Página principal



UNIDAD III. LOS SUJETOS DE DERECHOS MINEROS

Descargar 0.6 Mb.

UNIDAD III. LOS SUJETOS DE DERECHOS MINEROS





Descargar 0.6 Mb.
Página4/20
Fecha de conversión05.08.2018
Tamaño0.6 Mb.
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   20
UNIDAD III.

LOS SUJETOS DE DERECHOS MINEROS.


S U M A R I O:

Personas individuales y colectivas.- (Arts.16 y 17).- Quines no pueden adquirir concesiones mineras.- Prohibiciones.- Carácter de las sociedades y empresas .- Personalidad de estas (Arts. 18 al 23).



DE LOS SUJETOS DE DERECHOS MINEROS.- Al hablar de los sujetos de derechos mineros, necesariamente se tiene que hacer referencia a las personas individuales y colectivas, al igual que de su capacidad, en este entendido es que debemos manifestar que jurídicamente persona es todo sujeto capaz de adquirir derechos y contraer obligaciones. Las personas pueden ser individuales o colectivas, las primeras como sujeto jurídico son los hombres y mujeres con capacidad para ejercer derechos y contraer y cumplir obligaciones; en cambio las segundas son grupos o asociaciones de personas naturales reunidas con un mismo objetivo e igualmente capaces de adquirir derechos y contraer obligaciones.


En cuanto a la capacidad, de acuerdo con nuestra legislación manifestemos que ésta es considerada como un atributo esencial de la persona, sea esta individual o colectiva con aptitudes determinadas para ser sujeto activo o pasivo en relaciones jurídicas determinadas.

Finalmente, la capacidad legal es entendida como aquella exigida por Ley para cada caso en lo civil, político o social.


Entonces los sujetos de derechos mineros que tienen capacidad para adquirir derechos, contraer obligaciones y cumplirlas, de acuerdo con nuestro código Minero son:

Artículo 16o. Son sujetos de derecho para efectos de este Código todas las personas individuales y colectivas, nacionales o extranjeras, legalmente capaces.


PROHIBICIONES Y LIMITACIONES.- Seguramente con el propósito de garantizar la seguridad nacional en nuestras fronteras, limita la posibilidad de adquisición o posición alguna de concesiones mineras a súbditos y empresas extranjeras bajo título alguno, ya sea directa o indirectamente dentro de los 50 Kilómetros; sin embargo y pese a todo, el propio estado permite a los extranjeros acceder a una concesión, luego de una declaratoria de necesidad nacional a través de una Ley expresa, esta prohibición o limitación además esta sustentada también con lo establecido por el artículo 25 de la Constitución Política del Estado (262 de la NCPE). De todo ello nos habla el Artículo 17o.del Código de Minería que dice: “Las personas individuales o colectivas extranjeras no pueden adquirir ni poseer, a ningún título, directa o indirectamente, concesión minera dentro de los cincuenta kilómetros de las fronteras internacionales, excepto el caso de necesidad nacional declarada por ley expresa”.


Las personas individuales o colectivas nacionales que sean titulares de concesiones mineras a cualquier título en las áreas anteriormente mencionadas, pueden suscribir con personas extranjeras individuales o colectivas contratos de servicios, de riesgo compartido u otros, para el desarrollo y ejecución de actividades y trabajos mineros, con prohibición expresa de transferirles o arrendarles total o parcialmente las concesiones mineras, bajo sanción de nulidad, conforme a lo establecido en el artículo 66 de este Código”.


Esta segunda parte, permite también legalmente a los nacionales titulares dentro los 50 Kilómetros de concesiones mineras suscribir con extranjeros, contratos de riesgo compartido u otros para realizar actividades mineras en sus concesiones, sin embargo la prohibición expresa de no permitir la transferencia o arrendarles total o parcialmente bajo pena de nulidad de sus derechos subiste en todo momento.


Otras prohibiciones o limitaciones especialmente para las personas individuales que ejercen determinadas funciones públicas, bajo el fundamento expresado por varios tratadistas de frenar actos de corrupción y evitar con ello tráfico de influencias, las encontramos en los siguientes artículos:


Artículo 18o. No pueden obtener ni adquirir concesiones mineras, condominio en ellas, acciones, cuotas de capital o participaciones en sociedades mineras, ni suscribir contratos mineros, personalmente o por interpósita persona, bajo sanción de nulidad:


a) En todo el territorio Nacional:


El Presidente y Vicepresidente de la República; Senadores y Diputados; Ministros de Estado; Secretarios Nacionales, Subsecretarios, funcionarios y empleados de la Secretaria Nacional de Minería y de las entidades de su dependencia; funcionarios y empleados de las entidades y corporaciones del Estado que tengan relación con actividades mineras; Prefectos, Alcaldes y Miembros de los Conejos Municipales; Presidente y Ministros de la Corte Suprema de Justicia, del Tribunal Constitucional y miembros del Consejo de la Judicatura ; Fiscal General de la República; Superintendentes General y Regionales de Minas; Generales, Jefes y Oficiales de las Fuerzas Armadas y de la Policía Nacional, en servicio activo:


b) En el distrito de la jurisdicción donde ejercen sus funciones:

Funcionarios y empleados de las prefecturas departamentales;


c) Los administradores trabajadores, empleados, arrendatarios, contratistas, técnicos y consultores de los concesionarios mineros, dentro de un área de dos kilómetros del perímetro de las concesiones de estos últimos; y

d) Los cónyuges, los ascendientes y descendientes hasta el primer grado de consanguinidad de las personas a que se refieren los incisos anteriores.


Artículo 19o. Las prohibiciones establecidas en el artículo precedente no se aplican:


a) A los derechos mineros obtenidos o adquiridos por las personas referidas en el artículo 18, con anterioridad o posterioridad al ejercicio de las respectivas funciones. En este último caso, la prohibición subsiste durante los tres meses siguientes a la cesación de las funciones;


b) A los derechos referidos en el articulo 18o que sean propios del cónyuge del inhabilitado, adquiridos antes del matrimonio; ni


c) A los mismos derechos adquiridos por sucesión hereditaria.


El inhabilitado por efecto de los incisos a), b) y d) del articulo 18 tampoco podrá ejercer simultáneamente funciones de administración o dirección en empresas o sociedades mineras.


DERECHOS DE SOCIEDADES Y EMPRESAS.- Respecto a los derechos de las sociedades y empresas mineras, cuyos socios estuvieran ejerciendo funciones públicas y por este hecho quedan inhabilitados para realizar actividades administrativas o de dirección, recordemos que hasta antes de 1991,esta medida había ocasionado varios conflictos y hasta más de una demanda de nulidad, porque aparentemente afectaba a las sociedades y empresas mineras poniendo en riesgo su facultad de obtener concesiones mineras, porque no explicitaba el alcance de estas limitaciones o prohibiciones en forma clara; hoy, el Articulo 20o. Es más explícito al manifestar que: “Las sociedades y empresas mineras constituidas antes del ejercicio de funciones públicas del inhabilitado, en las que éste sea socio, pueden seguir operando y ejercer todos los derechos establecidos en el presente Código, a condición de que el inhabilitado no desempeñe simultáneamente funciones de administración en dichas sociedades y empresas.


Las Sociedades Cooperativas Mineras declaras por ley de interés y utilidad social, de acuerdo con las prescripciones de éste nuevo código gozan también hoy de todas las prerrogativas otorgadas a todos los concesionarios mineros, a condición únicamente de cumplir con el objetivo para el cual han sido creadas y demostrar su constitución legal conforme lo establecido por la Ley General de Cooperativas. Además, cumplidos estos requisitos podrán también como una concesión especial del Código asociarse formando parte de otras sociedades o empresas mineras y suscribir contratos de cualquier índole con personas individuales o colectivas, nacionales o extranjeras, sin que por este hecho pierdan su naturaleza. Todo lo comentado anteriormente lo tenemos contenido en el Artículo 21o. Del Código de Minería que dice: ”Las sociedades mineras cooperativas legalmente constituidas de acuerdo a la Ley General de Cooperativas gozarán de los mismos derechos y tendrán las mismas obligaciones que este Código establece para todos los concesionarios mineros”.


Las sociedades cooperativas mineras podrán asociarse y suscribir contratos de cualquier naturaleza, incluidos contratos de riesgo compartido con la Corporación Minera de Bolivia o con otras personas individuales o colectivas, nacionales o extranjeras, sin perder su naturaleza de entidades de interés social”.


También las disposiciones del Código de Minería, establecen las obligaciones y/o deberes del Estado para coadyuvar el desarrollo y expansión de la minería chica y cooperativa, a través de la implementación de mecanismos de fomento, asistencia técnica y políticas de financiamiento. Establece asimismo sistemas de incentivos (aunque sin mencionar cuales) para la protección ambiental (prevención y adecuación), con la finalidad de que la producción minera en pequeña escala como producto de su trabajo, no destruya o deteriore y contrariamente observe las normas de protección del medio ambiente en el cual se desenvuelve, sin embargo esta norma en la práctica es muy poco observada tanto por los cooperativistas como por los responsables de hacerlas cumplir. Todo este comentario esta condensado en el Artículo 22o. Que dice “El Estado establecerá mecanismos de fomento, asistencia técnica y políticas de financiamiento para el desarrollo de la minería chica y cooperativa. Asimismo, establecerá sistemas de incentivos para la protección ambiental en las operaciones de la minería chica y cooperativa.


La referencia que hace el Código, de que para suscribir cualquier tipo de contratos las sociedades cooperativas, deben acreditar su personalidad jurídica, sí como la personería de sus representantes, pareciera que carece de importancia, sin embargo consideramos que reviste vital importancia para asegurar la rectitud en el desempeño de sus representantes y evitar lo ocurrido en el pasado, la quiebra institucional y económica de muchas cooperativas mineras.

Artículo 23o. Las sociedades cooperativas mineras para la suscripción de cualquier tipo de contratos acreditarán su personalidad jurídica y personería de sus representantes legales conforme a lo dispuesto por la Ley General de Sociedades Cooperativas.


UNIDAD IV.


LAS ACTIVIDADES MINERAS


Clasificación de las actividades mineras: Prospección y exploración.- Concentración.- Fundición.- Refinación.- Comercialización de minerales y metales.- Características y definición de cada una de ellas.- Quienes pueden realizar estas actividades.- prohibiciones.



I.- CLASIFICACION DE LAS ACTIVIDADES MINERAS.- Antes de referirnos a las actividades mineras propiamente dichas, debemos manifestar que el Estado al entregar las concesiones, lo hace con la exclusiva finalidad que estas sean explotadas no sólo en beneficio personal, sino también en beneficio de la economía colectiva; pues no se concibe una régimen racional de explotación que se aparte de esta orientación; por ello nuestra legislación manifiesta con toda claridad de que las actividades mineras son proyectos de interés nacional y tienen un carácter de utilidad pública cuando constituyen parte del proceso productivo (integrado). Esta utilidad pública en la práctica ha establecido una especie de preeminencia legal del concesionario sobre el propietario del suelo, al permitir que éste pueda lograr la concesión en caso de no existir acuerdo inclusive sin el requerimiento previo de una declaratoria de necesidad y utilidad pública. Todo ello esta contenido en el Artículo 24o. que dice: “Las actividades mineras son proyectos de interés nacional, se rigen por las normas del presente Código, tienen carácter de utilidad pública cuando constituyen parte integrada del proceso de producción del concesionario u operador minero.


Ahora bien, respecto de la clasificación de las actividades mineras propiamente dichas remitámonos a nuestro Código que dice: “Artículo 25o. Las actividades mineras se clasifican en:

a) Prospección y exploración;

b) Explotación;

c) Concentración;

d) Fundición y refinación;

e) Comercialización de minerales y metales.


Estas cinco actividades constituyen parte imprescindible de las operaciones mineras, en caso de falta u omisión de cualquiera de estas actividades, el control de las mimas escaparía al control del Código de minería y tendrían que someterse a las prescripciones del Código de comercio y las del Código Civil conforme a los casos.

LA PROSPECCION, EXPLORACION Y EXPLOTACION DE MINERALES.- Estas principales actividades, están referidas al conjunto de operaciones necesarias para la ubicación e identificación de las zonas mineralógicas, mediante la utilización de diversas técnicas geológicas, geofísicas, geoquímicas u otras para la posterior extracción o explotación; recordemos que por lo general los yacimientos mineralógicos se hallan ubicados en el subsuelo y que por efectos naturales, estos se encuentran ocultos en las entrañas de la tierra, cuyo descubrimiento requiere precisamente de las actividades antes mencionadas, prospección y exploración minera. No obstante este antecedente técnico algunos yacimientos por designios de la propia naturaleza se presentan en la superficie de la tierra como ocurre en los afloramientos y aluviones, cuya explotación se los realiza a cielo abierto.


El Código con la finalidad de posibilitar inversiones tanto a los nacionales como a extranjeros, levanta las limitaciones que en el pasado existían para realizar actividades de reconocimiento aéreo, prospección y exploración, todo desde luego con sujeción a las normas o leyes pertinentes. Al respecto el Código en su Artículo 26 manifiesta. “Cualquier persona individual o colectiva, nacional o extranjera, puede realizar actividades de prospección, exploración y explotación de yacimientos mineros, incluyendo desmontes, colas y relaves, así como las tareas de reconocimiento aéreo con fines de prospección y exploración mineras en todo el territorio nacional, con sujeción a las normas establecidas en este Código y a otras normas pertinentes”.


LA CONCENTRACION, FUNDICION, REFINACION Y COMERCIALIZACION DE MINERALES Y METALES.- Estas actividades que conforman parte del proceso integrado de la producción minera, están referidas al almacenamiento (colocación y retención) de minerales en depósitos especiales, a las operaciones físicas y químicas para separar, purificar y trasformar los minerales para su correspondiente fiscalización, transportación y comercialización; estas actividades además, pueden ser realizadas inclusive fuera del perímetro de la concesión, a condición desde luego de guardar íntegramente las normas establecidas por el Código de minería y las leyes respectivas a la conservación del medio ambiente.


Todas ellas son consideradas como parte del proceso integrado de producción minera, únicamente cuando se realizan por el concesionario u operador minero conjuntamente o luego de realizadas las inherentes a la prospección, exploración y explotación, consiguientemente están también consideradas o revestidas del carácter de Utilidad e Interés Nacional. Todo ello esta contenido en el Artículo 27 cuando dice: “La concentración, fundición, refinación y comercialización de minerales y metales se consideran actividades mineras únicamente cuando se realizan como parte integrada del proceso de producción del concesionario u operador minero”.


Sin embargo, el Código de minería autoriza o permite a personas nacionales o extranjeras, la libre realización de las actividades referidas a la Concentración, fundición, refinación y comercialización de minerales y metales, sin que formen necesariamente parte del proceso integrado de producción minera, pero la regulación de estas actividades deberán sujetarse a las normas del Código de Comercio, tal como se tiene expresado por el Artículo 28º que dice: “Las actividades a que se refiere el artículo anterior, que no constituyan parte del proceso integrado de una producción minera, pueden realizarse libremente por cualquier persona nacional o extranjera, con sujeción al Código de Comercio”.


Con relación a los residuos minero – metalúrgicos (desmontes, escorias y relaves), la normatividad vigente establece que, estos son de propiedad del titular de la concesión minera o de la planta de concentración, fundición o refinación de donde provienen Es decir, se respetan los derechos preconstituidos. (O sea es aplicable lo establecido en el Art.10), tal como se tiene expresado por el Artículo 29° que dice: “Los residuos minero - metalúrgicos pertenecen al titular de la concesión minera o de la planta de concentración, beneficio, fundición o refinación de donde provienen”.


Asimismo, y toda vez que se ha liquidado el Banco Minero y con ella también la política estatista que buscaba la monopolización de la comercialización de minerales en concordancia con la política económica vigente en el país a partir del D.S. 21060 de Agosto de 1985, se establece la libre e irrestricta tenencia y comercialización de minerales y metales, así como su utilización en la artesanía o manufactura, a sola condición del cumplimiento de las normas mercantiles y otras especiales que puedan ser aplicables para el efecto, tal como lo establece el Artículo 30 del Código de Minería que dice: “Es libre e irrestricta la tenencia y comercialización de minerales y metales por cualquier persona individual o colectiva nacional o extranjera, así corno su utilización en la artesanía, manufactura especializada y otras actividades, cumpliendo las normas legales establecidas en el Código de Comercio y otras que sean aplicables”.



1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   20

Similar:

Universidad salesiana de bolivia iconUniversidad salesiana de bolivia ingenieria de sistemas
Pasos en la elaboración plan estratégico del sistema de Inform administrativa 45
Universidad salesiana de bolivia iconUniversidad salesiana
Mi madre y familia por haberme apoyado moral y materialmente para su elaboración
Universidad salesiana de bolivia iconCurriculum vitae
Diplomado Superior en Derechos de los Pueblos Indígenas. Universidad de la Cordillera. La Paz. Bolivia
Universidad salesiana de bolivia iconMicrosoft Word Chile-Bolivia
Acuerdo de Complementación Económica entre el Gobierno de la República de Bolivia y el
Universidad salesiana de bolivia iconEstado plurinacional de bolivia banco central de bolivia documento base de contrataci
Aplicación de los márgenes de preferencia y corrección de los errores aritméticos
Universidad salesiana de bolivia iconPoliticas de delegacion de nombres de dominio registrados bajo el cctld bo Naturaleza
Agencia para el Desarrollo de la Sociedad de la Información en Bolivia (adsib), institución bajo tuición de la Vicepresidencia de...
Universidad salesiana de bolivia iconVisión Mundial Bolivia
Auditoria financiera y tributaria a los estados financieros de vision mundial bolivia
Universidad salesiana de bolivia iconPlan hospitales para bolivia
...


Descargar 0.6 Mb.