Página principal



Su especialidad siempre han sido los ovnis y la secuela de hipótesis que desencadenan en la imaginación del

Descargar 5.63 Mb.

Su especialidad siempre han sido los ovnis y la secuela de hipótesis que desencadenan en la imaginación del





Descargar 5.63 Mb.
Página162/181
Fecha de conversión05.08.2018
Tamaño5.63 Mb.
1   ...   158   159   160   161   162   163   164   165   ...   181
1 de Jesús de Nazaret, la

computadora encargada de las valoraciones y registros -una Dataspir, sistema «on line, EDV

70»- estimó que, en aquellos momentos (14.40 horas), tal y como suponía, la capacidad vital

del Galileo se hallaba en fase crítica: con un déficit superior al 70 por 100.

Esta disminución generalizada de las funciones respiratorias había ocasionado igualmente un

descenso en el volumen residual de aire, estimado en condiciones normales en 1,67 litros. En

1 Utilizando el llamado «Sistema 1», basado en tablas francesas elaboradas en Nancy, fueron desarrollados

alrededor de 40 parámetros. Por ejemplo, la «VC» o capacidad vital; «VT« o volumen corriente; «RV« o volumen

residual; «TLC» o capacidad pulmonar total; «MV» o volumen minuto; transferencia o difusión pulmonar del oxígeno;

«RAW» o resistencia de vías aéreas; distensibilidad pulmonar y torácica, y «PST» o presión de retracción elásticopulmonar.

(N. del m.)

Caballo de Troya

J. J. Benítez

312

definitiva, las mermas en la capacidad vital, volumen residual y «TLC» o capacidad pulmonar

total habían provocado en Jesús la formación del llamado «pulmón pequeño». Por descontado,

el incremento de la frecuencia respiratoria -por encima, incluso, de las 40 respiraciones por

minuto- sólo permitía una pobre aireación de los llamados «espacios muertos»: boca, tráquea,

etc., resultando muy poco efectiva a la hora de transportar oxígeno a los alvéolos pulmonares.

Y, consecuentemente, la hipoventilación que se derivaba de la existencia del «pulmón

pequeño» arrastró de inmediato el incremento del C02 o anhídrido carbónico, que contribuyó a

un progresivo envenenamiento e intoxicación del rabí. Esta alta dosificación de C02 no tardaría

en deprimir el sistema nervioso central. Caballo de Troya estimó que el aumento de anhídrido

carbónico había alcanzado valores superiores a los 50-60 mmg de presión a los 30 minutos de

haber sido colgado en la cruz. El aumento del PaCO2 opresión arterial del anhídrido carbónico

tuvo, sin embargo, una repercusión que podríamos calificar como «relativamente beneficiosa»

para el Nazareno: al multiplicarse la presencia de este tóxico, el organismo de Jesús entró en

una fase de adormecimiento que, sin duda, hizo más «llevadero» el tormento.

-14.45 horas...

La baja saturación de oxígeno en hemoglobina estimuló una vez más el instinto de

supervivencia del Maestro. E izándose de nuevo sobre los clavos de las muñecas aspiró la que

sería su penúltima bocanada de aire. A partir de esos instantes, presa de una taquicardia

mucho más agresiva, el Galileo -consciente de sus escasos minutos de vida- comenzó a recitar

lo que me parecieron pasajes de las Sagradas Escrituras. El centurión y varios legionarios se

aproximaron, intrigados. Pero su lenguaje era casi ininteligible. Las fuerzas se le escapaban a

borbollones y sólo de vez en cuando sus palabras llegaban con un mínimo de nitidez a mis

oídos. Al retener algunas de aquella frases caí en la cuenta de que el Maestro no trataba de

decirnos nada. Simplemente, ¡estaba rezando!

Así pude escuchar, por ejemplo: «Sé que el Señor salvará su unción...» o «Tu mano

descubrirá a todos mis enemigos» y, sobre todo, la impresionante y polémica «¡Dios mío, Dios

mío!, ¿por qué me has abandonado?»

Al retornar al módulo consulté el libro de los Salmos y, efectivamente, comprobé cómo el

Maestro había estado recitando algunos de los pasajes de este texto sagrado. Entre los que yo

acerté a identificar se hallaban párrafos de los salmos XX, XXI, y XXII. Este último (salmo 22,2)

dice exactamente: «¡Dios mío, Dios mío! ¿Por qué me has desamparado? Lejos están de la

salvación mis rugidos.»

No pude por menos que sonreír. Los teólogos, exegetas y moralistas de todas las Iglesias

han escrito durante siglos ríos de tinta, tratando de interpretar y acomodar estas últimas

palabras de Jesús.

Para algunos, sobre todo para los Padres latinos, este supuesto lamento del Nazareno era

sólo una expresión metafórica: «Jesús -dicen- habla en nombre de la Humanidad pecadora y en

su persona, los pecadores son abandonados de Dios.» Así pensaban, por ejemplo, Orígenes,

Atanasio, Gregorio Nazianzeno, Cirilo de Alejandría y Agustín, entre otros.

Una segunda hipótesis -defendida por Eusebio y Epifanio- llegó a proponer lo siguiente: «La

naturaleza de Jesús habla a su naturaleza divina, quejándose al Verbo de que vaya a

abandonar a la naturaleza humana en el sepulcro por algún tiempo.»

Por último, una tercera teoría apunta hacia el hecho de que el Cristo llegó a sentirse

verdaderamente abandonado por el Padre. Así dicen, al menos, hombres tan prestigiosos como

Tertuliano, Teodoreto, Ambrosio, Jerónimo, santo Tomás y un sinfín de teólogos modernos.

En mi opinión, el Maestro, angustiado por la sombra de la muerte, se refugió en algo que

resulta común a muchos humanos cuando se ven en un trance semejante: la oración.

-14.50 horas...

El fulminante ascenso de la acidosis fue otro anuncio del inminente final del Nazareno. Al

revisar el torrente sanguíneo observamos un alarmante descenso del pH. De 7,20-7,30 en el

momento de la crucifixión había bajado a 7,15. El riñón aún seguía fabricando angiotensina,

luchando por subir la tensión, pero todo era poco menos que inútil. En realidad aquellas últimas

respiraciones de Jesús de Nazaret, cada vez más breves y aceleradas, estaban sostenidas ya

por la hipoxia o baja carga de oxígeno en la hemoglobina de la sangre. Pero este último y sabio

estímulo de la naturaleza humana tenía los minutos contados.

Caballo de Troya

J. J. Benítez

313

La cianosis dominaba ya todas las mucosas y partes «acras»: puntas de los dedos de las

manos y de los pies, lengua, labios e, incluso, algunas áreas de la piel.

De pronto, el ritmo galopante del corazón se encrespó aún más, pulsando a razón de 169

latidos por minuto. El Cristo, con los dedos agarrotados, había iniciado la que sería su última

elevación muscular. La muñeca izquierda giró por segunda vez pero, en esta oportunidad, el

golpe de sangre fue mucho más viscoso y amoratado. A pesar de ello, los regueros escaparon

por el antebrazo, goteando hasta la roca del Calvario cuando toparon con el codo. El cuello se

hinchó y los músculos intercostales experimentaron nuevos espasmos, mientras el rostro

ganaba altura, milímetro a milímetro. Con el ojo y la boca muy abiertos, el Maestro parecía

querer atrapar la vida, que ya se le iba...

La caja torácica, a punto de estallar, inhaló el aire suficiente para que Jesús de Nazaret, con

una potencia que hizo volver la cabeza a todos los legionarios, exclamase:

-¡He terminado! ¡Padre, pongo en tus manos mi espíritu!

Al instante, su cuerpo se desplomó, haciendo crujir todas las articulaciones.

La voz de Eliseo me anunció las 14.55 horas...

Al escuchar la retumbante frase del reo, el oficial se precipitó hacia el pie de la stipe. Y antes

de que me olvide de ello, deseo precisar que, tal y como señala Juan en su Evangelio (único

testigo de entre los cuatro escritores sagrados), no hubo grito, en el sentido literal de la

palabra. Su voz se propagó estentórea, eso sí, y quizá por ello, con el paso de los años, las

mujeres y el propio centurión pudieron confundir esta postrera manifestación del Maestro con

un grito. Tal y como dice San Juan, Jesús no profirió semejante grito. Dicho esto, prosigamos.

Longino acercó de nuevo la tea al rostro del Nazareno. Tenía el ojo abierto y la pupila dilatada.

En la revisión de las filmaciones se pudo precisar cómo minutos antes de esta última pérdida de

conciencia, la córnea del ojo se había vuelto opaca. Fue una lástima ¡que el ojo derecho se

hallara cerrado. Muy probablemente, los analistas de Caballo de Troya habrían detectado el

llamado signo de Larcher


1   ...   158   159   160   161   162   163   164   165   ...   181

Similar:

Su especialidad siempre han sido los ovnis y la secuela de hipótesis que desencadenan en la imaginación del iconCuestionario para la evaluacion de cursos de formacióN
Señala cuáles han sido los motivos que te han llevado a participar en esta actividad de formación
Su especialidad siempre han sido los ovnis y la secuela de hipótesis que desencadenan en la imaginación del iconDesarrollo e Implantación de un Sistema appcc en una Industria de fabricación de mermelada de fresa docx
A mi familia y amigos por la paciencia que han tenido y el apoyo que siempre me han
Su especialidad siempre han sido los ovnis y la secuela de hipótesis que desencadenan en la imaginación del iconSistema evaluacion de desempeñO
Durante los últimos años de Gestión Pública, los temas relacionados con el proceso de Modernización del Estado han sido ampliamente...
Su especialidad siempre han sido los ovnis y la secuela de hipótesis que desencadenan en la imaginación del iconPliego de condiciones definitivos
Los pliegos de condiciones del presente proceso de Selección Abreviada han sido elaborados
Su especialidad siempre han sido los ovnis y la secuela de hipótesis que desencadenan en la imaginación del iconNomenclatura química
En la naturaleza encontramos multitud de tipos de materia diferente. El objetivo de los químicos ha sido siempre el de poder clasificarlos,...
Su especialidad siempre han sido los ovnis y la secuela de hipótesis que desencadenan en la imaginación del iconSeguridad social
Los menores de 18 años, o mayores con discapacidad igual o superior al 65 %, y hayan sido abandonados por sus padres, siempre que...
Su especialidad siempre han sido los ovnis y la secuela de hipótesis que desencadenan en la imaginación del iconUniversidad regional autonóma de los andes “uniandes”
A mis padres, esposo e hijo quienes han sido el cimiento primordial para la
Su especialidad siempre han sido los ovnis y la secuela de hipótesis que desencadenan en la imaginación del iconMiércoles 15 de julio de 2009
Los datos personales recogidos han sido incorporados y tratados en el fichero “Sistema Integral de Gestión y Seguimiento Admi
Su especialidad siempre han sido los ovnis y la secuela de hipótesis que desencadenan en la imaginación del iconRestrictedcode
Se han hecho esfuerzos sustanciales por reestructurar el sector de la electricidad. La liberalización del sector de los servicios...
Su especialidad siempre han sido los ovnis y la secuela de hipótesis que desencadenan en la imaginación del iconInformación importante que los electores deben conocer
En los Boletines Oficiales del País Vasco y de Galicia de fecha 2 de agosto de 2016, han sido publicadas las convocatorias de elecciones...


Descargar 5.63 Mb.