Página principal



Se diferencian cuatro funciones básicas de la atención primaria

Descargar 1.75 Mb.

Se diferencian cuatro funciones básicas de la atención primaria





Descargar 1.75 Mb.
Página4/18
Fecha de conversión08.10.2018
Tamaño1.75 Mb.
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   18

Se diferencian cuatro funciones básicas de la atención primaria:


  1. Atención directa.

  2. Relación con la comunidad.

  3. Docencia e investigación.

  4. Organización y gestión.

a) Por atención directa se entiende la atención a personas con problemas de salud con independencia de su edad, sexo, patología o modalidad de atención. Pueden diferenciarse servicios asistenciales y no asistenciales. Los primeros los desarrollan profesionales sanitarios (médicos de familia, pediatras, enfermeros y auxiliares de enfermería), con la intervención de otros profesionales de apoyo según los modelos organizativos (matronas, trabajadores sociales, odontólogos, fisioterapeutas, psicólogos, etc.). Los servicios no asistenciales son responsabilidad de los profesionales de las unidades de atención al usuario, apoyados en ocasiones por trabajadores sociales y comprenderían actividades de información al usuario, gestión de citas, prestaciones no asistenciales o accesibilidad a las distintas unidades de los Servicios de Salud.


b) La función de relación con la comunidad engloba las actividades de intervención comunitaria y el conjunto de actuaciones de educación para la salud que se realizan en el ámbito comunitario.


c) La función de docencia incluye responsabilidades en la formación de profesionales de la salud en el periodo de pregrado (medicina, pediatría, enfermería, trabajo social), en el postgrado (MIR de medicina de familia y comunitaria, MIR de pediatría, especialidad de enfermería de familia y comunitaria) y en la formación continuada interna y externa al equipo de atención primaria. La investigación debe ser una función especialmente incentivada por su escaso desarrollo actual, incluye a todos los miembros del equipo y pretende profundizar en el conocimiento clínico, epidemiológico y organizativo.


d) La función de organización y gestión incluye el conjunto de actuaciones dirigidas a orientar la atención y los servicios al ciudadano, así como las correspondientes a organización interna y coordinación con las estructuras de gestión del sistema de salud.


El Equipo de atención primaria es multidisciplinar. Por eso, sus funciones y responsabilidades son compartidas entre los distintos profesionales en muchas situaciones, por lo que resulta muy complejo compartimentar las mismas por estamento profesional. Partiendo de que el nivel de atención primaria debe ser la puerta de entrada al sistema sanitario (agencia de salud de los ciudadanos) y que los profesionales deben actuar como gestores de casos y coordinadores del caminar del paciente dentro del sistema (agentes de salud), las funciones y actividades deben ser asumidas de forma compartida y con criterios de eficacia y eficiencia por el conjunto de miembros del equipo.


Las funciones detalladas de los Equipos de atención primaria son:


  • Gestión de la atención: organización de la actividad y de gestión básica del equipo.

  • Atención clínica directa:

    • Atención en el centro.

    • Atención domiciliaria.

    • Atención continuada y urgencias.

(se incluye la atención que se pueda proporcionar telefónicamente o a través de la utilización de las nuevas tecnologías)

  • Coordinación con el segundo nivel asistencial (atención especializada, hospitalaria).

  • Coordinación con los servicios de salud pública (municipal, de la Comunidad Autónoma).

  • Atención y participación comunitaria:

    • Realizar intervenciones de educación para la salud en: Centros educativos, centros de mayores, universidades, asociaciones, centros sanitarios, etc.

    • Colaborar con las organizaciones comunitarias: Consejos de zona, ONG, asociaciones de ayuda mutua, etc.

    • Identificar y priorizar las necesidades y problemas de salud de la comunidad con participación de ésta.

    • Identificar los recursos comunitarios disponibles.

    • Priorizar intervenciones y elaborar programas comunitarios con participación de la comunidad. Desarrollar e implementar programas comunitarios y evaluarlos con participación de la comunidad.

    • Participar en una adecuada coordinación intersectorial, especialmente con los servicios sociales.

    • Favorecer y colaborar en actividades de participación real de la comunidad en el cuidado y promoción de la salud.

  • Gestión de los recursos sanitarios de manera eficiente.

  • Gestión de documentación administrativa (certificados médicos, visado de recetas, partes judiciales y otros.)

  • Gestión de la incapacidad laboral.

  • Registro de la actividad. Creación, mantenimiento y explotación de los servicios de información.

  • Vigilancia epidemiológica.

  • Investigación, formación y docencia para mantener la competencia profesional. Participación en la formación pregrado, postgrado y continuada.

  • Información de la organización de los servicios sociales y sanitarios.

  • Gestión de la calidad.


Se consideran la equidad, la efectividad, la eficiencia y la orientación a la calidad de los servicios que se dan a los ciudadanos como los valores y principios del sistema sanitario español. Además de estos valores, para que las funciones básicas de atención primaria se lleven adelante, es preciso definir los servicios de tipo asistencial, de salud pública, de apoyo y de atención a la comunidad que ha de ofrecer atención primaria, así como la organización más adecuada dentro del sistema de salud para ofrecer, con la mayor calidad, esos servicios.


I.5. ANÁLISIS DE LA SITUACIÓN


I.5.1. La oferta de servicios

La descripción de la oferta de servicios asistenciales a través de una cartera de servicios se inició a comienzos de la década de los 90 en los servicios de salud gestionados por el INSALUD, generalizándose posteriormente al resto de servicios de salud. Excepcionalmente, Cataluña no elaboró una cartera de servicios normalizada aunque siempre trabajó con un catálogo de prestaciones básicas en atención primaria.


La cartera de servicios supone el compromiso del servicio sanitario con el ciudadano en relación a las prestaciones que se le ofrecen. Para los profesionales, es además, un instrumento de evaluación y de delimitación de competencias. Y por último, para los gestores supone una herramienta de planificación y elección de prioridades.


Este intento de armonización de la oferta en atención primaria, ha dado buenos resultados, al menos para garantizar la equidad de acceso y la calidad del servicio. A ello ha contribuido la inclusión en la oferta de servicios de los criterios de población diana, normas técnicas de calidad e indicadores de cobertura y resultados.


No obstante, todavía es considerable el desconocimiento de los usuarios de los servicios reales a los que tienen derecho, ente otras cosas por su escasa participación en el diseño de la oferta de servicios. En cuanto a los profesionales, hay cierto cuestionamiento al entender que, en pocos casos, la cartera ha recogido el conjunto de la actividad profesional, no siendo, además, proporcional la asignación de recursos a la carga de trabajo. Finalmente, la evaluación de la cartera de servicios ha presentado problemas no desdeñables. Así, no ha conseguido establecer correcciones que permitieran tener en cuenta las especificidades socioeconómicas y demográficas de cada zona básica de salud, no ha conseguido una coordinación efectiva en los servicios necesariamente compartidos con el segundo nivel y, en su concepción, ha adolecido de un diseño piramidal con poca implicación de los profesionales asistenciales en su elaboración y modificaciones.


En la actualidad se plantean buenas oportunidades para corregir estos problemas:


  • El desarrollo de la Ley de cohesión y calidad del Sistema Nacional de Salud en materia de cartera de servicios, que al definir los servicios básicos y comunes de atención primaria, va a favorecer un mayor conocimiento de los servicios a los que tienen derecho los usuarios (Anexo I).


  • El desarrollo, ya presente en algunas Comunidades Autónomas, de la carrera profesional que incentivará el ajuste entre competencias y oferta de servicios.


  • La generalización de los programas informáticos de historia clínica y gestión del centro de salud está permitiendo mejorar los sistemas de información y evaluación, incorporando, además, herramientas informáticas de ayuda en la historia para el trabajo asistencial.


  • De forma más puntual, se están implantando modelos de gestión por procesos entre atención primaria y el hospital. Se trata de experiencias de atención compartida real que parece que están produciendo resultados más efectivos y eficientes de los hasta ahora alcanzados.


  • La mejora en la información y la descentralización de la gestión sin duda permitirán que la evaluación de la oferta de servicios pueda servir para adecuar la ubicación de los recursos, junto a una vinculación estrecha con el sistema de incentivos.


I.5.1.1. Servicios básicos asistenciales


La atención primaria de salud como el nivel inicial, básico y central de la atención sanitaria en el Sistema Nacional de Salud, debe garantizar la globalidad, continuidad y accesibilidad de la atención a lo largo de toda la vida de las personas, actuando como gestor y coordinador de casos y regulador del caminar del paciente por una organización asistencial multiprofesional.


La reforma de la atención primaria, iniciada en 1984, ha supuesto un significativo incremento en las prestaciones y capacidad resolutiva de este nivel asistencial, con un desarrollo importante en los últimos 15 años, tanto cualitativo como cuantitativo, de su oferta o cartera de servicios. Una cartera comprendida por un conjunto de servicios dirigidos hacia las personas, familias y grupos sociales, de promoción de la salud, prevención de la enfermedad, asistencia sanitaria, mantenimiento y recuperación de la salud y rehabilitación. Además, la cartera de servicios ha favorecido el desarrollo de las funciones de docencia, formación e investigación, así como la gestión de la atención y la cooperación entre niveles asistenciales. Todo ello ha pretendido garantizar la consecución de los objetivos de equidad, efectividad, eficiencia y viabilidad del sistema en un marco de calidad.


A pesar del gran avance conseguido hasta ahora por la atención primaria y la ampliación de la cartera de servicios, es necesario seguir avanzando y si es posible con una perspectiva premonitoria. Ya en los últimos años se han producido en nuestro entorno una serie de cambios sociodemográficos importantes que han supuesto modificaciones del entorno de los servicios de atención primaria y que nos alertan sobre donde debemos dirigir nuestros esfuerzos. Algunos de estos cambios son:


  • Envejecimiento poblacional.

  • Aumento de la prevalencia de patologías crónicas y/o degenerativas, diagnosticadas además en una fase más precoz de la enfermedad.

  • Aumento de las situaciones de dependencia.

  • Aumento y variedad de los problemas psico-sociales y de las demandas relacionadas con la salud mental.

  • Incremento de la población inmigrante.

  • Cambios en la estructura familiar.

  • Incremento de la morbi-mortalidad asociada a los estilos de vida no saludables.

  • Mayor información por parte de los usuarios y cambios en el concepto de salud, generándose nuevas necesidades y expectativas en salud.

  • Mayor exigencia por parte de los usuarios en la calidad de los servicios prestados.

  • Importante desarrollo científico y tecnológico.


Por ello, la atención primaria debe presentar una oferta de servicios asistenciales para el siglo XXI, innovadora, basada fundamentalmente en el ciudadano y su entorno; es decir, en sus necesidades básicas y principales de salud, siendo además necesario que sea comprendida, aceptada y sentida por él. La meta final irrenunciable no es otra que la consideración del ciudadano como protagonista y centro de todas las actividades prestadas desde atención primaria.


Asimismo, la oferta de servicios ha de tener en cuenta las competencias específicas actuales y futuras de los profesionales que integran los equipos y los avances científicos y tecnológicos en el campo sanitario. Esta oferta general del Sistema Nacional de Salud deberá siempre quedar abierta a las circunstancias específicas y propias de cada Comunidad Autónoma y a los posibles cambios organizativos y estructurales dentro del propio sistema.


La definición de la oferta de servicios asistenciales y las funciones del equipo de atención primaria, permite clasificar de forma más exhaustiva los servicios ofertados a la población desde los equipos y las actividades que se realizan por los profesionales de los centros para la correcta prestación de los mismos.


La atención primaria de salud se fundamenta en el trabajo en equipo. Las diferentes disciplinas que lo integran proporcionan una visión multidisciplinar y biopsicosocial de la atención al ciudadano. Por eso, en muchos de los servicios prestados desde el equipo de atención primaria, es necesaria la participación conjunta y complementaria de varios profesionales para proporcionar una atención más efectiva y de mayor calidad.


Las funciones y responsabilidades asistenciales más clínicas recaen sobre el profesional médico. Enfermería ha asumido un papel más importante en el seguimiento de los pacientes con enfermedades crónicas, la visita domiciliaria y las actividades de promoción y prevención, así como la realización de técnicas. No obstante, existen propuestas que promueven una mayor implicación de la enfermería en la actividad asistencial (primeras consultas, prescripción de determinados medicamentos) y en la coordinación de los recursos asistenciales (gestión de casos) sobre todo en atención domiciliaria. Los trabajadores sociales de atención primaria asumen un papel relevante en el ámbito de la coordinación socio-sanitaria.


Finalmente, hay que señalar que la evolución de las necesidades de salud de la población, de los avances científico-técnicos y los cambios en los sistemas formativos y del nivel competencial de los profesionales, hace que la distribución de responsabilidades y funciones asistenciales sea necesariamente flexible y adaptable a estas circunstancias.


En el anexo I se recoge la Cartera de Servicios de atención primaria contemplada en el Real Decreto 1030/2006 de Cartera de servicios comunes del Sistema Nacional de Salud.


En el anexo II se detalla una propuesta de desarrollo futuro de la oferta de servicios asistenciales de atención primaria elaborada por el grupo de trabajo de este Proyecto AP21, que realiza una descripción más pormenorizada de algunos servicios e incluye otros nuevos, que se proponen como un desarrollo más amplio que el recogido en el Real Decreto mencionado anteriormente para que se valore su incorporación futura en la cartera de servicios de atención primaria.



1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   18

Similar:

Periodo de mas de 20 años desde el inicio de la reforma de Atención Primaria iconFormulario de solicitud de materiales al sares desde atención primaria
Cartel Consejos para la protección solar de niños y adolescentes Gobierno de Aragón
Periodo de mas de 20 años desde el inicio de la reforma de Atención Primaria iconProyectos formativos
I, fue diseñada por el Proyecto Atención a Escuelas Multigrado en el marco de la Reforma Integral de la Educación Básica, Dirección...
Periodo de mas de 20 años desde el inicio de la reforma de Atención Primaria iconRed de atencion primaria treinta y tres
En la hoja : tenemos que cambiar “centro departamental treinta y tres ue. 032” por “red de atencion primaria treinta y tres” ue nª061....
Periodo de mas de 20 años desde el inicio de la reforma de Atención Primaria iconCertificado de escolaridad
D. N. I nº fecha de Nacimiento de años de edad, es alumno regular de este establecimiento, concurriendo a nivel Inicial – Primaria...
Periodo de mas de 20 años desde el inicio de la reforma de Atención Primaria iconÉpoca: Postmodernidad Inicio: Año 1973 Fin
Puede añadirse, incluso, que después de la caída del Muro, la atención pública en Europa Occidental se ha centrado en los países...
Periodo de mas de 20 años desde el inicio de la reforma de Atención Primaria iconFormulario para la solicitud de acreditacion de actividades de formacion continuada
Dirigido a: Enfermeras/os tanto de Atención Primaria como de Atención Especializada
Periodo de mas de 20 años desde el inicio de la reforma de Atención Primaria iconEn el año 2006, el ipap inició un proceso de capacitación en el ámbito de la Dirección Provincial de Atención Primaria de la Salud (aps)
Reunión de la Organización Mundial de la Salud (oms) desarrollada en la ciudad de Alma Ata, Kazajstán, Unión Soviética; cien países...
Periodo de mas de 20 años desde el inicio de la reforma de Atención Primaria icon¿Cómo inicio el divorcio por causal o sin acuerdo?
...
Periodo de mas de 20 años desde el inicio de la reforma de Atención Primaria icon01 VI seminario abs urbani Argentina [Modo de Compatibilidade]
Vi seminario Internacional de Atención Básica “Universalidad con calidad” Rio de Janeiro – rj, 29 de julio a 01 de agosto de 2012...
Periodo de mas de 20 años desde el inicio de la reforma de Atención Primaria iconProtocolo de atención kinesiologo
Atención Primaria, entregando orientaciones que permitan mejorar la calidad del registro dada a las necesidades de información que...


Descargar 1.75 Mb.