Página principal



Su especialidad siempre han sido los ovnis y la secuela de hipótesis que desencadenan en la imaginación del

Descargar 5.63 Mb.

Su especialidad siempre han sido los ovnis y la secuela de hipótesis que desencadenan en la imaginación del





Descargar 5.63 Mb.
Página137/181
Fecha de conversión05.08.2018
Tamaño5.63 Mb.
1   ...   133   134   135   136   137   138   139   140   ...   181
Caballo de Troya

J. J. Benítez

264

Pero aquella descarga involuntaria de orina sólo sirvió para provocar las risotadas de los

romanos y un ataque mucho más violento de ira en Lucilio, que tomó aquel gesto como un

insulto personal.

Y levantando el látigo, lo dirigió con rabia hacia los testículos del Maestro. Una de las puntas

del flagrum tocó la piel del escroto y las otras dos cayeron sobre la bolsa testicular.

Jesús reaccionó ante el lacerante golpe encogiéndose, al tiempo que sus pulsaciones se

aceleraban y un gemido desgarrador se confundía con el último: ¡Cedo alteram!

Inmediatamente, su pulso bajó a 90 y el Maestro, palideciendo, perdió el conocimiento.

Civilis levantó su vara nuevamente, ordenando a los soldados que inspeccionaran al reo.

Después, aproximándose al procurador, le pidió instrucciones. ¿Debía continuar el castigo?

Y antes de que Poncio tomara una decisión, el brutal Lucilio insinuó al gobernador que, dada

la situación del prisionero, lo mejor seria rematarle allí mismo.

Pilato dirigió su mirada al cuerpo agarrotado y sanguinolento del rabí, dudando. Y el oficial

que había ejecutado aquella última parte de la flagelación echó mano de su espada, convencido

de que el buen sentido de Poncio se inclinaría por la solución que acababa de proponer. Pero el

agua que había sido baldeada nuevamente sobre la cabeza y nuca del prisionero estimuló el

precario estado de Jesús, que, lentamente, fue recobrando el sentido.

Aquella progresiva recuperación del Nazareno inclinó a Pilato a seguir con su plan y antes de

retirarse del patio porticado indicó a Civilis que atendiera al galileo, llevándole a su presencia en

cuanto fuera posible.

Eran las once de la mañana. Los legionarios soltaron las cuerdas y a duras penas apoyaron

la espalda del prisionero contra la columna que había servido para la flagelación. Uno de los

soldados se colocó en cuclillas por detrás del mojón, procurando sostener por los hombros el

maltrecho cuerpo de Jesús. El gigante, con las piernas extendidas sobre el pavimento, respiraba

aún con dificultades, acusando con esporádicos estremecimientos el sinfín de puntos dolorosos.

Aquellos temblores fueron haciéndose cada vez más intensos y continuados y temí que la fiebre

hubiera hecho presa en el Maestro. No me equivocaba...

Otro legionario, siempre bajo la atenta vigilancia de Civilis, acercó un segundo cazo a los

labios del rabí, obligándole a beber una nueva dosis de agua con sal.

Algunas de las heridas habían empezado a coagular y muchos de los reguerillos comenzaron

a secarse. Las brechas de los costados, sin embargo, seguían manando sangre, que caía a

intervalos sobre las losas, impulsada por cada uno de los movimientos respiratorios, cada vez

más cortos y rápidos.

El centurión movió la cabeza en señal de desaprobación. No hacia falta ser médico para

darse cuenta que el castigo habla sido tan desproporcionado como para temer por la vida del

reo.

Y antes de que fuera demasiado tarde, desconecté el sistema ultrasónico, pulsando el segundo

clavo. Al activarlo, el minicomputador alojado en la «vara de Moisés» dio paso al flujo de rayos

infrarrojos, dispuestos para los análisis de tele-termografía dinámica1.

1 La detección de la temperatura cutánea a distancia -base de nuestras experiencias de tele-termografía- se

realizaron gracias a la propiedad de la piel humana, capaz de comportarse como un emisor natural de radiación

infrarroja o «RI». Tal y como se sabe por la fórmula de la ley de Stephan-Boltzmann (W = E JT4), la emisión es

proporcional a la temperatura cutánea, y debido a que T se halla elevada a la cuarta potencia, pequeñas variaciones en

su valor provocan aumentos o disminuciones marcados en la emisión infrarroja. (W: energía emitida por unidad de

superficie; E.: factor de emisión del cuerpo considerado; J: constante de Stephan-Boltzmann y T: temperatura

absoluta.)

En numerosas experiencias, iniciadas por Hardy en 1934, se habla podido comprobar que la piel humana se

comporta como un emisor infrarrojo, similar al «cuerpo negro» y, en consecuencia, no emite radiación infrarroja

reflejada del entorno. (Este espectro de radiación infrarroja emitido por la piel humana es amplio, con un pico máximo

de intensidad fijado en 9,6 u.)

Nuestro dispositivo de tele-termografía consistía, por tanto, en un aparato capaz de detectar a distancia mínimas

intensidades de radiación infrarroja. Básicamente constaba de un sistema óptico que focalizaba la «RI» sobre un

detector. Este se hallaba formado por sustancias semiconductoras (principalmente SbIn y Ge-Hg) capaces de emitir una

mínima señal eléctrica cada vez que un fotón infrarrojo de un intervalo de longitudes de onda determinado incidía en su

superficie. Y aunque el detector era de tipo «puntual» -capaz de detectar la «RI» procedente de un único punto

geométrico-, Caballo de Troya habla logrado ampliar su radio de acción mediante un complejo sistema de barrido,

formado por miniespejos rotatorios y oscilantes. La alta velocidad del barrido permitía analizar la totalidad del cuerpo

de Jesús varias veces por segundo. Esto, a su vez, posibilitaba la obtención de imágenes dinámicas (de ahí el nombre

de tele-termografía dinámica). Seguidamente a la emisión, la señal eléctrica correspondiente a la presencia de fotones

Caballo de Troya

J. J. Benítez

265

Como ya señalé anteriormente, las «crótalos», o lentes especiales de contacto, me permitían

dirigir el sistema de tele-termografía hacia las áreas deseadas, pudiendo ordenar así el cúmulo

de exploraciones.

Las imágenes obtenidas por este procedimiento fueron sencillamente dramáticas. La mayor

parte del cuerpo de Jesús, bañado con sangre venosa, ofrecía una tonalidad roja-parduzca,

mientras los hematomas (mucho más calientes) arrojaron un color azul intenso.

El rastreo nos permitió observar cómo la red arterial principal no había sido dañada, aunque

la vascularización cutánea y el sistema venoso superficial (especialmente en extensas zonas

dorsales) presentaban numerosos destrozos. Según los médicos del proyecto, en el supuesto de

que el Maestro hubiera conservado la vida, su recuperación -con las técnicas y fórmulas de

aquella época- se hubiera prolongado por espacio de más de tres meses.

El análisis de las retinas fue satisfactorio. El color amarillento-rojizo de las mismas vino a

demostrarnos que la visión era correcta. No pudo decirse lo mismo de algunas de las

articulaciones -en especial la de la pierna izquierda (hueco poplíteo) y las de los hombros-,

seriamente afectadas por las bolas de plomo y los astrágalos de carnero. La temperatura

dérmica de estas articulaciones, extraordinariamente inflamadas, había aumentado su

temperatura hasta tres grados centígrados.

En cuanto a la alta temperatura general (oscilante entre los 39 y 40 grados), vino a ratificar

mi impresión personal: Jesús había sido presa de la calentura, que ya no le abandonaría hasta

el momento de la muerte.

El minucioso recorrido sobre el cuerpo del Galileo nos permitió distinguir, al menos, 225

puntos «calientes», correspondientes a otros tantos impactos, provocados por los flagrum. Las

excoriaciones, hematomas y desgarros habían originado otras tantas áreas inflamatorias,

generalmente circulares, que marcaban con su alta temperatura el trágico «mapa» de los

azotes.

Esta fue la «guía» de la flagelación, pormenorizada por el ordenador central del módulo:

espalda y hombros: 54 impactos; cintura y riñones: 29; vientre: 6; pecho: 14; pierna derecha

(zona dorsal): 18; pierna izquierda (dorsal): 22; pierna derecha (zona frontal): 19; pierna

izquierda (frontal): 11 impactos; brazo derecho (ambas caras): 20; brazo izquierdo (ambas

caras): 14; oídos: un impacto en cada uno; testículos: 2 y nalgas: 14 impactos. A estos

destrozos hubo que añadir un sinfín de estrías o «arañazos», producidos por las correas de los

látigos. La inmensa mayoría de estas lesiones tenía una longitud de tres centímetros, con la

típica forma de «pesas de gimnasia», ocasionadas por los «escorpiones» de las puntas: bolas

de metal y tabas.

En síntesis, un castigo tan brutal que ninguno de los especialistas del proyecto llegó a

comprender jamás cómo aquel hombre pudo resistirlo.

infrarrojos era amplificada y filtrada, siendo conducida posteriormente a un osciloscopio miniaturizado. En él, gracias al

alto voltaje existente y a un barrido sincrónico con el del detector, se obtenía la imagen correspondiente, que quedaba

almacenada en la memoria de cristal de titanio del ordenador. Por supuesto, nuestro tele-termógrafo disponía de una

escala de sensibilidad térmica (0,1 0,2 o 0,5 grados centígrados, etc.) y de una serie de dispositivos técnicos

adicionales que facilitaban la medida de gradientes térmicos diferenciales entre zonas del termograma (isotermas,

análisis lineal, etc.).

Las imágenes así obtenidas podían ser de dos tipos:

En escala de grises, muy adecuadas para el estudio morfológico de los vasos.

Y en escala de color, entre ocho y dieciséis colores, muy útil para efectuar mediciones térmicas diferenciales con

precisión.

Ambos sistemas, naturalmente, podían ser usados de forma complementaria. Caballo de Troya, después de

numerosas pruebas, seleccionó los equipos AGA-661, así como una asociación del Barnes-Pyroscan y los del sistema

CSF-IR-815 como los más adecuados para nuestra misión. (N. del m.)


1   ...   133   134   135   136   137   138   139   140   ...   181

Similar:

Su especialidad siempre han sido los ovnis y la secuela de hipótesis que desencadenan en la imaginación del iconCuestionario para la evaluacion de cursos de formacióN
Señala cuáles han sido los motivos que te han llevado a participar en esta actividad de formación
Su especialidad siempre han sido los ovnis y la secuela de hipótesis que desencadenan en la imaginación del iconDesarrollo e Implantación de un Sistema appcc en una Industria de fabricación de mermelada de fresa docx
A mi familia y amigos por la paciencia que han tenido y el apoyo que siempre me han
Su especialidad siempre han sido los ovnis y la secuela de hipótesis que desencadenan en la imaginación del iconSistema evaluacion de desempeñO
Durante los últimos años de Gestión Pública, los temas relacionados con el proceso de Modernización del Estado han sido ampliamente...
Su especialidad siempre han sido los ovnis y la secuela de hipótesis que desencadenan en la imaginación del iconPliego de condiciones definitivos
Los pliegos de condiciones del presente proceso de Selección Abreviada han sido elaborados
Su especialidad siempre han sido los ovnis y la secuela de hipótesis que desencadenan en la imaginación del iconNomenclatura química
En la naturaleza encontramos multitud de tipos de materia diferente. El objetivo de los químicos ha sido siempre el de poder clasificarlos,...
Su especialidad siempre han sido los ovnis y la secuela de hipótesis que desencadenan en la imaginación del iconSeguridad social
Los menores de 18 años, o mayores con discapacidad igual o superior al 65 %, y hayan sido abandonados por sus padres, siempre que...
Su especialidad siempre han sido los ovnis y la secuela de hipótesis que desencadenan en la imaginación del iconUniversidad regional autonóma de los andes “uniandes”
A mis padres, esposo e hijo quienes han sido el cimiento primordial para la
Su especialidad siempre han sido los ovnis y la secuela de hipótesis que desencadenan en la imaginación del iconMiércoles 15 de julio de 2009
Los datos personales recogidos han sido incorporados y tratados en el fichero “Sistema Integral de Gestión y Seguimiento Admi
Su especialidad siempre han sido los ovnis y la secuela de hipótesis que desencadenan en la imaginación del iconRestrictedcode
Se han hecho esfuerzos sustanciales por reestructurar el sector de la electricidad. La liberalización del sector de los servicios...
Su especialidad siempre han sido los ovnis y la secuela de hipótesis que desencadenan en la imaginación del iconInformación importante que los electores deben conocer
En los Boletines Oficiales del País Vasco y de Galicia de fecha 2 de agosto de 2016, han sido publicadas las convocatorias de elecciones...


Descargar 5.63 Mb.