÚmero 142, segunda parte, 04 de septiembre de 2009 iconCódigo fiscal del distrito federal última reforma publicada en la gaceta oficial del distrito federal: 31 de diciembre de 2013
Código publicado en la Gaceta Oficial del Distrito Federal, el martes 29 de diciembre de 2009


Descargar 0.93 Mb.