Página principal



Sentencia n° 075-2002

Descargar 67.54 Kb.

Sentencia n° 075-2002





Descargar 67.54 Kb.
Fecha de conversión03.03.2019
Tamaño67.54 Kb.

TRIBUNAL ADUANERO NACIONAL

Expediente N° 016-2008

Sentencia N° 074-2008

Voto N° 085-2008



SENTENCIA N° 074-2008. Tribunal Aduanero Nacional. San José a las catorce horas con treinta y cinco minutos del día veinticinco de abril del dos mil ocho.


Conoce este Tribunal sobre el recurso de apelación presentado por el señor xxx, en su condición de agente aduanero xxx S.A., contra la resolución ANEX-0061-2007 del 20 de noviembre del 2006 emitida por la Aduana La Anexión.


RESULTANDO

I.- Que mediante declaración aduanera de Zona Franca con número de aceptación xxx del 3 de setiembre del 2004, ingresó a nombre del importador xxxx S.A. un vehículo Pick Up, marca Nissan, Modelo D22 Frontier, año 2004, indicando entre otros datos la solicitud de exoneración 15721 del 5-8-2004 de la cual se adjunta copia con dicha declaración. (Ver declaración de zona franca y demás documentos adjuntos al expediente)


II.- Que a través de declaración aduanera de importación definitiva 047 del 10 de abril del 2007 la agencia de aduanas xxxx S.A. nacionalizó por la Aduana La Anexión el vehículo cuyas características se indicaron en el resultando anterior, para lo cual se canceló la suma de ¢ 2.136.833.68 según entero de gobierno 269669. (Ver declaración aduanera y demás documentos adjuntos al expediente)


III.- Con escrito ANEX-0163-2007 del 17 de mayo de 2007 el Gerente de la Aduana La Anexión solicita al Departamento de Exenciones del Ministerio de Hacienda colaboración a efectos de liquidar nota de exoneración N° 15721 del 5-8-04 que ampara la importación del vehículo Nissan tipo pick up de la empresa de zona franca xxxx S.A. (Ver folio 1)


IV.- A través de oficio DGH-DE-499-07 del 18 de julio de 2007 la Licda. Irene Mora Solano, p/Coordinador General de Exenciones atiende la consulta de la Aduana La Anexión referente a la liquidación de la nota N° 15721 y para lo de interés señala que “…revisado nuestro archivo y el sistema computarizado, se constató que la autorización de exención original se encuentra en nuestro poder, lo que para nuestros efectos significa que la misma no fue utilizada en la aduana respectiva y por ende no es necesario efectuar la liquidación de los impuestos…” (Ver folio 5)


V.- Con resolución ANEX-042-2007 del 23 de agosto del 2007 la Aduana La Anexión inicia procedimiento ordinario contra el importador xxxx S.A. empresa de Zona Franca y contra la Agencia de Aduanas xxxx en su carácter solidario y como representante del importador, tendiente a determinar la procedencia del cobro de la suma de ¢ 754.833.04, producto del no pago de la obligación tributaria aduanera, al presumirse haber introducido al país con indebida suspensión de impuestos, por no haberse aplicado la nota de exoneración N° 15721 el vehículo Nissan tipo Pick Up. Dicha suma incluye el rebajo de lo ya cancelado según declaración aduanera 047 del 10-4-07. (Ver folios 12 a 21)


VI.- Con oficio R-7276-07 de fecha de recibido 29-10-2007 la Agencia de Aduanas xxx S.A. presenta alegatos contra el acto de apertura dictado por la Aduana y en esencia solicita se declare la nulidad del procedimiento y se archive el expediente, en caso contrario, se dicte acto final y se les emplace a la interposición de los recursos ordinarios. (Ver folios 22 a 28)


VII.- Mediante resolución ANEX-0061-2007 del 20 de noviembre de 2007 la Aduana La Anexión dicta acto final del procedimiento y resuelve rechazar el incidente de nulidad presentado y determina procedente el cobro por la suma de ¢ 754.833.04 que es un faltante de los impuestos inicialmente dispensados por concepto de la obligación tributaria aduanera correspondiente al vehículo Nissan tipo pick up que ingresó al régimen de zona franca según declaración 0131 del 3-9-2004, al no haber presentado para su aplicación la nota de exoneración 15721. (Ver folios 29 a 37)


VIII.- Dentro del plazo conferido la agencia recurrente presenta el día 11 de diciembre del 2007 los recursos de reconsideración y apelación contra el acto final dictado por la Aduana solicitando se declare la nulidad del presente proceso y se declare con lugar los recursos ordinarios. (Ver folios 38 a 45)


IX.- Que a través de resolución ANEX-003-2008 del 08 de enero del 2008 la Aduana La Anexión rechaza el incidente de nulidad y declara sin lugar el recurso de reconsideración al considerar básicamente que cuando la Administración hace referencia a la debida aplicación de la nota de exoneración, se refiere a que se haya presentado la original (que nunca salió de los archivos de Exenciones, oficio DGH-DE-499-07) para ser presentada y aplicada ante la Aduana, no llevando razón el recurrente, ya que no es obligación de dicho Departamento el envío a la Aduana del Original de la nota, sino que es obligación del gestionante de dicha nota el utilizar ante la Aduana para la cual la solicitó. Asimismo, emplaza al interesado para que en el plazo de diez días hábiles reitere o amplíe los argumentos de su pretensión ante el Tribunal Aduanero Nacional. (Ver folios 46 a 52)


X.- Que mediante escrito de fecha de recibido 25 de enero del 2008 los interesados se apersonan ante esta Sede manifestando en esencia lo siguiente: (Ver folios 55 a 70)


  • Nulidad por falta de contenido: Alega el recurrente que la resolución dictada por la administración busca determinar si el ingreso del vehículo al régimen de zona franca según la declaración xxx, no estuvo amparada a la aplicación de la nota de exoneración números 15721, siendo que en el año 2004 el día 3-9-2007 fue aceptada por la autoridad, existe una nota mediante la cual se otorga al beneficiario dicha exoneración, siendo clara la existencia del beneficio a favor de su representada


  • Nulidad por falta de motivo: Manifiesta que la Aduana La Anexión no indica de manera clara el motivo o fundamento jurídico que sirve de base y sustento legal para respaldar el procedimiento que contra su representada se inicia, siendo que todo lo indicado por la Aduana como necesario a determinar con este procedimiento “si el ingreso del vehículo al régimen de zona franca, según la declaración xxx, no estuvo acaparado en la aplicación de la nota de exoneración 15721” y como se desprende del propio expediente en el que consta la declaración de zona franca debidamente aceptada y la nota de exoneración extendida por el departamento de exenciones, siendo claro que el vehículo ingresó debidamente al Régimen de Zona Franca y que se hizo beneficiario de la nota de exoneración 15721.


  • Nulidad por falta de motivación: Aduce el recurrente que en los “Considerandos” de los actos impugnados, no se les indica por qué procede el inicio de este procedimiento, tornándose más bien confuso debido a que existiendo la Declaración de Zona Franca aceptada y la nota de exoneración presentada de manera adjunta a la declaración de zona franca, se indica que se pretende determinar si el vehículo ingresó al Régimen de Zona Franca sin amparo de la nota de exoneración 15721, continua señalando el interesado en que no es suficiente hacer mención de una decisión propia, sino que es necesario exponer hechos, explicar las normas jurídicas involucradas y hacer la relación entre unas y otras para poder arribar a la conclusión en cuestión.



  • Sobre el fondo. Alega que no comparten el criterio de la Aduana siendo que la aplicación de la nota de exoneración 15721 se realizó conforme con todos los procedimientos necesarios, surgiendo a la vida jurídica un beneficio a favor de su representada, lo anterior puede observarse en la declaración aduanera de zona franca xxx del 3-9-2004, la cual fue aceptada por la autoridad y en las observaciones de la misma consta la mención de dicha nota de exoneración. Se debe tener presente que el Departamento de Exenciones es quién debió enviar el original de la Nota de Exoneración a la Aduana respectiva, ya que el original de esta nota no es entregado al beneficiario (únicamente la copia, es el Departamento de Exenciones quien se encarga de enviar dicho documento a la Aduana respectiva sin que sea posible al interesado retirar el original del mismo, por ello es a la Autoridad Aduanera a quién le correspondía confrontar la copia de dicha nota de exoneración con el original que debía constar en su poder. Finalmente indica que lo realizado por su representada en este caso fue únicamente la liquidación voluntaria del vehículo que se encontraba hasta ese momento bajo el régimen de zona franca y beneficiario de una nota de exoneración, procedimiento que se ha realizado conforme a la normativa vigente , según lo indicado en el artículo 45 de la ley 7293


PETITORIA:


  • Se declare la nulidad del presente proceso desde el acto de inicio de procedimiento ordinario y se archive el expediente.

  • Se acoja el presente recurso de apelación en todos sus extremos.


XI.- En las presentes diligencias se han observado las prescripciones legales en la tramitación del recurso de apelación.


Redacta la Licenciada Céspedes Zamora; y,


CONSIDERANDO


  1. OBJETO DE LA LITIS: La presente litis se refiere al procedimiento ordinario iniciado por la Aduana La Anexión contra el importador xxx S.A. empresa de Zona Franca y contra la Agencia de Aduanas xxxx S.A., tendiente a determinar la procedencia del cobro de la suma de ¢ 754.833.04, producto del no pago de la obligación tributaria aduanera, al presumirse haber introducido al país con indebida suspensión de impuestos el vehículo Nissan tipo Pick Up, por no haberse aplicado la nota de exoneración N° 15721 del 5 de agosto del 2004.


  1. Sobre la admisibilidad del recurso de apelación ante este Tribunal:

Que de previo a cualquier otra consideración, se avoca este Órgano al estudio de admisibilidad del presente recurso de apelación conforme con lo dispuesto en la Ley General de Aduanas. En tal sentido dispone la normativa que contra el acto dictado por la Aduana, cabe recurso de apelación ante este Tribunal, el cual debe interponerse dentro de tres días siguientes a la notificación, requisito cumplido en el presente asunto, toda vez que el acto recurrido fue notificado al recurrente el 06 de diciembre del 2007 (folio 37) y el recurso de apelación fue interpuesto el 11 de diciembre del 2007 (folio 38). En cuanto a la capacidad procesal del recurrente, se encuentra debidamente acreditado el señor xxxx, según constancia visible a folio 72, por lo cual se admite el recurso de apelación para su resolución.


III- Sobre la nulidad alegada: Por ser de previo y especial conocimiento se avoca este Tribunal al conocimiento de las nulidades alegadas, revisando la actuación administrativa con el objeto de determinar si los actos de la Autoridad Aduanera se han emitido en forma válida y eficaz. Recordemos que con respecto a los elementos del acto, estos pueden ser elementos formales: el sujeto y el procedimiento (forma) o elementos materiales: el motivo, el contenido y el fin, habrá nulidad cuando falten o se encuentren defectuosos algunos de esos elementos. Efectivamente el artículo 166 de la Ley General de la Administración Pública en adelante LGAP, establece la consecuencia en tales casos:

Habrá nulidad absoluta del acto cuando falten totalmente uno o varios de sus elementos constitutivos, real o jurídicamente.”


Partiendo de lo anterior, es que se avoca este Tribunal al análisis sobre los aspectos esenciales que la parte ha considerado como violatorios del ordenamiento jurídico, veamos:


  • Nulidad por falta de motivo: Manifiesta que la Aduana La Anexión no indica de manera clara el motivo o fundamento jurídico que sirve de base y sustento legal para respaldar el procedimiento que contra su representada se inicia, siendo que todo lo indicado por la Aduana como necesario a determinar con este procedimiento “si el ingreso del vehículo al régimen de zona franca, según la declaración xxx, no estuvo acaparado en la aplicación de la nota de exoneración 15721” y como se desprende del propio expediente en el que consta la declaración de zona franca debidamente aceptada y la nota de exoneración extendida por el departamento de exenciones, siendo claro que el vehículo ingresó debidamente al Régimen de Zona Franca y que se hizo beneficiario de la nota de exoneración 15721.


Con respecto a la falta de Motivo, entendido este como el antecedente normativo, fundamento jurídico o base legal que permite a la administración iniciar el procedimiento ordinario de cobro, estima este Tribunal que no le asiste la razón al recurrente, toda vez que la Aduana en el dictado de las presentes resoluciones invoca la facultad dada por ley según lo dispuesto en los artículos 23 y 24 de la Ley General de Aduanas (LGA) para ejercer el control a posteriori y exigir y comprobar el cumplimiento del pago de tributos de importación, específicamente sobre el procedimiento de ingreso y salida del régimen de zona franca del vehículo en cuestión, que incluye el tratamiento de la nota de exoneración 15721. Es así, que sobre este elemento material existe normativa que permite a la autoridad aduanera realizar el procedimiento de cobro como el que hoy se ventila, debiendo apuntar este Tribunal que al Servicio Aduanero Nacional se le han otorgado atribuciones muy específicas, concretamente las competenciales que informan los artículos 8, 9, 22, 23 y en especial el artículo 24 incisos a y b de la Ley General de Aduanas, que a la letra y en lo conducente señala:


Artículo 24.- Atribuciones aduaneras. La autoridad aduanera, sin perjuicio de las atribuciones que le corresponden como administración tributaria prevista en la legislación tributaria tendrá las siguientes atribuciones:


  1. Exigir y comprobar el cumplimiento de los elementos que determinan la obligación tributaria aduanera como naturaleza, características, clasificación arancelaria, origen y valor aduanero de las mercancías y los demás deberes, requisitos y obligaciones derivados de la entrada, permanencia y salida de las mercancías, vehículos y unidades de transporte del territorio aduanero nacional.


b) “Exigir y comprobar el pago de los tributos de importación y exportación.” (El resaltado no es del original)


En tal sentido, no observa este Tribunal vicio alguno sobre la falta de motivo aducida por la parte interesada a tenor de lo dispuesto en el artículo 133 de la LGAP, ya que las actuaciones de la administración tienen por finalidad garantizar una correcta percepción de los tributos de conformidad con el artículo 6 inciso a) de la LGA que es lo que se pretendía en caso de ser procedente el cobro de impuestos a través del ejercicio de la facultad que tiene la autoridad aduanera según se indicó supra.


  • Nulidad por falta de contenido: Alega el recurrente que la resolución dictada por la administración busca determinar si el ingreso del vehículo al régimen de zona franca según la declaración xxx, no estuvo amparada a la aplicación de la nota de exoneración números 15721, siendo que en el año 2004 el día 3-9-2007 fue aceptada por la autoridad, existe una nota mediante la cual se otorga al beneficiario dicha exoneración, siendo clara la existencia del beneficio a favor de su representada.


Por otra parte, tampoco vislumbra este Colegiado vicio por falta de contenido, toda vez que en la parte dispositiva de los actos emitidos por la Aduana La Anexión claramente se dispone sobre el objeto del proceso iniciado, señalándole a los afectados que la administración determina procedente el cobro por la suma de ¢754.833.04 al considerar que ese monto constituye un faltante de los impuestos inicialmente dispensados por concepto de la obligación tributaria aduanera correspondiente al vehículo Nissan tipo pick up que ingresó al régimen de zona franca según declaración xxx del 3-9-2004, al no haber presentado para su aplicación la nota de exoneración 15721. (Ver folios 12 a 21 y 29 a 37). Razón por la que en criterio de este órgano de alzada, no se viola este elemento, el cual según el numeral 132 de la Ley General de la Administración Pública (LGAP) debe ser lícito, posible, claro y preciso y abarcar todas las cuestiones de hecho y de derecho surgidas del motivo, asimismo, al considerar que el contenido es lo que el acto ordena o dispone y en palabras de don Eduardo Ortiz, es la definición del efecto del acto, considerado como un resultado jurídico inmediato del mismo; elemento sobre el cual se ha referido la Procuraduría General de la República en varias ocasiones, entre ellas, el Dictamen C-082-2003 de 24 de marzo de 2003, de la siguiente forma: El contenido es en lo que consiste el acto administrativo. En otros términos, es lo que el acto dispone, y se expresa en la parte dispositiva. Un concepto que se vincula o es conexo con este es el objeto, entendido como el efecto que se propone conseguir la administración al dictar el acto. Tanto el contenido como el objeto de los actos administrativos deben ser ciertos, lícitos y físicamente posibles.”


Es así, como la Administración cumple los requisitos establecidos en el numeral 522 del Reglamento a la Ley General de Aduanas que se exigen para el dictado del acto final1 al señalar todos los elementos con el desglose correspondiente de los montos y rubros necesarios para determinar el cobro de la suma de ¢ 754.833.04 (Ver parte dispositiva de la resolución ANEX-0061-2007 visible a folio 35). En consecuencia, estima este Tribunal que el acto resulta válido al estar conforme al ordenamiento jurídico, tal y como lo prescribe el artículo 128 en relación con el 158 ambos de la Ley General de la Administración Pública, por lo que también se rechaza en este extremo lo alegado por el recurrente.


  • Nulidad por falta de motivación: Aduce el recurrente que en los “Considerandos” de los actos impugnados, no se les indica por qué procede el inicio de este procedimiento, tornándose más bien confuso debido a que existiendo la Declaración de Zona Franca aceptada y la nota de exoneración presentada de manera adjunta a la declaración de zona franca, se indica que se pretende determinar si el vehículo ingresó al Régimen de Zona Franca sin amparo de la nota de exoneración 15721, continua señalando el interesado en que no es suficiente hacer mención de una decisión propia, sino que es necesario exponer hechos, explicar las normas jurídicas involucradas y hacer la relación entre unas y otras para poder arribar a la conclusión en cuestión.


Por último, en virtud de la nulidad absoluta alegada por falta de motivación del procedimiento ordinario de cobro de impuestos efectuado por la autoridad aduanera, hace ver este Tribunal que la motivación se refiere en esencia a la fundamentación fáctica y jurídica con la que la autoridad aduanera justifica la legalidad del acto que emite. Sobre el particular, debe señalarse que estima este Colegio, que las actuaciones de la Administración en el presente caso, no sólo están fundamentadas en un motivo válido, como antecedente normativo que justifica las facultades de la Administración Aduanera para haber iniciado las presentes diligencias, tal y como ya se señaló, sino que además el procedimiento se ha llevado a cabo conforme a derecho, existiendo en la especie una adecuada motivación de las actuaciones, puesto que en los actos emitidos por la Aduana, se han indicado los fundamentos de hecho y de derecho que sustentan las decisiones en el presente caso.


Efectivamente con la resolución ANEX-042-2007 del 23 de agosto del 2007 la Aduana La Anexión inicia procedimiento ordinario contra el importador xxxx S.A. empresa de Zona Franca y contra la Agencia de Aduanas xxx en su carácter solidario y como representante del importador, tendiente a determinar la procedencia del cobro de impuestos, producto del no pago de la obligación tributaria aduanera, al presumirse haber introducido al país con indebida suspensión de impuestos, por no haberse aplicado la nota de exoneración 15721 el vehículo Nissan tipo Pick Up, dicha suma incluye el rebajo de lo ya cancelado según declaración aduanera 047 del 10-4-07. (Ver folios 12 a 21); basada en esa motivación para realizar el cobro, es que la Aduana con el dictado del acto final (resolución ANEX-0061-2007, Folio 29) determina procedente entonces el cobro por la suma de ¢ 754.833.04 al considerar que es un faltante de los impuestos inicialmente dispensados por concepto de la obligación tributaria aduanera correspondiente al vehículo en cuestión que ingresó al régimen de zona franca según declaración xxx del 3-9-2004, al no haber presentado para su aplicación la nota de exoneración 15721.


Es así, que en el proceso seguido, la Aduana señala el fundamento jurídico, los hechos y las razones por las cuales considera que debe efectuarse el cobro de impuestos, motivación que a criterio de este Colegio es suficiente para la debida defensa del recurrente y que a todas luces se observa en expediente que no se ha dejado en indefensión al administrado, puesto que en todo momento se le dio la oportunidad procesal para justificar y probar sus argumentos en cuanto al cobro de impuestos pretendido.


De todo lo expuesto, resulta evidente que la Aduana fue diligente en cuanto a señalar la debida motivación del procedimiento determinativo, de lo que se deriva una adecuada y suficiente formulación y atribución de cargos al recurrente, cumpliendo así con la debida intimación y el debido proceso del procedimiento, los cuales nunca le afectaron el derecho a una defensa efectiva al interesado y prueba lo es su actuación a lo largo del procedimiento, en el cual la administración le ha concedido todas las etapas procesales para su defensa y que el recurrente ha hecho uso de las mismas, aportando sus argumentaciones y pruebas específicas del caso concreto que hoy se ventila.


En consecuencia, de los autos se desprende que en el presente asunto se han cumplido las distintas etapas del procedimiento administrativo y las revisiones a través de los recursos dados por ley, considerando este Tribunal que no se han incumplido formalidades sustanciales del procedimiento ni ocasionado indefensión al apelante que generen vicios en el proceso seguido de conformidad con lo preceptuado por el artículo 223 de la LGAP que reza:

Artículo 223.-

1. Sólo causará nulidad de lo actuado la omisión de formalidades sustanciales del procedimiento.

2. Se entenderá como sustancial la formalidad cuya realización correcta hubiera impedido o cambiado la decisión final en aspectos importantes, o cuya omisión causare indefensión. “

  1. Sobre el Fondo: Una vez solventado la ausencia de vicios de nulidad alegados por el recurrente, es que se avoca este Tribunal a resolver el fondo de la presente litis, la cual se circunscribe en determinar si resulta procedente o no el cobro de impuestos por la suma de ¢ 754.833.04 pretendido por la Aduana La Anexión, en tal sentido, procede este Colegiado a analizar los argumentos esbozados, las pruebas y documentos que constan en expediente, resumiendo para lo que interesa lo siguiente:


1- Que mediante declaración aduanera de Zona Franca con número de aceptación xxxx del 3 de setiembre del 2004, ingresó a nombre del importador xxxx S.A. un vehículo Pick Up, marca Nissan, Modelo D22 Frontier, año 2004, indicando entre otras cosas la solicitud de exoneración 15721 del 5-8-2004 de la cual se adjunta copia con dicha declaración. (Ver declaración de zona franca y demás documentos adjuntos al expediente)


2- Que a través de declaración aduanera de importación definitiva xxx del 10 de abril del 2007 la agencia de aduanas xxxx S.A. nacionalizó por la Aduana La Anexión el vehículo cuyas características se indicaron en el resultando anterior, para lo cual se canceló la suma de ¢ 2.136.833.68 según entero de gobierno 269669. (Ver declaración aduanera y demás documentos adjuntos al expediente)


3- Con escrito ANEX-0163-2007 del 17 de mayo de 2007 el Gerente de la Aduana La Anexión solicita al Departamento de Exenciones del Ministerio de Hacienda colaboración a efectos de liquidar nota de exoneración N° 15721 del 5-8-04 que ampara la importación del vehículo Nissan tipo pick up de la empresa de zona franca xxxx S.A. (Ver folio 1)


  1. A través de oficio DGH-DE-499-07 del 18 de julio de 2007 la Licda. Irene Mora Solano, p/Coordinador General de Exenciones atiende la consulta de la Aduana La Anexión referente a la liquidación de la nota N° 15721 y para lo de interés señala que “…revisado nuestro archivo y el sistema computarizado, se constató que la autorización de exención original se encuentra en nuestro poder, lo que para nuestros efectos significa que la misma no fue utilizada en la aduana respectiva y por ende no es necesario efectuar la liquidación de los impuestos…” (Ver folio 5)


5- Que en el Alcance N° 47 a la Gaceta N° 127 del 3 de julio del 2002 se publicó el Manual de Procedimientos de la Dirección General de Hacienda, el cual ha sido actualizado y para lo de interés se tiene el “Manual Técnico de Procedimientos de la Dirección General de Hacienda” de Abril del 2004, señalando el procedimiento vigente a la fecha de los hechos referente a la “Autorización de Exención de Tributos que afectan la importación de mercancías”.


A la luz de los hechos y pruebas en expediente hace ver este Tribunal que en la especie no se discute el derecho de la recurrente sobre el beneficio de la exención tributaria2 del vehículo importado al amparo del régimen de zona franca, toda vez que claramente señala la Aduana que de conformidad con la Ley 7210 Artículo 20 inciso b) de la Ley de Zona Franca se exonera del pago de impuestos de importación los vehículos automotores necesarios para su operación, producción, administración y transporte, en este caso el vehículo Nissan pick up que fue declarado por la empresa xxx en la declaración xxxx, cumpliendo una serie de requisitos reguladores de su ingreso a efectos del no pago de impuestos, no obstante, argumenta la autoridad aduanera que si bien existe el beneficio de la exoneración de impuestos, en el caso procede el cobro por la suma de ¢ 754.833.04 al no haber presentado el interesado con la declaración aduanera de zona franca N° xxx el 3-9-04 el original de la nota de exoneración N° 15721 del 5-8-2004, que autorizaba en definitiva la exoneración del bien en cuestión.


Es decir, en esencia el presente asunto se contrae en determinar si lleva razón la Aduana en cuanto a que el cobro de impuestos por la suma de ¢ 754.833.04 procede, toda vez que el interesado no aportó el original de la Nota de Exoneración N° 15721 del 5-8-2004, o si por el contrario, le asiste la razón al recurrente cuando señala que con la declaración aduanera de zona franca N° xxx del 3-9-04 se presentó copia de dicha nota de exoneración ya que el original nunca se le entrega al beneficiario y queda en poder del Departamento de Exenciones del Ministerio de Hacienda.


Ante esa disyuntiva, es que este Tribunal en busca de establecer la verdad real de los hechos, procedió a verificar el procedimiento vigente emitido por la autoridad competente3 para la autorización de exención de tributos que afectan la importación de mercancías, señalando para lo de interés el “Manual Técnico de Procedimientos, Dirección General de Hacienda, Ministerio de Hacienda, Abril 2004” lo siguiente:



PROCESO 1: Autorización de Exención de Tributos que afectan la importación de mercancías.


Objetivo:

Permitir al beneficiario de exenciones fiscales, importar bienes sin cancelar total o parcialmente los tributos que afecten la importación, según indique la ley.


PROCEDIMIENTOS, TAREAS O ACTIVIDADES:

Dentro de este procedimiento se contempla la autorización que permite al beneficiario de exenciones fiscales, importar bienes sin necesidad de cancelar tributos. Estos beneficiarios pueden ser diferentes personas físicas o jurídicas incluyendo: el Gobierno Central, Instituciones Autónomas y Semiautónomas, Empresa Privada, Embajadas, Organismos Internacionales, funcionarios de éstas.

El procedimiento inicia cuando el beneficiario de la exoneración o su representante legal, o aquélla persona que demuestre su legitimación legal presenta ante el departamento de exenciones en la unidad de recepción y entrega de documentos, la solicitud respectiva mediante formulario EIF001, denominado "Solicitud de Exoneración de Tributos de Importación” junto con la documentación necesaria, tal como la recomendación del Ente Recomendador, personería jurídica, copia del documento de identidad del beneficiario, registro de firmas, declaraciones aduaneras, certificaciones y constancias expedidas por entidades públicas, contratos, carteles de licitación, adjudicaciones, licencias, muestras, catálogos y otros, donde se solicitan las exenciones fiscales para importar bienes sin cancelar total o parcialmente los tributos que afecten la importación, según indique la ley.

En esta sección se revisa de forma preliminar requisitos básicos de presentación, posteriormente se numera y se entrega “comprobante de presentación de documentos” al beneficiario para consultas futuras y obtener copia de la resolución de su gestión; si el expediente de solicitud está incompleto, el encargado de recepción debe informar al solicitante la solicitud está incompleta para que lo complete y continuar con la numeración y traslado.

Cuando la solicitud completa es presentada mediante formulario, se trasladada a la sección de Cómputo donde se ingresa al sistema para su respectiva codificación, se numera, se determina el régimen legal al cual pertenece el trámite; cuando la solicitud es presentada mediante oficio, no se asigna un registro electrónico y se distribuye a los analistas respectivos, en esta sección se puede devolver la solicitud a ventana por falta de información u otras deficiencias para que sean subsanadas por los solicitantes, de lo contrario se traslada el documento para análisis de acuerdo con las características de la solicitud.

Los analistas de exenciones reciben formalmente las solicitudes revisan los requisitos formales y de derecho; de acuerdo con el marco legal al cual se sujeta la solicitud tomando en cuenta los documentos aportados, requisitos, legislación y otros insumos relevantes de acuerdo con cada caso específico. Una vez realizado el análisis, los documentos pueden ser devueltos a recepción mediante “boleta de devolución” con los motivos y observaciones que la fundamentan para que sean corregidas, puede ser denegado mediante resolución formal denegatoria de la gestión, cumpliendo con las formalidades que describe la Ley General de la Administración Pública, donde se indicarán todos los aspectos de hecho y de derecho en los cuales se fundamenta el rechazo; este borrador deberá ser revisado y suscrito por la Jefatura del departamento y notificada formalmente; o en caso que la solicitud se encuentre a derecho, el analista recomendará su gestión, indicando las condiciones y limitaciones que correspondan, misma que deberá firmar y fechar para su aprobación y traslado a secretaría donde solicitará el debido recibido conforme. En la sección de secretaría se anotan en registros documentales las gestiones que serán selladas y enviadas a firmar por los dos funcionarios que representan al departamento. En algunos casos las recomendaciones deben ser mecanografiadas, para lo cual se trasladan a la sección correspondiente y una vez anotado lo que corresponde en el formulario o realizada la nota de aprobación, serán devueltas a secretaría para continuar con el proceso de sellar y firmar las gestiones.

En el departamento existen dos o tres personas autorizadas para otorgar los beneficios, una vez entregados los documentos a estas personas, son revisados y firmados por los mismos, estos también pueden devolver el expediente para correcciones o denegarlo para lo cual se elabora una resolución con las mismas características que las mencionadas en los párrafos anteriores.

Una vez firmados, los documentos se envían a la sección de numeración, donde se asigna un número de nota de exención y la fecha luego se continúa con la separación de los tantos de la siguiente manera:


Original: Aduana

Copia: Interesado

Copia: Expediente Beneficiario

Copia: Consecutivo


El Original se registra en un listado por aduana y cada una de las aduanas se encargan de retirarla del departamento y trasladarlas. Las copias para el expediente y consecutivo son trasladadas al archivo del departamento para ser anexadas a los expedientes respectivos y el consecutivo; la copia del interesado es trasladada a la sección de recepción para que pueda ser retirada por el beneficiario contra recibo numerado entregado al momento de la presentación de la solicitud.

Se evacuan todo tipo de consultas durante el proceso, desde que la solicitud es entregada hasta que sale una respuesta del departamento. Adicionalmente se realizan labores de apoyo al Departamento.

Este procedimiento tiene una duración máxima de 8 días hábiles.” (El resaltado no es del original).


Es así, que en virtud de las disposiciones establecidas y que fueron reiteradas mediante Directriz DGH-D-01-05 del 17 de enero de 2005 por la Lic. Mónica Román Jacobo, Directora General de Hacienda referente al procedimiento vigente en relación con la autorización de exención de tributos, queda claro a este Tribunal que efectivamente le asiste la razón al recurrente al rebatir ante la autoridad aduanera que el original de la nota de exoneración emitida por el Departamento de Exenciones es para la Aduana respectiva y que al interesado únicamente se le entrega una copia de la misma, copia que en su oportunidad fue presentada con la declaración aduanera N° xxx del 3-9-2004 para el ingreso del vehículo pick up al régimen de zona franca (Ver Hecho Probado 1), quedando el original de la nota de exoneración 15721 en poder de la oficina de exenciones como pudo corroborar la Aduana con el oficio DGH-DE-499-07 del 18 de julio de 2007 visible a folio 5, emitido por la Licda Irene Mora Solano. (Ver Hecho Probado 4).


Según el panorama expuesto llama la atención a este Órgano, porqué la Aduana sabiendo que con la declaración de zona franca de reiterada cita se presentó copia de la nota de exoneración N° 15721 señalando como Aduana de desalmacenaje la Aduana Santamaría, emitida correctamente por la oficina competente y también comprobando después de la consulta que le hiciera a la oficina de exenciones, que el original de dicha nota de exoneración se encontraba en poder de esa oficina, no coordinó con la Aduana Santamaría ni verificó el procedimiento vigente en busca de la verdad real de los hechos de conformidad con lo dispuesto en el artículo 214 de la LGAP, a efecto de determinar fehacientemente a quien le correspondía o tenía la responsabilidad de aportar el original de la nota de exoneración, limitándose a achacar la responsabilidad al administrado por la no presentación del original de dicha nota de exoneración, e iniciando un procedimiento de cobro sin sustento, por cuanto la obligación de traer ese documento a expediente le corresponde a la administración por tener ella la carga de la prueba y no al interesado, quien actúo conforme a derecho efectuando las diligencias que a él le competían. Procedimiento y responsabilidad que fue revisado por este Tribunal y que permitieron confirmar el dicho de la parte recurrente, toda vez que el Manual Técnico de Procedimientos indicado supra, claramente señala que el original de la nota de exoneración se registra en un listado por Aduana y cada una de las aduanas se encargan de retirarla del Departamento de Exenciones y trasladarlas. En consecuencia, no queda más que declarar con lugar el recurso de apelación interpuesto y revocar la resolución recurrida.


POR TANTO



De conformidad con el Código Aduanero Centroamericano, los artículos 198, 205 y 208 de la Ley General de Aduanas, por mayoría este Tribunal resuelve declarar con lugar el recurso de apelación, se revoca la resolución recurrida y se da por agotada la vía administrativa. Remítase los autos a la oficina de origen. Voto salvado del Lic. Reyes Vargas quien resuelve con lugar el recurso en todos sus extremos y en consecuencia declara nulo el procedimiento y ordena el archivo de los autos.

Notifíquese al recurrente en el lugar señalado: Oficina xxxx y a la Aduana La Anexión.


Loretta Rodríguez Muñoz

Presidenta




Xinia Villalobos Orozco Franklin Velásquez Díaz





Elizabeth Barrantes Coto Alejandra Céspedes Zamora





Dick Rafael Reyes Vargas Shirley Contreras Briceño





Voto reservado del licenciado Reyes Vargas. Comparte el sucrito a plenitud las consideraciones de mayoría no así la parte dispositiva. Por ello y estimando que ellas (las consideraciones apuntadas) dejan en evidencia la ausencia de motivo en lo dispuesto mediante el acto final, entendiendo como tal, la existencia del fundamento legal para que el cobro fuere procedente, lo pertinente es declarar con lugar el recurso, en tanto solicita la nulidad del procedimiento y, por ello, declarar tal nulidad como en efecto lo hace el suscrito.




Dick Rafael Reyes Vargas



1 El artículo 522 del Reglamento que regula los requisitos del acto final, literalmente dispone: “El acto final que emita la autoridad aduanera, deberá cumplir con los elementos del acto administrativo señalados por la Ley General de la Administración Pública, indicando expresamente al menos: a. Los hechos y relación de argumentos técnicos y jurídicos considerados por la Administración o aportados por las partes que sirven de fundamento para la decisión final. b. Apreciación de las pruebas, los motivos de aceptación o rechazo y de las defensas alegadas. c. Determinación de los montos exigibles por tributos y demás recargos e indicación de las infracciones que se le atribuyan. d. Enunciación del lugar, fecha y firma del funcionario legalmente autorizado para resolver. (El resaltado no es del original)

2 Por exención tributaria se debe entender “la dispensa legal de la obligación tributaria sujeta en cada régimen particular, a los requisitos y condiciones que la ley exija a los beneficiarios”.


3 La Dirección General de Hacienda fue creada por la Ley Nº 3022 de 27 de agosto de 1962 y forma parte del Área de Ingresos del Ministerio de Hacienda y está conformada por el Despacho del Director y los Departamentos de Política de Ingresos, de Fiscalización de Incentivos, de Exenciones, Control y Evaluación de la Gestión Tributaria y Aduanera y Asesoría Jurídica Especializada.

El objetivo general de la Dirección General de Hacienda es asesorar al Ministro de Hacienda en materia fiscal, promover la adopción de una política de ingresos sostenible, la difusión nacional de la problemática tributaria-aduanera, evaluar las fuentes de ingreso y la gestión de sus Administradores, así como administrar los regímenes de exención y verificar el correcto uso y destino de los bienes producto de los incentivos fiscales en procura de su máxima racionalización, con el fin de que el Estado costarricense cuente con los recursos para satisfacer las necesidades del país.


21





Similar:

Sentencia n° 075-2002 iconSentencia Tribunal Superior de Justicia País Vasco (Sala de lo Social), de 22 enero 2002

Sentencia n° 075-2002 iconCircular No.: T-385/2002 Fecha: 1 de Julio de 2002 Asunto
Asunto: Aviso de la publicación del anexo 1 de la Reglas de Comercio Exterior para 2002
Sentencia n° 075-2002 iconMicrosoft Word pliego co-075-cctr-2013
Nómina de socio(s), accionista(s) o partícipe(s) mayoritarios de personas jurídicas oferentes
Sentencia n° 075-2002 iconAnexo 1 Formulario de la Hoja de Vida
Acuerdo 075 de 2013 del Consejo Superior. Reglamento General de Posgrado. Página de
Sentencia n° 075-2002 iconCartilla de Prestaciones 2015 reformulada
Dirigirse a su Delegación y/o a la Sede Central de la Obra Social para cumplimentar el Formulario “A” Res. 075/98 sssalud
Sentencia n° 075-2002 iconConstancia de recepcion
Ley n° 27360 y 27460, decretos supremos nº 030-2001-pe, 007-2002-ag y 049-2002-ag
Sentencia n° 075-2002 iconAcuerdo 65 de 2002
Reglamentado por el Decreto Distrital 271 de 2002, Reglamentado por el Decreto Distrital 472 de 2002
Sentencia n° 075-2002 iconModelo de demanda de juicio verbal no superior a 2 [Winword exe]
Según modelo aprobado por la Instrucción /2002, de de noviembre de 2002, del Pleno del Consejo
Sentencia n° 075-2002 iconFormulario autorizacion comision de servicios
Rd. 462/2002, de 24 de mayo (boe 30 de mayo de 2002), y demás normas legales vigentes, solicita le sea concedida la Comisión de Servicio...
Sentencia n° 075-2002 iconCenso nacional agropecuario 2002
El cna 2002 constituye el noveno censo agropecuario de una serie, que con perdiodicidad variable, se han realizado desde 1887, año...


Descargar 67.54 Kb.