Página principal



Microsoft Word Carla Gonzalez V completa doc

Descargar 5.18 Mb.
Ver original pdf

Microsoft Word Carla Gonzalez V completa doc





Descargar 5.18 Mb.
Ver original pdf
Página159/549
Fecha de conversión05.10.2018
Tamaño5.18 Mb.
1   ...   155   156   157   158   159   160   161   162   ...   549

 

2

hasta qué punto han sido alcanzados los objetivos educacionales. En nuestra opinión, 

el proceso de evaluación debe constar de dos partes, (1) la medición, es decir la 

recogida de información (datos) que debe ser ordenada, desde un punto de vista 

cuantitativo (medir) y (2) la emisión de juicios de valor sobre la información obtenida, 

es decir, el uso de esa información para juzgar y tomar decisiones (De Juan, 1996), 

respecto de acuerdos previamente establecidos (agreed-upon standards). Para obtener 

la información comentada son necesarios determinados instrumentos de medida, tales 

como tests, escalas, cuestionarios, etc. 

 

2.  MÉTODOS DE EVALUACIÓN EN LA DOCENCIA 

Como ya hemos comentado, son muchas las formas de evaluar la actividad 

docente y por tanto del profesorado. Berk (2005) describe hasta 12 variedades. De todas 

ellas a nosotros solo nos interesa, para este estudio, la evaluación del profesor mediante 

encuestas (Student ratings) de las que daremos algunas pinceladas conceptuales. En 

adelante, cuando hablemos de evaluación del profesorado, nos estaremos refiriendo a 

los denominados, en el mundo anglosajón student ratings. 

 

En los Estados Unidos, la evaluación del profesorado mediante encuestas 

contestadas por el alumno es la variedad más utilizada para la promoción y adquisición 

de un puesto docente por el profesor, así como para determinar como va la docencia en 

un determinado curso. Según Emery et al. (2003), el 88% de los centros utilizan este 

sistema para tomar decisiones sumativas. Por otra parte, el 97% de los departamentos 

universitarios usan este tipo de evaluación con fines formativos (US Department of 

Education, 1991). 

 

En general, podemos decir que un elevado porcentaje de los profesores presentan 

una actitud moderadamente positiva sobre la validez y utilidad de la evaluación del 

profesorado, por parte del alumno, como método para mejorar la docencia (Berk, 2005). 

Sin embargo, no existe un consenso absoluto (Nasser y Fresko, 2002), como lo 

demuestra el hecho de que en este tema existan más investigaciones que en ningún otro 

tópico de la educación superior (Theall y Franklin, 1990). En efecto, más de 2000 

artículos han sido citados en los últimos 60 años (Cashin, 1999), en relación con la 

evaluación del profesorado. No obstante, y a pesar de este amplio abanico de opiniones, 

esta forma sigue siendo una de las más válidas para ese objetivo (McKeanchie, 1997). 

 

Respecto a qué se debe evaluar, la pregunta nos lleva a plantearnos el problema 

de la pertinencia de la evaluación del profesorado. Entiendo por pertinencia, el grado 

de adecuación entre lo que un profesor, o aspirante a profesor, debe ser capaz de 

realizar (o haber realizado) en el ejercicio de sus funciones, y los requisitos que se le 

exigen para desempeñar tales funciones (De Juan et al., 1996). Sin duda este es uno de 

los aspectos más importantes en la evaluación del profesorado ya que de no tenerse en 

cuenta podríamos estar evaluando cosas absolutamente absurdas, como de hecho así 

esta ocurriendo en muchos casos. En este sentido, son varios los aspectos a considerar. 

En general, podemos decir que los cuestionarios existentes son muy diferentes de unas 

universidades a otras, tanto en la naturaleza de sus contenidos, como en el número de 

preguntas y el número de respuestas de las escalas. Así, nos encontramos con 

cuestionarios que tratan de establecer las diferencias entre enseñanza en el laboratorio y 

enseñanza teórica (Berant y Violato, 2005). Otros establecen apartados sobre los 

métodos de enseñanza, los materiales utilizados, la organización de los materiales o el 

estilo docente del profesor (Baxter, 1991). 

 

Respecto a quién debe realizar la evaluación, dependerá de la variedad de 

evaluación del profesorado que adoptemos (Berk, 2005). En el caso que nos ocupa, 

serán los alumnos la fuente de información. Después de tres décadas de debate y tras la 



1   ...   155   156   157   158   159   160   161   162   ...   549

Similar:

Microsoft Word Carla Gonzalez V completa doc iconMicrosoft Word dissertação Ruben completa doc

Microsoft Word Carla Gonzalez V completa doc iconMicrosoft Word Nuevo Documento de Microsoft Word 23. doc
Nombre y apellido del receptor Firma
Microsoft Word Carla Gonzalez V completa doc iconMicrosoft Word Tesis completa Deposito docx
La ciudadanía incompleta: derechos económicos y sociales en la periferia urbana de
Microsoft Word Carla Gonzalez V completa doc iconMicrosoft Word Vincular datos entre Word y Excel doc
Word. Debemos plantearnos, pues, si queremos que Office mantenga un vínculo entre ambos
Microsoft Word Carla Gonzalez V completa doc iconMicrosoft Word Tutorial word avanzado doc

Microsoft Word Carla Gonzalez V completa doc iconMicrosoft Word Doc. 4444. Cap. 01. sp doc
...
Microsoft Word Carla Gonzalez V completa doc iconMicrosoft Word Nota env\355o. Doc. 4444. Enm sp doc
Insértense las páginas sustitutivas siguientes en los pans-atm (Decimaquinta edición) a fin de
Microsoft Word Carla Gonzalez V completa doc iconMicrosoft Word 3eso15nuevo doc

Microsoft Word Carla Gonzalez V completa doc iconMicrosoft Word 2010ManualRegistral. Doc

Microsoft Word Carla Gonzalez V completa doc iconMicrosoft Word DocumentoSoporte doc



Descargar 5.18 Mb.
Ver original pdf