Página principal



Microsoft Word pag 01-03. docx

Descargar 1.43 Mb.
Ver original pdf

Microsoft Word pag 01-03. docx





Descargar 1.43 Mb.
Ver original pdf
Página38/85
Fecha de conversión05.10.2018
Tamaño1.43 Mb.
1   ...   34   35   36   37   38   39   40   41   ...   85

Cerdá; Duarte 

Rev. de Economia Agrícola, São Paulo, v. 61, n. 2, p. 35-52, jul.-dez. 2014

 

40

allá de la producción de vinos para el mercado 

mundial. A nuestro entender, estos elementos son lo 

suficientemente importantes para diferenciar a la 

vitivinicultura argentina del resto de los productores 

del “nuevo mundo”. Así como el vino argentino es 

una novedad en los mercados internacionales, la 

exportación es un proceso novedoso para los pro-

ductores locales.  

 

En este sentido, desde finales del siglo XIX y 

hasta finales de la década de 1970, la vitivinicultura 

argentina se había desarrollado exclusivamente ba-

sada en el mercado interno. Una producción desti-

nada a un mercado consumidor masivo, con poca 

competitividad y con alta protección arancelaria, 

donde el sector realizaba su producto a partir de 

nociones más prácticas que científicas, tanto en los 

aspectos enológicos como agronómicos. La desgra-

vación impositiva de las décadas de 1960 y 1970 

(R

ICHARD 

J

ORBA

, 2008), junto a un proceso especula-

tivo por parte de algunos grupos económicos impor-

tantes -como fue el caso de Greco (O

LGUÍN

; M

ELLA-

DO

, 2010), potenció la sobreproducción en el marco 

de un proceso de caída del consumo a escala nacio-

nal. Mientras que el consumo interno se desploma-

ba,  la  superficie  implantada  no  cesó  de  crecer  a  un 

promedio de 2% anual entre 1945 hasta 1978.

8

 A esto 

debe sumarse un aumento en el rendimiento que 

había llegado a 250 quintales por hectárea, dos veces 

superior a lo que se consideraba como óptimo para 

conseguir vinos de calidad (F

OSTER

, 1995, p. 17). 

 

Durante los once años que duró la crisis (1979-

1990) se perdieron aproximadamente 140.000 hectá-

reas de vides en todo el país, de las cuales 106.000 

correspondieron a la provincia de Mendoza. Asi-

mismo, la producción de vino disminuyo 12.310.751 

hl, de los cuales 8.917.277 hl dejaron de ser produci-

dos en dicha provincia. La crisis representó una 

caída de 47% del área cultivada y 50% de la produc-

ción de vino en tan solo una década.

9

  

                                                 

8

Entre 1945 y 1968 la superficie con vid pasó de 157.000 ha, a 

294.000 ha. y siguió creciendo hasta 1979 cuando alcanzó las 

316.355 ha (datos del INV, varios años). 

9

Estimaciones en base a datos del INV. Para un mayor detalle 

sobre este período ver Martín (2009) y Cerdá y Hernández 

(2013). 

 

Sin embargo, como se mencionó, la transfor-

mación del sector comenzó en este contexto a partir 

de la acción individual de entrepreneurs que explora-

ron nuevos mercados como una alternativa a la cri-

sis. Esto requirió de investigación, transformación 

empresarial y desarrollos productivos y comerciales 

que fueron abriendo las puertas de los mercados 

internacionales a los vinos del país. Alguno de los 

pioneros en este proceso fueron Nicólas Catena Za-

pata, Alberto Zuccardi, López, Bianchi -todas bode-

gas familiares-, Chandón, Bodegas Norton y La Ru-

ral, entre otros. En algunos casos fueron emprendi-

mientos nuevos, en otros había experiencia y tradi-

ción familiar que sólo necesitaba aggiornarse a los 

nuevos tiempos, mientras que otros aprovecharon la 

tradición del vino argentino para apostar a su trans-

formación. Pero todos tenían algo en común: impor-

tantes volúmenes de capital económico, social y 

cultural para invertir en un momento dominado por 

la incertidumbre. Así, la decisión de algunos bode-

gueros fue crucial.  

 

El rediseño organizacional de las firmas, la 

adopción de tecnología moderna –tanto en las bode-

gas como en el sector primario–, la importación de 

clones de diversos varietales, la ampliación de la 

frontera vitícola así como la incorporación del marke-

ting para promocionar vinos en el exterior fueron 

partes constitutivas de este proceso de transforma-

ción vitivinícola.  

 

Los volúmenes de exportación pasaron de 

71.348 hl en el año 1980 a 445.536 hl en el año 1990, lo 

que representaba tan sólo el 0,7% y el 3,17% de la 

producción total, respectivamente. Si bien estos va-

lores eran insignificantes, muestran que algunos 

productores comenzaron a ver a las exportaciones 

como una válvula de escape a la crisis. Por otro lado, 

debe recordarse que los vinos argentinos tenían una 

mala reputación y, por lo tanto, la entrada a los mer-

cados internacionales dependía no sólo de un cam-

bio en la calidad de los mismos sino también de la 

reversión de dicha imagen.  

 

Uno de los exponentes de esta nueva genera-

ción de bodegueros que orientan su producción a las 

exportaciones es la Familia Catena Zapata. En 1982 


1   ...   34   35   36   37   38   39   40   41   ...   85

Similar:

Microsoft Word pag 01-03. docx iconMicrosoft Word manualtecnico dic docx. (2). docx
Definiciones importantes
Microsoft Word pag 01-03. docx iconMicrosoft Word Youth Consent Form sp fin docx doc docx
Ciudad Estado Código postal
Microsoft Word pag 01-03. docx iconMicrosoft Word Ley Nº 121 t c. pág web col def art. 50 y 79. doc

Microsoft Word pag 01-03. docx iconMicrosoft Word Gaceta8036. docx

Microsoft Word pag 01-03. docx iconMicrosoft Word Formulario docx

Microsoft Word pag 01-03. docx iconMicrosoft Word conceptosbasicosdeTrigonometria docx

Microsoft Word pag 01-03. docx iconMicrosoft Word cartilla de usuario docx

Microsoft Word pag 01-03. docx iconMicrosoft Word wv1 Newsletter 9-14-17-sp docx

Microsoft Word pag 01-03. docx iconMicrosoft Word boletin -gilberto docx

Microsoft Word pag 01-03. docx iconMicrosoft Word samig18 history docx



Descargar 1.43 Mb.
Ver original pdf