Página principal



Microsoft Word Carla Gonzalez V completa doc

Descargar 5.18 Mb.
Ver original pdf

Microsoft Word Carla Gonzalez V completa doc





Descargar 5.18 Mb.
Ver original pdf
Página158/549
Fecha de conversión05.10.2018
Tamaño5.18 Mb.
1   ...   154   155   156   157   158   159   160   161   ...   549

GRÁFICO XX

RENDIMIENTO

(RELACIÓN TIEMPO-ESFUERZO/CALIFICACIÓN)

10%

25%

65%

Positivo

Negativo

No opina

Fuente: Elaboración propia basada en diarios de campo de la asignatura 

Antropología educativa aplicada a los cuidados. Curso  2004-2005. Título propio/ 

superior de Enfermería


GRÁFICO XXI

NIVEL DE SATISFACCIÓN

Vivencias positivas /negativas– con lo aprendido

Vivencias positiva/negativas – con relación al profesorado

Vivencias positivas/negativas – con el rendimiento (evaluación)

0

50

100

Ne

ga

tiv

as

P

os

itiv

as

Frecuencias de categorías

Evaluación

Profesorado

Aprendido

Fuente: Elaboración propia basada en diarios de campo de la asignatura 

Antropología educativa aplicada a los cuidados. Curso  2004-2005. Título 

propio/ superior de Enfermería


 

1

REFLEXIONES EN TORNO A LA EVALUACIÓN DEL PROFESORADO: 

¿VIGILAR Y CASTIGAR? 

 

J. De Juan Herrero

1

; R. M. Pérez Cañaveras

 

Departamento de Biotecnología

1

  

Departamento de Enfermería

2

 

Universidad de Alicante 

 

 

 

 

The mere mention of faculty evaluation to many 

college professors conjure up mental images of 

the “shower scene” from Psycho. 

 

 

Ronald A. Berk, Johns Hopkins University 

1.  INTRODUCCIÓN 

La evaluación de la actividad docente, bien sea para la selección de un profesor 

universitario, cuando opta a una plaza mediante un concurso/oposición, bien sea para 

obtener información de su rendimiento académico durante un curso (evaluación 

formativa), o para evaluar su eficiencia y así apoyar, o no, su promoción económica o 

profesional (evaluación sancionadora), plantea una serie de preguntas fundamentales al 

respecto, especialmente acerca de qué se debe valorar, quién debe hacerlo y cómo debe 

hacerse (qué criterios, instrumentos y mecanismos deben regir el procedimiento). Estas 

preguntas han cobrado especial relevancia en los últimos tiempos, debido a la creciente 

introducción, en el sistema universitario, de mecanismos de evaluación y su utilización 

como medida sancionadora tanto en el orden económico como en el del desarrollo 

profesional. 

 

En los últimos 30 años, especialmente en los Estados Unidos, la medida de la 

eficiencia docente se ha realizado a partir de las puntuaciones otorgadas por los 

alumnos mediante escalas (Student ratings), a los cursos recibidos y a los profesores 

que los imparten (Seldin, 1999). En la última década han ido surgiendo otra serie de 

formas de evaluar la actividad docente y al profesorado, que han permitido ampliar y 

profundizar en este apasionante tema de investigación (Arreola, 2000; Braskamp y Ory, 

1994; Knapper y y Cranton, 2001; Seldin et al., 1999). En la actualidad son muchos los 

modelos propuestos para realizar evaluaciones formativas y para tomar decisiones 

sancionadoras (Arreola, 2000; Braskamp y Ory, 1994; Centra, 1999; Keig y Waggoner, 

1984; Romberg, 1985; Soderberg, 1986). En nuestro país, la evaluación sistemática del 

profesorado es relativamente reciente. 

 

Un modelo conceptual general, para la evaluación del profesorado, debe basarse 

en la existencia de varias fuentes de datos (fuentes de evidencia), con las que generar un 

“constructo” útil para tomar decisiones adecuadas. Como señalan Appling et al. (2001), 

la existencia de tres ó más fuentes de evidencia, son más fiables que una sola a la hora 

de tomar decisiones. Dicho de otro modo, debido a la complejidad de la docencia, la 

evaluación del profesorado debe utilizar los métodos de triangulación como estrategia, 

especialmente a la hora de tomar decisiones de carácter sancionador. De esta forma el 

proceso será más exacto, fiable, válido y comprensivo. 

 

Como señala Scriven (1991), la evaluación es un proceso cuya misión es 

determinar, de forma objetiva y sistemática, el mérito, la capacidad y el valor. Para 

Fermín (1971) sería un proceso sistemático, continuo e integral destinado a determinar 



1   ...   154   155   156   157   158   159   160   161   ...   549

Similar:

Microsoft Word Carla Gonzalez V completa doc iconMicrosoft Word dissertação Ruben completa doc

Microsoft Word Carla Gonzalez V completa doc iconMicrosoft Word Nuevo Documento de Microsoft Word 23. doc
Nombre y apellido del receptor Firma
Microsoft Word Carla Gonzalez V completa doc iconMicrosoft Word Tesis completa Deposito docx
La ciudadanía incompleta: derechos económicos y sociales en la periferia urbana de
Microsoft Word Carla Gonzalez V completa doc iconMicrosoft Word Vincular datos entre Word y Excel doc
Word. Debemos plantearnos, pues, si queremos que Office mantenga un vínculo entre ambos
Microsoft Word Carla Gonzalez V completa doc iconMicrosoft Word Tutorial word avanzado doc

Microsoft Word Carla Gonzalez V completa doc iconMicrosoft Word Nota env\355o. Doc. 4444. Enm sp doc
Insértense las páginas sustitutivas siguientes en los pans-atm (Decimaquinta edición) a fin de
Microsoft Word Carla Gonzalez V completa doc iconMicrosoft Word Doc. 4444. Cap. 01. sp doc
...
Microsoft Word Carla Gonzalez V completa doc iconMicrosoft Word Protocolofinal11[1]. doc

Microsoft Word Carla Gonzalez V completa doc iconMicrosoft Word tesecompleta doc

Microsoft Word Carla Gonzalez V completa doc iconMicrosoft Word SolicitudAyuda doc



Descargar 5.18 Mb.
Ver original pdf