Página principal



Tratado de Medicina1

Descargar 0.9 Mb.

Tratado de Medicina1





Descargar 0.9 Mb.
Página29/30
Fecha de conversión05.08.2018
Tamaño0.9 Mb.
1   ...   22   23   24   25   26   27   28   29   30
PLANTAS ZODIACALES


Las plantas de ARIES se parecen a la cabeza del ser humano, y son de fuego. Las de TAURO se parecen al cuello humano, y son de tierra. Las de GEMINIS se parecen a los brazos, manos y espaldas del ser humano, y son de aire. Las de CANCER tienen en sus hojas forma de hígado o bazo, muestran manchas y sus flores cinco pétalos, son de agua. Las de LEO tienen en sus frutos forma de corazón, lo mismo que en sus hojas, y son de fuego. Las de VIRGO se parecen al estómago e intestinos y son del signo de tierra. Las de LIBRA son calientes, húmedas y aéreas, se parecen a los riñones, vejiga y ombligo. Las de ESCORPION se parecen a los genitales del hombre y huelen mal, son calientes y húmedas. Las de SAGITARIO son de fuego y se parecen a las nalgas. Las de CAPRICORNIO son frías y secas, flores verdosas y figura esquelética, semejantes a las rodillas. Las de ACUARIO se parecen a las pantorrillas y son aéreas. Y las de PISCIS son de agua, y se parecen a los pies y dedos.


Cada una de estas plantas, sirve al órgano que se parece; así, las hojas que tienen forma de corazón sirven para el corazón, las que se semejan a una culebra, para eso sirven; La Madre Naturaleza es sapientísima, pero el hombre está empeñado en ignorarla, el hombre se ha hecho arrogante y quiere superarla. Sobre esta base de las analogías estelares, debe formarse un índice auténtico de plantas astrológicas, porque es triste decirlo, realmente duele ver cómo unos autores atribuyen una misma planta a un signo, y otros a otro signo diferente. Todo lo escrito sobre Botánica Astrológica, está totalmente errado. Los médicos Gnósticos deben volver al seno de la bendita Diosa Madre del mundo para investigar por su propia cuenta en el gran laboratorio de la naturaleza.


LA DESENCARNACIÓN


Al ocurrir aquello que llamamos muerte, el "Ego" abandona el cuerpo físico. El Ego o alma está unido al cuerpo por el cordón plateado. Este cordón de materia astral es el que mantiene el alma unida al cuerpo físico, pero cuando dicho cordón se rompe, ya el alma no puede entrar en el cuerpo físico. Por lo común ese cordón se rompe a los tres días de ocurrida la muerte.


El cordón plateado está unido al ventrículo izquierdo del corazón, y cuando viajamos en cuerpo astral, el alma puede regresar a su cuerpo físico gracias a dicho cordón, pero al ocurrir la muerte el alma ya no puede regresar a su cuerpo físico, porque el cordón se ha roto. En los últimos instantes de la vida, los moribundos suelen ver al ángel de la muerte como si fuese una calavera o un ser espectral. El ángel de la muerte, o los ángeles de la muerte, son seres perfectos cuya misión es sacar las almas de sus cuerpos en ese instante supremo.


Estos ángeles de la muerte tienen que romper el cordón plateado, y su intervención es sentida por el moribundo. Hecha su obra, el ángel de la muerte se retira, y el alma del desencarnado sigue por lo común viviendo en el mismo ambiente. Sin embargo hemos de advertir que entre el alma y el cuerpo sigue existiendo una atracción fluídica irresistible.


Por lo común las almas de los muertos inundan los campos-santos o cementerios, atraídos por sus cuerpos en proceso de descomposición, y ello hace que los cementerios presenten un aspecto horrible ante la vista de los clarividentes ejercitados.


Los desencarnados, por medio de su imaginación modelan la parte astral de sus tumbas con el aspecto de cuartos de dormir o de salones de hospital. La materia astral es esencialmente plástica, y por ende, ella toma las figuras que le dé la imaginación. Por ejemplo: si usted querido lector imagina un sombrero, éste se convertirá en una realidad en el mundo astral.


Así pues, las almas de los muertos por medio de la luz astral y de su imaginación le dan a sus tumbas el mismo aspecto del cuarto o de la alcoba, o del salón en que pasaron sus últimos días, y ello se debe a la imagen de dicho dormitorio fuertemente grabado en su mente. El cadáver atrae al alma, y ésta por medio de la imaginación, actuando sobre la materia plástica del mundo astral, transforma la tumba en dormitorio o salón de hospital.


El clarividente ejercitado puede ver las almas de los muertos pasearse por los cementerios, y conversando sobre sus enfermedades, sobre sus amarguras, sobre una posible curación, sobre medicinas, etc.


Ante la imaginación de las almas de los muertos, el cementerio no es tal cementerio para ellos, sino hospitales, salones, dormitorios, clínicas, etc. Cada tumba es para ellos un salón, una clínica, un dormitorio, etc. Esas almas se creen todavía en carne y hueso, y por ende sienten las mismas enfermedades de que murieron.


Por lo común, estas almas exhalan el inmundo olor del cadáver en putrefacción, sufren estas almas las mismas amarguras de su vida, y anhelan curarse de sus enfermedades.


Esta horrible atracción hacia los cementerios desaparece tan pronto el cadáver se ha vuelto ceniza. Hecho ceniza el cadáver, el alma se siente sana y alegre y abandona el cementerio que ella en su imaginación turbada creía clínica, cuartos, salones, hospitales, etc.


Pero si se quema el cadáver, el alma evita entonces pasar por todos esos horribles sufrimientos de los cementerios. Los cadáveres se deben quemar por caridad, por compasión, por piedad y por amor a los seres queridos, pues los sufrimientos del cementerio son horribles. Es muy dura para un alma vivir entre una tumba creyéndola salón o cuarto de dormir, de ahí el horror que los vivos tienen al cementerio, y mientras el cuerpo exista atraerá al alma hacia la tumba, y ésta sufrirá lo indecible.


Es mil veces preferible tener el dolor de pasar por quemar el cadáver de un difunto amado, y no que esta pobre alma siga atormentada dentro de un cementerio. Sea usted compasivo con el ser querido, queme su cadáver para que el alma se liberte de las amarguras horribles del cementerio, no sea usted cruel con el ser amado, queme el cuerpo para que esa alma amada se liberte del cementerio.


Lo explicado sobre los cementerios ha sido comprobado por algunas personas videntes. Estando en Pamplona (Norte de Santander, Colombia), supe de un interesante caso relacionado con el tema que estamos tratando.


Cierto caballero, cuyo nombre no menciono, transitaba por una calle de esa ciudad en una de esas noches solitarias y frías de ese poblado rodeado de páramos. El caballero vio a una bella dama a quien le inspiró al caballero ansias de poseerla en el acto, y la dama no rehusó su compañía. El galán caminaba feliz con la dama anhelando románticas aventuras don juanescas; de pronto la dama se detuvo ante la elegante puerta de una lujosa mansión rodeada de bellos y magníficos jardines. Allí hubo dulces palabras, frases amorosas, y por último la dama invitó al caballero enamorado a entrar en su encantadora morada, el galán se sintió feliz y entró en aquel hermoso dormitorio de la dama lleno de ansias sexuales irresistibles. El enamorado se acostó en el improvisado lecho nupcial, y allí se durmió sin que la dama se acostara a su lado.


Cuando el galán despertó, ya el sol iluminaba los vastos horizontes y las húmedas cumbres de los páramos que rodean a Pamplona. Se sintió algo incómodo en su lecho, y vio que las paredes de su cuarto se cerraban amenazantes sobre él. ¿Dónde estoy? Se preguntó. ¿Dónde está la dama?


Al mirar detenidamente, vio con horror que se encontraba dentro de una tumba en el cementerio, no pudo pronunciar palabra, se llenó de pavor horrible y quedó privado. Horas después algunos visitantes encontraron al caballero entre la tumba, y lo sacaron privado; hubo intervención médica, y el caballero ya vuelto en sí contó lo ocurrido a las autoridades, que desde luego lo declararon loco.


En aquella tumba había sido enterrado un cadáver de una bella dama hacía muchos años, pero ella con su imaginación dentro del plano astral había convertido la tumba en una elegante mansión. Indudablemente ya se había libertado de la atracción del cadáver, pero no de la atracción hacia la bella mansión construida por ella en el plano astral, o dentro del ambiente astral de la tumba. La dama sacó al caballero de la región química y lo metió con cuerpo y todo dentro del plano astral, esto se llama en ocultismo estado de "Jinas".


SALONES DE MAGIA NEGRA EN LOS CEMENTERIOS


Por extraño que a muchas personas parezca, hay en los cementerios salones de magia negra situados dentro del plano astral. Estos tétricos salones aspiran toda la podredumbre del campo santo, y los magos negros de dichos salones utilizan para sus infernales propósitos, todos los horribles elementos del cementerio.


Existen en el ambiente astral de los cementerios muchos vampiros astrales que se nutren de las emanaciones cadavéricas y de las podredumbres; estos vampiros son utilizados por los magos negros para causar daño a sus odiados enemigos. Como la tierra inspira y expele como nosotros, los cementerios constituyen grandes focos de infección para las urbes. De los cementerios han salido las grandes pestes, de los cementerios han salido el tifo y la viruela y toda clase de epidemias.


La tierra de cementerio inspira oxígeno y expele epidemias. Ya los científicos comprobaron que la tierra inspira y expele, y por lo tanto estas aseveraciones nuestras son rigurosamente científicas; ha llegado la hora de que las autoridades de la higiene y salubridad públicas establezcan hornos de cremación en lugar de cementerios. Los dolientes establecerán en sus casas, altares donde pondrán entre bellos y hermosos "cofres" las cenizas de sus seres queridos, y en estas cenizas se mantendrán los lazos entre los ascendientes y los descendientes.


En los salones de magia negra de los cementerios, los magos negros disponen de verdaderos enjambres de entidades perversas y de átomos malignos para realizar sus operaciones de magia negra. Los magos negros de esos salones ponen a trabajar bajo sus órdenes a millones de almas perversas cuyos cuerpos han sido enterrados en el cementerio; todo ello hace que los cementerios no sólo sean focos de epidemias físicas, sino que también constituyen focos de epidemias morales.


Cada átomo es un trío de materia, energía y conciencia, es decir, cada átomo es una inteligencia atómica, y por ende los átomos de los criminales y malvados enterrados en los cementerios constituyen verdaderas epidemias morales, concentradas especialmente en los cementerios.


Esos átomos que nosotros respiramos en los cementerios, penetran en nuestro organismo y forman sus colonias de maldad entre el espacio que separa el sistema objetivo de nuestro sistema secundario o Gran Simpático. Esas colonias falsean nuestras propias mentes y flotan invisiblemente en nuestra atmósfera astral, y allí quedan infectándolo como una epidemia moral o como inteligencias que nos incitan a toda clase de maldades. Por lo común en tiempo lluvioso son más fácilmente esas colonias de átomos malvados de los cementerios.


Los cementerios son verdaderos infiernos de maldad, llanto y podredumbre. Los cuerpos etéricos de los desencarnados flotan alrededor de las tumbas, como esqueletos o espectros horribles, y constituyen una fuente de "terror" espectral para las almas atraídas por sus cuerpos físicos en estado de descomposición, hacia el campo-santo.


Los cuerpos etéricos van descomponiéndose simultáneamente con los cadáveres y asumen las formas de horribles espectros. Los tenebrosos de los salones de magia negra utilizan a esos espectros para horrorizar a las almas de los muertos, y hasta para atemorizar también a los vivos. Esos son los innumerables casos de apariciones espectrales que a través del tiempo se han sucedido, muy a pesar de la ya consabida burla de los cronistas ignorantes y superficiales de la época.


Esa frase de los analfabetas, de que nadie puede saber de "Tejas para arriba", o de que "nadie sabe del otro mundo, porque nadie ha ido allá", verdaderamente solo es posible entre los ignorantes de la época.


Nosotros los Gnósticos podemos entrar al otro mundo en carne y hueso cada vez que queramos, y quienes quieran entrar al otro mundo en carne y hueso, y bien vestidos, con sombrero, zapatos a la moda, para conocerlo y visitarlo como quien entra a un parque o a un jardín, yo les doy la siguiente clave:


  1. Acuéstese del lado del corazón, con la cabeza apoyada sobre la palma de la mano izquierda.

  2. Adormézcase la persona.

  3. Deseche de su imaginación toda clase de imágenes ensoñativas y mentales.

  4. Concéntrese única y exclusivamente en el proceso del sueño.

  5. Cuando ya se sienta "dormido" realice los siguientes movimientos:


    • Siéntese en su cama, pero al hacer este movimiento de "sentarse" hágalo con sumo cuidado, en forma tal de no ir a despertar, es decir, "conservando" el sueño, porque en el "sueño" está el "poder".

    • Póngase de pie en el suelo, con el mismo cuidado de no "despertar", pues en el sueño está el poder.

    • Dé un pequeño "saltito" con la intención de flotar en el otro mundo.

    • Si usted no puede flotar, acuéstese nuevamente y repita el experimento.


Hay personas que realizan este experimento inmediatamente reciben esta clave, otras tardan semanas, meses y hasta años enteros para realizar lo que otros pueden hacer inmediatamente la conocen, todo depende del grado de evolución de cada cual. Esto llamamos en ocultismo estado de "Jinas". Las poderosas fuerzas energéticas del subconsciente son las que sacan al cuerpo físico de la región químico-física, y lo meten dentro del "plano astral", donde reinan las leyes de levitación.


Estos dos mundos, astral y físico, se mezclan y se ínter-penetran sin confundirse, en la misma forma en que el humo de las chimeneas se mezcla con la atmósfera sin confundirse con ella. Así pues, todo lo que hablo puede ser confirmado por todas aquellas personas que tengan la bondad de escucharme y tener fe.


Pero estoy seguro de que millares de lectores de este siglo XX se mofarán de estas "claves", porque las gentes de este siglo sólo quieren cohabitar y conseguir dinero, dinero y más dinero. Este libro no es para los bárbaros del siglo XX. Este libro es para la humanidad luminosa de ACUARIO.


Aquellos que acojan este secreto para entrar en cuerpo físico al plano astral podrán trasladarse a los sitios más lejanos de la tierra en pocos segundos, pues en el plano astral no existe ni el tiempo ni el espacio, allí todo es un eterno "ahora", un eterno presente.


Los mundos suprasensibles son la patria del espíritu.

"Sorbida es la muerte con victoria".


¿Dónde está ¡oh Muerte! tu aguijón, dónde ¡oh Sepulcro!, tu victoria?"


1   ...   22   23   24   25   26   27   28   29   30

Similar:

Tratado de Medicina1 iconAplicacion de preferencias al amparo de acuerdos suscritos por el peru en el marco del tratado de montevideo de 1980
Establecer las pautas a seguir en la importación para el consumo de mercancías con preferencias arancelarias otorgadas al amparo...
Tratado de Medicina1 iconFondo de Distribución de Beneficios del Tratado Convocatoria de Propuestas 2008

Tratado de Medicina1 iconTratado fbg
Capítulo I estadísticas de la litigiosidad en materia tributaria en España
Tratado de Medicina1 iconDe venezuela
Acuerdo de complementación económica n° 33 (tratado de libre comercio) celebrado entre la república de colombia, los
Tratado de Medicina1 iconNombre: frijol blanco
Categoría A: Arancel cero; Aplica a: cr, gt, hn, ni, sv a partir de la entrada en vigencia del Tratado
Tratado de Medicina1 iconTratado general
A los sujetos humanos, individuales o colectivos, se les ofrecen tres opciones esenciales
Tratado de Medicina1 iconTratado para radicales
Reconocimiento — Debe reconocer los créditos de la obra de la manera especifi cada por el
Tratado de Medicina1 iconInforme medico tratante
Favor consignar el o los Diagnósticos por el cual trata o fue tratado su paciente
Tratado de Medicina1 iconCapitulo IX: el beneficio de litigar sin gastos
Alsina, Hugo Tratado teórico y práctico de derecho procesal civil y comercial, Bs. As
Tratado de Medicina1 iconMercosur/xxxiii sgt nº 11/P
Visto: El Tratado de Asunción, el Protocolo de Ouro Preto y las Resoluciones N° 18/05 y 12/08 del Grupo Mercado Común


Descargar 0.9 Mb.