Página principal



Paul era un cliente habitual del Banco Europeo

Descargar 0.56 Mb.

Paul era un cliente habitual del Banco Europeo





Descargar 0.56 Mb.
Página9/16
Fecha de conversión02.09.2018
Tamaño0.56 Mb.
1   ...   5   6   7   8   9   10   11   12   ...   16
76

Una UIF europea recibió un reporte, respecto a cuatro individuos. Tres de ellos vivían en otro país europeo. La cuarta persona estaba registrada oficialmente como residente exento de impuestos en otro continente. Entre ellos, representaban dos compañías extranjeras y dos nacionales.


Tres de las cuatro compañías tenían cuentas en múltiples monedas, en el país donde estaba ubicada la UIF. La cuarta compañía tenía una cuenta bancaria extranjera. Se transferían fondos de la cuenta bancaria extranjera a las cuentas de las otras tres compañías. Previo a estas transferencias, las últimas cuentas no habían tenido ninguna actividad. Una vez que los fondos llegaban, se transferían a una persona exenta de impuestos o se retiraban rápidamente en efectivo. Los cuatro individuos ofrecieron muy poca colaboración, ante los intentos del banco de apaciguar las sospechas, rehusándose a responder los requerimientos de explicaciones sobre las transacciones. El método de movimiento de fondos, coincidía con la falta de disposición a responder preguntas de la institución financiera e intentos frustrados del banco, para identificar a los beneficiarios reales y por consecuencia, el origen y destino final de los fondos. El banco había decidido informar a la UIF nacional, después de no ser capaces de obtener ninguna respuesta de los clientes.


Ninguno de los individuos o compañías involucradas, eran conocidas por la UIF. Después de algunas averiguaciones en el Departamento de Policía, la UIF descubrió que uno de los individuos y dos de las compañías, ya estaban involucradas en investigaciones judiciales por propiciar y explotar la prostitución y por lavar el dinero proveniente de estas actividades. Para ocultar estas actividades criminales, establecieron una cadena de compañías ficticias. La UIF realizó un análisis profundo de las transacciones financieras y rastreo nuevamente los flujos financieros, analizando los archivos de las cuentas hasta donde fuera posible. El nexo obvio con actividades criminales, justificaba que estuvieran sometidos a las autoridades judiciales.


Al momento de escribir este documento, todavía se estaban realizando investigaciones judiciales.


Indicadores: actitud defensiva ante cuestionamientos – movimientos de fondos que se repiten en ocasiones múltiples – transacciones en efectivo a gran escala.

A European FIU received a disclosure report concerning four individuals. Three of the

individuals lived in another European country. The fourth person was officially registered as a resident in a tax haven in another continent. Between them they represented two foreign

and two national companies .

Three of the four companies had multiple-currencies accounts in the country where the FIU was located. The fourth company held a foreign bank account. Funds were transferred from the foreign bank account to the accounts of the three other companies. Prior to these transfers, there had been no activity on the latter bank accounts. Once the funds arrived, it was either transferred to a tax haven or withdrawn rapidly in cash. The four individuals offered little co-operation to bank attempts to allay suspicions, refusing to respond to requests for explanations for the transactions. The method of fund movement coupled with a refusal to answer questions from the financial institution frustrated attempts by the bank to identify the real beneficiaries and, consequently, the origin and final destination of the funds. The bank had decided to disclose to the national FIU after being unable to gain any answers from the customers.

None of the individuals or companies involved were known to the FIU. After making inquiries at the police department the FIU discovered that one of the individuals and two of the companies were already involved in a judicial investigations for procuring, exploitation of prostitution and the laundering of money deriving from these activities. To conceal these criminal activities, a network of dummy companies had been set up. The FIU performed an in-depth analysis of the financial transactions, and retraced the financial flows by analysing account records as far back as possible. The clear link with the criminal activities justified submission to the judicial authorities .

At the time of writing a judicial enquiry was still in progres s .


I n d i ca t o r s :

Defensive stance to questioning

Multiple repeat movements of funds

Large - scale cash transactions.

77

Carlos, un americano con pasaporte europeo, abrió una cuenta de ahorros en un banco local americano. Recibía grandes cantidades de dinero, vía cablegráfica desde Europa – transacciones anónimas, debido a la mínima información que contenían los archivos de las mismas. Cuando el banco le pidió a Carlos documentación que avalara el origen de los fondos, una serie de papeles y recibos. Sin embargo, estos documentos no indicaban claramente el origen del dinero. El banco incrementó sus sospechas sobre las actividades de Carlos y los movimientos de efectivo en la cuenta. Las cantidades involucradas, siempre eran un poco menores del límite legal. A la luz de sus continuas sospechas, la institución decidió informar a la UIF nacional.


La UIF analizó los archivos financieros de Carlos, incluyendo su cuenta de tarjeta de crédito. El análisis reveló varias compras en otro país. La información sobre el record migratorio de Carlos, proporcionada por la policía nacional, mostraba que Carlos había entrado dos veces al país, pero no había salido nunca oficialmente. Como no había registro de sus salidas del país y dos evidencias sugerían que había viajado al extranjero, la UIF sospechó que Carlos poseía varios pasaportes y que uno de todos era falso.


Una visita a la institución financiera para inspeccionar los archivos de depósitos y retiros, revelaron que Carlos realizaba todas sus transacciones en efectivo. En su expediente bancario y otra información, no parecía existir ninguna explicación válida para el origen de los fondos. La UIF remitió el reporte a las autoridades judiciales.


Al momento de escribir este documento, la policía llevaba a cabo una investigación respecto al origen de los fondos y las actividades de Carlos.

Indicadores: transacciones en efectivo a gran escala – explicaciones insuficientes sobre la fuente de los fondos.


Carlos, an American national with a European passport, opened a savings account at a local bank in America. He received large sums of money via wire transfers from Europe – effectively anonymous transactions due to the minimal information contained in the wire transfer

records. When the bank asked Carlos to provide documentation supporting the origin o f the funds, he presented a series of papers and receipts. However, these documents d i d not indicate clearly the origin of the money. The bank became increasingly suspicious about Carlos’ activities and the cash movements in the account. The amounts involved were always slightly under the mandatory reporting threshold. In light of their continuing suspicions, the institution decided to disclose to the national FIU .

The FIU analysed Carlos’ financial records including his credit card account. The analysis revealed several purchases made in another country. Information on Carlos’s immigration record, provided by the national police, show that Carlos had entered the country twice, but had never officially left it. As there were no records of him leaving the country, and yet two pieces of intelligence suggested that he had travelled abroad, the FIU was suspicious that Carlos had access to different passports - and all but one would be false.

A visit to the financial institution to inspect deposit and withdrawal records revealed that Carlos conducted all of his transactions in cash. From his banking file and other intelligence no valid explanation seemed to exist as to the origin of the funds. The FIU transmitted the report to the judicial authorities .

At time of writing the police were conducting an investigation regarding the origin of t h e funds and Carlos’ activities.


I n d i ca t o r s :

Large - scale cash transactions

Insufficient explanation for source of funds.

78

En un país sudamericano, Orlando era el líder de una organización criminal bien establecida, que había estado envuelta en el tráfico de cocaína, producida en países vecinos y enviada a Europa por muchos años. Orlando manejaba y coordinaba muy de cerca, la operación de principio a fin. Orlando y el otro individuo clave dentro de la organización, eran criminales conocidos con historiales criminales en el país natal de Orlando y en otros, desde 1969.


Para llevar a cabo sus actividades, Orlando reclutó a varios de sus parientes más cercanos, junto con otros criminales, para crear una organización que trabajara sola y que estuviera exclusivamente bajo su comando. Los fuertes lazos familiares y la interdependencia, hicieron extremadamente difícil la infiltración de operativos de la ley. Su hijo más grande, Tristam, enviaba las drogas de ese país a otro en América, donde se almacenaban dependiendo de lo que decidiera el representante de la organización en ese país, respecto al embarque.


Una vez Tristam informaba a su padre que las drogas habían llegado, la persona a cargo de las operaciones le ayudaba a planear el embarque de las drogas a Europa. En el país desde donde debía enviarse el embarque, Tristam utilizaba otra organización criminal, para contratar a la tripulación y obtener la embarcación necesaria para el envío. Es importante mencionar que Orlando ordenaba directamente, todos los embarques de droga a Europa y que todos los pagos por la operación de “pitufeo”, se hacían con dinero que él daba.


Orlando utilizaba a diferentes individuos para transportar el dinero necesario para hacer estos pagos y los necesarios para transportar la droga del puerto principal a los otros tres puertos americanos. Algunos de estos mensajeros ya tenían antecedentes en prisión y policíacos, por crímenes ordinarios y relacionados con el tráfico de drogas, en el país natal de Orlando y otros.


Una vez las drogas llegaban a Europa, había un grupo de criminales cuyo papel era contratar trabajadores individuales, para descargar la droga; por lo general estas personas trabajaban en los dos puertos europeos donde arribaban las drogas. Estas personas estaban bajo la supervisón de un criminal específico, quien era completamente responsable por esta parte de la operación. Después de descargar las drogas, otro grupo de traficantes, quienes también recibían órdenes directamente de Orlando, tomaba parte en el recibo y venta de los embarques de cocaína a las organizaciones europeas, que a su vez se hacían cargo de la distribución.


Lo procedente de la venta de las drogas, que sumaba aproximadamente US$30,000, se transfería en parte en efectivo, por medio de embarques al país de Orlando y el resto se depositaba en efectivo en cuentas bancarias anónimas numeradas, que pertenecía a Orlando, su esposa Angélica y a Tristam.


Los Hechos

Este caso se inició el 29 de diciembre de 1996, cuando la organización criminal de Orlando despachó de un puerto en un país americano, un embarque con 52 kilogramos de cocaína clorohidratada hacia Europa. Las drogas se enviaron bajo las responsabilidad de dos hombres, quienes viajaban del país de Orlando al puerto donde eran enviadas. Ahí, otro miembro de la organización hacía los contactos necesarios en el puerto, para contratar el barco y la tripulación que transportaría las drogas a Europa. Después, otros dos criminales viajaban a Europa para recibir el embarque y pagar por el trasporte de las drogas y al equipo encargado de descargarlas del barco. La coordinación de la ley era tal, que las autoridades en el país europeo pudieron reportar la cantidad de drogas y arrestar a dos ciudadanos del país de Orlando.


Lavado de Dinero

Respecto al lavado de las ganancias generadas por las actividades de narcotráfico, se transportaban significativas sumas de efectivo al país de Orlando y se depositaban en cuentas bancarias que le pertenecían a él y a sus familiares cercanos. Orlando ya había tratado de explicar, que los fondos estaban relacionados con la venta de una propiedad, que supuestamente tenía en otro país de América, pero la papelería era falsa e ilógica para la cantidad de dinero que buscaba transferir. Inició un nuevo proceso de lavado en 1988, en el que la organización de Orlando enviaba de regreso por lo menos US$4,600,000 a través de transferencias cablegráficas. La naturaleza anónima de las transacciones, que se mantenían en cantidades individuales y bajas, protegían la operación de lavado de investigaciones de las autoridades. Este dinero se utilizaba para comprar propiedades personales y bienes raíces, incluyendo vehículos, apartamentos, un centro comercial, caballos pura sangre, dinero invertido a largo plazo y guardado en cajas de seguridad.


Adicionalmente la UIF descubrió, que las ganancias del tráfico de drogas se depositaban en varias cuentas que la organización tenía en un banco de Europa. De hecho para ocultar sus inversiones, abrieron varias cuentas anónimas en el país europeo, en las que firmaban Orlando y Tristam. Tristam, a través de sus hijos y esposa, administraba otras cuentas paralelas, las que controlaba independientemente. Además, con la participación de Angélica, hacían uso de una fundación en un pequeño país del centro de Europa, que esta registrada legalmente y que estaba representada por otra entidad legal, para poder ocultar las ganancias ilegales en cuentas secretas de inversión, también en un banco europeo.


Al momento de escribir este documento, se había calculado un total aproximado de US$14,600,000, como resultado de la cooperación internacional proporcionada por la policía y las autoridades judiciales del país europeo, incluyendo detalles de todas las cuentas bancarias “anónimas”, que hacían posible congelar dichas cuentas, por medio del uso de cartas de solicitud.


Todos los miembros identificados de la organización criminal de Orlando, muchos de los cuales han estado bajo custodia por más de tres años, enfrentan juicio por conspirar para traficar con drogas. Las únicas excepciones son, Angélica cuyo juicio es por lavado de dinero y Tristam, por lavado de dinero y delitos de tráfico de drogas. Orlando murió en prisión, cumpliendo su condena por tráfico de drogas y lavado de dinero.



1   ...   5   6   7   8   9   10   11   12   ...   16

Similar:

Paul era un cliente habitual del Banco Europeo iconModelo de acuerdo entre el banco central europeo y [Banco central nacional del Estado adherente]
El Banco Central Europeo (bce), que tiene su sede en Kaiserstrasse 29, d-60311 Fráncfort del Meno
Paul era un cliente habitual del Banco Europeo iconBanco nacional de bolivia s. A
La sociedad tiene por objeto principal prestar servicios financieros al público en general como Banco Múltiple, realizando en forma...
Paul era un cliente habitual del Banco Europeo iconAl Servicio de Atención al cliente
D./DÑA. mayor de edad, con D. N. I. y domicilio en remito la presente al Servicio de Atención al Cliente del Banco y, como mejor...
Paul era un cliente habitual del Banco Europeo iconAnte el defensor del cliente de la entidad banco alegan s. A

Paul era un cliente habitual del Banco Europeo iconTransferencia a Banco do Brasil Japón
En caso de que el cliente prefiera transferir el saldo a otro beneficiario o a otra cuenta en otro banco en Japón o
Paul era un cliente habitual del Banco Europeo iconEsta información es propiedad de Banco Itaú Argentina
Datos (en adelante denominada el “Cliente”) solicita a Banco Itaú Argentina S. A
Paul era un cliente habitual del Banco Europeo iconReglamento (CE) n o 1896/2006 del parlamento europeo y del consejo de 12 de diciembre de 2006 por el que se establece un proceso monitorio europeo

Paul era un cliente habitual del Banco Europeo iconDatos personales de acuerdo a lo siguiente
Por medio del presente usted (el cliente) autoriza al banco de la nación a que actualice sus


Descargar 0.56 Mb.