Página principal



Su especialidad siempre han sido los ovnis y la secuela de hipótesis que desencadenan en la imaginación del

Descargar 5.63 Mb.

Su especialidad siempre han sido los ovnis y la secuela de hipótesis que desencadenan en la imaginación del





Descargar 5.63 Mb.
Página35/181
Fecha de conversión05.08.2018
Tamaño5.63 Mb.
1   ...   31   32   33   34   35   36   37   38   ...   181
1.

Marta y el niño abandonaron la estancia y yo, agradecido y aliviado, me incorporé al grupo.

Lázaro atizaba el fuego. En mi mente bullían tantas preguntas que no supe por dónde reanudar

la conversación. Deseaba conocer la doctrina y la personalidad del Maestro de Galilea, pero

también sentía una aguda curiosidad por aquel ejemplar único: un hebreo devuelto a la vida

después de muerto y enterrado. Como tampoco era cuestión de desperdiciar aquella

inmejorable ocasión -programada, además, en el esquema de trabajo del general Curtiss-,

rogué a mi amable anfitrión que me sacara de algunas dudas en torno al conocido milagro de

1 En mis indagaciones durante aquellos días en Palestina verifiqué que, aunque muchas de estas plantas que

servían de base para la fabricación de perfumes se cultivaban en suelo israelita, la mayoría procedía originariamente de

otros países. El incienso, por ejemplo, que se obtenía de la bosvelia, había peregrinado desde Arabia y Somalilandia. Y

lo mismo había ocurrido con la commiphora myrrha o árbol de la mirra. El áloe, por su parte, había llegado desde la isla

de Socotora, en la boca del mar Rojo. En cuanto al preciado bálsamo, cuya hierba es conocida entre los botánicos como

commiphora opobalsamum, parecer ser que en un principio fue originaria de Arabia. Sin embargo, como muy bien

afirma Ezequiel (27,17), «Judea e Israel suministraban a Tiro perfumes, miel, aceite y bálsamo». La explicación estaba

en uno de los libros del historiador judío romanizado, Flavio Josefo. Las semillas de la hierba del bálsamo habían llegado

hasta Palestina en tiempos del rey Salomón y fueron, según Josefo, uno de los muchos regalos de la mítica reina de

Saba al citado Salomón. Al día siguiente, viernes, 31 de marzo, yo mismo tendría la ocasión de comprobar cómo Jesús

entregaba a Marta y a María un preciado obsequio: hierbas de bálsamo, procedente de las fértiles llanuras de Jericó.

Santa Claus me confirmaría igualmente que, en el año 60, Tito Vespasiano ordenarla proteger estas plantaciones de

bálsamo de Jericó con una guardia especial. Mil años más tarde, los cruzados que entraron en Israel no hallaron rastro

alguno de tan valiosa planta. Los turcos habían talado gran parte de los árboles descuidando también los arbustos que

se habían cultivado en las proximidades del río Jordán. (N. del m.)

Caballo de Troya

J. J. Benítez

71

Jesús. En mi calidad de médico, y a pesar de los textos evangélicos y de los numerosos

comentarios que había recogido hasta ese momento, me resultaba muy difícil imaginar siquiera

que aquel hombre hubiera sufrido lo que hoy conocemos por muerte clínica y que, para colmo,

varios días después de su fallecimiento, otro «hombre» le hubiera rescatado del sepulcro.

-¿Qué es lo que deseas conocer? -repuso Lázaro sin dejar de remover el fogón.

Aun a riesgo de parecer impertinente, planteé mi primera duda con la suficiente astucia

como para provocar la locuacidad de los allí reunidos.

¿No pudo suceder que estuvieras dormido?

Lázaro olvidó la chimenea y, mirándome con dureza, replicó:

-Es mejor que sean éstos quienes respondan a esa cuestión...

Sus amigos guardaron silencio. Por un momento llegué a pensar que había forzado la

situación. Pero, finalmente, uno de ellos, en tono comprensivo, tomó el hilo de la conversación.

-Es natural que dudes. Tú, como otros muchos, no estabas aquí cuando, en los últimos días

de febrero, nuestro hermano Lázaro fue presa de intensas fiebres. A pesar de los cuidados de

sus hermanas y de las prescripciones de los sangradores venidos de Jerusalén, el mal fue en

aumento. Su debilidad llegó a tal extremo que no era capaz de sostener una escudilla de leche

entre las manos.

Ni siquiera el médico del templo, Ben Ajía1, pudo remediarle. El Maestro no se encontraba en

aquellas fechas en Judea y la familia, a la vista de tan grave dolencia, tomó la decisión de

enviar un mensajero para rogarle que sanara a su amigo. Sin embargo, a las pocas horas de la

partida del jinete, Lázaro murió.

-¿Recordáis la fecha? -intervine.

-¿Cómo olvidar el día del fallecimiento de un amigo? El duelo cayó sobre esta casa en las

últimas horas de la tarde del domingo 5 de marzo.

-Eso significa interrumpí de nuevo a mi interlocutor- que el mensajero llegó hasta Jesús

cuando Lázaro ya había muerto...

-Efectivamente. El rabí se encontraba entonces en la ciudad de Bethabara, en la Perea2 y

aunque el emisario cabalgó toda la noche, Jesús no recibió la noticia hasta el día siguiente,

lunes.

-Hay algo que no entiendo. ¿El mensajero tenía orden de rogar al Maestro que acudiera a

Betania?

-No. Las hermanas de Lázaro tienen la suficiente fe en el rabí como para saber que no era

necesaria su presencia. Ellas eran conscientes de que Jesús se hallaba predicando y que

bastaría una sola palabra suya para sanar a su hermano. Por eso, al morir Lázaro poco después

de la partida del mensajero, todo el mundo comprendió y aceptó que era demasiado tarde.

»Lo que sí resultó incomprensible, incluso para Marta y María

-prosiguió mi relator con la voz trémula por el triste recuerdo de aquellos momentos- fue la

respuesta de Jesús al emisario. Cuando éste regresó a Betania en la mañana del martes,

aseguró una y otra vez que había oído decir al rabí que «aquella enfermedad no llevaba a la

muerte». Todos, como te digo, creyentes o no, quedamos desconcertados. Nadie acertaba a

comprender por qué Jesús, el gran amigo de la familia, no daba señales de vida.

»Al conocerse la noticia de la muerte de Lázaro, muchos de sus familiares y amigos de las

aldeas próximas, así como de Jerusalén, se pusieron en camino y acompañamos a las

1 Eliseo me confirmaría horas después que, según una de las dos listas contenidas en el escrito rabínico Sheqalim V,

1-2, el nombre de Ben Ajía, en efecto, correspondía a uno de los «jefes» del Templo, con el cargo específico de médico.

La computadora arrojó la siguiente lectura: »Encargado de los enfermos del vientre. La alimentación de los sacerdotes

era extraordinariamente abundante en carnes, no pudiendo beber más que agua. Todo ello ocasionaba frecuentes

dolencias estomacales.» Santa Claus nos remitía, para una más completa información, al manuscrito de Erfurt,

actualmente en Berlín. Dos días después, al asistir a la desconcertante entrada triunfal del Cristo en Jerusalén, tuve la

oportunidad de comprobar cómo en la llamada

precisamente la de médico. Los sangradores a que se referían los compañeros de Lázaro se hallaban concentrados en

una de las calles -al igual que el resto de los 'ûmman o artesanos- y allí desempeñaban su oficio, que abarcaba desde la

cirugía a la circuncisión, pasando por la receta de hierbas medicinales, extracción de dientes e, incluso, el rasurado y

corte del pelo. (N .del m.)

2 En esta ciudad, en la parte oriental del Jordán, tuvo lugar el bautismo de Jesucristo por Juan. (N. del m.)


1   ...   31   32   33   34   35   36   37   38   ...   181

Similar:

Su especialidad siempre han sido los ovnis y la secuela de hipótesis que desencadenan en la imaginación del iconCuestionario para la evaluacion de cursos de formacióN
Señala cuáles han sido los motivos que te han llevado a participar en esta actividad de formación
Su especialidad siempre han sido los ovnis y la secuela de hipótesis que desencadenan en la imaginación del iconDesarrollo e Implantación de un Sistema appcc en una Industria de fabricación de mermelada de fresa docx
A mi familia y amigos por la paciencia que han tenido y el apoyo que siempre me han
Su especialidad siempre han sido los ovnis y la secuela de hipótesis que desencadenan en la imaginación del iconSistema evaluacion de desempeñO
Durante los últimos años de Gestión Pública, los temas relacionados con el proceso de Modernización del Estado han sido ampliamente...
Su especialidad siempre han sido los ovnis y la secuela de hipótesis que desencadenan en la imaginación del iconPliego de condiciones definitivos
Los pliegos de condiciones del presente proceso de Selección Abreviada han sido elaborados
Su especialidad siempre han sido los ovnis y la secuela de hipótesis que desencadenan en la imaginación del iconNomenclatura química
En la naturaleza encontramos multitud de tipos de materia diferente. El objetivo de los químicos ha sido siempre el de poder clasificarlos,...
Su especialidad siempre han sido los ovnis y la secuela de hipótesis que desencadenan en la imaginación del iconSeguridad social
Los menores de 18 años, o mayores con discapacidad igual o superior al 65 %, y hayan sido abandonados por sus padres, siempre que...
Su especialidad siempre han sido los ovnis y la secuela de hipótesis que desencadenan en la imaginación del iconUniversidad regional autonóma de los andes “uniandes”
A mis padres, esposo e hijo quienes han sido el cimiento primordial para la
Su especialidad siempre han sido los ovnis y la secuela de hipótesis que desencadenan en la imaginación del iconMiércoles 15 de julio de 2009
Los datos personales recogidos han sido incorporados y tratados en el fichero “Sistema Integral de Gestión y Seguimiento Admi
Su especialidad siempre han sido los ovnis y la secuela de hipótesis que desencadenan en la imaginación del iconRestrictedcode
Se han hecho esfuerzos sustanciales por reestructurar el sector de la electricidad. La liberalización del sector de los servicios...
Su especialidad siempre han sido los ovnis y la secuela de hipótesis que desencadenan en la imaginación del iconInformación importante que los electores deben conocer
En los Boletines Oficiales del País Vasco y de Galicia de fecha 2 de agosto de 2016, han sido publicadas las convocatorias de elecciones...


Descargar 5.63 Mb.