Página principal



Su especialidad siempre han sido los ovnis y la secuela de hipótesis que desencadenan en la imaginación del

Descargar 5.63 Mb.

Su especialidad siempre han sido los ovnis y la secuela de hipótesis que desencadenan en la imaginación del





Descargar 5.63 Mb.
Página79/181
Fecha de conversión05.08.2018
Tamaño5.63 Mb.
1   ...   75   76   77   78   79   80   81   82   ...   181
1.

-Sí -murmuró con un cierto desprecio en sus palabra-, Tiberio siempre ha sido un hombre

enfermizo... Y todos padecemos a veces su irritabilidad. Supongo, Jasón, que su debilidad será

cada vez mayor...

En aquellos comentarios había parte de verdad. Pero, entre esas verdades a medias,

también se ocultaban nuevos ataques a mi profesionalidad como supuesto astrólogo y, en

definitiva, a mi conocimiento del César.

-Puedo asegurarte -repuse- que Tiberio conserva toda su fuerza. Es capaz, como tú muy

bien sabes, de perforar una manzana verde con el dedo. Su senectud (Tiberio contaba en el año

30 unos 73 años) no ha disminuido su fuerza, aunque sí su vista... Y en algo sí estoy de

acuerdo con tu sabia opinión. El Emperador es un hombre atormentado por su destino. No supo

elevarse por encima de las adversas circunstancias del divorcio que le impuso Augusto. Jamás

olvidará a su gran amor: Vipsania. Esto, el carácter posesivo y la ambición de su madre, Livia,

y esas repulsivas úlceras que afean su rostro han terminado por transformarle en un hombre

tímido, resentido y huidizo.

(En ese instante intervino Eliseo, comunicándome que, según Plinio el Viejo, en su Historia

Natural específica que Tiberio era uno de los hombres con mejor vista del mundo. Era capaz de

ver en las tinieblas -como las lechuzas-, aunque durante el día sufría de miopía. Esta fue -

según Dión (Historia de Roma)- una de las razones que alegó para no aceptar el imperio.)

-… Tímido, resentido, huidizo y cruel -remató Pilato con gesto grave, al tiempo que cruzaba

una mirada con su centurión.

En mi opinión, el procurador se daba por satisfecho con mi «representación». Desde ese

momento, sus preguntas y comentarios no fueron ya tan venenosos. Sin embargo, aquellas

afirmaciones habían empezado a arrojar luz sobre el comportamiento de Poncio respecto al

1 La profusión de falos en aquellos tiempos llegó a tales extremos que podían encontrarse en las puertas de las

casas o de los dormitorios. Cuando eran situados en los jardines y en los campos debían proteger contra las sombras

nocivas. Si los situaban en las encrucijadas, el falo señalaba al caminante el rumbo adecuado. También pendían de los

carros victoriosos de los emperadores («fascinus») y de los cuellos de las mujeres embarazadas que deseaban un parto

fácil. Los romanos llegaron a creer que su poder aumentaba si daban al falo una forma de animal dotado de garras o

alas. También han sido encontrados badajos con forma fálica. La superstición romana creía que, de esta forma, el

sonido de las campanas ahuyentaba los embrujos y todo tipo de seres fantasmales. Sólo cuando el Imperio decayó,

degradándose sus costumbres, el falo se convertiría en un símbolo de placer. Mientras en los primeros tiempos de

Roma, las jóvenes desposadas ofrecían su virginidad al Hermes príapo. como muestra de sus devotas intenciones, más

tarde, el falo del dios sirvió de consolador a muchas mujeres viciosas. (N. del m.)

Caballo de Troya

J. J. Benítez

155

Emperador y, especialmente, a su criterio personal en relación con Tiberio y sus acciones. Por

un lado, como tuve oportunidad de verificar, Poncio Pilato gustaba de imitar a su César. Por

otro, le odiaba y temía con la misma intensidad. Aquellos últimos años de Tiberio, desde poco

antes de su retiro a Capri, fueron de auténtico terror. Suetonio lo describe, asegurando que «el

furor de las denuncias que se desencadenó bajo Tiberio, más que todas las guerras civiles,

agotó al país en plena paz».

Se espiaban todos y todo podía ser motivo de secreta delación al César. El carácter

desconfiado de Tiberio alimentó -y no poco- esta oleada de denuncias. Y cuando algún hombre

valeroso -como fue Calpurnio Pisón- levantaba su voz, protestando por esta situación, el César

se encargaba de aniquilarlo. Tiberio veía traidores y traiciones hasta en sus más íntimos amigos

y colaboradores. El terror tiberiano llegó a tales extremos que, según cuenta Suetonio, «se

espiaba hasta una palabra escapada en un momento de embriaguez y hasta la broma más

inocente podía constituir un pretexto para denunciar».

Esta gravísima situación -de enorme trascendencia, en mi opinión, a la hora de juzgar el

comportamiento de Pilato con Jesús de Nazaret- queda perfectamente dibujada con el suceso

protagonizado por Paulo, un pretor que asistía a una comida. Séneca lo cuenta en su obra La

Beneficencia: El tal Paulo llevaba una sortija con un camafeo en el que estaba grabado el

retrato de Tiberio César. Pues bien, el bueno de Paulo, apremiado por una necesidad fisiológica,

cometió la imprudencia de coger un orinal con dicha mano. El hecho fue observado por un tal

Maro, uno de los más conocidos delatores del momento. Pero un esclavo de Paulo advirtió que

el delator espiaba a su amo y, rápidamente, aprovechándose de la embriaguez de éste, le quitó

el anillo del dedo en el momento mismo en que Maro tomaba a los comensales como testigos

de la injuria que iba a hacerse al emperador, acercando su efigie al orinal. En ese instante, el

esclavo abrió su mano y enseñó el anillo. Aquello salvó al descuidado Paulo de una muerte

segura y de la pérdida total de sus bienes que -según la «ley» de Tiberio- iban a parar siempre

a manos del delator. Esto y los viejos odios eran las causas más comunes en todas las

delaciones.

Poncio Pilato, naturalmente, conocía estos hechos y temía -como cualquier otro ciudadano de

Roma- ser el blanco de los muchos delatores profesionales o aficionados que pululaban

entonces. En el escaso tiempo que permanecí cerca de él intuí que Pilato no era exactamente

un cobarde. El hecho de representar al César en una provincia tan difícil y levantisca como

Israel le presuponía ya, al menos teóricamente, como un hombre de cierto temple1. Y, aunque

fue un error político, bien que lo demostró negándose a retirar las imágenes del César situadas

en Jerusalén, u apropiándose del tesoro del templo para la construcción de un acueducto. Creo,

en honor a la verdad, que aquel procurador podía sentir -y así ocurriría el viernes- miedo de la

situación que padecía en aquellos años el imperio, no de la verdad, cuando ésta surge limpia y

directamente entre dos hombres. Pilato se presentaba ante mí como un hombre inestable

emocionalmente, pero no como un cobarde, tal y como se ha pretendido siempre. (Este, como

veremos, más adelante, debería ser otro concepto a revisar, en especial por la Iglesia Católica.)

-Tímido, resentido, huidizo y cruel -repitió el procurador, sumido en pensamientos

inescrutables.

El silencio cayó como un fardo sobre la estancia. José, que parecía no dar crédito a cuanto

llevaba escuchado, se removió nervioso en su silla de cuero.

Aquel mismo y violento silencio debió sacar a Pilato de las profundidades de su mente y,

adoptando un tono más conciliador, preguntó de nuevo:

-Pero, cuéntame, Jasón: ¿a qué se dedica ahora el emperador...? ¿Qué hace...?

Como ya te he comentado, entiendo que Tiberio ha escapado de Roma..., huyendo de sí

mismo.

Intencionadamente hice una pausa. Los ojos de Poncio chispearon. Y asintió con la cabeza...

-… Su mortal enemigo -proseguí- es su resentimiento o su falta de generosidad. Y los astros

-deslicé con toda intención-, anuncian hechos que conmoverán al Imperio. Ahora se dedica a

pasear en solitario, como siempre, por los abruptos acantilados de Capri. No habla con nadie, a


1   ...   75   76   77   78   79   80   81   82   ...   181

Similar:

Su especialidad siempre han sido los ovnis y la secuela de hipótesis que desencadenan en la imaginación del iconCuestionario para la evaluacion de cursos de formacióN
Señala cuáles han sido los motivos que te han llevado a participar en esta actividad de formación
Su especialidad siempre han sido los ovnis y la secuela de hipótesis que desencadenan en la imaginación del iconDesarrollo e Implantación de un Sistema appcc en una Industria de fabricación de mermelada de fresa docx
A mi familia y amigos por la paciencia que han tenido y el apoyo que siempre me han
Su especialidad siempre han sido los ovnis y la secuela de hipótesis que desencadenan en la imaginación del iconPruebas de hipótesis de una poblacion
...
Su especialidad siempre han sido los ovnis y la secuela de hipótesis que desencadenan en la imaginación del iconSistema evaluacion de desempeñO
Durante los últimos años de Gestión Pública, los temas relacionados con el proceso de Modernización del Estado han sido ampliamente...
Su especialidad siempre han sido los ovnis y la secuela de hipótesis que desencadenan en la imaginación del iconPliego de condiciones definitivos
Los pliegos de condiciones del presente proceso de Selección Abreviada han sido elaborados
Su especialidad siempre han sido los ovnis y la secuela de hipótesis que desencadenan en la imaginación del iconNomenclatura química
En la naturaleza encontramos multitud de tipos de materia diferente. El objetivo de los químicos ha sido siempre el de poder clasificarlos,...
Su especialidad siempre han sido los ovnis y la secuela de hipótesis que desencadenan en la imaginación del iconDe intereses, multas y recargos
Legal, apoderado especial o general del contribuyente con ruc nº., solicito que los valores que han sido reconocidos a mi favor por...
Su especialidad siempre han sido los ovnis y la secuela de hipótesis que desencadenan en la imaginación del iconSeguridad social
Los menores de 18 años, o mayores con discapacidad igual o superior al 65 %, y hayan sido abandonados por sus padres, siempre que...
Su especialidad siempre han sido los ovnis y la secuela de hipótesis que desencadenan en la imaginación del iconUniversidad regional autonóma de los andes “uniandes”
A mis padres, esposo e hijo quienes han sido el cimiento primordial para la
Su especialidad siempre han sido los ovnis y la secuela de hipótesis que desencadenan en la imaginación del iconRestrictedcode
Se han hecho esfuerzos sustanciales por reestructurar el sector de la electricidad. La liberalización del sector de los servicios...


Descargar 5.63 Mb.