Página principal



Mapa del pensamiento contemporáneo

Descargar 434.4 Kb.

Mapa del pensamiento contemporáneo





Descargar 434.4 Kb.
Página1/12
Fecha de conversión02.12.2017
Tamaño434.4 Kb.
  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   12

El Pensamiento Contemporáneo

_______________________________________________________________________




EL PENSAMIENTO CONTEMPORÁNEO





Freddy Quezada














Con amor, para Aurora, la Chica de Ipanema que al fin encontré.


INDICE


Prólogo


Agradecimientos


Introducción


Capítulo I Fuentes y corrientes postmodernas


    1. Postestructuralismo Francés

    2. Nihilismo clásico alemán

    3. Vanguardismo estético europeo

    4. Las otras corrientes


Capítulo II El Postcolonialismo


2.1 Los postcoloniales

2.2 Los postoccidentales

2.3 Los imaginarios


Capítulo III Las Teorías Dinámicas no lineales


3.1 Del orden al caos

3.2 La paradoja fractal

3.3 Las reflectáforas


Capítulo IV Las Teorías Holísticas


4.1 Los cuadrantes

4.2 Los memes

4.3 Religión y Ciencia


Capítulo V Pensamiento del cartógrafo


5.1 La diferencia

5.2 El poder

5.3 La ley

5.4 La Reutopía

5.5 El wu wei

5.6 La calumnia del ser


Capítulo VI El pensamiento contemporáneo en Nicaragua


6.1 En las ciencias sociales

6.2 En las ciencias naturales

6.3 Creadores y críticos artísticos

6.4 Universidades, Investigaciones y Ferias


Capítulo VII Un modo de aplicación del pensamiento contemporáneo:

Diez Tesis “poderiales” sobre América Latina


REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS


PROLOGO


El libro de Freddy Quezada, El Pensamiento Contemporáneo, es un singular esfuerzo de presentación, y yo diría de ordenamiento, aunque esto pueda parecer contradictorio con las teorías del caos, de las principales ideas que surgen frente al imperio y autoridad de la razón moderna.


Desde los inicios del pensamiento contemporáneo inaugurados de alguna forma con la Condición Post Moderna de Jean Francois Lyotard, hasta las más recientes expresiones del pensamiento que le suceden, se encuentran tratados con la sencillez y claridad que la naturaleza de los temas permite.


La condición post moderna de la que nos habla Lyotard, es la incredulidad respecto de los relatos y meta relatos, la deslegitimación del discurso especulativo y emancipatorio, y, como consecuencia, la crisis de la metafísica.


La hipótesis de Lyotard es la siguiente: “el saber cambia de estatuto al mismo tiempo que las sociedades entran en la edad llamada post moderna. Este paso ha comenzado cuando menos desde fines de los años 50, que para Europa señala el fin de su reconstrucción... El gran relato ha perdido su credibilidad, sea cual sea el modo de unificación que se le haya asignado: relato especulativo, relato de emancipación”.


Jacques Derrida, en sus reflexiones sobre Heidegger contenidas en su obra Del Espíritu: Heidegger y la Pregunta, desmonta desde una cierta visión heideggeriana la arquitectura conceptual y metafísica del espíritu y a partir de ahí, considero, se inaugura un proceso de deconstrucción progresiva que desintegra los grandes sujetos del pensar y del actuar de la metafísica y de la historia.


No obstante, Derrida toma distancia del sentido que le confiere Martín Heidegger, para quien “deconstrucción” equivale a “destrucción” y del que le atribuye Sigmund Freud que la equipara a “disociación”.


Tanto la “destrucción” de Heidegger, como la “disociación” de Freud, terminan en la disolución del concepto o de la forma que se deconstruye. En cambio para Derrida el sentido de descomponer el todo en sus partes, abre múltiples caminos para “analizar las estructuras sedimentadas que forman el elemento discursivo”.


Gianni Váttimo en su obra Más Allá del Sujeto: Nietzsche, Heidegger y la Hermenéutica, nos habla de la “ontología del declinar” y nos pregunta si esta renuncia a la historia no es más que un anclaje en el pasado y un rito inconsciente y nostálgico.


Aquí, dice, el problema que se abre y que estos trabajos dejan abiertos es: ¿ontología del declinar, hermenéutica o, como también pienso que se debe francamente decir, nihilismo, no comparten una renuncia a la proyectualidad histórica en nombre de un puro y simple culto de la memoria, de la huella de lo vivido?


La influencia de estos tres filósofos europeos ha sido determinante para la formulación de eso que se ha dado en llamar filosofía post moderna y que yo preferiría denominar trans moderna.


No obstante este, es solo el inicio, o al menos una manifestación de un complejo proceso si es que queremos superar la idea lineal de su desarrollo, en el que destacan múltiples corrientes que Freddy Quezada estudia en su trabajo.


Entre ellas, el post estructuralismo francés, el nihilismo clásico alemán y el vanguardismo estético europeo. Pero también, el post colonialismo, las teorías dinámicas no lineales, las teorías holísticas, el pensamiento del cartógrafo, el pensamiento contemporáneo de Nicaragua y, finalmente, un modo de aplicación del pensamiento contemporáneo, a través de lo que el llama Diez Tesis “poderiales” sobre América Latina.


Sin duda de utilidad es la presentación de tesis y autores lo que permite formarse una idea panorámica del desarrollo del pensamiento contemporáneo a partir del post estructuralismo francés, F. Sasurre, C. Lévi Strauss, R. Barthes, M. Foucault, G. Deleuze, Baudrillard, entre otros, y del movimiento llamado “deconstruccionista”, con Derrida a la cabeza, pasando luego por la derecha neoliberal de Fukuyama, Alvin Toffler, Samuel Huntington y John Negroponte, para nombrar a los autores que el menciona, siguiendo con los denominados libertarios con John Rawls, Alasdair Macintyre y Amitai Etzioni y muchos otros más postcoloniales, holísticos, etc.


En cuanto al pensamiento contemporáneo en Nicaragua, Quezada, desde su propia perspectiva, hace su particular interpretación de autores y pensamientos, lo que le lleva también a una singular clasificación, como lo son todas las clasificaciones, de marxistas, blandos, drásticamente cambiados, neoliberales y post modernos, en un esfuerzo nada deconstruccionista ni post moderno, sino más bien sistematizador y metódico, dentro de lo que en su perspectiva representa el orden y el método.


Finalmente se refiere a lo que él llama Diez Tesis “Poderiales” sobre América Latina, sin duda originales pues su primera tesis enuncia, precisamente, que América Latina no existe, pero a pesar de ello sobreviven las restantes nueve tesis que podrían suponerse anuladas por la primera.


Sin duda el libro de Freddy Quezada es un libro interesante y útil, escrito con el estilo particular del autor que discurre entre el sociólogo investigador y l´énfant terrible de no buscada factura baudeleriana. Saludamos con mucho aprecio el esfuerzo de Freddy y esperamos, que, como sin duda su autor desea, abra un interesante debate entre los intelectuales nicaragüenses.


Alejandro Serrano Caldera

AGRADECIMIENTOS


Una de las razones por las que me resistí, hasta hoy, a escribir un libro formal, prefiriendo ser leído en mi página web (http://www.geocities.com/Athens/Pantheon/4255/) o bien a través de algunos medios escritos, fue la horrible sensación que sufrí cuando, en una librería de Managua, observé cómo se encorvaba la carátula de un libro, cuyo autor es un amigo mío, arrumbado en un gran lote polvoriento y en abandono. Retorciéndose de dolor, crujía al mendigar lectores. Literalmente lo vi morir. Fue, en el mundo cultural, al revés de lo que sucede en la naturaleza cuando uno sorprende en las madrugadas la apertura de las flores y escucha incluso el crecimiento del pasto, como sufrir el dolor del “otro” como autor que, de aquí en adelante, seré yo. Juré, entonces, no escribir jamás ningún libro. Pero, ya ven, pudo más la fuerza de la tradición y los consejos de las amistades, que la voluntad de una promesa efectuada bajo las llamas del terror y destinada, como todas ellas, a ser traicionada.


Este libro fue el fruto de una iniciativa del periódico El Acontecer, publicación mensual de la Universidad Politécnica de Nicaragua (UPOLI) y de su director, Dr. Norberto Herrera, Rector fundador de la Universidad Politécnica de Nicaragua (UPOLI). Resulta que el Dr. Herrera me solicitó colaborar con el periódico en la sección El Pensamiento Contemporáneo, y el plan que diseñé, en forma de entregas sucesivas, creció entre mis manos hasta convertirse en un libro que, puesto a pensar, podría perfectamente servir a los profesores de materias sociales y de filosofía para orientarse en los meandros del pensamiento contemporáneo en el mundo y en Nicaragua. La iniciativa de convertir estos ensayos en una obra se la presenté al Rector de UPOLI, Ing. Emerson Pérez Sandoval, quien me brindó todo su apoyo y acuso desde aquí mi agradecimiento.


De igual manera, deseo hacer constar mi profunda gratitud a Alejandro Serrano Caldera, prologuista de esta obra, a Rui Manuel Gracio, Roland Membreño, Anastasio Lovo, Erwin Silva, José Molina y Justo Fernando Vallejos, quienes leyeron los originales después que, como siempre, lo hiciera mi compañera, Aurora Suárez, y cuyas observaciones he dejado a la libertad que ellos mismos me han otorgado para incorporarlas.


Duele decir que mucha de nuestra enseñanza se basa en ideas del siglo XIX, o en la primera parte del XX, algunas sin duda aún válidas, pero que nadie se puede dar el lujo de ignorar las nuevas corrientes que alimentan las polémicas más candentes de nuestro siglo. No implicando asumirlas como dogmas, sino para que no nos sorprendan y ofrecer a los jóvenes las rutas usadas por los pensadores más influyentes de nuestra época.


Desde la caída del paradigma marxista, y en general de todas las concepciones emancipadoras, que siguen gravitando como un fantasma alrededor de todo el pensamiento contemporáneo, me entregué a la tarea obsesiva (mientras otros huían, renegaban, sustituían, insistían neciamente, regresaban a los viejos paradigmas o a los rivales), al comienzo para buscar consuelo, de averiguar las causas más profundas del derrumbe de una teoría por las que muchas personas de mi generación no sólo habían renunciado a la vida, que para nosotros en aquel entonces significaba muy poco o nada, sino al espíritu revolucionario entero de la especie, otorgado a una llama de cambios tenida por eterna. En el camino de la investigación me llegaron a hechizar sucesivamente mis objetos de estudio, al grado muchas veces de confundirme con ellos, los nuevos paradigmas del pensamiento que se abrían ante el espíritu de nuestra era.


No sé si cumplí con los requisitos que el propósito de esta obra demanda. No tengo las luces ni la habilidad (escribir sencillo es lo más difícil del mundo) para llegar con la naturalidad que se necesita y animar así a los lectores a seguir su propio camino y explorar las distintas propuestas para hacerlas propias, si la pasión prende en sus mentes y corazones. En este sentido, me daría por bien pagado si este papel de Juan Bautista del que me sirvo para presentarme, les preparara el camino a muchos pensadores potenciales que abundan en Nicaragua.


Me pregunto si no fue una vanidad estúpida la que me hizo llamarle El pensamiento contemporáneo y no Introducción (al fin y al cabo terminó siendo más complejo y denso de lo que imaginé) o Mapa como originalmente se llamó y que se volvió inútil desde que pensé, como cartógrafo, al final, en presentar un ejemplo de su aplicación en un territorio tan minado como América Latina. Mi compañera, autora de la portada, incluso se ofreció generosamente, por la experiencia que tiene, en presentarlo como una suerte de manual con ilustraciones y diagramas.


En cuanto a la bibliografía, debo confesar que su elaboración, obtención, reconstrucción y ordenamiento acaso haya sido más penoso que la redacción del cuerpo del trabajo. Al hacer acopio de ella, regresé a las bibliotecas donde leí muchos de los libros claves; importuné a viejos conocidos para echarle un vistazo a aquellos que tuve la honradez, en un rapto de locura, de devolver; exploté al máximo un canal gratuito en Internet de libros gratis y actualizados (http://librosgratis.webcindario.com) que bajé con paciencia y temor de ser capturado en cualquier momento, por el atrevimiento juvenil de sus diseñadores quienes a veces colocan novedades sin demasiados trámites legales y descargarlos después en mi computadora de bolsillo, hasta terminar con la vista reventada, como Dennis Hopper en “Mundo Acuático” exigiendo a sus asesinos, desde su único ojo sano, matar algo para justificar el oficio; exprimí hasta la última gota, los pocos libros que he podido adquirir con mis escasos recursos, algunos de ellos solicitados a través de librerías electrónicas con tarjetas de crédito en dólares, que casi terminan por hacerme cambiar de nombre y domicilio para escapar del anatocismo de los acreedores; decidí, bajo riesgo de romper las reglas, citar en abundancia pero debidamente, los libros de Ken Wilber, que nadie conoce en el país, y que tardarán mucho en llegar, si es que llegan; por último, lo más gratificante, hablar con mis amistades y mi compañera de vida, sobre lo que leen o están escribiendo y más les ha impresionado.


Todavía sigo bajo el efecto que me produjo un autor, en un trabajo con un nombre parecido a éste, donde concluye que en Nicaragua: “La coyuntura, la circunstancia, la realidad parece ser tan importante que ello inhibe planteamientos que pretendan desplegar vuelo teórico o abstracto. La realidad pareciera ahogar un poco a los autores...”. Probablemente sea verdad lo que concluye Eduardo Devés (2004: 13-14), aunque me incomoda admitirlo, y por ello he querido romper esa tradición, acaso exagerando el título y agregando al final un capítulo provocador sobre América Latina. Capítulo (aparecido en una versión breve en la revista Cultura de Paz No. 35) que ya ha ganado la definición de “loco” (preferible a la de “cínico”, pues no soy de aquellos que además de constatar un hecho, suficiente en sí mismo para ganar lucidez, lo celebran) y más bien tomo como cumplido, al compartirlo con los otros dos miembros del gremio: los niños y los borrachos.


INTRODUCCIÓN

Podemos decir que el pensamiento contemporáneo, se inicia a partir de 1979 con la publicación de La condition Postmoderne de Jean Francois Lyotard (1984) por la editorial Gallimard, a resultas de una iniciativa de la UNESCO para estudiar las tendencias contemporáneas que ejercerían las nuevas tecnologías y que dominarían el escenario de un modo total a partir de la caída del Muro de Berlín, en 1989. Sin embargo, la heterogeneidad de su composición abrirá paso a la configuración de dos corrientes fuertes dentro del postmodernismo, ya sólo inercial e imprecisamente, por arrastre del paradigma anterior, denominables “izquierda” y “derecha”.


Los posmodernos de “izquierda” o “decontruccionistas” -- desde Jacques Derrida (1989) hasta Peter Sloterdijk (2003), pasando por Judith Butler (2001), Toni Negri (2000) y Stuart Hall (2003) -- empezaron a ganar prestigio, poder y fortuna en universidades y centros de investigaciones, así como en Organizaciones no Gubernamentales (ONG’s) y movimientos sociales de los países del Norte; y los de “derecha” o neoliberal que, con Francis Fukuyama (1992), Alvin Toffler (1990), Samuel Huntington (1997), John Negroponte (1995) y otros, ganaron la mente y el espíritu de funcionarios públicos en los nuevos Estados triunfantes, que acogieron políticas públicas de mercado abierto, democracia representativa y fascinación por las nuevas tecnologías.


Un subconjunto de estas corrientes, incluso, está enfrascado en un debate entre libertarios con John Rawls (1998) y su teoría distributiva de la justicia, Alasdair Macintyre (1987) desde la visión comunitarista y Amitai Etzioni (1999) con su teoría del bien común aristotélico, que recuerdan las viejas discusiones entre las variedades marxistas (véase por ejemplo, Kolakowski, 1980). El precio de los vencedores, una vez más, lo pagan dividiéndose a sí mismos, como un homenaje irónico a los que vienen de derrotar.


Todas las corrientes de pensamiento contemporáneo se pueden presentar en cuatro grandes conjuntos, cada uno de ellos con fuertes relaciones, de continuidad y ruptura simultánea, con el siguiente y con una serie de variedades y subconjuntos internos que también se cruzan e hipertextualizan. Algunas de estas corrientes alentaron a las otras y estas mismas reactuaron sobre las primeras, a veces confundiéndose y otras amalgamándose. Algunas de ellas, incluso, se consideran cerradas y como el final del camino.


La complejidad y profundidad del tema, reclama la presentación de este trabajo en siete capítulos, con cuatro paradigmas (ver Cuadro No. 1), procurando reflejarse en cada una de ellos, un mapa con sus variedades y subconjuntos del modo más sencillo posible y un listado de bibliografía lo más accesible posible en nuestro idioma..


El recorrido por el pensamiento contemporáneo condensado en este libro, constituye la cita idónea para actualizar a lectores, con un nivel académico superior y medio, sobre las corrientes actuales que, pocos de nuestros académicos e investigadores utilizan y sólo algunos conocen con gran dominio. Las cuatro grandes corrientes teóricas son: postmodernismos, postcolonialismo, teorías dinámicas no lineales y teorías holísticas (ver abajo, Cuadro No. 1).

Cuadro No. 1 MAPA DEL PENSAMIENTO CONTEMPORÁNEO




CAPITULO

AUTOR

OBRAS

MAS

REPRESENTATIVAS

VARIEDADES

CONCEPTO HEURISTICO

I.


P

O

S

T

M

O

D

E

R

N

I

S

M

O

S

J.Lyotard



J.Derrida


F. Fukuyama


S. Huntington


R. Putnam


J. Butler


T. Negri


P. Sloterdijk



N. G. Canclini

La Condición Postmoderna”


Escritura y Diferencia”


El fin de la Historia”


Choque de civilizaciones”


Declive del Capital Social”


Género en Disputa”


Imperio”


Crítica de la razón cínica”


Culturas Híbridas”

Clásico





Neoliberalismo


Geo - culturalismo


Neo -institucionalismo

Teorías Queer


Marxismo Abierto


Cinismo ilustrado



Estudios Culturales,

Culturas Híbridas


Metarrelato


Diferencia

Deconstrucción


Mercado


Geocultura


Capital social



Performance


Multitud


Cinismo



Media

Hybris

II.


POS

C

O

L

O

N

I

A

L

Edward Said


Gayatri Spivak



Homi Bahba



W. Mignolo


Orientalismo”,


¿Pueden hablar los Subalternos?”


El lugar de la Cultura”



Posoccidentalismo: el argumento desde América Latina”

Estudios Subalternos








Post -occidentalismo


Poder Narrativo


Construcción del Otro


Imaginarios



Colonialidad

III.


C

A

O

S

Ilya Prigogine


Benoit Mandel -

Broot


Briggs y Peat



Edgard Morin

El Fin de la Certidumbre”


Geometria Fractal”


Espejo y Reflejo”



Introducción a la Teoría de la complejidad”

Caos determinista



Caología





Teoria de la Complejidad

Disipación



Fractal


Autopoiesis



Holograma

IV.


HOLIS

TICA

Ken Wilber




Jiddu

Krishnamurti

Breve Historia de las Cosas”.


Teoría sobre Todo”.


Usted es el Mundo”

Pensamiento de segundo grado




Anti- pensamiento

Meme,

Holon, Holoarquías,

Cuadrante

No dual (advaita)


  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   12

Similar:

Mapa del pensamiento contemporáneo iconProcedimiento de seleccion
Objeto de la contratación: Trabajos de Acondicionamiento Salas del Centro de Arte Contemporáneo para la muestra “Sublevaciones”
Mapa del pensamiento contemporáneo iconBiblioteca digital no 8 Libro: Pensamiento crítico, cosmovisiones y epistemologías, para enfrentar la guerra capitalista y construir autonomía
Libro: Pensamiento crítico, cosmovisiones y epistemologías, para enfrentar la guerra capitalista y construir autonomía
Mapa del pensamiento contemporáneo iconTitulo: Impacto de la Educación a Distancia en el Pensamiento Pedagógico de los Docentes

Mapa del pensamiento contemporáneo iconMapa do sitio website c c r

Mapa del pensamiento contemporáneo iconProgetti e ricerche per la valorizzazione e qualificazione del paesaggio contemporaneo del Piemonte
This article is made available under terms and conditions applicable to Open Access Policy Article
Mapa del pensamiento contemporáneo iconSession 3-4 Notes: Pensamiento A3
Referencias: Sobek, Durward K., Smalley, Art., (2008). Understanding A3 Thinking: A
Mapa del pensamiento contemporáneo iconFederico engels
Materiales recuperados para el debate contemporáneo con el Difusionismo y el Nuevo Institucionalismo
Mapa del pensamiento contemporáneo iconRegistro de consultores ambientales
LocalizacióN (con indicación de la municipalidad o comuna a la que corresponde, vías de acceso y colindancia del predio. Adjuntar...
Mapa del pensamiento contemporáneo iconCompilador Autores
Los límites y los nombres que figuran en el mapa del Anexo 1 del Capítulo V de este documento no
Mapa del pensamiento contemporáneo iconJoaquim Neto Cisne-Doutorado
Relación de tablas, gráficos y mapa


Descargar 434.4 Kb.