Página principal



Ministerio de Salud Pública

Descargar 2.15 Mb.

Ministerio de Salud Pública





Descargar 2.15 Mb.
Página22/35
Fecha de conversión03.09.2018
Tamaño2.15 Mb.
1   ...   18   19   20   21   22   23   24   25   ...   35


Seguimiento de los casos drogo-sensibles en tratamiento


Todos los pacientes deberán ser evolucionados mensualmente y se anotará en la historia clínica y tarjeta de control de tratamiento, se evaluarán los síntomas clínicos, la tolerancia a los fármacos empleados y el seguimiento bacteriológico, según el esquema que se recoge en el capítulo VI. La comisión provincial aprobará el cierre de la primera fase y de la segunda fase para su cierre final al culminar el tratamiento.


Seguimiento de los pacientes TB-MDR y de casos especiales


El seguimiento es clínico e investigativo durante el periodo de internamiento hospitalario como en la fase ambulatoria y abarca la evolución de los síntomas clínicos generales y respiratorios y de la vigilancia de las reacciones adversas. Debe tenerse en cuenta el seguimiento mensual del peso del paciente. Las drogas de segunda línea tienen más efectos adversos que las de primera línea, por lo que el especialista y todo profesional en la atención de estos enfermos deberá conocer las manifestaciones tóxicas de las drogas utilizadas y la intervención para minimizar y o eliminar su incidencia negativa. Se realizará radiología semestral o ante la aparición de empeoramiento clínico, estudio de la creatinina mensual para los casos en tratamiento con medicamentos inyectables y en grupos de riesgo como ocurre en VIH/Sida, Diabéticos, etc., entre los cuales se acorta a cada tres semanas. Chequeo mensual de las enzimas hepáticas o cada 3 meses entre los casos que reciben Z o son VIH o presentan síntomas compatibles con daño hepático. La TSH cada seis meses en el grupo de enfermos que están en tratamiento con PAS, Protionamida o Etionamida, chequeo semanal o mensual del Hb, recuento de los leucocitos en pacientes con TARV, estudio de la glucosa periodicamente para los casos en tratamiento con Fq.

En lo investigativo se mantendrá el estricto control bacteriológico mensual de directos y cultivos hasta alcanzar la conversión que se define en 2 directos negativos y 2 cultivos igualmente negativos con intervalo de 30 días. Se repite la prueba de sensibilidad a los tres meses de tratamiento. En la fase de continuidad se seguirá con examen de esputo mensual de los pulmonares y cultivo trimestral.

En todos los casos hepáticos comprobados, el tratamiento se comenzaría en la unidad asistencial de referencia Provincial del Programa hasta que los especialistas lo consideren necesario.

En los pacientes alcohólicos y con hepatopatías puede ocurrir empeoramiento de su enfermedad de base, por lo cual se deben monitorear las enzimas hepáticas y se contraindica la pirazinamida (T).

En enfermos con psicopatías antes o durante el tratamiento, deben recibir atención diferenciada por el especialista sobre todo por el uso de la Cicloserina (Cs) y el Terizidone (Trz), los cuales no están formalmente contraindicadas.


Reacciones adversas a las drogas antituberculosas

El reconocimiento temprano de las reacciones adversas a los fármacos y su adecuado abordaje es uno de los pilares de un buen tratamiento, especialmente en los enfermos que presentan resistencia a las drogas.

Las reacciones adversas a fármacos antituberculosos pueden ser severas e incluso comprometer la vida, por lo que resulta de extrema importancia el diagnóstico precoz, esto influye en el pronóstico, por lo que deben ser manejados por médicos especialistas con experiencia en el tema.


Definición

  • Se define como cualquier efecto perjudicial o indeseado que se presenta después de la administración de un fármaco para terapia preventiva o tratamiento.

  • Es el resultado de una interacción entre el medicamento administrado y algunas características, inherentes o adquiridas del paciente, que determinan el patrón individual de respuesta a los medicamentos.


Clasificación

  • Manifestaciones de intolerancia

  • Reacciones de toxicidad

  • Reacciones de hipersensibilidad

  • Otras reacciones


Manifestaciones de intolerancia

  • Más frecuentes

  • Relacionadas con la vía de administración

  • Fácilmente controlable con suspensión transitoria del medicamento y ajustando las dosis

Reacciones tóxicas

  • Comprometen la estructura o la función de un órgano determinado

  • Prevención ajustando las dosis según edad y peso

  • Relación con el metabolismo o sistema de excreción del fármaco

  • Pueden aparecer de forma imprevista

Reacciones de hipersensibilidad

  • Se presentan de forma precoz generalmente

  • Expresión clínica más frecuente: erupción cutánea progresiva y fiebre (pueden aparecer separadas

  • A veces tríada de: fiebre, urticaria, artralgia.

  • Forma severa: fiebre elevada, escalofríos, edema en cara y cuello, adenopatías generalizadas y hepatoesplenomegalia

  • Pueden llegar al temido síndrome de Stevens-Johnson

Otras reacciones


- Síndrome de restitución inmune en los pacientes inmunocomprometidos.

- Diarreas asociadas a cambios de la flora microbiana intestinal.

- Reacciones agudas derivadas de la lisis bacteriana.


Tabla 8.11: Clasificación de las Reacciones Adversas según intensidad


RAFA

LEVES-MODERADAS

GRAVES



Neurológicas

Mareo

Cefalea

Fatiga

Insomnio

Parestesias

Convulsiones

Síncope

Neuropatía periférica

Ototoxicidad



Psiquiátricas

Depresión

Irritabilidad

Ansiedad

Cambio de personalidad

Psicosis

Ideas suicidas

Dermatológicas




Cambio de color

Fotosensibilidad

Piel seca

Erupciones

Síndrome de Stevens-Johnson



Endocrinológicas

Trastornos de las glicemias

Trastornos en la Menstruación


Hipotiroidismo



Gastrointestinales

Nauseas

Vómitos

Diarreas

Gastritis

Úlcera

Hepatitis

Pérdida de peso

Ileo paralitico

Cambios

Hidroelectrolíticos

Deshidratación

Retención de líquidos

Hipokalemia

Hipomagnesemia



Otras reacciones

Cansancio

Pérdida de peso

Dolores músculo-esqueléticos

Candidiasis

Insuficiencia renal

Neuritis óptica


Medicamentos y Efectos Adversos

Isoniacida

El más frecuente es la polineuritis y se debe a una competencia con las coenzimas derivadas de la Piridoxina (Vitamina B6), se expresa por parestesia de los pies, sensación de ardor y quemadura, dolor en las extremidades inferiores, perdida de reflejos rotulianos y aquiliano.

La neuritis periférica puede prevenirse con dosis bajas de Piridoxina, si está establecida administrar 25-50mg diarios y vigilancia.

La toxicidad hepática tiene una mortalidad de alrededor del 10%, aparece durante las primeras dos a cuatro semanas, se manifiesta clínicamente por malestar general, náuseas, vómitos, anorexia, dolor en epigastrio o hipocondrio derecho e ictericia, acompañados de elevación de las transaminasas y bilirrubina, se recomienda suspender toda la medicación, vigilancia de las enzimas hepáticas y al reiniciar el tratamiento con drogas menos hepatotóxicas.

Existen efectos adversos como acné, alopecia, trastornos menstruales como amenorrea y otros más peligrosos como son las alteraciones neurológicas que van desde dificultades en la concentración, con pérdida de la memoria, alucinaciones, convulsiones, alteraciones por las cuales se suspende el medicamento.

Rifampicina.

Puede dar trastornos gastrointestinales que desaparecen con tratamiento sintomático.

El efecto adverso más importante es la toxicidad hepática, suele ser de baja frecuencia, aumenta cuando se asocia a Isoniacida, puede aparecer ictericia transitoria, con transaminasas normales y elevación de la bilirrubina, fosfatasa alcalina, que desaparece al suspender la droga, se reintroduce pero a dosis bajas, si la reacción fue severa suspensión definitiva.

Del cuarto al quinto mes de tratamiento algunos enfermos desarrollan cuadro de fiebre, escalofríos, cefalea, dolores osteoarticulares, y malestar general, denominado cuadro gripe- símil o flu-like syndrome de los anglosajones, que desaparece por sustitución de la droga o administración diaria del medicamento.

Cuando se continúa con el fármaco, puede en algunos casos presentar púrpura y otras hemorragias, causadas por una trombocitopenia transitoria, pero potencialmente fatal.

También puede aparecer enrojecimiento y prurito, con o sin rash cutáneo, especialmente de la cara y cuero cabelludo al inicio del tratamiento, síntomas que no son de gravedad.

Si existe hipersensibilidad cutánea y fotosensibilidad severa suspensión de la droga, vigilancia y tratamiento sintomático.

La sobre dosis de Rifampicina determina el denominado Síndrome de “hombro rojo” que es potencialmente fatal.

Actuar según criterio medico en cuanto a la reducción de eficacia de anticonceptivos orales o hipoglicemiantes orales.

Raramente pueden aparecer manifestaciones idiosincrásicas graves como crisis hemolíticas, glomerulonefritis, insuficiencia renal aguda, crisis de disnea similar al asma, suspensión definitiva del fármaco.

Pirazinamida:

Tiene toxicidad hepática, si aparecen manifestaciones ligeras o trastornos gastrointestinales, se indica tratamiento sintomático pero si hay movimiento de las enzimas hepáticas especialmente en alcohólicos o portadores de hepatopatías crónicas suspensión definitiva.

Las manifestaciones secundarias derivadas del metabolismo de las purinas son las artralgias que comprometen tanto las grandes como las pequeñas articulaciones, pueden ser controladas con analgésicos, sin embargo si existen alzas de ácido úrico que pueden llevar a desencadenar ataques de gota suspensión del fármaco.

Menos frecuente son las reacciones cutáneas o de fotosensibilidad, si son generalizadas las reacciones suspensión del fármaco.

Ocasionalmente puede producir anorexia y náuseas. En diabéticos puede tornar lábiles la determinación de las glicemias.

Etambutol:

Es un medicamento muy bien tolerado, puede producir una neuritis óptica retrobulbar caracterizada por disminución de la agudeza visual, visión borrosa, pérdida de la percepción de los colores rojos y verde, suspensión definitiva del fármaco, puede llegar a la ceguera.

Ocasionalmente náuseas vómitos, tratamiento sintomático.

Se elimina principalmente por los riñones, de modo que en la insuficiencia renal leve debe reducirse la dosis y darlo solo 2 a 3 veces por semana, vigilando la función renal. En insuficiencia renal grave no usarlo.

A veces produce alopecia, tratamiento tópico.

Estreptomicina:

Como todos los aminoglucósidos, tiende a acumularse en algunos compartimentos y tejidos, como el oído interno, los riñones en donde ejerce su principal acción tóxica (Ototoxicidad, Nefrotoxicidad) suspensión definitiva del fármaco.

Durante las primeras semanas de su empleo puede producir hormigueo y parestesias peribucal acompañado o no de nauseas, si es pequeño reducción de la dosis y uso de antihistamínico si severa suspensión del fármaco.

Existen efectos adversos menos frecuentes, renales (albuminuria, cilindruria y uremia) hematológicas (anemia hemolítica y aplástica, agranulocitosis, trombocitopenia) ante esta situación suspensión definitiva.

Kanamicina y Amikacina:

Estos aminoglucósidos el efecto puede severo por su toxicidad que es a nivel del octavo par y riñones, produce Otoxicidad y Nefrotoxicidad por lo que debe suspenderse el fármaco de forma definitiva.

Capreomicina:

Es un antibiótico de similar acción a los aminoglucósidos pero con menor toxicidad, ante toxicidad y nefrotoxicidad suspensión definitiva.

Puede inducir curiosas alteraciones electrolíticas (Hipokalemia e Hipomagnesemia)

Ethionamida -Protionamida:

Son medicamentos excelentes pero producen trastornos gastrointestinales (anorexia, náuseas, vómitos, diarreas, dolor abdominal) además de salivación excesiva acompañada de un desagradable sabor metálico en la boca y de eructos sulfurosos, suspensión por unos días y tratamiento sintomático.

Puede producir mareos frecuentes, pero más severo hepatitis, si es moderada suspensión del fármaco por un tiempo y seguimiento con transaminasas y bilirrubina, si es severa suspensión definitiva.

En ocasiones pueden aparecer efectos de neurotoxicidad, está indicada suspensión definitiva.

Cicloserina y terizidone:

La Cicloserina tiene una toxicidad temible sobre el sistema nervioso central, puede producir alteraciones desde cambios de personalidad, cefalea, mareos, temblores, insomnio excitación convulsiones, hasta psicosis y depresión severa que puede conducir al suicidio. Si las alteraciones son leves, tratamiento con psicofármacos, si severos, suspensión definitivas, puede hacerse una valoración con psiquiatría.

La Terizidone es de mejor tolerabilidad.

Acido paraaminosalicílico

Es una droga poco efectiva, mal tolerable y más cara, pero a pesar de todo se ha convertido en un fármaco esencial para el tratamiento de casos de TB-MDR y TB XDR.

Dentro de los efectos adversos esta la intolerancia digestiva, lo cual si es leve o moderada suspensión del fármaco temporal y tratamiento sintomático si es severa suspensión definitiva del fármaco.

También puede producir hipotiroidismo suspensión del fármaco y valoración por endocrinología.

Con el uso prolongado pueden aparecer reacciones de hipersensibilidad las cuales pueden mejorar con tratamiento sintomático y producir hepatotoxicidad donde se valorara con transaminasas y bilirrubina y se determinara suspensión temporal o definitiva.

Fluroquinolonas:

En general son muy bien toleradas, aunque pueden ocasionar alteraciones digestivas, las cuales mejoran con tratamiento sintomático.

Se han descrito efectos secundarios como mareos, excitación, cefalea convulsiones ocasionales, suspender medicamento temporalmente, tratamiento con psicofármacos y si no mejora suspensión definitiva.

Frecuentemente puede aparecer rash y escasa fotosensibilidad, poner tratamiento sintomático.

El uso prolongado puede provocar tendinitis especialmente aquiliana esto mejora suspendiendo el medicamento unos días y apoyo vitamínico.


Manejo de las reacciones adversas a fármacos antituberculosos (RAFA)

Cuando un enfermo presenta una RAFA grave está indicado suspender todos los medicamentos hasta que se normalice el órgano o sistema afectado, hecho que suele ocurrir en un plazo de 2 a 3 semanas.

La continuación del tratamiento no puede ser estandandarizado y debe ser decidido en cada caso, siempre tratando de rescatar el máximo número de fármacos de primera línea.

Manejo de la toxicidad hepática a las drogas:

La droga más tóxica para el hígado es la Pirazinamida. En cambio la Rifampicina suele ser poco tóxica pero asociada con la Isoniacida se potencia la toxicidad.

Cuando durante el tratamiento aparecen síntomas clínicos acompañados de alteraciones en los análisis de laboratorio suspender el tratamiento hasta recuperar la normalidad hepática.

La reintroducción del tratamiento es con las drogas no hepatotóxicas y las demás a dosis bajas. No es aconsejable el uso de la Pirazinamida si la reacción fue severa.

Manejo de las reacciones de hipersensibilidad:

Depende de la gravedad, las leves solo requieren suspensión transitoria del fármaco sospechoso, a veces esto no es necesario y los enfermos mejoran con el empleo de antihistamínicos.

En las reacciones severas suspensión del tratamiento, uso de tópicos locales y antihistamínicos por vía oral, puede emplearse corticoesteroides.

Una vez que ha pasado la erupción cutánea se reintroducen las drogas a dosis bajas y progresivas comenzando por las menos sospechosas.

Desensibilización a drogas antituberculosas:

Cuando aparece una reacción alérgica que asegura una droga como responsable, se sustituye por otro fármaco, sin embargo cuando se trata de Isoniacida o Rifampicina vale la pena recuperarla para no debilitar el tratamiento. Si es pequeña la reacción se introduce poco a poco a dosis bajas, en cambio si es severa se abstiene de estos intentos o bajo la protección de corticoesteroides, administrar de 20 a 60mg de prednisona desde dos días antes de iniciarse la desensibilización, hasta dos días después de alcanzar la dosis plena.


Manejo ante la presencia de una RAFA

  • Debe conocerse el manejo rápido y efectivo de los efectos secundarios para asegurar la adherencia del paciente al tratamiento.

  • El responsable de la administración de los medicamentos debe conocer las RAFA más comunes e identificarlas de forma temprana.

  • Enseñar al paciente sobre los efectos adversos comunes e interrogarlo al recibir el tratamiento para la detección precoz.


Acciones a realizar:

Las RAFA leves no requieren generalmente modificación del esquema, solo suspensión moderada y reintroducir con dosis fraccionadas, tratando de reinstalar dosis única lo más pronto posible.

Las RAFA moderadas pueden ser controladas con suspensión temprana y tratamiento según síntomas, luego dosis incorporativas hasta reiniciar el tratamiento antituberculoso.

Las RAFA donde queda demostrada fehacientemente la valoración causal de un fármaco en la presentación de una RAFA grave, suspensión definitiva.


Indicaciones para el uso de corticosteroides

Los corticoesteroides están indicados en las circunstancias siguientes:

  • Pacientes muy graves y con mal estado general

  • Meningitis con focalidad neurológica (estado II y III)

  • Insuficiencia respiratoria aguda por TB diseminada

  • Poliserositis (derrames tabicados con gran contenido celular, con fines de evitar secuelas fibróticas)

  • Enfermos drogo-resistentes con insuficiencia respiratoria, toma cerebral y/o de pericarditis, mediante el uso de la Prednisona a la dosis de 1 mg/Kg. Vía oral o inyectable


Tratamiento en situaciones especiales

  1. Reacciones adversas. Especial atención deberá prestarse a esta situación; cuando se detecten, se suspenderá la administración del tratamiento y se valorará con la Comisión Provincial la conducta a seguir (pág. 53)

  2. Seropositivos al VIH y enfermos con SIDA (pág. 99)

  3. Embarazo: se aplicará el mismo esquema de tratamiento.

No uso de la estreptomicina: En la TB-MDR y XDR durante el embarazo, dadas las consecuencias negativas para la madre y el feto por la toxicidad de las drogas, se debe considerar el riesgo-beneficio del mismo y de ser posible iniciar el tratamiento en el segundo trimestre, si las condiciones de la paciente lo permiten. Se contraindican los aminoglucócidos, aunque puede utilizarse la Capreomicina; igualmente se contraindica la Ethionamida.

  1. Lactancia: se aplicará el mismo esquema de tratamiento y no se interrumpirá la lactancia materna.

  1. Trastornos hepáticos: estudios de la función hepática mensuales. La H, la R y Z son potencialmente hepatotóxicas y pueden exacerbar la hepatopatía pre-existente o reducir la excreción biliar. De ellas la H y la Z son las de mayor peligro, en especial los primeros dos meses de tratamiento. En pacientes alcohólicos y enfermos hepáticos se administra el mismo esquema, con estrecho control de las manifestaciones clínicas que hagan sospechar empeoramiento de la función hepática, por lo que se deben realizar controles periódicos.

  2. Hepatitis viral: se administra un régimen de estreptomicina y Etambutol por 3 meses, seguido de 6 meses con Isoniacida y Rifampicina.

  • Los pacientes portadores de virus de hepatitis, historia pasada de hepatitis aguda, y alcohólicos sin evidencia clínica de trastorno hepático crónico, pueden recibir los regímenes usuales de drogas antiTB, aunque con seguimiento estricto del perfil hepático por ser más frecuentes en ellos las reacciones hepatológicas.

En pacientes con enfermedad hepática inestable o avanzada, con nivel de enzimas hepáticas más de 3 veces por encima de las cifras normales, se recomienda utilizar uno de los siguientes esquemas:

  • Dos drogas hepatológicas:

  • 9 meses de Izoniacida y Rifampicina, más Etambutol (hasta que se documente al menos susceptibilidad a la isoniacida)

  • 2 meses de Isoniacida, Rifampicina, Estreptomicina y Etambutol, seguido de 6 meses de Isoniacida y Rifampicina

  • 6-9 meses de RIfampicina, Pirazinamida y Etambutol.

  • Una droga hepatotóxica:

  • 2 meses de Isoniacida, Etambutol y Estreptomicina, seguido por 10 meses de Isoniacida y Etambutol

  • No drogas hepatotóxicas:

  • 18-24 meses de Estreptomicina, Etambutol y una Fluoroquinolona.

  1. Daño crónico de la función hepática: se administra un régimen por 2 meses de Isoniacida, Rifampicina, Estreptomicina y Etambutol seguido de 4 meses con Isoniacida y Rifampicina, con chequeo mensual de la función hepática.

  2. Insuficiencia Renal Crónica: se administra un régimen de Isoniacida, Rifampicina, Etambutol y Pirazinamida por 2 meses, seguido de Isoniacida y Rifampicina por 4 meses. La H y la R se eliminan por vía biliar y no es necesario cambiar las dosis, sin embargo el E y los metabolitos de la Z se recomienda ajustar a la dosis de 25 mg/Kg y 15 mg/Kg respectivamente tres veces por semana. La piridoxina debe utilizarse asociada a la H, con el fin de prevenir la neuropatía periférica en estos casos. A causa del incremento de la nefrotoxicidad en insuficientes renales, la Estreptomicina no se recomienda, solamente en situaciones muy graves a dosis de 15 mg/Kg a una frecuencia bi o trisemanal mediante monitoreo de la droga en sangre. Si el paciente está en diálisis o hemodiálisis, se administrarán después de terminada la sesión.

  3. Mujer con anticonceptivos orales. La Rifampicina disminuye la acción del anticonceptivo, por lo que debe cambiarse el método oral.

  4. Desnutridos y alcohólicos. Asociar multivit o vitamina B6 al tratamiento, estrecho control de las manifestaciones que hagan sospechar alteración hepática o neuropatía periférica. Ajustar las dosis por kilogramos por peso.

11.- En casos pediátricos (pág. 97).


Conducta a seguir en los abandonos al tratamiento

El porcentaje de pacientes que abandonan es bajo, dado que se garantiza el tratamiento ambulatorio bajo observación directa de cada paciente; no obstante, se reportan anualmente entre 5 y 6 abandonos.

A la primera inasistencia del paciente al tratamiento, éste será visitado por la enfermera y/o el médico para definir la conducta particular en cada caso y las acciones a tomar para impedir que continúe la interrupción del tratamiento.

Si ocurriera un abandono en la primera o segunda fase y el paciente tiene al regresar BAAR-, continuará el mismo esquema de tratamiento hasta completar las dosis pendientes de tratamiento. Si por el contrario, el paciente tiene BAAR+, el caso será notificado de inmediato a la Comisión Provincial para su valoración e inicio del esquema adecuado (caso previamente tratado), bajo estricto control de las autoridades sanitarias y se exigirá la realización de pruebas de sensibilidad a las drogas antituberculosas.


Vigilancia al tratamiento mediante exámenes bacteriológicos de enfermos de la Categoría I, II y III


La vigilancia del tratamiento se basa en 2 aspectos fundamentales:

  1. La evolución clínica del paciente. Se evalúa a través de la disminución de los síntomas existentes en el momento del diagnostico, la ausencia de reacciones tóxicas, la evaluación de la curva de peso y el resultado del seguimiento bacteriológico. La evolución radiológica debe considerarse solo ante la aparición de complicaciones.

  2. El seguimiento de las muestras bacteriológicas.

La baciloscopia es el examen evolutivo mensual que se establece a todo caso nuevo de TBp durante todo el tratamiento. De mantenerse negativo durante todo el tratamiento se le realizara un cultivo al final del tratamiento para verificar su curación. En la mayoría de los pacientes BAAR+, es negativa al finalizar el segundo mes de tratamiento; si se mantiene positiva en este tiempo, se valora como un posible fracaso y se le tomará muestra para cultivo con PSD y se tratará en correspondencia al resultado discutendo el caso en la Comsion Provincial. De mantenerse positivo durante el 5to y 6to mes de tratamiento realizar nuevamente cultivo y solicitar la realización de las pruebas de sensibilidad

En los pacientes BAAR- si al segundo mes resulta positiva, se reclasifica al enfermo, se solicita el resultado del cultivo y se evalúa en la Comisión Provincial. Si se mantiene negativo se repite el cultivo al final de la fase intensiva para verificar la clasificación final del enfermo, no es necesario repetir el esputo y su seguimiento se basará en la disminución de los síntomas la no existencia de complicaciones y la curva de peso los culaes son indicadores de evolución favorable en el paciente.

En los pacientes de la categoría II (con tratamiento previo), si al tercer mes se mantiene positiva, se evalúa el resultado de la primera PSD, se le toma nueva muestra para cultivo y PSD, y se envía al Laboratorio de Referencia Nacional. Si resultara negativa, se continúa con la segunda fase de tratamiento y se mantiene con directos mensual y al alta un cultivo. Si se detecta resistencia, se adecua el esquema de tratamiento según las normas.

En los enfremos extrapulmonares se basa en el seguimiento clínico y la evolución clínica y especialmente la curva de peso como predictor de su mejoría.


Indicaciones para la evaluación del tratamiento. Seguimiento Cohortes de casos.

El método para la evaluación operacional del tratamiento será el análisis de cohorte de enfermos sometidos a cada uno de los esquemas de tratamiento, que posibilita la evaluación de los resultados mediante el análisis de la proporción de casos con características similares que iniciaron y terminaron la terapia establecida.

Las cohortes a evaluar serán las de los pacientes con TBp BAAR+, TBp BAAR-, TBe y la cohorte total de casos de TB; además, se analizará la cohorte de pacientes con tratamientos previos y MDR. Dentro de las cohortes debe seleccionarse la de los casos TB/VIH/sida.

Cada provincia analizará trimestralmente los resultados de cada cohorte y lo enviará a la Dirección Nacional del Programa trimestralmente. El 30 de marzo se enviará la evaluación de los casos incorporados al Programa en el primer trimestre del año precedente, el 15 de junio se enviará la del segundo trimestre, el 15 de agosto la del 3er trimestre y el 15 de octubre la del 4to trimestre del año anterior.


Categorías de egresos para la cohorte de tratamiento (TBp BAAR+ o – y TBe)

  1. Curado: Todo enfermo que haya tenido esputo o cultivo positivo al inicio del tratamiento, que haya completado todo el tratamiento y tenga un BAAR y un cultivo negativos en el último mes de tratamiento, y en al menos una ocasión previa.

  2. Tratamiento completo: Todo enfermo que completó el tratamiento y del que no se dispone de resultado negativo de esputo o cultivo en el último mes de tratamiento y de al menos una ocasión previa (puede no haberse realizado el estudio o no estar disponible el resultado).

  3. Fracaso: Todo paciente cuyo esputo o cultivo sea positivo al 4to o más meses de tratamiento. Se incluyen también los pacientes a los que se le encuentre una cepa MDR en cualquier momento durante el tratamiento, sea BAAR(+) o (-)

  4. Fallecido: Paciente que fallece por cualquier causa durante el tratamiento.

  5. Abandono: Paciente que interrumpe el tratamiento por dos meses o más consecutivos.

  6. Traslado: Un paciente que haya sido trasladado a otro territorio durante el curso del tratamiento y cuyo resultado del mismo se desconoce.

  7. Éxito del tratamiento: Es la suma de los curados y el tratamiento completo, solo para los pacientes BAAR+ o CU+.


Categorías de egresos para la cohorte de tratamiento de casos MDR/XDR ver en paginas 130/131.


1   ...   18   19   20   21   22   23   24   25   ...   35

Similar:

Ministerio de Salud Pública iconInstituto de salud pública de chile instituto de Salud Pública Ministerio de Salud
Como Director (s) del Instituto de Salud Pública de Chile, me es muy grato invitarlos
Ministerio de Salud Pública iconManual de Funcionamiento de las unidades de salud familiar (usf)
Editor: Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social. Dirección General de Atención Primaria de Salud
Ministerio de Salud Pública iconMini Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social formato a formulario de postulacion al “concurso interno de oposición para ocupar cargos como personal permanente del ministerio de salud pública y bienestar social
Formulario de postulacion al “concurso interno de oposición para ocupar cargos como personal permanente del ministerio de salud pública...
Ministerio de Salud Pública iconPreguntas Resolución 001 cimc
La Ley Orgánica de Salud establece en el Art. “Es responsabilidad del Ministerio de Salud Pública: … 18
Ministerio de Salud Pública iconMinisterio de salud publica
El laboratorio dorrego llama a licitacion pública por la contratacion de referencia, según las condiciones y detalles que siguen
Ministerio de Salud Pública iconResolucióN 518 de 24 DE FEBRERO de 2015 Diario Oficial No. 49. 436 de 25 de febrero de 2015 ministerio de salud y protección social por la cual se dictan disposiciones en relación con la Gestión de la Salud Pública y se establecen directrices para la
Por la cual se dictan disposiciones en relación con la Gestión de la Salud Pública y se establecen directrices para la ejecución,...
Ministerio de Salud Pública iconCEntral de Abastecimiento y suministros de salud ceass Ministerio de salud
Licitacion publica para adquisicion anual de proveedor de productos farmaceuticos medicamentos”
Ministerio de Salud Pública iconProtocolo de Servicios al Ciudadano Sector Salud Guía de Servicios para Servidores ministerio de salud y protección social
Alejandro Gaviria Uribe, Ministro de Salud y Protección Social Fernando Ruíz Gómez, Viceministro de Salud Pública y Prestación de...
Ministerio de Salud Pública iconMinisterio de salud
Bolivia. Ministerio de Salud y Deportes. Dirección General de Salud. Unidad de Servicios de Salud y Calidad
Ministerio de Salud Pública iconReglamento de alimentacion infantil 26-06-2017
Ministerio de Salud. Dirección General de Intervenciones Estratégicas en Salud Pública. Dirección de Promoción de


Descargar 2.15 Mb.