Página principal



El Lenguaje y el Pensamiento Comunitario

Descargar 2.43 Mb.

El Lenguaje y el Pensamiento Comunitario





Descargar 2.43 Mb.
Página61/87
Fecha de conversión06.10.2018
Tamaño2.43 Mb.
1   ...   57   58   59   60   61   62   63   64   ...   87
El Lenguaje y el Pensamiento Comunitario

Al quedar desplazada la didáctica que niega la realización de la subjetividad en el lenguaje, también se instituye el principio de que la didáctica comunitaria inicia su despliegue con la formulación de un problema (¿Por qué hay algo en lugar de nada?, ¿Cuáles son los factores que explican que el hombre, a pesar de la educación, caiga en el mal? ¿Por qué el planeta sufre repentinos cambios climáticos?. Contrariamente a la opinión dominante, preguntar es más difícil que responder. El plan no es reiterar alguna respuesta ya preestablecida, sino construir colectivamente otra. Así, cualquier conocimiento o saber es una respuesta a una pregunta o problema.

Ello quiere decir que si no hay problemas o preguntas tampoco es posible ningún conocimiento o saber. Nada se crea. Todo se traduce o construye a partir de acontecimientos históricos. Este rasgo sustituye el uso liberal del lenguaje -expresar sólo lo que uno siente y piensa-, para más bien concretar la intersubjetividad: el empleo del lenguaje para llegar a acuerdos que consecuentemente presupongan actitudes comunitarias, es decir, contra individualistas.

El que en el hablar sólo busca tener razón, no darse cuenta de cómo son las cosas, considerará lógicamente que es más fácil preguntar que dar respuesta, entre otras cosas porque no se corre el peligro de dejar a deber una respuesta a alguna pregunta.” A diferencia de la didáctica occidental que conduce al conflicto, pues la edificación de la respuesta a un problema trae consigo la confrontación de argumentos, la didáctica que ahora reconstituimos a partir del acontecimiento histórico de las comunidades originarias no-modernas, promueve y concreta la complementariedad.

Para ello el uso de la palabra se da “siempre” de derecha a izquierda no para confrontar lo que alguien dijo antes, sino para contribuir a la institución de una respuesta. En esta realidad no existen ni la soledad del cuerpo ni la soledad del pensamiento. En todo caso, ello sería propio de las pedagogías y didácticas modernas, que están empecinadas por enseñar a estar solos: pensar antes que hablar.

Ni la educación, ni las pedagogías ni las didácticas occidentales piensan lo humano en otros humanos, sino que todo y todos están sentidos en el propio “sí-mismo” del yo que, por su constitución, excluye a los otros. “El sí-mismo carecía todavía de mirada que viera más allá de sus muros: el mundo entero quedaba fuera. Si lo tenía en él, no lo tenía a título de mundo, sino nada más que a título de posesión propia.” Además de fortalecer el individualismo, la didáctica moderna subordina el lenguaje al ejercicio de la razón. Así, el hablar queda destinado únicamente a traducir al exterior los movimientos interiores del pensamiento y/o conciencia y no con el propósito de llegar a acuerdos colectivos, sino con la finalidad de universalizar sus contenidos.

El uso del lenguaje, en la didáctica comunitaria, libra de caer en el solipsismo de la conciencia y del pensamiento. El objetivo de esta didáctica, además de concretar la ética comprendida como reciprocidad, es constituir una comunidad ilimitada de comunicación sobre el fundamento de la subjetividad comprendida como lenguaje y ya no más como una de las consecuencias de la razón o el pensamiento.

Enseñar- Aprender”, Valorando

Desde su consolidación en la segunda mitad del siglo XX, la didáctica siempre ha respondido a un fin: generar condiciones de posibilidad para aprender los contenidos derivados de los diferentes campos de conocimiento. Esa finalidad subordina toda didáctica a la expansión y universalización de una cultura y, por tanto, también de “una” racionalidad.

La didáctica comunitaria, no está subordinada a los contenidos de las disciplinas. Su fundamento no es la razón ni su ejercicio cognitivo, sino la ética de la reciprocidad cristalizada en la actitud pedagógica del maestro y del estudiante. Ello no implica la anulación de la razón, sino más bien el despliegue de una racionalidad a imagen y semejanza de una ética recíproca que es distinta de la ética del “yo y nadie más” del mundo moderno.

El origen de la racionalidad recíproca de la didáctica comunitaria, entonces, no está en los campos de conocimientos y su deseo de realizarse en toda sociedad a través de la didáctica, sino en el acontecer histórico de las sociedades y comunidades, cuyo pensamiento no es meramente conceptual, sino básicamente narrativo como producto de un proceso comunitario continuo.

Las sociedades de pensamiento conceptual se caracterizan por abandonar su destino al conocimiento especulativo del “yo”. Las comunidades narrativas, en cambio, fundan todo su despliegue en la experiencia, que para ser tal necesariamente debe ser referida. El conocimiento especulativo se ofrece a través del concepto, pero la experiencia a través de la narración, que es constitutivamente intersubjetiva, a diferencia del conocimiento teórico que no lo es.

Es debido a esta diferencia que la didáctica moderna cumple la función de expandir los conocimientos de las áreas en el ámbito de la sociedad. Ello, en los últimos años, ha supuesto inclusive la organización de una suerte de “vigilancia epistemológica” para “observar” en qué medida el conocimiento de las ciencias es o no “respetado” en su proceso de transmisión. Parte de esta política es la estrategia del examen.

El examen no es más que el bautismo burocrático del saber, el reconocimiento oficial de la transubstanciación del saber profano en saber sagrado.” La didáctica comunitaria, por el contrario, no sólo ignora la estrategia del examen. Al no fundarse en el conocimiento conceptual, también posee la finalidad última de legitimar la realización del pensamiento narrativo -que consiste en referir experiencia- a través de la expresión de la subjetividad.

Comprensión sin Explicación

Al no estar la didáctica comunitaria directamente subordinada a los conocimientos disciplinares, tampoco requiere de un “explicador” de contenidos. El acto de explicar, además de remarcar la desigualdad entre quien explica y los “explicados”, implica enceguecer para luego devolver la luz.

Quien primero enceguece y luego lleva la luz, obviamente, son la misma persona, que clásicamente pensado, cree que toda educación debe necesariamente venir de sus estériles entrañas.

La orientación es cumplir la función de dirigir el desenvolvimiento de la clase pero en forma rotativa, algo que es posible en el trabajo con estudiantes. En este sentido, lo preponderante no es la persona, sino el conjunto de actividades que deben cumplir por única vez, para promover que las mismas sean desarrolladas “siempre” por otra persona.

Lo comunitario precisamente cobra su sentido más pleno cuando el maestro no es quien se erige en un simple “explicador”, sino en alguien que promueve la intervención de todos para atender a un problema temático y encontrar respuestas en forma colectiva. No se trata de concentrar el ejercicio pedagógico en una persona, sino precisamente en la micro-comunidad del aula de la que el maestro no puede excusarse de ser parte.

Uno de los factores que contribuye a la realización de este tipo de didáctica es, precisamente, la renuncia al afán explicador. ¿Por qué? La explicación, muy presente en la didáctica de la mayor parte de la educación, es la principal estrategia de colonización de la sociedad y las culturas, por parte de los campos de conocimiento o áreas y su racionalidad individualizante. Ésta es una colonización que hace olvidar que nacemos siendo responsables y recíprocos por otros, ésta es una colonización que hace creer que cuantos más conocimientos se tiene también se es necesariamente mejor.

Éste es un equívoco. El conocimiento no libra de caer en el mal, si fuera así el mundo sería un paraíso, pero ocurre que precisamente no lo es, muy a pesar de todos los adelantos científicos y las grandes obras del humanismo occidental-moderno. Cuando le explicamos algo a alguien con el fin de que pueda “entender”, lo que en el fondo hacemos es extender certidumbres que no han nacido de la comprensión entre nosotros mismos.

La explicación de la didáctica moderna limita y obliga a aceptar como verdadero aquello que se produce y expande con esa condición en y desde las áreas. Una vez que el proyecto ha concluido en la educación superior, se procede a hacer lo mismo con otros: “explicamos” contenidos, creyendo que con ello contribuimos a la formación de personas. Naturalmente estamos equivocados, porque realizamos una didáctica con ausencia de diálogo, comprensión y anulamos la posibilidad de que la ética de la reciprocidad sea posible.

¿Por qué? Es simple: se instaura el fundamento autoreferencial de la razón: los conocimientos disciplinares. La didáctica comunitaria, por el contrario, reivindica el diálogo, la comprensión, ejerce la pedagogía de la reciprocidad y prioriza la expresión de las subjetividades. Todo, para descubrir problemas, construir o traducir respuestas. En este caso, resulta irrisorio concentrar la atención en la competencia para repetir o aplicar conocimientos. Lo importante es desarrollar o fortalecer la actitud para usar determinados contenidos y saberes con el propósito último de responder a problemas y necesidades emergentes del contexto.

Aprender a Preservar la Vida

La didáctica comunitaria presupone también una concepción de aprendizaje. Si para la racionalidad medio-fin del pragmatismo del mundo moderno el aprendizaje se da por ensayo y error, y pasa por la repetición del experimento en condiciones variantes hasta que haya un resultado, en la didáctica comunitaria el aprendizaje está enfrentado a la muerte, para evitarla. Se aprende para preservar la vida en comunidad, no para depredar la naturaleza, justificar la pobreza, el hambre, la discriminación, la opresión o la negación de las culturas. “La afirmación de la vida no es un fin, sino un proyecto: el de conservarse como sujeto que puede tener fines.

La acción correspondiente es una acción para evitar amenazas a esta vida, que es proyecto.” Es por este motivo que ningún aprendizaje puede darse por accidente, el caso del aprendizaje por ensayo y error de la didáctica moderna. El aprendizaje por accidente hace presente en la vida la amenaza de la muerte: esto es, “conocer por conocer” cuando lo fundamental es favorecer los valores de respeto a la propia vida y a la de los otros, incluyendo la vida de la naturaleza y el respeto por los saberes y prácticas ancestrales.

En este sentido, el aprendizaje de la didáctica comunitaria trasciende la racionalidad medio-fin, porque lo que se aprende –la preservación de la vida en comunidad- es la condición misma para que sea posible el ejercicio de la razón, o sea, del conocer. En el plano de la pedagogía de la reciprocidad, esto significa desarrollar una didáctica para el “reconocimiento mutuo entre los sujetos, sin el cual la acción del sujeto no logra la afirmación de su vida. Tiene que afirmar la vida del otro, para que sea posible afirmar la propia.

No se trata del reconocimiento del hablante como hablante en el diálogo. Se trata del reconocimiento entre sujetos que se reconocen mutuamente como seres naturales, cuya condición de posibilidad de su vida es la inserción en el circuito de la vida humana. Enfrentando a la vida y a la muerte, nadie se puede salvar solo.” Esta precisión contrarresta la ética del “sálvese quien pueda”, que es consecuencia de la educación, las pedagogías y la didáctica occidentales.

Estrategias Metodológicas/Didácticas

Para viabilizar los contenidos previstos en el currículum de Educación de estudiantes, se podrá acudir a diversas metodologías y formas de enseñanza y aprendizaje de acuerdo a la experiencia e iniciativa de los maestros y en función de las características locales del contexto donde está ubicado el centro educativo; pero teniendo cuidado que sean participativas dinámicas y crítico-creativas-reflexivas, y que desemboquen en acciones concretas y prácticas. A continuación, como propuestas iníciales se sugieren las siguientes estrategias metodológicas, las mismas que pueden ser ampliadas, profundizadas y sistematizadas:

El Trabajo Social-Comunitario

El trabajo comunitario ha sido la principal característica de las diferentes culturas ancestrales en las diversas actividades de interés común, como el ayni, la mink’a y otros.

El ayni, como ayuda recíproca al interior de una comunidad o del entorno familiar, que en otras palabras significa: “Hoy por mi mañana por ti”. En la práctica, la esencia de esta cooperación mutua consiste en mano de obra, productos, bienes materiales, etc., que deberá ser compensado casi en similares condiciones de las recibidas, como un deber moral.

La mink’a, como ayuda solicitada también al interior de la comunidad, especialmente cuando se necesita apoyo moral y fuerza de trabajo en los periodos de barbecho, siembra, cosecha, techado de casa y otros. En estas actividades el trabajo es compartido y realizado con un alto servicio comunitario en pro de la familia que lo requiere.

En el proceso de enseñanza aprendizaje se adoptarán y adecuarán estas formas de trabajo colectivista en el centro educativo, el taller o la comunidad local, a través de equipos de trabajo, círculos de discusión o proyectos pedagógicos, a fin de implementar y/o impulsar ferias educativas, rescate de la riqueza cultural de los pueblos indígena-originarios, acontecimientos artísticos, espacios recreativos, emprendimientos de obras materiales, cuidado y defensa de los recursos naturales del medio y otros de interés social y educativo.

Las estrategias de trabajo social-comunitario no sólo inducirán a la laboriosidad productiva sino contribuirán también a intercambiar ideas y experiencias, a aprender unos de los otros, a fortalecer la solidaridad, reciprocidad y responsabilidad y, sobre todo, a desarrollar el espíritu de sensibilidad social.

La Experiencia Acumulada

La experiencia era una de las cualidades sobresalientes de nuestros pueblos originarios; incluso, alejados de la letra y escritura, aprendían una serie de conocimientos y saberes en función de sus necesidades vitales (alimentación, trabajo, vivienda, vestuario, etc.). Cada familia educaba a sus hijos con su propia experiencia y sabiduría.

Por otro lado, la experiencia era el resultado de las acciones comunitarias, porque se establecían nexos de relación recíproca y complementaria entre todos los miembros de la comunidad, lo que significaba entender que la experiencia se constituía en el saber histórico y la vigencia de la memoria colectiva.

  • La adquisición de conocimientos y la práctica de habilidades manuales;

  • El desarrollo de la memoria, la imaginación y la creatividad;

  • El cálculo mental para la resolución de problemas aritméticos;

  • La convivencia armónica con los demás miembros de la comunidad;

  • El cuidado de los recursos naturales.

En este sentido, la experiencia –como estrategia metodológica debe ser considerada por el maestro y los estudiantes como la base principal para desarrollar y/o iniciar el aprendizaje de nuevos conocimientos y prácticas; lo que en otras palabras significa aprender de la vida misma y en un ámbito socio-comunitario real.

Cabe aclarar que al acudir a la experiencia ésta no debe ser aplicada mecánica y fríamente, sino analizada desde sus ventajas y limitaciones así como de su compatibilización con otras experiencias similares; por ejemplo, la experiencia de don René, en el cultivo de hortalizas, puede ser más rica que la de don Julián y la de doña Cristina más tecnificada que las dos anteriores.

Las estrategias metodológicas: trabajo social-comunitario y experiencias acumuladas, para que tengan validez y efectividad en el proceso de aprendizaje de los estudiantes, necesariamente serán desarrolladas a través de un plan previsto por el maestro y los mismos interesados, es decir, en comunidad.


1   ...   57   58   59   60   61   62   63   64   ...   87

Similar:

Tabla de contenido campo de saberes y conocimientos: ciencia tecnología y producción caracterizacióN iconContexto : justificacióN
La ciencia utiliza el método deductivo, que consiste en encadenar los saberes de manera tal que se obtengan nuevos conocimientos
Tabla de contenido campo de saberes y conocimientos: ciencia tecnología y producción caracterizacióN iconMinisterio de Educación, Ciencia y Tecnología Secretaría de Ciencia, Tecnología, e Innovación Productiva

Tabla de contenido campo de saberes y conocimientos: ciencia tecnología y producción caracterizacióN iconMinisterio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva Agencia Santafesina de Ciencia, Tecnología e Innovación anr eventos científicos, tecnológicos y de innovación 2017
Región provincial:   (Para conocer las regiones provinciales, ingresar aquí)
Tabla de contenido campo de saberes y conocimientos: ciencia tecnología y producción caracterizacióN iconDepartamento administrativo de ciencia, tecnologia e innovación colciencias convocatoria para proyectos de ciencia, tecnología e innovación y su contribución a los retos de paíS 016 anexo carta unificada de aval y compromiso institucional
Convocatoria para proyectos de ciencia, tecnología e innovación y su contribución a los retos de paíS 2016
Tabla de contenido campo de saberes y conocimientos: ciencia tecnología y producción caracterizacióN iconPliego de bases y condiciones
Objeto de la contratacion:, Contratación de adquisición de desarrollo informático, diseño de marca y producción audiovisual, con...
Tabla de contenido campo de saberes y conocimientos: ciencia tecnología y producción caracterizacióN iconEncuentro de jóvenes por la ciencia
Ii feria de Ciencia y Tecnología “Pequeños Científicos” para Educación Parvularia y Primer Ciclo Educación Básica-2017
Tabla de contenido campo de saberes y conocimientos: ciencia tecnología y producción caracterizacióN iconBoletin de noticias de la rial – No
Comissão Interamericana de Ciência e Tecnologia e das reuniões ministeriais, nos seguintes temas: melhoria da educação em engenharia,...
Tabla de contenido campo de saberes y conocimientos: ciencia tecnología y producción caracterizacióN iconXiv versióN
La Asociación Colombiana para el Avance de la Ciencia, acac, es una entidad sin ánimo de lucro, que desde hace 37 años, trabaja por...
Tabla de contenido campo de saberes y conocimientos: ciencia tecnología y producción caracterizacióN iconFacultad de ingenieria carrera de ingenieria de sistemas
Creación del documento y especificación del contenido que debe tener cada sección. Se agregaron los encabezados de cada sección,...


Descargar 2.43 Mb.