Página principal



Su especialidad siempre han sido los ovnis y la secuela de hipótesis que desencadenan en la imaginación del

Descargar 5.63 Mb.

Su especialidad siempre han sido los ovnis y la secuela de hipótesis que desencadenan en la imaginación del





Descargar 5.63 Mb.
Página70/181
Fecha de conversión05.08.2018
Tamaño5.63 Mb.
1   ...   66   67   68   69   70   71   72   73   ...   181
Caballo de Troya

J. J. Benítez

137

considerable extensión -como el discurso que pronunciaba en aquellos momentos-, iba a

resultar poco menos que imposible que sus palabras pudieran ser recogidas en el futuro con

integridad y total fidelidad. Era una lástima que ninguno de aquellos hombres se hubiera

propuesto la importantísima misión de ir recogiendo las pláticas y hechos que protagonizó el

Nazareno. Aquella misma noche, en el campamento del Olivete, tendría ocasión de comprobar

que no estaba equivocado en mis apreciaciones personales...

-… Pero yo os ofrezco en nombre de mi Padre misericordia y perdón. Incluso ahora -añadió

Jesús en un tono más suave y conciliador- os ofrezco mi mano. Mi Padre os envió a los profetas

y a los sabios. A los primeros los matasteis y a los segundos los perseguís. Entonces apareció

Juan, proclamando la venida del Hijo del Hombre y a él le destruisteis, a pesar de que muchos

habían creído en sus enseñanzas. Y ahora os preparáis para derramar más sangre inocente.

¿Comprendéis que llegará un día terrible en el que el Juez de toda la tierra os pedirá cuentas

por la forma en que habéis rechazado, perseguido y destruido a estos mensajeros del cielo?

¿Comprendéis que debéis rendir cuenta de toda esta sangre honrada, desde el primer profeta,

asesinado en los tiempos de Zechariah entre el Santuario y el altar? Y yo os digo más: si

proseguís con esta conducta malvada, esa cuenta puede ser exigida, incluso, a esta misma

generación.

»¡Oh, Jerusalén e hijos de Abraham! Vosotros, que habéis apedreado a los profetas y

asesinado a los maestros, incluso ahora reuniría a vuestros hijos como la gallina reúne a sus

polluelos bajo sus alas... ¡Pero no queréis!

»Ahora os voy a dejar. Habéis oído mi mensaje y tomado vuestra decisión. Los que han

creído en mi evangelio están salvados. Los que habéis elegido rechazar el regalo de Dios no me

veréis más enseñar en el templo. Mi trabajo está hecho.

»¡Tened cuidado ahora! Yo sigo con mis hijos y vuestra casa queda desolada...

Las crudas denuncias de Jesús de Nazaret habían cerrado toda posibilidad de reconciliación

con los dirigentes del Sanedrín y de la clase sacerdotal de Jerusalén. Al terminar sus palabras,

el Maestro ordenó a sus discípulos que le siguieran y todos salimos del templo, en dirección al

campamento del Olivete. Pero en el ambiente de la ciudad santa quedó flotando una pregunta:

«¿Qué suerte le aguardaba al rabí de Galilea?»

Cuando nos disponíamos a salir, uno de los doce -Mateo, que recordaba la profecía de su

Maestro en la cima del monte de las Aceitunas- se aproximó a Jesús y señalándole los pesados

sillares de la muralla del Templo, le comentó con evidente incredulidad:

-Maestro, observa de qué forma está construido esto. Mira las piedras macizas y los

hermosos adornos. ¿Cómo puede ser que estas edificaciones vayan a ser destruidas?

El rabí, sin aminorar su marcha por las calles de la ciudad, rumbo a la puerta de la Fuente, le

dijo:

-¿Habéis visto esas piedras y ese templo macizo? Pues en verdad, en verdad os digo que

llegarán días muy próximos en los que no quedará piedra sobre piedra. Todas serán echadas

abajo.

Y el gigante guardó silencio. El resto del grupo se enzarzó entonces en interminables

polémicas, considerando que era muy difícil que aquella fortaleza pudiera ser demolida. «Ni

siquiera el fin del mundo -llegaron a insinuar algunos de los apóstoles- podría ocasionar la

destrucción del Templo.»

El día apuntaba ya hacia el ocaso y Jesús, tratando de evitar a la muchedumbre de

peregrinos que iban y venían por el valle de Kidrón, sugirió a sus discípulos que dejaran el

camino que conducía a Betania, tomando uno de los senderos que discurre por la ladera sur del

Olivete, en dirección norte.

Al alcanzar una de las cimas, Jerusalén surgió de pronto a nuestra izquierda, majestuoso y

bañado en oro por los últimos rayos solares. En el santuario y en las callejas habían empezado

a encenderse las primeras lámparas de aceite. Aquel espectáculo hizo detenerse al grupo,

mientras uno de los discípulos -señalando a la ciudad santa- preguntaba a Jesús:

-Dinos, Maestro, ¿cómo sabremos que estos acontecimientos están a punto de ocurrir?

El grupo terminó por sentarse sobre la hierba y el rabí, de pie y sin prisa, les fue diciendo:

-Sí, os contaré algo sobre los tiempos en que esta gente habrá llenado la copa de su

iniquidad y la justicia caerá sobre esta ciudad de nuestros padres...

Caballo de Troya

J. J. Benítez

138

»Estoy a punto de dejaros. Voy a mi Padre. Cuando os deje, tened cuidado de que ningún

hombre os engañe. Muchos vendrán como libertadores y llevarán a muchos por el mal camino.

Cuando oigáis rumores sobre guerras, no os consternéis. Aunque todo eso ocurra, el fin de

Jerusalén no habrá llegado aún. Tampoco debéis preocuparos cuando seáis entregados a las

autoridades civiles y seáis perseguidos por el evangelio...

Los apóstoles se miraron con el miedo reflejado en los semblantes.

-… Seréis despedidos de la sinagoga y hechos prisioneros por mi causa. Y algunos de

vosotros morirán. Cuando seáis llevados ante gobernadores y dirigentes será como testimonio

de vuestra fe y para que mostréis firmeza en el evangelio del reino. Y cuando estéis ante

jueces, no tengáis angustia de antemano sobre lo que debáis decir: el espíritu os enseñará en

ese mismo momento lo que debéis contestar a vuestros adversarios. En esos días de dolor,

incluso vuestros parientes, bajo la dirección de aquellos que han rechazado al Hijo del Hombre,

os entregarán a la prisión y a la muerte. Por cierto tiempo seréis odiados por mi causa pero,

incluso en esas persecuciones, no os abandonaré. Mí espíritu no os dejará desamparados. ¡Sed

pacientes! No dudéis que el evangelio del reino triunfará sobre todos los enemigos y, a su

tiempo, será proclamado por todas las naciones.

El Maestro guardó silencio mientras miraba a la ciudad. Y yo, sentado con los demás, quedé

maravillado ante la precisión de aquellas frases. Ciertamente, cuarenta años más tarde, cuando

las legiones de Tito cercaron y asolaron Jerusalén, ninguno de los apóstoles se hallaba en la

ciudad. De no haber sido advertidos por el Maestro. hubiera sido más que probable que

algunos, quizá, hubieran perecido o hechos prisioneros.

El silencio fue roto por Andrés:

-Pero Maestro, si la ciudad santa y el templo van a ser destruidos y si tú no estás aquí para

dirigirnos, ¿cuándo deberemos abandonar Jerusalén?

Jesús, entonces, procuró ser extremadamente claro y preciso:

-Podéis quedaros en la ciudad después de que yo me haya ido, incluso en esos tiempos de

dolor y amarga persecución. Pero, cuando finalmente veáis a Jerusalén rodeada por los

ejércitos romanos tras la revuelta de los falsos profetas, entonces sabréis que su desolación

está en puertas. Entonces debéis huir a las montañas. No dejéis que nadie os detenga ni

permitáis que otros entren. Habrá una gran tribulación. Serán los días de la venganza de los

gentiles. Cuando hayáis huido de la ciudad, esa gente desobediente caerá bajo el filo de las

espadas de los gentiles. Entretando os aviso: no os dejéis engañar. Si algún hombre viene a

deciros: «Mira, éste es el Libertador» o «Mira, aquí está él», no le creáis. Saldrán muchos falsos

maestros y otros serán llevados por el mal camino. No os dejéis engañar. Ya veis que os lo he

advertido de antemano.

¡Qué rotundas y proféticas sonaron aquellas palabras en mis oídos! Los apóstoles y

discípulos no podían sospechar siquiera la sublime realidad de aquella profecía. Para cualquiera

que haya estudiado, aunque sólo sea someramente, la aproximación de los ejércitos romanos a

Jerusalén poco antes de la luna llena de la primavera del año 70, la advertencia del Maestro

tiene que resultar lapidaria. Tal y como acababa de anunciar el Galileo, Israel se convertiría en

un infierno entre los años 66 y 70. En aquel tiempo, el partido de los zelotes o «fanáticos»,

armados hasta los dientes, terminaron por sublevar a toda la comunidad judía. En mayo del

año 66, la guarnición romana es arrollada, como consecuencia de la petición del procurador

Floro, que exigió 17 talentos del tesoro del Templo. Los judíos toman Jerusalén y prohíben el

sacrificio diario en honor al Emperador. Aquello colma la paciencia de Roma, que envía una

legión, a las órdenes del gobernador de Siria, Cestio Gallo. Pero las revueltas han encendido el

país y los romanos se ven obligados a retirarse.

La nación judía se prepara para la guerra v fortifica sus ciudades, siendo nombrado

generalísimo de sus ejércitos el que después sería historiador, Flavio Josefo.

Y, en efecto, Nerón confía tres legiones a Tito Flavio Vespasiano quien, acompañado de su

hijo Tito, cae sobre Galilea, machacándola. Pero Nerón se suicida y Tito Flavio tiene que

regresar precipitadamente a Roma. Su hijo se encargaría de ultimar la gran venganza de Roma.

Los hebreos quedan sobrecogidos al ver pasar hacia Jerusalén miles de soldados,

pertenecientes a las legiones 5.ª, 10.ª, 12.ª y 15.ª, a acompañados de fuerzas de caballería y

tropas auxiliares, así como un pesado equipo de asalto y demolición. En total: 80000 hombres

que -tal y como profetizó Jesús en el año 30- fueron tomando Posiciones y cercando la ciudad

santa. Jerusalén, repleta de peregrinos, se ve sometida a fuertes tensiones internas, a la locura


1   ...   66   67   68   69   70   71   72   73   ...   181

Similar:

Su especialidad siempre han sido los ovnis y la secuela de hipótesis que desencadenan en la imaginación del iconCuestionario para la evaluacion de cursos de formacióN
Señala cuáles han sido los motivos que te han llevado a participar en esta actividad de formación
Su especialidad siempre han sido los ovnis y la secuela de hipótesis que desencadenan en la imaginación del iconDesarrollo e Implantación de un Sistema appcc en una Industria de fabricación de mermelada de fresa docx
A mi familia y amigos por la paciencia que han tenido y el apoyo que siempre me han
Su especialidad siempre han sido los ovnis y la secuela de hipótesis que desencadenan en la imaginación del iconPruebas de hipótesis de una poblacion
...
Su especialidad siempre han sido los ovnis y la secuela de hipótesis que desencadenan en la imaginación del iconSistema evaluacion de desempeñO
Durante los últimos años de Gestión Pública, los temas relacionados con el proceso de Modernización del Estado han sido ampliamente...
Su especialidad siempre han sido los ovnis y la secuela de hipótesis que desencadenan en la imaginación del iconPliego de condiciones definitivos
Los pliegos de condiciones del presente proceso de Selección Abreviada han sido elaborados
Su especialidad siempre han sido los ovnis y la secuela de hipótesis que desencadenan en la imaginación del iconNomenclatura química
En la naturaleza encontramos multitud de tipos de materia diferente. El objetivo de los químicos ha sido siempre el de poder clasificarlos,...
Su especialidad siempre han sido los ovnis y la secuela de hipótesis que desencadenan en la imaginación del iconDe intereses, multas y recargos
Legal, apoderado especial o general del contribuyente con ruc nº., solicito que los valores que han sido reconocidos a mi favor por...
Su especialidad siempre han sido los ovnis y la secuela de hipótesis que desencadenan en la imaginación del iconSeguridad social
Los menores de 18 años, o mayores con discapacidad igual o superior al 65 %, y hayan sido abandonados por sus padres, siempre que...
Su especialidad siempre han sido los ovnis y la secuela de hipótesis que desencadenan en la imaginación del iconUniversidad regional autonóma de los andes “uniandes”
A mis padres, esposo e hijo quienes han sido el cimiento primordial para la
Su especialidad siempre han sido los ovnis y la secuela de hipótesis que desencadenan en la imaginación del iconRestrictedcode
Se han hecho esfuerzos sustanciales por reestructurar el sector de la electricidad. La liberalización del sector de los servicios...


Descargar 5.63 Mb.