Página principal



Actividades en materia de prevención, promoción de la salud, atención familiar y atención comunitaria

Descargar 1.75 Mb.

Actividades en materia de prevención, promoción de la salud, atención familiar y atención comunitaria





Descargar 1.75 Mb.
Página15/18
Fecha de conversión08.10.2018
Tamaño1.75 Mb.
1   ...   10   11   12   13   14   15   16   17   18
3. Actividades en materia de prevención, promoción de la salud, atención familiar y atención comunitaria.


Comprende las actividades de promoción de la salud, educación sanitaria y prevención de la enfermedad que se realizan en el nivel de atención primaria, dirigidas al individuo, la familia y la comunidad, en coordinación con otros niveles o sectores implicados.


Las actividades de prevención y promoción de la salud se prestan, tanto en el centro sanitario como en el ámbito domiciliario o comunitario, dentro de los programas establecidos por cada servicio de salud, en relación con las necesidades de salud de la población de su ámbito geográfico.


    1. Prevención y promoción de la salud:


3.1.1. Promoción y educación para la salud:

Comprende las actividades dirigidas a modificar o potenciar hábitos y actitudes que conduzcan a formas de vida saludables, así como a promover el cambio de conductas relacionadas con factores de riesgo de problemas de salud específicos y las orientadas al fomento de los autocuidados, incluyendo:

  1. Información y asesoramiento sobre conductas o factores de riesgo y sobre estilos de vida saludables.

  2. Actividades de educación para la salud grupales y en centros educativos.

3.1.2. Actividades preventivas:

Incluye:

  1. Vacunaciones en todos los grupos de edad y, en su caso, grupos de riesgo, según el calendario de vacunación vigente aprobado por el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud y las administraciones sanitarias competentes, así como aquellas que puedan indicarse, en población general o en grupos de riesgo, por situaciones que epidemiológicamente lo aconsejen.

  2. Indicación y administración, en su caso, de quimioprofilaxis antibiótica en los contactos con pacientes infecciosos para los problemas infectocontagiosos que así lo requieran.

  3. Actividades para prevenir la aparición de enfermedades actuando sobre los factores de riesgo (prevención primaria) o para detectarlas en fase presintomática mediante cribado o diagnóstico precoz (prevención secundaria).


El resto de actividades preventivas se incluyen de manera más específica en los correspondientes apartados de este anexo.


    1. Atención familiar:


Comprende la atención individual considerando el contexto familiar de los pacientes con problemas en los que se sospecha un componente familiar. Incluye la identificación de la estructura familiar, la etapa del ciclo vital familiar, los acontecimientos vitales estresantes, los sistemas de interacción en la familia y la detección de la disfunción familiar.


    1. Atención comunitaria:


Conjunto de actuaciones con participación de la comunidad, orientadas a la detección y priorización de sus necesidades y problemas de salud, identificando los recursos comunitarios disponibles, priorizando las intervenciones y elaborando programas orientados a mejorar la salud de la comunidad, en coordinación con otros dispositivos sociales y educativos.


4. Actividades de información y vigilancia en la protección de la salud.


Comprende las siguientes actividades:


    1. Información para el análisis y valoración de la situación de salud de la comunidad y para la evaluación de los servicios sanitarios.


    1. Vigilancia epidemiológica, que incluye:


4.2.1. Participación en los sistemas de alerta epidemiológica para enfermedades de declaración obligatoria.

4.2.2. Participación en redes de médicos centinelas para la vigilancia de ciertos problemas de salud, según determinen los servicios de salud pública.

4.2.3. Participación en el sistema de farmacovigilancia, mediante la comunicación de efectos adversos.




5. Rehabilitación básica.


Comprende las actividades de educación, prevención y rehabilitación que son susceptibles de realizarse en el ámbito de atención primaria, en régimen ambulatorio, previa indicación médica y de acuerdo con los programas de cada servicio de salud, incluyendo la asistencia domiciliaria si se considera necesaria por circunstancias clínicas o por limitaciones en la accesibilidad.


Incluye:


    1. Prevención del desarrollo o de la progresión de trastornos musculoesqueléticos.

    2. Tratamientos fisioterapéuticos para el control de síntomas y mejora funcional en procesos crónicos musculoesqueléticos.


    1. Recuperación de procesos agudos musculoesqueléticos leves.


    1. Tratamientos fisioterapéuticos en trastornos neurológicos.


    1. Fisioterapia respiratoria.


    1. Orientación/formación sanitaria al paciente o cuidador/a, en su caso.


6. Atenciones y servicios específicos relativos a la mujer, la infancia, la adolescencia, los adultos, la tercera edad, los grupos de riesgo y los enfermos crónicos.


Comprende, además de lo ya indicado con carácter general, las actividades asistenciales, diagnósticas, terapéuticas y de rehabilitación, así como aquellas de promoción de la salud, educación sanitaria y prevención de la enfermedad, que se realizan en el nivel de atención primaria, en aplicación de los protocolos y programas de atención específicos de los distintos grupos de edad, sexo y grupos de riesgo.


Las actividades dirigidas a grupos de riesgo se prestan tanto en el centro sanitario como en el ámbito domiciliario o comunitario, dentro de los programas establecidos por cada servicio de salud, en relación con las necesidades de salud de la población a la que atienden.


    1. Servicios de atención a la infancia:


6.1.1. Valoración del estado nutricional, del desarrollo pondo-estatural y del desarrollo psicomotor.

6.1.2. Prevención de la muerte súbita infantil.

6.1.3. Consejos generales sobre desarrollo del niño, hábitos nocivos y estilos de vida saludables.

6.1.4. Educación sanitaria y prevención de accidentes infantiles.

6.1.5. Orientación anticipada para la prevención y detección de los problemas de sueño y de esfínteres.

6.1.6. Detección de los problemas de salud, con presentación de inicio en las distintas edades, que puedan beneficiarse de una detección temprana en coordinación con atención especializada, a través de las actividades encaminadas a:

  1. Detección precoz de metabolopatías.

  2. Detección de hipoacusia, displasia de articulación de cadera, criptorquidia, estrabismo, problemas de visión, problemas del desarrollo puberal, obesidad, autismo, trastornos por déficit de atención e hiperactividad.

  3. Detección y seguimiento del niño con discapacidades físicas y psíquicas.

  4. Detección y seguimiento del niño con patologías crónicas.


    1. Servicios de atención a la adolescencia:


6.2.1. Anamnesis y consejo sobre hábitos que comporten riesgos para la salud, como el uso de tabaco, alcohol y sustancias adictivas, incluyendo la prevención de los accidentes.

6.2.2. Valoración y consejo en relación a la conducta alimentaria y a la imagen corporal.

6.2.3. Promoción de conductas saludables en relación a la sexualidad, evitación de embarazos no deseados y enfermedades de transmisión sexual.


    1. Servicios de atención a la mujer:


6.3.1. Detección de grupos de riesgo y diagnóstico precoz de cáncer ginecológico y de mama de manera coordinada y protocolizada con atención especializada, según la organización del correspondiente servicio de salud.

6.3.2. Indicación y seguimiento de métodos anticonceptivos no quirúrgicos y asesoramiento sobre otros métodos anticonceptivos e interrupción voluntaria del embarazo.

6.3.3. Atención al embarazo y puerperio:

  1. Captación de la mujer embarazada en el primer trimestre de gestación y detección de los embarazos de riesgo.

  2. Seguimiento del embarazo normal, de manera coordinada y protocolizada con atención especializada, según la organización del correspondiente servicio de salud.

  3. Educación maternal, incluyendo el fomento de la lactancia materna, la prevención de incontinencia urinaria y la preparación al parto.

  4. Visita puerperal en el primer mes del posparto para valoración del estado de salud de la mujer y del recién nacido.

6.3.4. Prevención, detección y atención a los problemas de la mujer en el climaterio.


    1. Atención al adulto, grupos de riesgo y enfermos crónicos:


Comprende, en general, la valoración del estado de salud y de factores de riesgo, los consejos sobre estilos de vida saludables, la detección de los problemas de salud y valoración de su estadio clínico, la captación del paciente para el seguimiento clínico adecuado a su situación, la atención y seguimiento de personas polimedicadas y con pluripatología y la información y consejo sanitario sobre su enfermedad y los cuidados precisos al paciente y cuidador/a, en su caso.


Y en particular:


6.4.1. Atención sanitaria protocolizada de pacientes con problemas de salud crónicos y prevalentes:

  1. Diabetes mellitus, incluyendo el suministro al paciente diabético del material necesario para el control de su enfermedad.

  2. Enfermedad pulmonar obstructiva crónica y asma bronquial.

  3. Hipercolesterolemia.

  4. Hipertensión arterial.

  5. Insuficiencia cardiaca crónica.

  6. Cardiopatía isquémica.

  7. Obesidad.

  8. Problemas osteoarticulares crónicos o dolor crónico musculoesquelético.

6.4.2. Atención de personas con VIH+ y enfermedades de transmisión sexual con el objeto de contribuir al seguimiento clínico y mejora de su calidad de vida y evitar las prácticas de riesgo.

6.4.3. Atención domiciliaria a pacientes inmovilizados, que comprende:

  1. Valoración integral de las necesidades del paciente, incluyendo las causas de inmovilización.

  2. Establecimiento de un plan de cuidados, médicos y de enfermería, que incluya medidas preventivas, instrucciones para el correcto seguimiento del tratamiento, recomendaciones higiénico-dietéticas, control de los síntomas y cuidados generales, así como la coordinación con los servicios sociales.

  3. Acceso a los exámenes y procedimientos diagnósticos no realizables en el domicilio del paciente.

  4. Realización y seguimiento de los tratamientos o procedimientos terapéuticos que necesite el paciente.

  5. Información y asesoramiento a las personas vinculadas al paciente, especialmente al cuidador/a principal.

6.4.4. Atención a personas con conductas de riesgo:

  1. Atención a fumadores y apoyo a la deshabituación de tabaco. Incluye la valoración del fumador, la información sobre riesgos, el consejo de abandono y el apoyo sanitario y, en su caso, la intervención con ayuda conductual individualizada.

  2. Atención al consumidor excesivo de alcohol. Incluye la detección y cuantificación del consumo y frecuencia de la ingesta, la valoración de la dependencia, el consejo de limitación o eliminación de consumo, la valoración de patologías provocadas por el consumo y la oferta de asistencia sanitaria para abandono en caso necesario.

  3. Atención a otras conductas adictivas. Incluye la detección, la oferta de apoyo sanitario especializado, si se precisa, para abandono de la dependencia y la prevención de enfermedades asociadas.

6.4.5. Detección precoz y abordaje integrado de los problemas de salud derivados de las situaciones de riesgo o exclusión social, como menores en acogida, minorías étnicas, inmigrantes u otros.


    1. Atención a las personas mayores:


6.5.1. Actividades de promoción y prevención en relación a:

  1. Alimentación saludable y ejercicio físico.

  2. Identificación de conductas de riesgo.

  3. Prevención de caídas y otros accidentes.

  4. Detección precoz del deterioro cognitivo y funcional.

  5. Detección precoz del deterioro físico, con especial énfasis en el cribado de hipoacusia, déficit visual e incontinencia urinaria.

  6. Consejo y seguimiento del paciente polimedicado y con pluripatología.

6.5.2. Detección y seguimiento del anciano de riesgo, según sus características de edad, salud y situación sociofamiliar.

6.5.3. Atención al anciano de riesgo: Valoración clínica, sociofamiliar y del grado de dependencia para las actividades de la vida diaria. Esta valoración conlleva la elaboración de un plan integrado de cuidados sanitarios y la coordinación con atención especializada y los servicios sociales, con la finalidad de prevenir y atender la discapacidad y la comorbilidad asociada.

6.5.4. Atención domiciliaria a personas mayores inmovilizadas, incluyendo información, consejo sanitario, asesoramiento y apoyo a las personas vinculadas al paciente, especialmente al cuidador/a principal.


    1. Detección y atención a la violencia de género y malos tratos en todas las edades, especialmente en menores, ancianos y personas con discapacidad:


6.6.1. Detección de situaciones de riesgo.

6.6.2. Anamnesis, y en su caso exploración, orientada al problema en las situaciones de riesgo y ante sospecha de malos tratos.

6.6.3. Comunicación a las autoridades competentes de aquellas situaciones que lo requieran, especialmente en el caso de sospecha de violencia de género o de malos tratos en menores, ancianos y personas con discapacidad y, si procede, a los servicios sociales.

6.6.4. Establecimiento de un plan de intervención adaptado a cada caso.


7. Atención paliativa a enfermos terminales.


Comprende la atención integral, individualizada y continuada de personas con enfermedad en situación avanzada, no susceptible de recibir tratamientos con finalidad curativa y con una esperanza de vida limitada (en general, inferior a 6 meses), así como de las personas a ellas vinculadas. Su objetivo terapéutico es la mejora de su calidad de vida, con respeto a su sistema de creencias, preferencias y valores.


Esta atención, especialmente humanizada y personalizada, se presta en el domicilio del paciente o en el centro sanitario, si fuera preciso, estableciendo los mecanismos necesarios para garantizar la continuidad asistencial y la coordinación con otros recursos y de acuerdo con los protocolos establecidos por el correspondiente servicio de salud. Incluye:


    1. Identificación de los enfermos en situación terminal según los criterios diagnósticos y la historia natural de la enfermedad.


    1. Valoración integral de las necesidades de pacientes y cuidadores/as y establecimiento de un plan de cuidados escrito que incluya medidas preventivas, recomendaciones higiénico-dietéticas, control de los síntomas y cuidados generales.


    1. Valoración frecuente y control de síntomas físicos y psíquicos, indicando el tratamiento farmacológico y no farmacológico del dolor y de otros síntomas. Información y apoyo al paciente en las distintas fases del proceso.


    1. Información, consejo sanitario, asesoramiento y apoyo a las personas vinculadas al paciente, especialmente al cuidador/a principal.


    1. En las situaciones que lo precisen, y particularmente en los casos complejos, se facilita la atención por estructuras de apoyo sanitario y/o social o por servicios especializados, tanto en consultas como en el domicilio del paciente o mediante internamiento, en su caso.


8. Atención a la salud mental en coordinación con los servicios de atención especializada.


Incluye:


    1. Actividades de prevención y promoción, consejo y apoyo para el mantenimiento de la salud mental en las distintas etapas del ciclo vital.


    1. Detección, diagnóstico y tratamiento de trastornos adaptativos, por ansiedad y depresivos, con derivación a los servicios de salud mental en caso de quedar superada la capacidad de resolución del nivel de atención primaria.


    1. Detección de conductas adictivas, de trastornos del comportamiento y de otros trastornos mentales y de reagudizaciones en trastornos ya conocidos, y, en su caso, su derivación a los servicios de salud mental.


    1. Detección de psicopatologías de la infancia/adolescencia, incluidos los trastornos de conducta en general y alimentaria en particular, y derivación en su caso al servicio especializado correspondiente.


    1. Seguimiento de forma coordinada con los servicios de salud mental y servicios sociales de las personas con trastorno mental grave y prolongado.


9. Atención a la salud bucodental.


Comprende las actividades asistenciales, diagnósticas y terapéuticas, así como aquellas de promoción de la salud, educación sanitaria y preventivas dirigidas a la atención a la salud bucodental.


La indicación de esta prestación se realiza por los odontólogos y especialistas en estomatología.


La atención bucodental en atención primaria tiene el siguiente contenido:


    1. Información, educación para la salud y, en su caso, adiestramiento en materia de higiene y salud bucodental.


    1. Tratamiento de procesos agudos odontológicos, entendiendo por tales los procesos infecciosos y/o inflamatorios que afectan al área bucodental, traumatismos oseodentarios, heridas y lesiones en la mucosa oral, así como la patología aguda de la articulación témporo-mandibular. Incluye consejo bucodental, tratamiento farmacológico de la patología bucal que lo requiera, exodoncias, exodoncias quirúrgicas, cirugía menor de la cavidad oral, revisión oral para la detección precoz de lesiones premalignas y, en su caso, biopsia de lesiones mucosas.


    1. Exploración preventiva de la cavidad oral a mujeres embarazadas: Incluye instrucciones sanitarias en materia de dieta y salud bucodental, acompañadas de adiestramiento en higiene bucodental, y aplicación de flúor tópico de acuerdo a las necesidades individuales de cada mujer embarazada.



    1. Medidas preventivas y asistenciales para la población infantil de acuerdo con los programas establecidos por las administraciones sanitarias competentes: Aplicación de flúor tópico, obturaciones, sellados de fisuras u otras.


    1. Se consideran excluidos de la atención bucodental básica los siguientes tratamientos:

9.5.1. Tratamiento reparador de la dentición temporal.

9.5.2. Tratamientos ortodóncicos.

9.5.3. Exodoncias de piezas sanas.

9.5.4. Tratamientos con finalidad exclusivamente estética.

9.5.5. Implantes dentarios.

9.5.6. Realización de pruebas complementarias para fines distintos de las prestaciones contempladas como financiables por el Sistema Nacional de Salud en esta norma.


    1. En el caso de personas con discapacidad que, a causa de su deficiencia, no son capaces de mantener, sin ayuda de tratamientos sedativos, el necesario autocontrol que permita una adecuada atención a su salud bucodental, para facilitarles los anteriores servicios serán remitidas a aquellos ámbitos asistenciales donde se les pueda garantizar su correcta realización.


ANEXO II

PROPUESTA DE DESARROLLO FUTURO DE LA OFERTA DE SERVICIOS EN ATENCION PRIMARIA


La cartera de servicios comunes del sistema nacional de salud se establece en le Real Decreto 1030/200, de 15 de septiembre (Anexo I). No obstante, el grupo de trabajo del Proyecto AP21 ha realizado una descripción más pormenorizada de los servicios ofertados en Atención Primaria, incluyendo algunos nuevos. Esta es una propuesta para que se valore su incorporación futura en la cartera de servicios comunes de atención primaria del Sistema Nacional de Salud.


1. SERVICIOS SEGÚN EDAD


    1. Edad entre 0 y 14 años. Infantil

Comprende las edades entre el periodo neonatal (desde el momento del parto hasta los 28 días) o primera infancia, pasando por la segunda etapa infantil o preescolar y siguiendo por la edad escolar hasta el inicio de la adolescencia. Se realizará un seguimiento del crecimiento, desarrollo y maduración del niño desde un punto de vista biopsicosocial.


1.1.1. Prevención y promoción de la salud

La actividad de promoción tiene como estrategia el fomento del autocuidado. Entre los más pequeños, este autocuidado pasa a ser realizado por los padres y/o cuidadores, los cuales se responsabilizan de los cuidados prestados al niño. Iniciando esta actividad de forma temprana nos aseguraremos de que los ciudadanos del futuro mejoren su bienestar y calidad de vida.

  • Prevención del Síndrome de Muerte Súbita del lactante.

  • Promoción de la lactancia materna

  • Prevención de accidentes en las distintas edades.

  • Promoción de la actividad física y el deporte.

  • Prevención del cáncer de piel (protección solar).

  • Prevención del maltrato en la infancia. Promoción del buen trato y cuidados adecuados.

  • Promoción de la salud bucodental (higiene bucodental).


1.1.2. Vacunas

  • Vacunaciones infantiles según calendario.

  • Vacunas fuera de calendario, en niños de riesgo (Gripe, Neumococo, Varicela, VRS, etc.).


1.1.3. Detección precoz y atención de problemas en la infancia

  • Cribado neonatal de metabolopatías congénitas: Fenilcetonuria. Hipotiroidismo. Fibrosis quística del páncreas. Hiperplasia suprarrenal congénita. Drepanocitosis o anemia de células falciformes en niños de origen subsahariano.

  • Diagnóstico temprano y control de la displasia evolutiva de caderas.

  • Seguimiento y control temprano de alteraciones de la marcha.

  • Diagnóstico temprano de criptorquidia.

  • Diagnóstico temprano de las anomalías oculares y de la visión.

  • Diagnóstico temprano de las alteraciones de la audición.

  • Prevención de la enfermedad cardiovascular: cribado de hipertensión infantil. prevención de la obesidad infantil, hipercolesterolemia familiar, abordaje del niño con estos problemas.

  • Actividades preventivas en niños con Síndrome de Down.

  • Detección precoz de trastornos del espectro autista

1.1.4. Seguimiento del desarrollo del niño

  • Control del crecimiento y desarrollo físico.

  • Control del desarrollo psicomotor.

  • Alimentación del niño en los dos primeros años de vida.

  • Alimentación del preescolar y del escolar.

1.1.5. Revisiones del niño sano en diferentes tramos de edad

  • Consulta prenatal: Prevención prenatal. Inicio de relación padres-pediatra, control de habilidades y actitudes e inicio de la promoción de la lactancia materna.

  • Seguimiento y control del prematuro con menos de 1.500 gramos al nacer.

  • Atención al recién nacido normal.

  • Revisión del niño sano: 0-23 meses, 2-5 años, 6-10 años, 11-14 años.


1.1.6. Atención a problemas de salud agudos


1.1.7. Atención dental


1.1.8. Atención a problemas de salud crónicos

  • Atención al niño con asma.

  • Prevención y atención al niño obeso.

  • Atención al niño con infección del tracto urinario.

  • Atención al niño con dolor abdominal recurrente.

  • Atención a niños con trastornos de la conducta alimentaria: anorexia y bulimia.

  • Atención al niño con trastornos del sueño.

  • Prevención y atención al niño con problemas de esfínteres (enuresis, encopresis, etc.).

  • Atención a otras enfermedades crónicas: diabetes, enfermedades reumatológicas, alteraciones renales, cardiopatías, malformaciones congénitas.

1.1.9. Atención al niño con problemas socio-sanitarios: niño emigrante, adoptado o en acogida, seguimiento del niño con discapacidad.


1. 2. Edad entre 15 y 19 años. Adolescencia


La etapa de la adolescencia se puede definir como el período de crecimiento físico y psicosocial que marca la transición de la infancia a la edad adulta. Se inicia con la pubertad y termina cuando la persona alcanza la completa madurez física, psíquica y social. Se reconocen tres etapas dentro de de este periodo: la adolescencia temprana (desde la pubertad hasta los 14 años), la adolescencia media (entre los 15 y los 17 años) y la adolescencia tardía o adulto joven (entre los 18 y los 21 ó 24 años según algunos criterios y autores). Para hacer un corte más común se han incluido en adolescencia las edades comprendidas entre los 15 y los 19 años.


1.2.1. Prevención y promoción de la salud:


Los padres siguen teniendo un papel importante en la salud de sus hijos, al participar en las actividades preventivas y de promoción de la salud. Pero en esta etapa, aparece el propio adolescente como responsable también de su salud con especial atención en este periodo a los cambios no solo biológicos, sino psicosociales que llegan a ser de gran importancia dentro del proceso de desarrollo y madurez. Las actividades no solo van a ir dirigidas a los padres, si no también a los adolescentes, como grupo. La educación en la escuela en esta etapa sigue siendo una herramienta básica de promoción de la salud y prevención de problemas.


  • Consejos sobre hábitos nocivos como: tabaco, alcohol y sustancias ilegales.

  • Asesoramiento sobre las conductas de riesgo que comprometan el nivel de salud (conducta sexual, enfermedades de trasmisión sexual, embarazo no deseado, accidentes de tráfico, trastornos de la conducta alimentaría, actividades de ocio con alto riesgo, etc.).

  • Asesoramiento sobre el autocuidado: estilos de vida saludables (dieta, ejercicio físico, etc.).

  • Asesoramiento sobre adaptación a padres y familiares y al entorno.

  • Promover el desarrollo personal y social.

  • Detección de adolescentes con problemas de control de impulsos y de conductas agresivas, que provoquen problemas tanto en su entorno como al resto de la sociedad.

  • Prevención, diagnóstico y tratamiento del abuso sexual y maltrato físico y emocional.

  • Prevención, diagnostico y tratamiento del retraso escolar y problemas de aprendizaje.


1.2.2. Vacunas

  • Vacunas según calendario.

  • Vacunas en grupos de riesgo.


1.2.3. Atención a problemas de salud agudos


1.2.4. Atención a problemas de salud crónicos: hipertensión arterial, hiperlipidemia, depresión recurrente, psicosis en fase inicial,etc.


1. 3. Edad ente 20 y 74 años. Adultos

Este grupo de edad heterogéneo se caracteriza por una elevada prevalencia de enfermedades agudas y crónicas relacionadas con los hábitos de vida no saludables y la exposición ambiental a factores nocivos para la salud. Las actividades se centrarán en la atención clínica y seguimiento de estas patologías y en la prevención y promoción de los factores de riesgo.


1.3.1. Prevención y promoción de la salud

  • Actividades de cribado específicas para este grupo de edad: prevención de enfermedades cardiovasculares (hipertensión arterial, diabetes mellitus y dislipemias) o hábitos de riesgo (alcohol, tabaco, drogas, sedentarismo, obesidad, etc.).

  • Asesoramiento sobre el autocuidado: higiene, alimentación, ejercicio físico, hábitos tóxicos, etc.

  • Vacunación en población adulta: campañas vacunales, grupos profesionales de riesgo, viajeros a zonas endémicas, etc.

  • Educación para la salud dirigida a grupos con hábitos o circunstancias comunes (educación para la salud sobre tabaquismo, alcoholismo, drogas, accidentes de tráfico, etc.) con el objetivo de abandono del hábito no saludable, así como educación a grupos con problemas de salud comunes (educación para la salud dirigida a diabéticos, a hipertensos, obesos, EPOC/asma, ansiedad, etc.) para un mejor control de su enfermedad.

  • Prevención del cáncer de incidencia en este grupo de edad.

  • Atención preconcepcional.

  • Prevención de los trastornos relacionados con la salud mental: pérdidas de funciones psicofísicas, jubilación, cambios frecuentes de domicilio del anciano, prevención del suicido, detección precoz de los trastornos de ansiedad o depresión.


1.3.2. Atención a los problemas de salud agudos

  • Problemas cardiovasculares

  • Manejo clínico de diferentes cuadros cardiacos: síndrome coronario agudo, parada cardio-respiratoria, insuficiencia cardiaca aguda, arritmias cardíacas, pericarditis aguda, trombosis venosa profunda, tromboembolismo pulmonar, obstrucción arterial periférica aguda.

  • Manejo diagnóstico de diferentes síndromes cardiacos: disnea, dolor torácico, palpitaciones, edemas, síncopes, soplos cardiacos.

  • Problemas respiratorios

  • Reagudizaciones: EPOC, asma, alergia.

  • Manejo diagnóstico de problemas respiratorios: disnea, cianosis, hemoptisis, tos, etc.

  • Problemas del tracto digestivo y del hígado

  • Manejo de situación de urgencia: abdomen agudo, hemorragia digestiva, patología anorrectal, insuficiencia hepática, etc.

  • Manejo diagnóstico de los siguientes problemas: náuseas / vómitos, dispepsia, pirosis, disfagia, dolor abdominal, trastornos del ritmo intestinal, ictericia, alteración analítica hepática, etc.

  • Problemas infecciosos: respiratorios, cutáneas, tuberculosis, gastrointestinales, urinarios, genitales y de transmisión sexual, oculares, profilaxis infecciosas, antropozoonosis.

  • Endocrino-metabólicos: diabetes mellitus, trastornos tiroideos y otros problemas metabólicos y endocrinológicos.

  • Problemas de la conducta y de la relación. Problemas de salud mental.

  • Problemas del sistema nervioso.

  • Problemas hematológicos: alteraciones de las series, detección de hemopatías malignas, profilaxis y terapia antitrombótica.

  • Patología derivada de Traumatismos y afectación de partes blandas periarticulares.

  • Accidentes e intoxicaciones.

  • Problemas de la función renal, de las vías urinarias y genitales.

  • Problemas músculo-esqueléticos.

  • Problemas de oftalmológicos, ORL.

  • Consultas derivadas de las conductas de riesgo adictivo.


1.3.3. Problemas de salud crónicos más prevalentes

  • Factores de riesgo y problemas cardiovasculares

  • Hipertensión arterial.

  • Insuficiencia cardiaca crónica.

  • Cardiopatía isquémica crónica.

  • Manejo de arritmias crónicas.

  • Hiperlipidemia.

  • Insuficiencia venosa crónica.

  • Problemas endocrino-metabólicos

  • Diabetes mellitus.

  • Disfunciones tiroideas.

  • Obesidad.

  • Trastornos nutricionales por defecto: bajo peso, detección de anorexia y bulimia.

  • Trastornos gastrointestinales: estreñimiento, hepatitis crónicas/cirrosis, ulcus péptico y gastritis crónica, reflujo gastroesofágico, diverticulosis, colon irritable, patología anal, etc.

  • Trastornos neurológicos: vértigo, cefaleas y otras algias faciales, neuropatías, temblor, esclerosis múltiple, epilepsia, enfermedad de Parkinson, enfermedades cerebrovasculares, demencia y deterioro cognitivo, etc.

  • Enfermedades respiratorias crónicas: EPOC, asma, insuficiencia respiratoria, alergia, etc.

  • Problemas osteoarticulares crónicos: artropatías degenerativas, inflamatorias, microcristalinas, reumatismos de partes blandas, fibromialgia, etc.

  • Atención preventiva y terapéutica de la osteoporosis.

  • Manejos del dolor crónico de cualquier etiología.

  • Enfermedades nefrourológicas crónicas: insuficiencia renal crónica, hipertrofia prostática, incontinencia urinaria, cuidados del paciente con sondaje vesical, disfunción eréctil, nefrolitiasis, etc.

  • Deterioro de la integridad cutánea: heridas crónicas (por ejemplo, úlceras vasculares).

  • Seguimiento clínico de los procesos oncológicos.

  • Manejo de las infecciones recurrentes: genitourinarias, respiratorias.

  • Atención específica a los trastornos derivados del consumo de alcohol.

  • Atención específica a los trastornos derivados del consumo del tabaquismo.

  • Problemas de salud mental.


1.3.4. Atención a los trabajadores: identificar la interacción básica de las condiciones del trabajo y la salud.

  • Prevención y manejo de las patologías prevalentes en salud laboral.

  • Asesoramiento e información básica al usuario, en relación con los aspectos clínico-preventivos, legales y administrativos relacionados con la salud laboral.


1. 4. Edad mayor de 75 años. Atención al mayor

Entre un grupo poblacional y el siguiente no existe discontinuidad, la asistencia es un continuo. Si en el grupo etario anterior se pretende iniciar lo que la OMS ha acuñado como envejecimiento activo de la población, donde los objetivos de la prevención en el colectivo de las personas mayores van encaminados a: reducir la morbi-mortalidad prematura originada por la enfermedad, evitar la pérdida de independencia funcional, aumentar la expectativa de vida libre de discapacidad y a mejorar la calidad de vida, en este grupo de los más mayores sigue siendo algo prioritario.

Si a partir de los 75 años aumenta el deterioro funcional de la persona, desde un punto de vista clínico, físico y/o mental, dando lugar a grandes repercusiones socio-familiares; es desde la edad de 80 años donde la fragilidad en el mayor le hace más vulnerable a los cambios. Es aquí cuando existe un especial riesgo de sufrir reagudizaciones de sus enfermedades, discapacidad y dependencia (haciéndose necesaria la ayuda de terceras personas para realizar las actividades cotidianas), reacciones adversas, institucionalizaciones, etc.


1.4.1. Prevención y promoción de la salud. Actividades dirigidas al mayor y al cuidador principal.

  • Vacunación (campañas de vacunación, viajeros a zonas endémicas, etc.)

  • Asesoramiento sobre el autocuidado (higiene, alimentación, ejercicio físico, ejercicio mental, etc.).

  • Detección de problemas funcionales con influencia en las Actividades de la Vida Diaria, tanto básica como instrumental. Valoración física o funcional específica.

  • Prevención de caídas.

  • Asesoramiento en la modificación del entorno.

  • Asesoramiento sobre medidas de apoyo para la deambulación.

  • Detección de problemas que cursan con deterioro cognitivo crónico o agudo. Valoración mental específica.

  • Prevención del deterioro de la integridad cutánea: úlceras por presión.

  • Prevención del deterioro de la movilidad física (asesoramiento sobre ejercicios articulares).

  • Promoción de actividades que favorezcan la autonomía.

  • Promoción de actividades de relación (ocio, cultura, etc.).

  • Prevención de la claudicación del cuidador.

  • Información y formación sobre cuidados.

  • Movilización de recursos familiares y sociales.

  • Apoyo en la toma de decisiones.

  • Apoyo psicológico.


1.4.2. Problemas de salud agudos. Los generales de las personas adultas comprendidas en el tramo de edad 20-74 años, más los específicos:

  • Atención a traumatismos (caídas, etc.)

  • Detección y tratamiento de deterioro cognitivo agudo.

  • Atención a infecciones agudas.

  • Detección y tratamiento de depresiones.

  • Detección y tratamiento de alteraciones analíticas.

  • Déficit de autocuidado: baño, higiene, alimentación, etc.

  • Impactación fecal.

  • Apoyo al cuidador principal.


1.4.3. Problemas de salud agudos. Problemas de salud crónicos más prevalentes

  • Atención a los problemas de salud crónicos (hipertensión, dislipemias, diabetes, etc. como en el periodo anterior del adulto de 20 a 74 años).

  • Detección y manejo de los grandes síndromes geriátricos.

  • Inmovilidad.

  • Malnutrición.

  • Aislamiento social.

  • Incontinencia.

  • Estreñimiento.

  • Deterioro cognitivo: delirium-demencia.

  • Deterioro visual-auditivo.

  • Alteración del sueño: insomnio, despertares nocturnos, etc.

  • Polimedicación.

  • Inestabilidad-caídas.

  • Úlcera por presión

  • Trastornos neurológicos específicos: enfermedad de Alzheimer, Parkinson, enfermedades cerebrovasculares

  • Enfermedades degenerativas osteoarticulares.

  • Gestión del caso: coordinación social y sanitaria

  • Detección de necesidades sanitarias

  • Detección de necesidades sociales

  • Oferta de ayudas sanitarias y sociales, así como apoyo en la toma de decisiones

  • Asesoramiento y apoyo al cuidador principal.


2. SERVICIOS GENERALES SIN RELACIÓN CON LA EDAD


Los servicios transversales obedecen a necesidades de salud o a demandas de la población que no tienen relación con un grupo específico de edad. Estos servicios abordan problemas, bien porque se pueden dar en cualquier grupo de edad como la atención a la dependencia, la atención a pacientes terminales o la atención a situaciones de riesgo familiar, bien por ser específicos de la mujer.

2.1. Servicios específicos de atención a la mujer

Estos servicios abordan diferentes etapas de la vida de la mujer desde que es fértil, estando relacionados con aspectos de métodos anticonceptivos, atención al embarazo y postparto, atención al climaterio y la detección precoz de cáncer ginecológico. Se consideran los siguientes servicios:

2.1.1. Asesoramiento sobre el autocuidado.

2.1.2. Problemas de salud agudos. Asesoramiento y seguimiento de métodos anticonceptivos, con el fin de prevenir embarazos no deseados y disminuir el número de interrupciones voluntarias.

2.1.3. Atención al embarazo.

  • Captación de la mujer embarazada.

  • Seguimiento del embarazo no de riesgo, en coordinación con el segundo nivel de atención.

  • Preparación al parto.

  • Asesoramiento sobre los autocuidados en los primeros días después del parto.

  • Seguimiento del postparto sin riesgo.

2.1.4. Atención en el climaterio, tanto en aspectos de promoción como de prevención ante los cambios que se producen en esta etapa de la vida.

  • Apoyo en los cambios vitales en esta etapa.

  • Educación para la salud a este grupo de mujeres.

2.1.5. Diagnóstico precoz del cáncer ginecológico (cérvix y mama), dada la evidencia demostrada en su impacto en salud.


2. 2. Servicio de atención al enfermo con infección por VIH

Es un servicio que tiene el objetivo principal de disminuir la incidencia de la infección por el VIH, contribuir a la detección precoz y al seguimiento clínico y mejorar la calidad de vida de las personas infectadas.

2.2.1. Prevención de la infección y promoción de conductas generadoras de salud:

  • Asesoramiento sobre conductas generadoras de salud: vacunas recomendadas según situación, disminución de riesgos de contagio

  • Asesoramiento sobre el autocuidado.

2.2.2. Identificación de las personas de riesgo, del entorno más próximo al enfermo.

2.2.3. Detección y seguimiento del enfermo con infección VIH.

2.2.4. Atención a los problemas de salud agudos del paciente con infección por el VIH.

2.2.5. Atención a los problemas de salud crónicos del paciente con infección por el VIH.

2.2.6. Apoyo emocional durante el proceso.


2. 3. Servicio de atención a los problemas de salud mental

Servicio dirigido a la atención de pacientes con enfermedades psicosociales y a personas con problemas situacionales o de transición.

2.3.1. Detección y control evolutivo de la ansiedad e insomnio.

2.3.2. Diagnóstico y control evolutivo de la depresión.

2.3.3. Atención a los trastornos menores: distimia, trastornos adaptativos, etc.

2.3.4. Atención a los problemas de conducta y de relación: trastornos alimentarios y de la autoimagen, agresividad, disfunción sexual, etc.

2.3.5. Detección de conflicto situacional (atención de la situación de pérdida): duelo, jubilación, divorcio, paro, nido vacío, problemas laborales, etc.


2.4. Servicio de atención al enfermo terminal

En las últimas décadas estamos asistiendo al aumento gradual de la prevalencia de algunas enfermedades crónicas, junto al envejecimiento progresivo de nuestra sociedad. Los avances de la ciencia y condiciones de vida, así como la cultura, nos han llevado a conseguir una supervivencia mayor a procesos incurables.

El enfermo terminal es aquella persona con una enfermedad en estado avanzado, progresiva e incurable (pronóstico de vida < 6meses); donde ya no hay respuesta al tratamiento y además ocurren una serie de síntomas multifactoriales que empeoran la situación de la persona y su familia. El tratamiento general va a ser paliativo y nuestros esfuerzos irán dirigidos a la mejora del bienestar y confort del enfermo, así como al apoyo de la familia. La propuesta de servicios es la siguiente:

2.4.1. Valoración de la situación del enfermo terminal y su entorno para detectar las necesidades tanto reales como potenciales.

2.4.2. Actividades de prevención dirigidas al enfermo, al cuidador principal y su familia:

  • Asesoramiento sobre los cuidados.

  • Actuación en situaciones de alarma.

2.4.3. Seguimiento del enfermo terminal y su familia: Atención en las diferentes fases de la enfermedad.

2.4.4. Preparación del duelo:

  • Ayudar a verbalizar dudas, miedos, sentimientos.

2.4.5. Escucha activa y apoyo emocional.

2.4.6. Apoyo al cuidador y familia en las diferentes fases del duelo.


2.5. Servicio de atención a la dependencia y discapacidad

En este grupo toma relevancia la figura del cuidador principal ya que asume el cuidado de otra persona. Es importante tener al cuidador informado y formado, así como motivado. Aquí la actividad educadora de los profesionales del equipo de atención primaria, mediante la educación para la salud conseguirá los objetivos de mejora en la aplicación de cuidados, y además servirá al cuidador para la obtención de una formación básica en cuidados que le ayude en el campo laboral para futuras ofertas de trabajo, fomentando de esta manera la integración de la persona en este mercado.


Los servicios que proponemos son:


2.5.1. Atención en el domicilio del ciudadano con deterioro de la movilidad física y gran discapacidad:

  • Promoción de actividades de relación: ocio, cultura, etc.

  • Promoción de actividades mentales.

  • Atención al encamado: cuidados dirigidos a mejorar el bienestar del ciudadano:

  • Prevención y tratamiento de las úlceras por presión.

  • Ejercicios articulares.

  • Atención de los problemas de salud específicos, tanto agudos como crónicos (ver oferta de servicios generales según edad, etc.).

2.5.2. Gestión del caso: coordinación social y sanitaria.

  • Detección de necesidades sanitarias.

  • Detección de necesidades sociales.

  • Oferta de ayudas sanitarias y sociales, así como apoyo en la toma de decisiones.

2.5.3. Atención al cuidador principal:

  • Prevención de la claudicación del cuidador y la familia:

  • Información y formación sobre cuidados.

  • Movilización de recursos familiares y sociales.

  • Apoyo en la toma de decisiones.

  • Apoyo psicológico.

  • Detección del riesgo de claudicación/cansancio del cuidador.

  • Atención al síndrome del cuidador.


2.6. Servicio de atención a las situaciones de riesgo familiar y de exclusión social

2.6.1. Identificar personas en riesgo.

  • De exclusión social: inmigrantes, drogodependientes, personas de etnia diferente personas con trastornos mentales, indigentes / personas sin hogar etc.

  • De riesgo familiar: trastornos adictivos, dependencia, violencia familiar, paro, etc.

2.6.2. Identificar necesidades y gestionar los recursos sociosanitarios que faciliten la resolución de las dificultades para su integración.

2.6.3. Identificar las necesidades y gestionar los recursos sociosanitarios y familiares.


2.7. Servicio de atención específica dirigida a la familia

2.7.1. Conocer la estructura familiar e identificar las crisis de desarrollo por las que atraviesa la familia a lo largo de su ciclo vital.

2.7.2. Detectar los problemas psicosociales y brindar asesoramiento familiar anticipatorio.

2.7.3. Realizar una evaluación sistemática e intervenir de forma planificada con ocasión de la aparición de problemas familiares.

2.7.4. Terapia familiar u otras técnicas de intervención familiar.


3. SERVICIOS DE APOYO


Unidades que prestan un servicio especializado a los profesionales del EAP y que le facilitan la correcta prestación de los servicios. Estas unidades, siempre que sea posible deben depender funcional y organizativamente de atención primaria.

  • Trabajador social

  • Fisioterapia.

  • Unidades de rehabilitación de pacientes con incapacidad (centros de día)

  • Unidades de terapia y rehabilitación en salud mental (psicólogos)

  • Matronas.

  • Salud bucodental

  • Equipos de apoyo en la atención domiciliaria

  • Unidades de atención continuada/urgencia

  • Centros de realización y análisis de pruebas complementarias básicas: laboratorio de análisis clínico, radiodiagnóstico

  • Cualquier otra unidad que permita la correcta prestación de los Servicios desde el EAP.


4. PROCEDIMIENTOS Y TÉCNICAS


Procedimientos y técnicas básicas, realizados en el centro de salud, por los profesionales que forman parte del Equipo, que facilita la correcta prestación de los servicios.

4.1. Extracciones y toma de muestras:

  • Analíticas de sangre.

  • Cultivos microbiológicos.

  • Citologías, anticoncepción.

4.2. Realización de técnicas diagnósticas y terapéuticas:

  • Manejo de la anticaogulación.

  • Curas, aplicación de tratamientos por vía parenteral.

  • Aplicación de sondas nasogástricas, vesicales y rectales.

  • Extracción de tapones de cerumen.

  • Cuidado de ostomías..

  • Aerosolterapia.

  • Técnicas de cirugía menor (aplicación de suturas, drenaje de abscesos, extirpación-biopsia de lesiones dermatológicas, crioterapia, termocoagulación, taponamientos, etc.).

  • Técnicas de traumatología menor (infiltraciones, vendajes, inmovilizaciones, etc.).

  • Electrocardiografía.

  • Técnicas de reanimación cardiopulmonar y soporte vital.

  • Realización de técnicas diagnósticas:

  • De imagen: ecografía, eco-doppler.

  • Espirometrías.

  • Audiometría.

  • Oftalmología: optometría, tonometría, fondo de ojo.

4.3. Técnicas psicoterapéuticas básicas.

4.4. Técnicas fisioterapéuticas y rehabilitadoras.

4.5. Tratamientos bucodentales: sellado de fisuras, obturación del molar, extracción de piezas dentales.



ANEXO III

ESTRUCTURA, SERVICIOS Y ORGANIZACIÓN BÁSICA DE LAS UNIDADES ADMINISTRATIVAS DE ATENCIÓN AL USUARIO DE ATENCIÓN PRIMARIA


El grupo de trabajo del Proyecto AP21 ha realizado una revisión sobre la estructura, servicios y organización de las unidades administrativas.


1. ESTRUCTURA MARCO

1.1. Oficina de usuarios



Los servicios que ofrecen las unidades administrativas en esta área son de información, de gestoría, de admisión y de opinión del usuario.



Servicio de información: Tiene como cometido informar acerca de los derechos y deberes de los ciudadanos, la oferta de servicios del equipo de atención primaria, los circuitos del conjunto del sistema de salud, las prestaciones asistenciales y no asistenciales y las conexiones con la red sociosanitaria.



Además de la información directa, se ejerce una función de asesoría y orientación sobre todo tipo de gestiones a realizar dentro del Servicio de Salud y los servicios vinculados (por ejemplo centro especialidades y hospital).



La información puede ofrecerse de forma presencial, por teléfono o por escrito y de forma irrenunciable con carácter personalizado.



Servicio de gestoría: Se encarga de la recepción, comprobación y tramitación de documentos.



  • Base de datos de usuarios: Actualización de datos de filiación de los usuarios. Propuestas de alta en las bases de datos (recién nacidos o usuarios no regularizados)

  • Asignación de médico: Adscripción inicial (alta) y temporal (desplazados) de medico de familia / pediatra.

  • Libre elección de médico. Cambio de médico de familia y pediatra.

  • Asignación de enfermera/libre elección de enfermería (que es posible en algunas Comunidades Autónomas).

  • Tramitación de tarjeta sanitaria individual. Solicitudes iniciales, pérdidas, altas. Gestión para inmigrantes e indocumentados.

  • Gestión del derecho de asistencia sanitaria. Captación de usuarios sin asistencia sanitaria y gestión del derecho a asistencia (inmigrantes, bajas en Seguridad Social, desamparo social).

  • Documentación clínica: documentos de derivación, visados, gestión de medicamentos, pruebas complementarias, partes de incapacidad temporal, informes, renovación de recetas, etc.

  • Documentos para el acceso a prestaciones (ortoprotésicas, bucodentales, dietoterápicas, nutricionales o transporte sanitario).

  • Documentos para la devolución económica de gastos por ortoprótesis, artículos y servicios parasanitarios.

  • Documentación para la gestión de facturación a terceros.


Servicio de admisión. El grueso de esta actividad lo proporciona la gestión de las citaciones.



a) Interna, para el equipo de atención primaria y dispositivos de apoyo, que se realiza por:

  • Profesionales: Médicos de familia, pediatría, enfermería y trabajadora social.

  • Pruebas diagnósticas funcionales (ECG y espirometría) y servicios comunes centralizados (extracciones y cuarto de curas).

  • Modalidad: Consulta, urgencia o domicilio.

  • Unidades de apoyo: fisioterapia, odontología, matronas, salud mental.



b) Externa, para el segundo nivel de atención:

  • Consultas nominales de especialistas (personalizadas por libre elección).

  • Consultas de especialidades (no reguladas con libre elección).

  • Pruebas complementarias (mamografías, endoscopias, radiología, etc.).



Servicio de opinión y reclamaciones: Tiene encomendada la misión de recoger, registrar y tramitar las sugerencias verbales o escritas de los usuarios, así como las reclamaciones a través del registro específico para las mismas. Este servicio se complementa con el de información al que está indisolublemente unido.



1.2. Oficina de centro de salud

Sus funciones pueden subdividirse en diferentes servicios:



Gestión: Planificación, organización y normalización (sistemas de información, gestión del personal, etc.) con el resto de la comisión directiva o dirección del centro.



Registro y archivo: Recepción, envío, organización y clasificación de documentos: Gestión del archivo normativo-administrativo (informes de lesiones al juzgado, informes de violencia de género, voluntades vitales anticipadas, segunda opinión médica, sugerencias y reclamaciones, consentimiento informado y solicitudes de historia clínica), gestión del archivo sanitario, gestión del archivo documental.



Gestión de la documentación interna y externa: Tratamiento, proceso, transmisión de la información oral/escrita. Incluye: manual de mantenimiento, manual de catástrofes, emergencias e incidencias urgentes, manual de gestión de residuos sanitarios, manual de procedimiento de medicamentos y vacunas en centros de salud y otros.



Logística: mantenimiento del centro y procesos de formalización documental (gestión de averías y partes de incidencias, gestión de almacén y distribución de material).



Otros servicios: aquellos prestados por los trabajadores sociales que se canalizan en gran medida desde las unidades de atención al usuario a través de información y asesoramiento, la mayoría de los cuales podemos englobarlos en el servicio de gestoría y de información del área funcional, oficina de usuarios.

  • Gestión de los reintegros de gastos por asistencia, desplazamientos o transporte.

  • Tramitación de las solicitudes de asistencia en centros sanitarios externos al ámbito provincial o al servicio de salud.

  • Tramitación de solicitudes de ayudas económicas para prótesis auditivas, lentes, o ayudas para la eliminación de barreras arquitectónicas, etc.

  • Información sobre prestaciones, acceso y utilización de los recursos sanitarios y sociales existentes.

  • Información y asesoramiento sobre recursos prestados por las administraciones públicas, grupos de autoayuda y entidades que prestan servicios de carácter social a los ciudadanos.


2. ORGANIZACIÓN DE LAS UNIDADES ADMINISTRATIVAS DE ATENCIÓN AL USUARIO



Como principio general las unidades administrativas deben estar vinculadas y funcionar en estrecha relación con la parte asistencial, la labor conjunta redundará tanto en beneficio del usuario como de los propios profesionales sanitarios.

Los procesos que se desarrollan en las unidades administrativas son por iniciativa de los usuarios (internos o externos) y pueden protocolizarse como procedimientos operativos. La experiencia demuestra que todos los procedimientos pueden desglosarse en tareas definidas con responsables concretos.



Tipo de actividad: Los servicios de oficina de usuarios son los que requieren mayor dedicación y por tanto, mayor número de profesionales. La atención al usuario se desarrolla en dos etapas, alternativas o simultáneas, dependiendo de la prestación solicitada:

  • Directa (atención personalizada que requiere la presencia obligada del usuario).

  • Diferida (gestión administrativa que se deriva de la anterior, donde no se requiere la presencia del usuario).



Priorización: La actividad de atención al usuario se prioriza siempre sobre la actividad de secretaría del equipo. En la actividad de atención, la forma directa se prioriza sobre la diferida. Los procedimientos operativos prioritarios prevalecen sobre el resto. En el caso improbable de que se requieran dos simultáneamente prevalecerán los criterios de urgencia y gravedad.



Responsable de la unidad administrativa: El jefe o responsable de la unidad administrativa es una figura imprescindible y debe disponer de autoridad delegada del director o coordinador del equipo de atención primaria. Tiene como principal responsabilidad establecer una organización que asegure que los servicios se prestan en su totalidad y de forma adecuada. De esta figura dependerán jerárquicamente los auxiliar/es administrativo/s y celador/es.



La ordenación de los espacios: La Unidad administrativa debe diferenciar al menos dos espacios:

a) Puesto de atención directa: Espacio destinado para la realización de las actividades de atención directa (oficina de usuarios). Se garantiza la doble modalidad de atención presencial o telefónica.

En función de la disponibilidad de espacio pueden crearse módulos de atención:

  • Específicos: cuando el puesto tiene asignada una tarea concreta, por decisión interna o por limitaciones materiales.

  • Polivalentes: cuando es posible realizar más de una tarea desde el mismo puesto.

b) Puesto de interior: Espacio destinado para la realización de las actividades de interior.

ANEXO IV

ACTUACIONES DE SALUD PÚBLICA EN LOS EQUIPOS DE ATENCION PRIMARIA


Se presentan las actuaciones de los equipos de atención primaria en el ámbito de la salud pública.


1. ACTUACIONES DE PROMOCIÓN DE SALUD


Básicamente orientadas a promoción de hábitos de vida saludables. Según a quién vayan dirigidas pueden ser:


1.1. Actividades dirigidas a población general


En este caso, la promoción de la salud generalmente se realiza mediante técnicas de marketing a través de los medios de comunicación general.


El papel de la atención primaria en estas actividades se concreta en:

  • Su participación a requerimiento de la autoridad de salud pública (grupos de trabajo, intervención en medios, etc.).

  • Debe haber formación e información previa en los aspectos que se van a tratar, puesto que es inevitable la “traslación” a la consulta de atención primaria de los aspectos tratados, ya que el mensaje del sistema sanitario debe ser coherente.

  • Desde atención primaria se participa en la difusión de materiales (carteles, folletos, etc.) y en el refuerzo de los mensajes a nivel individual y, si procede, grupal.

  • Debe preverse la posible respuesta de la población a este tipo de mensajes en demanda de más información, de servicios aconsejados de forma directa o subliminal.

  • Cabe encuadrar en este tipo de servicios, especialmente, los programas formativos orientados a la promoción (educación para la salud) sobre hábitos de vida saludables. Este tipo de programas suelen ir acompañados de: actuaciones educativas sobre grupos de riesgo, sobre individuos y actividades de prevención primaria (protección y/o diagnóstico precoz).


1.2. Actividades orientadas a grupos de riesgo


En este caso, la promoción de la salud se realiza también a través de los medios de comunicación, o bien, a través de entornos específicos como lugares frecuentados, colegios, asociaciones, etc.


El papel de la atención primaria es similar a lo dicho en el apartado anterior, pero hay que valorar una participación mucho más activa dentro de la propia zona de salud, donde debe tener el liderazgo de este tipo de actividades.


1.3. Actividades individualizadas


Se realizan de forma protocolizada y programada sobre individuos que forman parte de grupos de riesgo o que, en razón de marcadores de riesgo, son susceptibles de enfermar.


El tipo de actuación más utilizada es la llamada “consulta oportunista”, aunque puede combinarse con difusión a través de los medios de comunicación u otras actuaciones.


Para conseguir alcanzar amplias coberturas, este tipo de actuaciones deberían “impregnar” la cartera de servicios de forma transversal (ej.: anamnesis y consejo antitabaco).


Deben incluir: anamnesis sobre factores de riesgo y consejo individualizado (educación para la salud).


2. ACTUACIONES DE PROTECCIÓN DE LA SALUD INDIVIDUAL Y COLECTIVA


Cabe integrar en atención primaria las siguientes líneas de trabajo:


2.1. Protección frente a enfermedades trasmisibles


  • Vacunaciones. Acordes con el calendario vacunal de cada Comunidad Autónoma.

  • Calendarios vacunales adaptados a inmigrantes: actuando tanto a su entrada al país, buscando la equiparación de su inmunización con el de la población autóctona, como a su vuelta al país de origen, buscando el mejor estado de inmunización frente a la situación de su país de origen.

  • Profilaxis o quimioprofilaxis cuando proceda, con las mismas salvedades que en el apartado anterior.


2.2. Participación en las diferentes actividades de vigilancia epidemiológica, según se requiera: Sistema de notificación de Enfermedades de Declaración Obligatoria, redes centinela, estudios de brotes epidémicos.


2.3. Participación, en función de la legislación, organización y requerimientos de cada Comunidad Autónoma en otros tipos de vigilancia y/o intervenciones colectivas: Vigilancia farmacológica o vigilancia medio-ambiental.


3. ACTUACIONES DE DIAGNÓSTICO PRECOZ


3.1. Con carácter universal

  • Salud bucodental, en especial tres grupos de actividades: higiene buco-dental (en realidad una actividad de promoción de salud), revisión periódica y/o sellado de fisuras y/o obturación de lesiones de caries en niños y/o adolescentes y consejo, revisión periódica y/o sellado de fisuras y/o obturación de caries en embarazadas.

  • Programa de revisiones periódicas del niño sano.

  • Programas de revisiones periódicas en adultos. Particularizando el caso de la población inmigrante.

  • Valoración periódica de riesgos en el anciano.


3.2. Dirigidos a grandes grupos de población

  • Actividades de diagnóstico precoz dentro del programa de atención a la mujer.

  • Actividades de diagnóstico precoz dentro del programa de atención al adulto.

  • Actividades de diagnóstico precoz dentro del programa de atención al anciano.

  • Actividades de diagnóstico precoz sobre grupos de riesgo.

ANEXO V

TIPOLOGÍA DE INTERVENCIONES Y ACTIVIDADES COMUNITARIAS


1. ÓRGANOS DE PARTICIPACIÓN COMUNITARIA


Incluye todas las interacciones que tienen lugar en los mecanismos formalizados del sistema sanitario para su gestión como los consejos de salud, comisiones de participación, comités de dirección, comisiones de coordinación intersectorial, comisiones de reclamaciones, etc. Aquí se incluyen una trama de instrumentos muy diversos en los que se deben contemplar la capacidad de control y la toma de decisiones que tienen y mejorar su identificación y valoración.


1.1. Consejos de Salud


La Ley General de Sanidad estableció que las Áreas de Salud deberían tener un órgano de dirección (consejo de dirección del Área), en el que estarían las Corporaciones Locales con una representación del 40% como mínimo, y otro de participación, (consejos de salud de Área) constituidos por representantes de los ciudadanos a través de las Corporaciones Locales con el 50% de sus miembros y de las organizaciones sindicales más representativas en una proporción no inferior al 25%. Sus principales funciones incluirían el verificar la adecuación de las actuaciones del área a las normas y directrices de la política sanitaria, analizar los problemas de salud, establecer prioridades de actuación e informar el Plan de Salud proponiendo medidas.


En general la legislación autonómica otorga la posibilidad de participación en la política sanitaria (con nivel decisorio) a los representantes de las corporaciones locales en los dos niveles superiores de gestión (Comunidad Autónoma y Área Sanitaria), mientras que los agentes sociales (sindicatos, asociaciones vecinales, asociaciones de consumidores y otros agentes sociales y profesionales como corporaciones profesionales, entidades científicas, universidades, y organizaciones sectoriales de ciudadanos) ven su papel reducido a participar en los órganos de seguimiento (no decisorio). El mayor desarrollo al respecto está en la Ley de Ordenación Sanitaria de Castilla-La Mancha que establece el consejo de salud con funciones consultivas y el Consejo de Administración del Servicio de Salud que tiene funciones de dirección y control de la gestión y en el que participan representantes de asociaciones de vecinos y consumidores y usuarios, corporaciones locales y sindicatos.

Podemos señalar dos ámbitos diferenciados para su puesta en práctica:


a) En la gestión estratégica del Sistema Nacional de Salud, de los servicios autonómicos de salud y de las áreas sanitarias (macrogestión / macroparticipación):

La participación se desarrollará en la formulación de la política sanitaria y el control de su ejecución.

La Ley de cohesión y calidad del Sistema Nacional de Salud, estableció la composición del Comité Consultivo del Consejo de Participación Social del Sistema Nacional de Salud, órgano dependiente del Ministerio de Sanidad y Consumo destinado a hacer “efectiva, de manera permanente, la participación social en el Sistema Nacional de Salud”. Entre sus funciones principales están:

  • Informar sobre las materias que resulten de especial interés en el funcionamiento del SNS y que respondan a las necesidades sociales de la población.

  • Preparar informes para el proceso de toma de decisiones.

  • Estructurar el diálogo entre el Ministerio de Sanidad y Consumo y los agentes sociales.

Sin embargo, hay que señalar que en su composición se excluyó a los representantes de los consumidores y usuarios, quedando únicamente representados en dicho órgano las Administraciones, Estatal y Autonómica, y las organizaciones empresariales y sindicales.

La Ley General de Sanidad estableció: que las Comunidades Autónomas ajustarían sus competencias a criterios de participación democrática de todos los interesados; que formarían parte de los órganos de la misma, como mínimo, los representantes municipales, los sindicatos y las organizaciones patronales; y que los municipios deberían estar presentes en los órganos de dirección de los servicios con un mínimo del 40% de los miembros de los mismos.



Esta Ley estableció una estructura del sistema sanitario público descentralizada en Servicios de Salud autonómicos que deberían articular la participación ciudadana través del consejo de salud de la Comunidad Autónoma y en todos sus servicios sanitarios.



Todas las Comunidades Autónomas tienen elaboradas sus Leyes específicas de constitución de los Servicios Regionales en donde especifican la creación de los órganos de participación a nivel de la Comunidad Autónoma y de las Áreas de Salud.



En todo caso, la existencia de una normativa específica no supone necesariamente su cumplimiento. Creemos que su desarrollo e implantación es heterogéneo y muy deficitario, por lo que puede decirse que existe un déficit generalizado de participación en el conjunto del Sistema Nacional de Salud. Los ejemplos sobre el funcionamiento de los órganos de participación constituidos en los Servicios de Salud de las Comunidades Autónomas, muestran que no se respetan los criterios sobre la periodicidad de las reuniones y en sus contenidos, lo que dificulta o impide a la larga que puedan controlar la ejecución de la política sanitaria: La documentación presupuestaria es proporcionada con poco margen de tiempo para poder ser analizada y enmendada por los representes de la comunidad; hay una gran dificultad para acceder a los datos de gestión (las administraciones alegan necesidad de respetar la confidencialidad de los datos) y los plazos temporales entre reuniones de estos órganos son excesivos lo que desincentiva a participar a los representantes comunitarios.

Estas trabas a la participación se dan en un contexto de desinterés general de las organizaciones sociales (sindicales, sociales o profesionales) por la participación y de desconfianza de las administraciones hacia las mismas. Tampoco los representantes municipales parecen tener conciencia de la necesidad y ventajas de su presencia en los organismos de gestión sanitaria.



b) En la gestión operativa de los centros mediante los consejos de salud de zona básica (microgestión/microparticipación).


Estos son los más relevantes en el nivel de atención primaria y se consideran como el prototipo de la participación comunitaria.


Un Consejo de Salud es un órgano donde se reúnen un grupo de personas que suelen representar a diferentes colectivos sociales y a varios sectores con repercusiones sobre la salud y también a los profesionales que trabajan en los servicios sanitarios” (Revilla, 1987).


1   ...   10   11   12   13   14   15   16   17   18

Similar:

Periodo de mas de 20 años desde el inicio de la reforma de Atención Primaria iconFormulario de solicitud de materiales al sares desde atención primaria
Cartel Consejos para la protección solar de niños y adolescentes Gobierno de Aragón
Periodo de mas de 20 años desde el inicio de la reforma de Atención Primaria iconProyectos formativos
I, fue diseñada por el Proyecto Atención a Escuelas Multigrado en el marco de la Reforma Integral de la Educación Básica, Dirección...
Periodo de mas de 20 años desde el inicio de la reforma de Atención Primaria iconRed de atencion primaria treinta y tres
En la hoja : tenemos que cambiar “centro departamental treinta y tres ue. 032” por “red de atencion primaria treinta y tres” ue nª061....
Periodo de mas de 20 años desde el inicio de la reforma de Atención Primaria iconCertificado de escolaridad
D. N. I nº fecha de Nacimiento de años de edad, es alumno regular de este establecimiento, concurriendo a nivel Inicial – Primaria...
Periodo de mas de 20 años desde el inicio de la reforma de Atención Primaria iconÉpoca: Postmodernidad Inicio: Año 1973 Fin
Puede añadirse, incluso, que después de la caída del Muro, la atención pública en Europa Occidental se ha centrado en los países...
Periodo de mas de 20 años desde el inicio de la reforma de Atención Primaria iconFormulario para la solicitud de acreditacion de actividades de formacion continuada
Dirigido a: Enfermeras/os tanto de Atención Primaria como de Atención Especializada
Periodo de mas de 20 años desde el inicio de la reforma de Atención Primaria iconEn el año 2006, el ipap inició un proceso de capacitación en el ámbito de la Dirección Provincial de Atención Primaria de la Salud (aps)
Reunión de la Organización Mundial de la Salud (oms) desarrollada en la ciudad de Alma Ata, Kazajstán, Unión Soviética; cien países...
Periodo de mas de 20 años desde el inicio de la reforma de Atención Primaria icon¿Cómo inicio el divorcio por causal o sin acuerdo?
...
Periodo de mas de 20 años desde el inicio de la reforma de Atención Primaria icon01 VI seminario abs urbani Argentina [Modo de Compatibilidade]
Vi seminario Internacional de Atención Básica “Universalidad con calidad” Rio de Janeiro – rj, 29 de julio a 01 de agosto de 2012...
Periodo de mas de 20 años desde el inicio de la reforma de Atención Primaria iconProtocolo de atención kinesiologo
Atención Primaria, entregando orientaciones que permitan mejorar la calidad del registro dada a las necesidades de información que...


Descargar 1.75 Mb.